Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento Causado por Plomo: Protegiendo la salud de nuestros niños empieza en casa.

Mi nuevo sobrino es todavía muy pequeño para agarrar  juguetes o gatear y explorar el suelo y las paredes de la casa.  Pero si su crecimiento diario es una indicación, ese día ya se acerca.  No podía imaginar que mi trabajo como asistente legal en la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en ingles) haría que piense en él con más frecuencia.  Sin embargo, es su cara la que veo mientras aprendo más acerca de cómo proteger a los niños de los peligros de la pintura a base de plomo.  De todas maneras, él está entre los más vulnerables a los peligros de esta pintura.
Como asistente legal en la EPA, espero ganar un mayor entendimiento del progreso de la EPA en resolver problemas ambientales.  Con cientos de miles de niños afectados por el envenenamiento causado por el plomo, yo diría que la EPA tiene la capacidad de resolver este problema.  No obstante, en realidad, el envenenamiento por plomo es 100 por ciento prevenible. Si usted vive en una casa construida antes de 1978, es bastante probable que esta casa contenga pintura a base de plomo.  Esta pintura puede gastarse con el tiempo, pelarse  y estar  al alcance de las manos de un niño, o convertirse  en polvo el cual se acumula en el suelo, marcos de ventanas, y otras superficies de su hogar.  Renovaciones pueden alterar la pintura a base de plomo y esparcir más polvo.  Pero usted puede prevenir que estos peligros afecten a su familia, limpiando frecuentemente las superficies de su hogar, manteniendo las superficies pintadas, haciendo que su casa sea inspeccionada por un inspector certificado para trabajar de una manera segura con el plomo, y renovando solamente con contratistas certificados para trabajar de una manera segura con el plomo.
Esta es la Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento Causado por Plomo, una semana dedicada a incrementar la concientización acerca de los peligros causados por la pintura a base de plomo, especialmente en el hogar.  Esta semana se concentra en las muchas maneras en que los padres pueden reducir la exposición de sus niños al plomo y prevenir los efectos nocivos a la salud causados por éste.  Para empezar obtenga información acerca del plomo, o haga que su casa sea analizada.  Hasta podría pedir a su doctor que su niño reciba un análisis de sangre para ver si contiene plomo.
Previniendo el envenenamiento por el plomo puede ser simple y las consecuencias por no actuar son demasiado  terribles para ser ignoradas. Polvo contaminado con plomo puede atrasar el crecimiento del niño, inhibir su aprendizaje, y dañar su cerebro o sistema nervioso central.  Como estudiante de derecho, apasionada con el derecho ambiental y recursos naturales, uno aprende bastante acerca de las batallas cuesta arriba para lograr la protección ambiental donde las consecuencias a su salud están en juego.  Por el bien de mi sobrino, yo seguiré luchando cuesta arriba y espero que usted también.
Para mayor información acerca de la Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento Causado por Plomo visite: http://go.usa.gov/YTFw.  Además visite nuestra página Web para información básica en español acerca del plomo.
Acerca de la Autora:  Jess Portmess es una asistente legal en la División del Programa  Nacional de Sustancias Químicas en la Oficina de Prevención de Polución y Sustancias Tóxicas de la EPA.  Se estará graduando de la Facultad de Derecho de American University en mayo de 2013.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.