Nuestros amigos, las aves

Por Lina Younes

Desde el comienzo del año, le he prestado mayor atención a las visitas de las aves silvestres alrededor de mi casa. En las pasadas semanas, he escuchado un mayor número de cantos de aves también. Mientras no puede distinguir los gorgoriteos de las diferentes aves, reconozco que provienen de una amplia variedad de especies.


Como mencioné en una entrada anterior, hay una pareja de cardenalitos que visita mi patio con frecuencia. También he visto a la distancia unos arrendajos azules y otras aves en la arboleda detrás de mi casa, aunque no los he visto visitar mi jardín. Hablé del asunto con mis hijas y me sugirieron que pusiera comederos de alpiste. “Hasta puedes poner mantequilla de maní alrededor de una bellota. Así lo hicimos en la escuela”, proclamó la menor.
Francamente, yo me había resistido a la idea de poner los comederos para las aves. Pensaba que como había creado un entorno ecológico beneficioso para las aves en mi patio, éstas visitarían con frecuencia. Disfrutaba del hecho de que había sembrado arbustos y árboles que proveerían a las aves y otros polinizadores un hábitat, alimento, y áreas de descanso. Hasta hay un pequeño arroyo cercano que provee agua. Prefería optar por un enfoque más natural.  Personalmente no quería poner comederos porque no quería alimentar a las ardillas cercanas ni atraer otros roedores indeseados.
Alimentar o no alimentar, he ahí la pregunta. No obstante, con motivo del Mes Nacional de Alimentar a las Aves, finalmente decidí comprar unos comederos y alpiste para aves silvestres.  Los colocaré estratégicamente en mi jardín este fin de semana. Pongo énfasis en la palabra “estratégicamente” porque no quiero ponerlos en un lugar que ofrezca un acceso fácil a las ardillas impertinentes. Además, quiero colocarlos en una posición donde mi familia y yo nos podamos deleitar la vista con la visita de las aves coloridas que pasarán por nuestro jardín.
Espero poder tomar unas fotos de algunos de los arrendajos azules, orioles, gorriones y en el verano de los pinzones amarillos. También espero compartir la experiencia con ustedes en futuros blogs.
¿Tienen algunas sugerencias para admirar las aves? Nos encantaría escuchar sus ideas.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.