Colaborando para mejorar el uso seguro de plaguicidas entre trabajadores agrícolas

Por Ashley Nelsen

Los plaguicidas desempeñan un papel importante al proveernos la variedad de frutas y vegetales que esperamos. Es la labor de mi oficina asegurar que los plaguicidas funcionen debidamente en el campo y no representen riesgos de salud innecesarios para las personas.  Cuando los estudios demostraron que los hijos de los trabajadores agrícolas estaban expuestos a residuos de plaguicidas  encontrados en sus hogares, una colaboración de larga duración entre la Asociación de Programas de Oportunidades para Trabajadores Agrícolas (AFOP, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) entró en acción.

El producto de este consorcio es el Proyecto LEAF (LEAF, Limitando la exposición alrededor de las familias, por sus siglas en inglés) y los materiales de capacitación. El Proyecto LEAF está diseñado para educar a los trabajadores agrícolas y sus familias acerca de los peligros, la prevención y mitigación de la exposición a residuos de pesticidas que los trabajadores se llevan consigo a sus hogares. Mensajes elaborados cuidadosamente mediante la capacitación y los materiales de entrenamiento están diseñados para crear un cambio permanente en su comportamiento, tal como el lavar la ropa familiar por separado a la ropa del trabajo, así reducirá los residuos de plaguicidas dentro del hogar.

El educar a los trabajadores agrícolas, sus familias y otras comunidades de justicia ambiental sobre el manejo seguro de plaguicidas representa retos singulares. Los trabajadores agrícolas migran con frecuencia conforme a los cambios en las temporadas de cultivo, lo cual dificulta el localizarlos para ofrecerles entrenamiento sobre temas de seguridad.  En la actualidad, los trabajadores agrícolas son predominantemente hispanos y en muchos casos tienen tasas bajas de alfabetización. Por lo tanto, los materiales de capacitación y apoyo como los folletos, tarjetas para llevar en el bolsillo, carteles, imanes, anuncios de servicio público, están diseñados para ofrecer la información de manera bilingüe, culturalmente apropiados y para personas de alfabetismo limitado.

Además de desarrollar los cursos de capacitación y material educativo de apoyo, AFOP ofrece el entrenamiento del Proyecto LEAF de manera gratuita en todo el país. Ellos son una de las pocas organizaciones capaces de llegar a la población agrícola migrante, logrando cultivar así una importante relación entre los trabajadores agrícolas y granjeros y ayudando a localizar importantes recursos tales como clínicas, extensión agrícola, e iglesias para los trabajadores agrícolas.

El consorcio entre EPA y AFOP también ha permitido a la EPA a obtener acceso de manera costo efectiva a la red nacional de trabajadores agrícolas de AFOP.  Estamos muy entusiasmados por el impacto que este entrenamiento tiene en la población agrícola al permitirles protegerse y a sus hijos. Lea más acerca de los programas gratuitos de capacitación del proyecto LEAF.

Acerca de la autora: Ashley Nelsen ha trabajado en las oficinas centrales de EPA en Washington, DC en mayo del 2008 como una becaria. Luego regresó como empleada permanente en septiembre de 2009.  Ella obtuvo su maestría en política ambiental internacional y en español del Instituto de Estudios Internacionales de Monterey.  En la actualidad, Ashley trabaja en asuntos relacionados al alcance público para trabajadores agrícolas, seguridad de los plaguicidas, y la normativa de EPA en materia de protección laboral y la política internacional de plaguicidas.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

La protección de nuestros niños viene primero

Por Lina Younes

¡Odio las plagas! Detesto las ratas y ratones portadores de enfermedades con una pasión visceral.
Hace unos años, participé en la filmación de una entrevista de televisión en español en compañía de un experto en hogares saludables. Juntos, fuimos por todas las habitaciones de la casa y un centro de cuido identificando los potenciales riesgos ambientales, y sobre todo, cómo asegurarnos de mantener el entorno libre de plagas.
La experiencia fue muy informativa para mí. Personalmente, me sorprendió conocer más acerca del comportamiento de los roedores.  ¿Sabía que los ratones y ratas pequeñas pueden pasar por pequeños huecos de una pulgada de diámetro e invadir su hogar, haciendo nido en los rincones, entre paredes, y alimentándose de las migas que encuentren en su camino? ¡Qué asco!
Así mismo, los niños pequeños también tienen sus propias características de comportamiento.  Ellos pasan gran parte de su tiempo en el piso, gateando y jugando. Su curiosidad innata los lleva a agarrar pequeños artículos que pueden encontrar en su camino y frecuentemente se los llevan a la boca, incluyendo los pequeños gránulos que los ratones pueden encontrar al descubierto en el suelo. En Estados Unidos, más de 10,000 niños se exponen a los gránulos de venenos de ratas y se los llevan a la boca. Por eso la EPA ha estado trabajando con los fabricantes de pesticidas para modificar los venenos de ratas y ratones que están a la venta para los consumidores a fin de que estos venenos solo se vendan en trampas especiales donde el cebo está encerrado, un diseño que protege a los niños curiosos del veneno.  Estas ratoneras con el cebo encerrado protegen a las mascotas también.
Además, EPA está prohibiendo los cuatro venenos más tóxicos en productos para el consumidor para proteger la vida silvestre. Los venenos de ratas y ratones que hay en su hogar pueden hacer daño a la vida silvestre porque los roedores envenenados que salen de su hogar pueden envenenar a los halcones y zorras que ingieren los roedores.
Entonces, qué puede hacer para proteger a sus hijos de envenenamientos accidentales en el hogar?
1.    Lea la etiqueta primero! Si no sigue las instrucciones cuidadosamente, podría poner a su familia en riesgo.
2.    Cree barreras para prevenir que los roedores entren a su casa al cerrar grietas, usar una malla de metal alrededor de la tubería, para que los visitantes indeseables no busquen refugio en su hogar y así tendrá que usar menos veneno.
¿Tiene algunos consejos de seguridad que quisiera compartir con nosotros?  Siempre nos gusta recibir sus comentarios y escucha su sentir.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

El vínculo entre el medio ambiente y la salud infantil

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en sus siglas en ingles), aproximadamente uno de cada 33 bebes nacido en los Estados Unidos nace con un defecto de nacimiento.  Los defectos de nacimiento o congénitos pueden intensificar el riesgo de discapacidad prolongada así como aumentar el riesgo de enfermedad, potencialmente impactando un niño para el resto de su vida.  Desgraciadamente las causas de la mayoría de los defectos congénitos son desconocidas.

Los investigadores de EPA están usando poderosos sistemas informáticos y modelos de alta tecnología para determinar mejor cómo la exposición prenatal a los factores ambientales pueden afectar el desarrollo del feto y el embrión.  Ellos usan un proyecto llamado “Embrión Virtual (v-Embryo™)” para crear modelos informáticos de los sistemas del cuerpo en desarrollo y combinarlos con datos de una serie de estudios de EPA y las bases de datos de toxicidad para “virtualmente” examinar los efectos de una variedad de exposiciones prenatales.

El Embrión Virtual simula cómo los productos químicos y plaguicidas, incluidos los que perturban el sistema endocrino, interactuar con importantes procesos biológicos que podrían alterar el desarrollo fetal.  Los productos químicos utilizados en las simulaciones son identificados mediante un modelo para pronosticar el impacto potencial de la toxicidad en el desarrollo del embrión llamado en inglés “Toxicity Forecaster”.

Las predicciones de las simulaciones computarizadas necesitan realizar más pruebas contra las observaciones no-virtuales.  Sin embargo, los modelos proporcionan a los científicos un instrumento poderoso para la selección y priorización de los productos químicos que necesitan ser examinados más detenidamente, lo que reduce el costo y el número de estudios específicos necesarios.

“Hemos construido sistemas prototipos pequeños, ahora lo que queremos hacer es pasar a modelos de sistemas complejos que sean más relevantes para las predicciones ambientales”, dijo Thomas B. Knudsen, el biólogo de sistemas que dirige el proyecto.

Modelos del Embrión Virtual se han centrado en el desarrollo de los vasos sanguíneos y el desarrollo de las extremidades, pero se están expandiendo para incluir el desarrollo temprano del sistema reproductivo masculino, que es conocido por ser particularmente sensible a los alteradores endocrinos.  Knudsen dice que el tener más modelos es importante porque diferentes productos químicos pueden afectar los sistemas biológicos de diversas maneras. Por suerte, el tiempo que se necesita para desarrollar nuevos modelos disminuye a medida que el conocimiento de los investigadores acerca de estos modelos aumenta.

“El reto para nosotros es tratar de integrar algunos de estos trabajos con otros temas de importancia general para la salud de los niños”, dijo Knudsen.  “Estamos enfocados principalmente en el desarrollo del embrión, pero una persona no deja de crecer y desarrollarse al momento de nacer. Tenemos que tomar lo que estamos aprendiendo del embrión y ampliar la información a lo largo de las diferentes etapas de la vida más allá del nacimiento.”

Para aprender más sobre los esfuerzos de EPA para proteger la salud de los niños, visite: www.epa.gov/ochp.
Esta entrada en el blog en español de EPA (Conversando acerca de nuestro medio ambiente) es una traducción del reportaje publicado en la reciente edición de “Science Matters“.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

¡A lavarse las manos!

Por Lina Younes

El invierno comúnmente se denomina como la temporada de los catarros y gripe. Dada las bajas temperaturas, la gente suele pasar más tiempo en entornos interiores donde pueden estar más expuestos a personas que ya tienen catarros. No hay duda que la calidad del aire interior es esencial para nuestra salud. Entonces, ¿cómo podemos prevenir los catarros y la gripe? El mantener distancia de las personas enfermas puede ayudar, pero qué podemos hacer si un familiar cercano está enfermo o si nos topamos con alguien enfermo aunque todavía no da señales te tener un catarro? Bueno, prevenir catarros podría ser más fácil de lo que pensamos. Un buen consejo: ¡lávese las manos frecuentemente!

El lavarse las manos es una de las mejores maneras de evitar la propagación de gérmenes incluyendo aquellos del catarro común. Es importante lavarse las manos antes, durante y después de preparar la comida, así como de comer. También debe lavarse las manos después de toser o estornudar para evitar propagar sus propios gérmenes. Aunque los gel desinfectantes para manos pueden reducir los microbios en algunos casos, la forma tradicional de lavarse las manos con agua y jabón continúa siendo el mejor método de limpieza.

De niña, recuerdo ser muy propensa a los catarros. Aunque no superé totalmente esa condición, he notado que en los pasados años han sido menos frecuentes. ¿Qué he hecho diferentemente? Bueno, después de ir al baño y lavarme las manos, llevo un papel de toalla limpio para abrir las puertas y evitar exposición a algunas superficies duras como picaportes de puertas o los botones del elevador que podrían estar contaminados con los microbios de catarros. Aunque no tengo evidencia científica si esa nueva práctica de lavarme las manos con mayor frecuencia y utilizar el papel toalla es la causa principal, definitivamente he visto los beneficios porque estoy sufriendo menos catarros.

Como los niños pequeños tienden a llevarse las manos y objetos a la boca, el enseñarle a lavarse las manos bien y frecuentemente es una buena medicina preventiva. El lavarse las manos con frecuencia es un buen hábito que aplica a las personas de todas las edades. ¡Que tengan un año saludable!

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Si tiene dudas, échelo a la basura de manera segura—Tercera parte

Durante las pasadas tres semanas, he sostenido una conversación ambiental con mis colegas en la blogosfera sobre la disposición de la joyería infantil de juguete y baratijas de metal contaminadas con cadmio y plomo. Me alegró el intercambio que se desarrolló con el pasar del tiempo. Los comentarios me han motivado a escribir un tercer blog sobre el tema. Además, me complace poder informar que desde que comenzamos esta conversación sobre la joyería infantil y baratijas tóxicas, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. ha anunciado la retirada del mercado de varios artículos por estar contaminados por cadmio y plomo. ¡Esas son fantásticas nuevas! Por la presente estamos tratando de comunicar esta información a los padres para que alejen estos artículos tóxicos de sus niños.

Sin embargo, durante esta charla ambiental se hizo claro la necesidad de abordar la disposición adecuada de otros artículos caseros que podrían tener contenido peligroso como baterías, equipo electrónicos y hasta los teléfonos celulares, entre otros. El título de mis blogs “Si tiene dudas, échelo a la basura” no representaba una declaración generalizada para atender la necesidad del manejo de desechos sólidos. Existen normas para la disposición adecuada y el reciclaje de artículos con desechos peligrosos. Por eso recomiendo que visiten las siguientes páginas Web para obtener información adicional sobre estos importantes asuntos que ustedes han mencionado para que todos podamos trabajar juntos para proteger el medio ambiente donde vivimos, trabajamos, aprendemos y jugamos.

He aquí algunos sitios Web útiles sobre la disposición y reciclaje de los siguientes productos: baterías; reciclaje de bombillas con mercurio; efectos electrónicos; teléfonos celulares; aceite usado de motor; y desechos caseros peligrosos. Gracias por su insumo. Sigan enviando sus comentarios.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Una fiesta de cumpleaños científica

Mi hija menor todavía esta en la edad en la cual las fiestas de cumpleaños son grandes eventos en su vida. No bien ha terminado su cumpleaños que ya empieza hablar de ideas para el próximo. Debido a que su cumpleaños es en el otoño, las fiestas en la piscina no son posibles. Las opciones de tener fiestas en parques al aire libre también están fuera del panorama. Por lo tanto, sus fiestas de cumpleaños suelen ser al interior.

Las fiestas de cumpleaños en salones de juegos infantiles son muy populares hoy en día. Ya hemos contratado a actores tradicionales como magos y payasos para divertir a los niños. En un esfuerzo por hacer algo creativo, le di a mi hija mayor la tarea de buscar algo nuevo. Después de realizar su investigación, definitivamente encontró un actor no tradicional—¡un científico! Bueno, algunos de mis colegas en la EPA me criticarán por comparar a los actores y los científicos, pero tengo que admitir, la fiesta fue muy entretenida y se podría decir hasta inolvidable.

La científica vino a la fiesta vestida con la bata blanca de los médicos y creó su “laboratorio” para los niños. Les habló de sustancias químicas y le enseñó a los niños cómo hacer algunos experimentos utilizando productos caseros. Los niños hicieron polímeros de gelatina en colores como “silly putty” y “slime” y algodón de azúcar. Al final de la fiesta, cada niño se llevó para su casa sus tesoros y la experiencia de saber que las ciencias pueden ser divertidas.

Aquí en la EPA alentamos a los niños a pensar de manera crítica para que se puedan convertir en futuros ambientalistas. Como padres, los podemos guiar y alentar estos esfuerzos en el hogar. Todos podemos disfrutar de la experiencia.  Durante el Mes de la Salud Infantil, [http://yosemite.epa.gov/ochp/ochpweb.nsf/content/calendar.htm ] enseñemos a nuestros niños cómo hacer una diferencia en el planeta, su salud y el futuro. Sembremos la semilla del ambientalismo en sus corazones hoy. Es terreno fértil. Todos recogeremos la cosecha en el mañana.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.