La prevención de envenenamientos comienza con usted—Proteja a sus hijos y sus mascotas

Por la administradora Gina McCarthy y Elliot Kaye, el presidente de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos

 

Hay algunas cosas en la vida que no podemos controlar como el tránsito o el rendimiento de nuestro equipo deportivo favorito. Pero hay muchísimas cosas que podemos controlar y el proteger nuestros niños de los envenenamientos es una de ellas.
Esta es la Semana Nacional sobre la Prevencion de Envenenamientos y coincide con el comienzo de la época de la limpieza primaveral. Es importante recordar que los chicos y las mascotas son más susceptibles a las sustancias químicas que los adultos. Cada segundo en los Estados Unidos, hay 25 llamadas a los centros de control de envenenamientos y la mayoría están relacionadas a los niños. Cada año, se estima que unos 80,000 niños van a la sala de emergencias por motivo de envenenamientos. Alrededor del 75% de los envenenamientos son provocados por fuentes en sus hogares. Asegúrese de que sus seres queridos no figuren entre esas estadísticas.
La mayoría de nosotros sabemos que los limpiadores y desinfectantes de uso doméstico, los repelentes de insectos y los medicamentos presentan un riesgo serio de envenenamientos para los niños. Algunos de estos productos son coloridos y llamativos y parecen bombones o juguetes para los chicos pequeños. Sin embargo, hay otros peligros de envenenamientos en nuestros hogares que podrían ser menos comunes. He aquí tres de los cuales debe estar consciente.

  1. Las baterías del tamaño de monedas pequeñas que se usan para las unidades de control remoto de televisores y otros efectos electrónicos pueden ocasionar quemaduras si se quedan atascadas en la garganta. A instancias del gobierno, los fabricantes de baterías están trabajando para solucionar el problema mediante un diseño que podría prevenir el potencial de envenenamientos mortales debido a las baterías pequeñas del tamaño de un botón. Sin embargo, todavía no lo han logrado.
  2. La exposición a los contenidos de las pastillas de detergentes líquidos para lavarropas ha conducido al menos a una trágica muerte y a miles de niños que han tenido que ser llevados a las salas de emergencia. A instancias del gobierno, los manufactureros están desarrollando una norma de seguridad que dificultaría el que los chicos puedan alcanzar estos paquetes venenosos, pero tampoco lo hemos logrado todavía.
  3. Los termómetros antiguos a base de mercurio se pueden romper. Tienen que ser desechados y limpiados adecuadamente. Además, se utiliza el mercurio EN CANTIDADES MUY PEQUEÑAS (un componente esencial) en las bombillas CFL. Este permite que una bombilla alumbre de manera más eficiente. El mercurio no se escapa mientras las bombillas permanecen intactas (sin romper) o en uso. Sin embargo, si se rompe la bombilla, siga estos pasos importantes.

Por eso, esta semana y todas las semanas, hay unos pasos sencillos que puede tomar para hacer que su casa sea aprueba de venenos y reducir las posibilidades de que sus hijos se expongan a los mismos

  • Lea la etiqueta de todos los productos cuidadosamente antes de usarlos y siga las instrucciones en la etiqueta.
  • Mantenga los productos dañinos fuera del alcance de los niños al almacenarlos en gabinetes altos.
    Instale cierres de seguridad en los gabinetes bajos para evitar que los niños los puedan abrir.
  • Use el embalaje a prueba de niños correctamente para sellar los productos firmemente después de cada uso.
  • Mantenga los productos en sus envases individuales y nunca coloque los productos venenosos en envases viejos de comida o alimentos.
  • Al seguir estos consejos fáciles y de bajo costo, podrá salvar la vida de su hijo. La educación es clave también. Infórmese sobre lo que tiene que buscar, esté alerta, y mantenga a sus hijos seguros.
    Si su hijo está expuesto a algo que usted piensa podría ser venenoso, comuníquese inmediatamente con la línea gratuita de ayuda para venenos a nivel nacional, 800-222-1222.

La primavera está a la vuelta de la esquina. Juntos nos proponemos a mantenerla libre de venenos para todos los niños.
Infórmese sobre cómo proteger a sus hijos del veneno.

Más información sobre la prevención de envenenamientos.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.