¡No se olvide del auto!

Por Lina Younes

Hoy tuvimos la primera nevada del año. No fue una tormenta severa. De hecho, cerca de mi casa solo cayeron unas dos pulgadas, pero fue suficiente para que decidieran empezar las clases dos horas más tarde de lo usual. Como la nieve era como un polvo liviano y seco, el proceso de limpieza de la entrada de la casa y los autos no fue nada de difícil. 
Dado el pronóstico anoche, pensé que había tomado los pasos necesarios para prepararme para cualquier cosa que la Madre Naturaleza me fuera a enviar. Tenía todos los suministros necesarios en casa.

Ayer, decidí llenar el tanque de gasolina para no tener problemas en el evento de que tuviera que quedarme en casa debido a una nevada fuerte. Ya había aprendido mi lección de la experiencia que tuve el verano pasado cuando una tormenta imprevista ocasionó un apagón general en mi área por varios días y prácticamente no habían gasolineras operando en mi comunidad.

Pensaba que estaba en buenas condiciones y totalmente preparada, pero no fue así. Tan pronto como empecé a guiar esta mañana para llevar a mi hija a la escuela, se encendió una luz en el auto avisándome que tenía que echarle el líquido para limpiar el parabrisas. ¡Ay, no! A pesar de que había un sol brillante este mañana, la nieve derretida y las sustancias que echan en las carreteras para deshelar estaban salpicando las ventanas de mi vehículo. Lo cual hizo imprescindible el tener que conseguir el líquido limpiador de parabrisas tan pronto dejé mi hija en la escuela.

He aquí algunos consejos sobre las medidas que debe tomar para preparar su vehículo para el invierno para su seguridad.
•    Inspeccione el filtro de aire y los niveles de los líquidos de su vehículo.
•    Inspeccione las llantas para asegurarse de que estén infladas adecuadamente y que estén en buenas condiciones.
•    Y como me di cuenta hoy, asegúrese de tener suficiente líquido limpiador para su parabrisas.
•    También asegúrese de que los limpiaparabrisas estén en buenas condiciones.

Si se encuentra frecuentemente en la carretera o vive en un área propensa a las tormentas de nieve y hielo, considere tener en su baúl sustancias que no sean tóxicas para deshelar, por ejemplo, arena limpia para los gatos, o un saco de arena común, una pala, una linterna, un kit de primeros auxilios en caso de una emergencia. Espero que nunca los tenga que utilizar.

¿Tiene algunos consejos para emergencias que quisiera compartir con nosotros?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.