Protegiendo a nuestros hijos del envenenamiento por plomo

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Por Lina Younes

El otro día, mi esposo y yo nos reunimos con un contratista potencial para discutir algunos proyectos de reparación en el hogar. Durante nuestra conversación, él preguntó si nuestra casa fue construida antes del 1978.  Mientras le dije con mucha satisfacción que ese no era el caso, sabía exactamente por qué el hizo la pregunta: La regla para la Renovación, Reparación y Pintura de la EPA  requiere a los contratistas a seguir prácticas laborales seguras para el manejo de plomo cuando trabajan en hogares e instalaciones de guarderías infantiles construidos antes del 1978. Mientras los Estados Unidos prohibieron la venta de pintura a base de plomo en el 1978, la pintura y el polvo de plomo todavía es problemático en edificios construidos antes de esa fecha.

El plomo es un metal altamente tóxico que puede perjudicar seriamente a las personas, especialmente a los niños. Niveles elevados de plomo en la sangre de los niños afecta casi todos los órganos en su cuerpo.  En casos extremos hasta puede ser letal. ¿Entonces, qué puede hacer para proteger a sus hijos y a su familia?

·         Limpie su casa regularmente y preste especial atención a aquellas áreas donde podría haber pintura a base de plomo que se esté descascarando, o pedazos de pintura o polvo.

·         Lave las manos de sus hijos, así como los biberones, chupetes y juguetes frecuentemente.

·         Asegúrese de que sus hijos limpien sus zapatos y se los quiten al entrar a la casa y que se laven las manos después de estar jugando afuera.

·         Alimente a sus hijos con una dieta saludable para que sus cuerpos absorben menos plomo.

·         Si piensa que su niño está bajo riesgo, consulte a su médico para determinar se le debe hacer la prueba de sangre para el plomo a su hijo.

El número de casos de envenenamiento por plomo continúan bajando desde que la EPA prohibió el plomo en la gasolina y la pintura residencial. No obstante, estamos tratando de reducirla aún más. Este año, estamos trabajando con nuestros socios federales, estatales e internacionales mediante la Alianza Global para Eliminar el Uso del Plomo.

Tenemos que emprender esfuerzos especiales para proteger la salud de nuestros hijos: ellos son más vulnerables que los adultos debido a su tamaño y comportamiento. Por ejemplo, ellos ingieren más alimentos y líquido en proporción a su peso. Esto intensifica los efectos de exposición al plomo y otros contaminantes.  Además, su hábito de llevarse las manos y a la boca los pone en un riesgo mayor de tragar plomo de pintura o partículas de polvo.  ¿Como el envenenamiento por plomo es totalmente prevenible, por qué no pone de su parte para proteger a su hijo?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Una historia violeta

Por Elías Rodríguez, M.P.A.

Durante el Mes de la Salud Infantil, me gustaría compartir una historia con moraleja sobre las buenas intenciones de una madre. Criándome en la sección de Nueva York llamada Loisaida, uno de los recuerdos de mi niñez es el uso frecuente de un remedio casero aplicado por mi madre. Esta mezcla medicinal aparentemente mágica era conocido por nuestros siete hermanos como “tinta violeta.” Fue, dice mamá, un medicamento utilizado por su madre y su abuela como una panacea tópico para casi cualquier dolencia en la parte externa del cuerpo.

Tinta violeta era un remedio de primera opción en muchos gabinetes de medicina en Puerto Rico. Ubicado en una botellita de cristal con cuentagotas, era una dimensión interesante a nuestra herencia. Mamá “juraba” por su tinta violeta. ¿Cuál era la solución para el arañazo que sufrí en el parque? Untarme un poco de tinta de violeta. ¿Cuál era el alivio para las picaduras del mosquito? Aplica una gota de tinta violeta. ¿Al accidentarme en una caída y rasparme la piel?… Rápido… Añade una chispa de tinta violeta para evitar una infección. Parecía que las profundas manchas violetas ocupaban toda área de mi piel en un momento dado u otro. El líquido oscuro aparentaba ser un remedio rápido y de bajo costo para casi cualquier mordedura, rasguño, picazón o enfermedad externa.

¿Qué había en la tinta violeta? Yo no tenía ni la más remota idea. ¿Cuándo, si alguna vez, es conveniente utilizar tinta violeta? ¿En qué cantidades debe aplicarse la tinta violeta? ¿Fue aprobado por la FDA? Este muchachito no estaba preocupado por esas exigencias. El único inconveniente que podía observar era que las profundas manchas oscuras me hacían parecer como un personaje de Willy Wonka y la Fábrica de Chocolate. Los padres, por su parte, tienen la responsabilidad de hacer lo que la EPA ha recomendado durante años: PROTEJA A SUS HIJOS. ¡LEA LA ETIQUETA. PRIMERO!

Mis hermanos y yo no éramos los únicos que recibieron el tratamiento. Un día, nuestro querido perro sufría de una desagradable enfermedad en su piel que causó la pérdida de la mayor parte de su pelo. No podíamos sufragar una visita al veterinario, por lo tanto, la consulta fue con la doña de la casa. Se tomó un par de semanas, pero nuestro querido pastor alemán se curó totalmente y en breve volvió a la normalidad – ¿Cuál fue la receta de mi madre, la “doctora”? ¡Tinta violeta al rescate de nuevo!

Mi santa madre, ahora de 83 años de edad, dice que siempre supo que tinta violeta era potencialmente tóxica, lo que explica por qué sólo lo administraba en pequeñas cantidades y lo mantuvo lejos de nuestro alcance. Eso fue una acción prudente, pero me pregunto cuántos padres continúan utilizando los recursos y remedios que heredaron de otros sin saber mucho acera de lo que utilizan. ¿No deberían mis padres haber sabido que esa tinta violeta es un colorante de gran potencia que causa cáncer en los ratones? Las medicinas tradicionales pueden contener sustancias químicas que pueden perjudicar su salud. Nunca administre un remedio sin una cuidadosa consideración de la fuente y sus efectos potenciales para la salud.

Sobre el autor: Elías sirve como portavoz de la EPA en la Región 2. Antes de unirse a la EPA, el nuyorican trabajó en Time Inc. para las revistas Time, Life, Fortune y People. Es un graduado de Hunter College, Baruch College y el Instituto Teológico de la Asamblea de Iglesias Cristianas en Nueva York.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento Causado por Plomo: Protegiendo la salud de nuestros niños empieza en casa.

Mi nuevo sobrino es todavía muy pequeño para agarrar  juguetes o gatear y explorar el suelo y las paredes de la casa.  Pero si su crecimiento diario es una indicación, ese día ya se acerca.  No podía imaginar que mi trabajo como asistente legal en la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en ingles) haría que piense en él con más frecuencia.  Sin embargo, es su cara la que veo mientras aprendo más acerca de cómo proteger a los niños de los peligros de la pintura a base de plomo.  De todas maneras, él está entre los más vulnerables a los peligros de esta pintura.
Como asistente legal en la EPA, espero ganar un mayor entendimiento del progreso de la EPA en resolver problemas ambientales.  Con cientos de miles de niños afectados por el envenenamiento causado por el plomo, yo diría que la EPA tiene la capacidad de resolver este problema.  No obstante, en realidad, el envenenamiento por plomo es 100 por ciento prevenible. Si usted vive en una casa construida antes de 1978, es bastante probable que esta casa contenga pintura a base de plomo.  Esta pintura puede gastarse con el tiempo, pelarse  y estar  al alcance de las manos de un niño, o convertirse  en polvo el cual se acumula en el suelo, marcos de ventanas, y otras superficies de su hogar.  Renovaciones pueden alterar la pintura a base de plomo y esparcir más polvo.  Pero usted puede prevenir que estos peligros afecten a su familia, limpiando frecuentemente las superficies de su hogar, manteniendo las superficies pintadas, haciendo que su casa sea inspeccionada por un inspector certificado para trabajar de una manera segura con el plomo, y renovando solamente con contratistas certificados para trabajar de una manera segura con el plomo.
Esta es la Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento Causado por Plomo, una semana dedicada a incrementar la concientización acerca de los peligros causados por la pintura a base de plomo, especialmente en el hogar.  Esta semana se concentra en las muchas maneras en que los padres pueden reducir la exposición de sus niños al plomo y prevenir los efectos nocivos a la salud causados por éste.  Para empezar obtenga información acerca del plomo, o haga que su casa sea analizada.  Hasta podría pedir a su doctor que su niño reciba un análisis de sangre para ver si contiene plomo.
Previniendo el envenenamiento por el plomo puede ser simple y las consecuencias por no actuar son demasiado  terribles para ser ignoradas. Polvo contaminado con plomo puede atrasar el crecimiento del niño, inhibir su aprendizaje, y dañar su cerebro o sistema nervioso central.  Como estudiante de derecho, apasionada con el derecho ambiental y recursos naturales, uno aprende bastante acerca de las batallas cuesta arriba para lograr la protección ambiental donde las consecuencias a su salud están en juego.  Por el bien de mi sobrino, yo seguiré luchando cuesta arriba y espero que usted también.
Para mayor información acerca de la Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento Causado por Plomo visite: http://go.usa.gov/YTFw.  Además visite nuestra página Web para información básica en español acerca del plomo.
Acerca de la Autora:  Jess Portmess es una asistente legal en la División del Programa  Nacional de Sustancias Químicas en la Oficina de Prevención de Polución y Sustancias Tóxicas de la EPA.  Se estará graduando de la Facultad de Derecho de American University en mayo de 2013.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Los niños aprenden de lo que ven

Por Lina Younes

¿Cuántas veces tratamos de aconsejar a nuestros hijos de que adopten hábitos de alimentación y estilos de vida saludables, mientras nuestras acciones envían otro mensaje? La expresión “las acciones son más elocuentes que las palabras” no es simplemente otra frase trillada. Nuestras acciones, buenas y malas, pueden ser mucho más influyentes en la perspectiva que tienen nuestros hijos de la vida que nuestros incesantes sermones. En este caso, quisiera enfatizar la necesidad de que adoptemos un estilo de vida más activa para alentar a nuestros hijos que hagan más ejercicios. Seamos un buen ejemplo para nuestros hijos.

Me recuerdo cuando era niña y frecuentemente estaba jugando con mis amistades fuera de la casa o corriendo bicicleta después de haber terminado mis asignaciones.  Durante el verano, muchas veces estaba afuera con mis amistades “desde el amanecer hasta el anochecer”. Sin embargo, las cosas han cambiado.  Veo las diferencias con mis propios hijos.  Prefieren las actividades dentro de la casa en lugar de disfrutar de los pasatiempos al aire libre. En gran medida, creo que soy responsable de muchas de sus actitudes.

Las estadísticas demuestran que la obesidad infantil casi se ha triplicado en este país en las últimas tres décadas. La obesidad infantil conduce a numerosos problemas de salud en los niños como la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión, entre otros. Los buenos hábitos de comer Y la actividad física son las mejores prácticas para abordar el asunto con efectos positivos duraderos.  No se lo podemos dejar solamente a los niños. Todos debemos adoptar estos buenos hábitos, niños y adultos, toda la familia, para lograr una mejor calidad de vida.

Vemos que con frecuencia hay nuevas oportunidades para emprender proyectos familiares divertidos. ¿Qué tal les parece motivar a los niños para que caminen más o corran bicicleta con mayor frecuencia? ¿Qué le parece si instamos a los niños en nuestras comunidades a participar en la iniciativa de “Moverse?” (Let’s Move)  Son pequeños pasos que tendrán repercusiones positivas para lograr que todos seamos más activos. La actividad física no requiere que seamos miembros de un gimnasio. Los deportes, la jardinería, el excursionismo, el ciclismo, y el simple caminar, son medidas efectivas para ejercitarnos. Y si disfrutamos de estas actividades en un espíritu familiar, obtendremos beneficios múltiples.

Como estamos celebrando el Mes de la Salud Infantil durante octubre, por qué no adoptamos estas prácticas hoy mismo. ¿Ha planificado algunas actividades familiares? Compártalas con nosotros.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

No son pequeños adultos

Por Lina Younes

Cuando miro a los niños de hoy en día, me parece que son mucho más avanzados que cuando teníamos su edad. Así lo he visto en mis propios hijos. Aun juzgando por mi hija menor que ahora tiene casi once años, muchas veces me deja asombrada por las cosas perspicaces que dice que denotan una sabiduría que va mucho más allá de su edad cronológica.  Además, muchas veces me quedo maravillada cuando veo cómo los niños de hoy en día son adeptos entusiastas de la tecnología.  Mientras yo todavía estoy en el primer paso tratando de descifrar el último avance o artefacto tecnológico, mis hijos normalmente ya se encuentran diez pasos más adelantados que yo.  No exagero.

Mientras frecuentemente vemos a los niños demasiado precoces para su edad, esto no significa que los debemos tratar como “pequeños adultos”. De hecho, sus cuerpos todavía están en pleno desarrollo. Consecuentemente, son más vulnerables a los riesgos medioambientales. Por lo tanto, cualquier exposición a sustancias químicas y contaminantes tendrá un impacto mayor en sus órganos y cuerpos.  Esto aplica al aire que respiran, el agua que toman, y las áreas donde juegan y aprenden.

Durante el mes de octubre celebramos el Mes de la Salud Infantil para concientizar a los padres acerca de cómo mejor proteger a sus niños de los factores de riesgos ambientales donde viven, juegan y aprenden. ¿Qué puede hacer para proteger a los niños de los riesgos ambientales?

Comencemos con algunos consejos para proteger a los niños en el área donde tenemos mayor control, nuestro hogar.

• Mantenga las sustancias químicas caseras fuera del alcance de los niños para prevenir envenenamientos.
• Lea la etiqueta antes de aplicar plaguicidas, usar productos caseros, e incluso tomar medicamentos
• Si vive en una casa construida antes de 1978, haga la prueba del plomo en su hogar
• Laven las manos de sus hijos, sus botellas y juguetes con frecuencia

Cuando sus niños salgan afuera a jugar o ir a la escuela, protéjalos del sol con sombreros o gorras o ropa protectora. Los bebés mayores de seis meses pueden usar crema protectora solar con SPF de 15 o más. Aplíquelo generosamente y con frecuencia. Si su hijo padece de asma, consulte el índice de calidad de aire en www.airnow.gov antes de salir afuera. Aprenda cuáles son sus factores ambientales desencadenantes de asma para reducir sus ataques de asma. También tenga un plan de acción para el manejo del asma.

Con estos pasos sencillos podrá asegurar que sus hijos tengan un medio ambiente más saludable durante el Mes de la Salud Infantil y todo el año.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.