Las mamás son importantes en nuestra lucha en contra del cambio climático

Por Gina McCarthy, Lisa Hoyos, Harriet Shugarman, Kuae Mattox, y Dominque Browning

Nuestros hijos lo son todo para nosotras. Como madres, cuando decimos que debemos cumplir con nuestra obligación moral de dejar para la siguiente generación un mundo que sea seguro y saludable, lo decimos de todo corazón. Para nosotras las mamás, se trata de algo personal. Son nuestros hijos y nuestros nietos los que están sufriendo en la actualidad los efectos de la contaminación. Son nuestros hijos y nuestros nietos los que integran las generaciones futuras que cada uno de nosotros está obligado a proteger. Este marzo conmemoramos el Mes de la Historia de la Mujer; un momento para reconocer la fortaleza inquebrantable de las madres que trabajan juntas para organizarse, expresar su sentir, y defender la salud de sus hijos.

031115 Momsblog1
La EPA desempeña un papel crucial en la protección de nuestros niños de la contaminación al mantener nuestro aire limpio y nuestra agua limpia y segura, y al tomar pasos históricos para luchar en contra del cambio climático. Y resulta que los esfuerzos para combatir el cambio climático también sirven para proteger la salud pública. La contaminación de carbono que fomenta el cambio climático viene acompañada de muchos otros contaminantes peligrosos que ocasionan el smog y el hollín. Cuando tenemos 1 en cada 10 niños en los Estados Unidos en la actualidad ya están bregando con el asma, y la incidencia en las comunidades de color es aún más elevada, todos tenemos que hacer lo máximo posible para reducir la exposición nociva.

Es por eso que el esfuerzo de la EPA en establecer por primera vez en la historia los límites sobre nuestra principal fuente de contaminación, las centrales eléctricas, es tan importante. La EPA está orgullosa de trabajar con madres como nosotras en todo el país, que se han comprometido a tomar acción en nombre de la salud de nuestros hijos y la salud de las generaciones venideras.
Es con mucho placer que destacamos las palabras de nosotras, las madres, que eligimos llevar la carga de la lucha en contra de la contaminación y el cambio climático para que nuestros hijos no tengan que llevar una carga de salud más onerosa si no tomamos acción hoy:

  • Lisa Hoyos de Climate Parents: “Las familias latinas y comunidades de color más ampliamente, están desproporcionalmente impactadas por la contaminación de las centrales eléctricas y abogamos firmemente a favor de la energía limpia. El Plan de Energía Limpia nos ayudará a ampliar la energía segura para el medio ambiente y sana para nuestro hijos en todos los cincuenta estados”.
  • Harriet Shugarman de Climate Mama: “Ha llegado nuevamente el momento para que nosotros nos levantemos y nos expresemos y exijamos acción sobre lo que claramente es un asunto definitivo y el reto mayor al cual nos enfrentamos, el cambio climático. El abordar el cambio climático tiene que ser el punto focal de todo lo que decimos y todo lo que hacemos”.
  • Kuae Mattox de Mocha Moms: “Como mujeres de color, sabemos que nuestros hijos y nuestras familias están desproporcionalmente afectados por el cambio climático y serán los más perjudicados Muchas de nuestras comunidades sufren los efectos devastadores de vivir cerca de las centrales eléctricas a base de carbón…El derecho a tener aire limpio es tan fundamental como cualquier otro derecho, y muchas de nosotras no cesaremos en nuestro empeño hasta que no logremos mejores avances.
  • Dominique Browning de Moms Clean Air Force: “Sea que estemos luchando por asuntos de justicia, poder, derechos civiles, pobreza o educación, las mujeres hemos sido fuerzas motrices…Por eso, las mujeres estamos aunando nuestros esfuerzos, sacando partido a nuestro poder, nuestra sabiduría, y nuestra compasión, y sí, a nuestro amor, para luchar en contra del cambio climático que está poniendo en peligro el futuro mismo de la civilización humana”.

 

Eleanor Roosevelt dijo una vez que “una mujer es como una bolsa de té, no puedes determinar cuán fuerte es hasta que no la coloques en agua caliente”. El cambio climático nos pone a todos en aguas calientes. Todos lo vemos. Muchas de nuestras familias lo sienten. Gracias a mujeres y madres listas y fuertes trabajando juntas, podemos confiar en que tenemos todo lo necesario para hacer algo al respecto.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Protegiendo a nuestros hijos del envenenamiento por plomo

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Por Lina Younes

El otro día, mi esposo y yo nos reunimos con un contratista potencial para discutir algunos proyectos de reparación en el hogar. Durante nuestra conversación, él preguntó si nuestra casa fue construida antes del 1978.  Mientras le dije con mucha satisfacción que ese no era el caso, sabía exactamente por qué el hizo la pregunta: La regla para la Renovación, Reparación y Pintura de la EPA  requiere a los contratistas a seguir prácticas laborales seguras para el manejo de plomo cuando trabajan en hogares e instalaciones de guarderías infantiles construidos antes del 1978. Mientras los Estados Unidos prohibieron la venta de pintura a base de plomo en el 1978, la pintura y el polvo de plomo todavía es problemático en edificios construidos antes de esa fecha.

El plomo es un metal altamente tóxico que puede perjudicar seriamente a las personas, especialmente a los niños. Niveles elevados de plomo en la sangre de los niños afecta casi todos los órganos en su cuerpo.  En casos extremos hasta puede ser letal. ¿Entonces, qué puede hacer para proteger a sus hijos y a su familia?

·         Limpie su casa regularmente y preste especial atención a aquellas áreas donde podría haber pintura a base de plomo que se esté descascarando, o pedazos de pintura o polvo.

·         Lave las manos de sus hijos, así como los biberones, chupetes y juguetes frecuentemente.

·         Asegúrese de que sus hijos limpien sus zapatos y se los quiten al entrar a la casa y que se laven las manos después de estar jugando afuera.

·         Alimente a sus hijos con una dieta saludable para que sus cuerpos absorben menos plomo.

·         Si piensa que su niño está bajo riesgo, consulte a su médico para determinar se le debe hacer la prueba de sangre para el plomo a su hijo.

El número de casos de envenenamiento por plomo continúan bajando desde que la EPA prohibió el plomo en la gasolina y la pintura residencial. No obstante, estamos tratando de reducirla aún más. Este año, estamos trabajando con nuestros socios federales, estatales e internacionales mediante la Alianza Global para Eliminar el Uso del Plomo.

Tenemos que emprender esfuerzos especiales para proteger la salud de nuestros hijos: ellos son más vulnerables que los adultos debido a su tamaño y comportamiento. Por ejemplo, ellos ingieren más alimentos y líquido en proporción a su peso. Esto intensifica los efectos de exposición al plomo y otros contaminantes.  Además, su hábito de llevarse las manos y a la boca los pone en un riesgo mayor de tragar plomo de pintura o partículas de polvo.  ¿Como el envenenamiento por plomo es totalmente prevenible, por qué no pone de su parte para proteger a su hijo?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Naturaleza, maternidad y la Madre Tierra: Celebrando la naturaleza en el Mes de la Hispanidad

Por Isabel Long

Recuerdo con nostalgia los picnics con mi familia en mi querido país de origen, Chile.  Sí, allá abajo, lejos en Sudamérica.  Empezábamos los arreglos con la preparación de los sandwiches y el cocido de huevos (“Huevos Cocidos” son un clásico de la cultura de picnics de Chile).  Mis padres no eran precisamente fanáticos de las actividades al aire libre, pero sin duda toda la familia disfrutaba de nuestras aventuras en la naturaleza, con la constante compañía de los majestuosos Andes a nuestro alrededor.  Ahora, cada vez que salgo a disfrutar con mi hijo del Parque Glencarlyn al lado de mi casa, las memorias de esos picnics se me vienen a la cabeza, especialmente cuando veo grupos de familias, mayoritariamente latinas, haciendo picnics cerca del riachuelo. 

Creo que no es un cliché que los latinos somos apegados a nuestra familia y que las comidas se comparten como una comunión fraternal entre la familia y los buenos amigos, o  que ante la llegada de buenas noticias no podemos omitir la celebración correspondiente.  Por esto creo que si bien tenemos el mismo amor y pasión por la naturaleza, estamos más cerca de la “experiencia social” que las “caminatas solitarias” del conservacionista estadounidense John Muir.

Como hispanos, muchos de nosotros tenemos una herencia cultural indígena que ha sido asimilada en la conexión con nuestras raíces, con la Madre Tierra, con la Pachamama como la llaman los pueblos andinos.  Es este sentimiento que quiero pasar a mi hijo.  La Madre Tierra nos provee, por lo tanto, es nuestro deber tener una relación sustentable con ella.  Y la naturaleza nos entrega mucho más, de especial importancia para los niños; el valor de lo simple, el conocimiento de la interconectividad de medio ambientes (ecosistemas en la jerga científica), y finalmente, nos provee simplemente con belleza para nuestro espíritu.
En un mundo donde estamos bombardeados con la “necesidad” de cosas materiales, con el sobrevalorado individualismo y con el sobre producido concepto de “belleza”, creo que la experiencia en la naturaleza,  se traducirá en emociones positivas, memorias entretenidas, e interesante conocimiento que pasarán a mi querido hijo.  Serán regalos de vida.  Será la herencia de la Pachamama, transmitida por su madre, para acompañarlo durante toda su vida.

Isabel Long es originaria de Chile.  Tiene un bachillerato en periodismo, un magister en ciencias políticas y un diplomado en Project Management.  Trabaja para el Bureau of Land Management (BLM) – Eastern en el Departamento del Interior de EE.UU. Isabel es la cofundadora del proyecto juvenile BLM-Eastern States, Diverse Youth Outings Project, en alianza con el Sierra Club, la National Coalition on Climate Change (NLCCC), la National Hispanic Environmental Council (NHEC), LULAC National Educational Service Centers (LNESC), y el Cesar Chavez Public Charter Schools en Washington DC.
Isabel vive en Arlington con su marido, Jonathan y su hijo de dos años y medio, Dante.  Entre sus variados pasatiempos está el pasear en bicicleta y caminar con su hijo Dante por los parques de Virginia, practicar yoga, cocinar recetas vegetarianas, cuidar sus plantas, leer y viajar.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.