Enfrentamos los asuntos de mayor importancia

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Por Cynthia Giles *

 

Esta semana, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés), publicó su plan estratégico final que esboza las prioridades de la agencia para los próximos cuatro años que incluyen la aplicación y el cumplimiento de las leyes ambientales. Cuando se publicó el borrador del plan el pasado noviembre, recibimos miles de comentarios públicos que recalcaban la importancia de un programa tenaz de aplicación que responsabilice a los contaminadores y que desaliente las violaciones de las leyes ambientales. Estoy completamente de acuerdo.

Ahora que tenemos una mejor idea del presupuesto de la EPA, hemos hecho algunos ajustes a las cifras descritas en el plan. Aunque son pronósticos – y los resultados reales a menudo son más altos que los pronósticos – una mayor certidumbre del presupuesto nos ha permitido aumentar algunos de los resultados esperados. El plan estratégico final refleja el compromiso de la EPA a una aplicación vigorosa  de las leyes ambientales en los asuntos judiciales que tienen un mayor impacto en la protección de la salud pública y el medio ambiente.

Nuestro compromiso es evidente en asuntos judiciales recientes. Apenas anunciamos a acuerdo con Anadarko que recupera una cifra récord de $4,400 mil millones para financiar limpiezas ambientales en cientos de comunidades a través de la nación. Tonawanda Coke tiene que pagar $12.5 millones en multas criminales y $12.2 millones en pagos de servicios a la comunidad, como resultado de su conducta criminal de descargar sustancias químicas tóxicas en las comunidades aledañas. Un acuerdo con Alpha Natural Resources requiere que la empresa invierta unos $200 millones para instalar y operar sistemas de tratamientos de aguas residuales para reducir las descargas de contaminación que afectan a comunidades en cinco estados a través de la región de los montes Apalaches, junto a una penalidad récord de $27.5 millones diseñada para desalentar a otras empresas de violaciones similares.

Y estos ejemplos son apenas del mes pasado. Nuestro informe de Resultados Anuales del 2013 demuestra que la misma estrategia está pagando sus dividendos. Al centrarnos en los asuntos judiciales mayores y de mayor impacto requiere una inversión considerable y un compromiso a largo plazo. Pero esta es la manera correcta de invertir nuestros recursos para alcanzar resultados tangibles y duraderos para el público. Esta estrategia significa que por necesidad el número total de asuntos judiciales tenderá a ser menor que en años anteriores, particularmente en tiempos de presupuestos limitados. Nuestro compromiso a la aplicación de las leyes permanece igual de fuerte, mientras nos centramos en el trabajo que hace la mayor diferencia para proteger la salud pública y el medio ambiente.

Los nuevos programas ayudarán a reforzar las prácticas tradicionales de la aplicación de las leyes ambientales que aún es vital para reducir la contaminación. La Nueva Generación de Cumplimiento (conocida en inglés como Next Generation Compliance o NextGen) añade herramientas nuevas para apoyar una aplicación tenaz de las leyes y un aumento en el cumplimiento de estas. Informes electrónicos modernizados nos ayudan a encontrar con mayor rapidez a los violadores severos. La tecnología moderna de monitorización nos ayuda a identificar problemas de contaminación graves y a elaborar soluciones eficaces. El aumento en la transparencia – el enfoque de unos recientes acuerdos en unos casos judiciales de quema de gases residuales en los que se le exigió a las empresas que llevaran a cabo monitoreo en el perímetro de sus facilidades y que publicaran los resultados en el Internet – ha probado ser una herramienta poderosa para el cumplimiento y la reducción de la contaminación, particularmente en las comunidades agobiadas donde más se necesita.

Las opiniones del público contribuyeron a fortalecer el plan estratégico. El plan aclara que la aplicación rígida de las leyes ambientales es el eje central de la protección ambiental. Esta continuará siendo una prioridad principal mientras enfrentamos los asuntos judiciales mayores y de mayor impacto y utilizamos la última tecnología para cumplir con nuestro compromiso con el público estadounidense.

Cynthia Giles es la administradora adjunta de la EPA en la Oficina de Aplicación y Cumplimiento del Derecho Ambiental, donde dirige los esfuerzos de la EPA para aplicar las leyes ambientales de la nación y fomentar la justicia ambiental. Giles tiene más de 30 años de servicio en los sectores público, privado y sin fines de lucro. Tiene una licenciatura de la Universidad de Cornell, un doctorado en leyes de la Universidad de California en Berkeley y una maestría en administración pública de la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard.

* (Traducido al español por Rey Rivera)

 

Nota de redacción: Las expresiones aquí vertidas pretenden explicar la política de la EPA y no cambian los derechos o las obligaciones de nadie.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

La nueva generación de aplicación y cumplimiento de las leyes ambientales

v:* {behavior:url(#default#VML);}
o:* {behavior:url(#default#VML);}
w:* {behavior:url(#default#VML);}
.shape {behavior:url(#default#VML);}

Normal
0
false

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:24.0pt;
mso-para-margin-right:5.75pt;
mso-para-margin-bottom:0in;
mso-para-margin-left:5.75pt;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

091813 Photo CynthiaGiles2x3#

Por Cynthia Giles

Todos deseamos respirar aire limpio, beber agua limpia y estar seguros que nuestras comunidades están protegidas de la exposición a agentes químicos dañinos. Esos valores han sido fundamentales en la misión de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en ingles) desde su creación en 1970. Todos los días me centro en proteger el ambiente y la salud de los estadounidenses mediante un enfoque razonable de la aplicación de la ley que responsabiliza a los contaminadores y que hace más fácil cumplir las leyes que violarlas.

 

Estoy orgullosa de lo que hemos logrado en más de 40 años, pero me doy cuenta que los nuevos retos nos obligan a innovar y a mejorar nuestro trabajo de aplicación y cumplimiento de la ley. En el más reciente ejemplar del The Environmental Forum, ofrezco los detalles de una estrategia creada para lograr exactamente esa meta, llamada la Nueva Generación de Cumplimiento (o “NextGen”, por su nombre en inglés: Next Generation Compliance).

 

NextGen no es sólo una estrategia prospectiva sino también un programa que actualmente implementamos. Está diseñada para beneficiar a todas las partes interesadas, desde entidades reguladas hasta los residentes de comunidades altamente afectadas . NextGen ayuda a disminuir los costos y ahorra tiempo y recursos, a la vez que mejora el cumplimiento y la exactitud de la monitorización y los informes. Aquí les muestro un vistazo de los elementos de NextGen que están siendo puestos en acción:

 

  1. Queremos que no sea complicado cumplir con las normas de la EPA. Así que la EPA está desarrollando normas con el cumplimiento integrado. Un buen ejemplo es en el sector de gas y petróleo en plena expansión. En la norma propuesta para el control de emisiones publicada en abril, la EPA presenta la idea de simplificar el cumplimiento y disminuir sus costos relacionados. La EPA le pediría a los fabricantes certificar como “listo para el cumplimiento” el equipo para el control de la contaminación y así las empresas de extracción de energía podrían comprar esos modelos y eliminar la necesidad de pruebas de campo individuales. La certificación del usuario puede entonces cotejarse con la confirmación de venta del fabricante, lo cual simplifica la verificación del cumplimiento.

 

  1. La EPA también está haciendo uso de las tecnologías avanzadas de monitorización para hacer más fácil y fiable la identificación de la contaminación. Estas nuevas tecnologías también facilitan la monitorización del desempeño de las empresas para que así puedan encontrar y resolver los problemas de contaminación, a menudo ahorrándoles dinero en el proceso. La monitorización en tiempo real se usa hoy día tanto para aire como para agua. En el río Charles, de Boston, por ejemplo, la EPA usa aparatos de monitorización continua operados con energía solar que pronto serán capaces de transferir los resultados directamente a las computadoras de la agencia, y más programas de este tipo están por comenzar.

 091813 OECA BLOG PHOTO giles###

Empleado de la EPA que inspecciona las emisiones del equipo de una instalación usando una cámara infrarroja FLIR.

 

La imagen de la cámara infrarroja FLIR muestra el exceso de emisiones (invisible a simple vista) de una instalación de producción de gas

 

  1. Apenas el mes pasado, propusimos una norma para convertir la información que hay que reportar por los requisitos de la Ley de Agua Limpia a un enfoque de informes electrónicos de datos. Con el cambio de informes impresos a informes electrónicos, ahorramos en conjunto aproximadamente unos $29 millones por año en costos de transacciones, mejoramos los resultados y aumentamos la transparencia para que cualquiera tenga acceso a los datos de la contaminación que pudiese estar afectando sus comunidades.

 

Estos son solamente tres ejemplos de cómo progresamos en la implementación de NextGen. Tenemos estrategias que aumentan aun más la transparencia. Aprendemos de las prácticas más eficaces en la aplicación de la ley y la innovación y las expandimos a mayor escala. La conclusión: Estamos preparados para hacer uso de las tecnologías más avanzadas y los procesos disponibles para proteger la salud humana y el medio ambiente en tiempos de presupuestos limitados. Lo hacemos para beneficiar a todos los estadounidenses, que incluye los negocios que siguen las reglas del juego y que no deberían tener que competir con aquéllos que eluden las leyes. Con el aumento en la transparencia, que es esencial para el éxito de NextGen, los ciudadanos como ustedes reciben el poder para monitorizar nuestro progreso y mantenerse involucrados. Honestamente espero que así lo hagan.

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:24.0pt;
mso-para-margin-right:5.75pt;
mso-para-margin-bottom:0in;
mso-para-margin-left:5.75pt;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Cynthia Giles es la administradora adjunta de la EPA en la Oficina de Aplicación y Cumplimiento del Derecho Ambiental, donde dirige los esfuerzos de la EPA para aplicar las leyes ambientales de la nación y fomentar la justicia ambiental. Giles tiene más de 30 años de servicio en los sectores público, privado y sin fines de lucro. Tiene una licenciatura de la Universidad de Cornell, un doctorado en leyes de la Universidad de California en Berkeley y una maestría en administración pública de la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard.

 

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Celebre el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia


Por Nancy Stoner

Me siento muy orgullosa de estar en la EPA en el 2012 para el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia, la principal ley de la nación para proteger nuestro recurso más irremplazable. Muchas veces pienso cómo hace una generación atrás, el pueblo estadounidense se enfrentaba a unas amenazas de salud y del medio ambiente en sus aguas que son casi inimaginables hoy.

Los desechos municipales y caseros fluían sin ser tratados en nuestros ríos, lagos, y corrientes acuáticas. Sustancias químicas dañinas se vertían al agua provenientes de fábricas, fabricantes químicos, plantas energéticas y otras instalaciones. Dos terceras partes de nuestras vías acuáticas no eran seguras para la natación ni la pesca. Los contaminadores no eran fiscalizados ni tenían que rendir cuentas. Carecíamos de la ciencia, tecnología y fondos para abordar los problemas.

Entonces el 18 de octubre de 1972, la Ley de Agua Limpia se convirtió en ley.

En los 40 años desde entonces, la Ley de Agua Limpia ha logrado mantener decenas de miles de millones de libras de aguas residuales de alcantarillas, sustancias químicas y basura fuera de nuestras vías acuáticas. Las vías acuáticas urbanas han sido transformadas de terrenos llenos de desechos a centros de redesarrollo y actividad, y hemos duplicado el número de aguas estadounidenses que cumplen los estándares para la natación y la pesca. Hemos desarrollado una ciencia increíble y fomentado numerosas innovaciones en tecnología.

Sin embargo, me doy cuenta que pese a los avances, todavía hay mucho, pero muchísimo trabajo que nos queda por hacer. Y tenemos muchos retos para el agua limpia.

En la actualidad, una tercera de las vías acuáticas evaluadas en Estados Unidos todavía no cumplen con las normas de calidad de agua.  Nuestra infraestructura de agua nacional tiene una tremenda necesidad de mejoras—la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles calificó con una D-, la clasificación menor para cualquiera infraestructura pública. La población crecerá un 55 por ciento del 2000 al 2050, lo cual pondrá una carga adicional en los recursos hídricos.  La contaminación de nitrógeno y fósforo está dañando cada vez más los arroyos, ríos, lagos, bahías y aguas costeras. Se predice que el cambio climático conllevará temperaturas más calurosas, alzas en el nivel del mar, tormentas más fuertes, más sequias y cambios en la química del agua. Y nos enfrentamos a contaminantes menos convencionales, o sea, los llamados contaminantes emergentes que tan solo recientemente hemos tenido la ciencia para detectar.

Absolutamente, el mejor camino a seguir es mediante los consorcios, a todos los niveles del gobierno, el sector privado, las entidades sin fines de lucro y el público en general. Solo mediante la colaboración realizaremos avances durante los próximos cuarenta años y esta alianza conducirá a un mayor progreso a lo largo de los próximos cuarenta años.

Finalmente, quisiera agradecer a todos los que han sido parte de la protección del agua y por haber trabajado para asegurar que este recurso vital del cual dependen nuestras familias, comunidades y economía sea salvaguardada para generaciones futuras.

Acerca de la autora: Nancy Stoner es la administradora adjunta interina de la Oficina de Agua de EPA.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Si sospechas de alguna violación ambiental, ¡denúnciala!

Por Reiniero Rivera

Recientemente, mi amigo Carlos me comentó que en unos de sus viajes en auto con su familia este verano vio algo sospechoso que salía desde una planta química. Supuestamente era como una especie de espuma amarillenta que caía desde un tubo de descarga al riachuelo adyacente a la planta.

“¿Y lo reportaste?” le pregunté inmediatamente. Mi amigo, sorprendido me dijo, “¿A quién lo voy a reportar? No creo que el número de emergencia 911 acepte ese tipo de llamada”.

Su respuesta me hizo caer en cuenta que desafortunadamente no todos saben lo mucho que pueden ayudar a la EPA a detener violaciones ambientales, o por lo menos, denunciarlas. Aproveché la ocasión para decirle a Carlos que la EPA busca la ayuda del público para identificar y reportar actividades que le puedan hacer daño a la salud y al medio ambiente.

A pesar de que muchas industrias tienen permisos  para hacer descargas legales de aguas residuales a cuerpos de agua de los EE.UU., eso no necesariamente quiere decir que todo lo que veamos saliendo de las plantas es necesariamente una descarga legal.

Y no sólo hablamos de descargas sospechosas a los cuerpos de agua, sino también actividades que nos hagan pensar que algo raro está ocurriendo, desde olores químicos fuertes y poco usuales, barriles abandonados, hasta descargas de camiones en sitios y horas inapropiados, así como otras señales de posibles violaciones ambientales. Si algo te parece sospechoso, deja que los expertos de la EPA hagan las debidas investigaciones para determinar si la actividad es legal o si es prudente hacer más averiguaciones. Y si no quieres dar tu información personal, puedes hacer la denuncia en forma anónima.

Todo ciudadano puede ayudar a la EPA a proteger la salud y el ambiente. El sitio web recibe miles de denuncias anuales de posibles violaciones civiles y criminales de las leyes ambientales. Sesenta y un casos criminales han sido el resultado de las denuncias recibidas. ¿Has sido testigo de alguna posible violación ambiental en tu comunidad o sitio de trabajo? Toma acción y ¡denúnciala!

Acerca del autor: Reiniero (“Rey”) Rivera trabaja para la EPA desde 1987 cuando comenzó como ingeniero ambientalista en la oficina regional en Chicago y actualmente trabaja en la Oficina para la Aplicación y el Cumplimiento del Derecho Ambiental en Washington, D.C.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.