Protegiendo a nuestros hijos del envenenamiento por plomo

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Por Lina Younes

El otro día, mi esposo y yo nos reunimos con un contratista potencial para discutir algunos proyectos de reparación en el hogar. Durante nuestra conversación, él preguntó si nuestra casa fue construida antes del 1978.  Mientras le dije con mucha satisfacción que ese no era el caso, sabía exactamente por qué el hizo la pregunta: La regla para la Renovación, Reparación y Pintura de la EPA  requiere a los contratistas a seguir prácticas laborales seguras para el manejo de plomo cuando trabajan en hogares e instalaciones de guarderías infantiles construidos antes del 1978. Mientras los Estados Unidos prohibieron la venta de pintura a base de plomo en el 1978, la pintura y el polvo de plomo todavía es problemático en edificios construidos antes de esa fecha.

El plomo es un metal altamente tóxico que puede perjudicar seriamente a las personas, especialmente a los niños. Niveles elevados de plomo en la sangre de los niños afecta casi todos los órganos en su cuerpo.  En casos extremos hasta puede ser letal. ¿Entonces, qué puede hacer para proteger a sus hijos y a su familia?

·         Limpie su casa regularmente y preste especial atención a aquellas áreas donde podría haber pintura a base de plomo que se esté descascarando, o pedazos de pintura o polvo.

·         Lave las manos de sus hijos, así como los biberones, chupetes y juguetes frecuentemente.

·         Asegúrese de que sus hijos limpien sus zapatos y se los quiten al entrar a la casa y que se laven las manos después de estar jugando afuera.

·         Alimente a sus hijos con una dieta saludable para que sus cuerpos absorben menos plomo.

·         Si piensa que su niño está bajo riesgo, consulte a su médico para determinar se le debe hacer la prueba de sangre para el plomo a su hijo.

El número de casos de envenenamiento por plomo continúan bajando desde que la EPA prohibió el plomo en la gasolina y la pintura residencial. No obstante, estamos tratando de reducirla aún más. Este año, estamos trabajando con nuestros socios federales, estatales e internacionales mediante la Alianza Global para Eliminar el Uso del Plomo.

Tenemos que emprender esfuerzos especiales para proteger la salud de nuestros hijos: ellos son más vulnerables que los adultos debido a su tamaño y comportamiento. Por ejemplo, ellos ingieren más alimentos y líquido en proporción a su peso. Esto intensifica los efectos de exposición al plomo y otros contaminantes.  Además, su hábito de llevarse las manos y a la boca los pone en un riesgo mayor de tragar plomo de pintura o partículas de polvo.  ¿Como el envenenamiento por plomo es totalmente prevenible, por qué no pone de su parte para proteger a su hijo?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.