Razones por las que necesitamos el reglamento sobre agua limpia

Nota: Publicado en español en el Blog de la Casa Blanca el 27 de mayo de 2015: https://www.whitehouse.gov//2015/05/27/razones-por-las-que-necesitamos-el-reglamento-sobre-agua-limpia
Escrito por Gina McCarthy y Jo-Ellen Darcy

Nota del editor: Este blog se publicó originalmente en inglés por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Puede leer la publicación original aquí.

 

El día de hoy, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA en inglés) y el Ejército están por finalizar un reglamento sobre agua limpia para proteger los riachuelos y los humedales de los que dependemos para tener buena salud, reactivar la economía y sostener nuestro estilo de vida.

Ahora que se acerca el verano, muchos de nosotros tenemos pensado pasar el rato al aire libre con amigos y familia, ya sea pescando, remando, surfeando o nadando. Es importante que estén limpios los lagos y ríos que nos encantan, pero los riachuelos y los humedales que los alimentan también deben estarlo. Esta es solamente una de las muchas razones por las que este reglamento es tan importante. A continuación les presentamos algunas más:

El agua limpia es vital para nuestra salud.

Una de cada tres personas que viven en Estados Unidos obtiene agua potable de los riachuelos que carecían de protección contra contaminación sin el reglamento sobre agua limpia. Una vez finalizado el reglamento, este ayudará a proteger la salud de 117 millones de personas que viven en Estados Unidos.

Nuestra economía depende del agua limpia.

Los sectores económicos más importantes, desde manufactura y producción de energía hasta agricultura, servicios alimenticios, turismo y ocio, dependen del agua limpia para funcionar y florecer. Sin agua limpia, la actividad comercial se paraliza, lo cual es una realidad a la que muchos pequeños empresarios se enfrentaron en Toledo el año pasado cuando el agua potable estuvo contaminada por varios días.

El agua limpia ayuda a que las granjas progresen y este reglamento no deroga las exenciones para agricultores.

Las granjas de todo Estados Unidos dependen de agua limpia y confiable para el ganado, los cultivos y la irrigación. Actividades tales como la plantación, la cosecha y el traslado de cabezas de ganado a través de riachuelos han sido exentas de la Ley Federal de Agua Limpia; y el reglamento sobre agua limpia no lo modifica. El reglamento final no genera requisitos nuevos de obtención de permisos para la actividad agrícola, sino que conserva todas las exenciones y exclusiones que ya existen, e incluso agrega más exclusiones en los casos de lagos y estanques artificiales, depresiones llenas de agua por construcción y zanjas de pastizales; todo ello con el fin de dejar claro que nuestro objetivo no es entrometernos con el sector agrícola. Al igual que antes, solo se necesita un permiso en virtud de la Ley Federal de Agua Limpia si se contamina o destruye una fuente de agua; y todas las exenciones para el sector agrícola permanecen vigentes.

El cambio climático conduce a que la protección de nuestros recursos acuíferos sea aún más esencial.

Los efectos del cambio climático, como sequías más intensas, tormentas, incendios e inundaciones, sin mencionar temperaturas más cálidas y el aumento del nivel del mar, amenazan el suministro de agua.

No obstante, los arroyos y los humedales limpios pueden proteger a las comunidades al atrapar agua de inundaciones, conservar humedad durante sequías, recargar el suministro de agua subterránea, filtrar la contaminación y brindar un hábitat para los peces y la fauna salvaje. Al tener estados como California en medio de una sequía sin precedente, es más importante que nunca que protejamos el agua limpia que aún tenemos.

Tener protecciones claras se traduce en agua limpia.

La Ley Federal de Agua Limpia ha protegido nuestra salud por más de 40 años, y ha ayudado a nuestro país a limpiar cientos de miles de millas de canales contaminados. Sin embargo, las decisiones que el Tribunal Superior tomó en 2001 y 2006 dejó muchas preguntas sin contestar con respecto a la protección que gozaba el 60 por ciento de arroyos y millones de acres de humedales del país. Con el uso de lo último en la ciencia, este reglamento aclara la confusión mencionada anteriormente, ya que por primera vez en más de una década brinda mayor certidumbre sobre las fuentes de agua potable que es importante proteger.

La ciencia nos muestra las fuentes de agua potable que hay que proteger.

Para redactar el reglamento sobre agua limpia, los organismos encargados utilizaron los últimos descubrimientos científicos, entre ellos un informe que resume más de 1200 estudios científicos publicados y revisados por expertos en la materia, que demostraron que los riachuelos y los humedales desempeñan un importante papel para conservar limpios los canales en los que desembocan, como ríos y lagos.

Ustedes pidieron mayor claridad.

Integrantes del Congreso, funcionarios estatales y locales, grupos industriales, agrícolas y medio ambientales, científicos y el público en general le pidieron a la EPA y al Ejército que aclararan qué fuentes de agua están protegidas por la Ley Federal de Agua Limpia. Estos organismos están respondiendo a aquellas peticiones con este nuevo reglamento y también están abordando las decisiones del Tribunal Superior. La EPA y el Ejército realizaron cientos de reuniones con las partes interesadas de todo el país, revisaron más de un millón de opiniones públicas y escucharon detenidamente la perspectiva de todos los frentes. Toda esta información recopilada dio forma y mejoró el reglamento final que el día de hoy anunciamos.

Es importante mencionar que hay muchas cosas que el reglamento no cubre.

Este reglamento solo protege el agua potable que originalmente ha sido cubierta bajo la Ley Federal de Agua Limpia. No interfiere con derechos de propiedad privada y solamente abarca el agua, no el uso de la tierra. Tampoco regula la mayoría de las cunetas, ni el agua subterránea ni los flujos poco profundos del subsuelo y no modifica el reglamento sobre irrigación ni transferencia de agua.

Esta publicación presenta algunas de las muchas razones por las que es importante contar con este reglamento y con agua limpia; entérese de más aquí, y comparta sus razones usando la etiqueta #CleanWaterRules #AguaLimpia.

Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Jo-Ellen Darcy es subsecretaria de Obra Civil del Ejército de Estados Unidos.

 

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Insumo es esencial para normativa sobre aguas de EE.UU.

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:8.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:107%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Por Nancy Stoner

 

Hay fuerzas motrices comunes detrás de toda nuestra labor aquí en la EPA. Trabajamos para proteger la salud humana y el medio ambiente. Seguimos la ley y la mejor ciencia disponible. Y el otro factor crítico del cual siempre dependemos es el insumo del público. Cuando esta agencia está considerando una acción, escuchamos atentamente a todas las partes interesadas.

Ciertamente este es el caso con la propuesta normativa para clarificar las protecciones de los arroyos y humedales bajo la Ley de Agua Limpia. La protección de estas aguas ha sido confusa y compleja durante la última década como resultado de las decisiones tomadas por el Tribunal Supremo de EE.UU. en el 2001 y el 2006. Por lo tanto, en unión al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., hemos propuesto recientemente una norma para clarificar la protección de las aguas río arriba que son vitales para la salud de las vías acuáticas y comunidades que residen rio abajo. Vea este video de la administradora de la EPA Gina McCarthy para informarse acerca del significado de esta propuesta norma.

En gran medida, fue el insumo del público lo que nos motivó a proponer una norma. Desde el 2008, la EPA y el Cuerpo de Ingenieros han recibido numerosas solicitudes para una normativa que provea claridad sobre las protecciones bajo la Ley de Agua Limpia de los miembros del Congreso, funcionarios estatales y locales, industria, agricultura, grupos ambientalistas, científicos y el público.

Al desarrollar la propuesta normativa, consultamos extensamente con partes interesadas durante los últimos tres a cuatro años. En particular, la EPA y el Cuerpo de Ingenieros escucharon el importante insumo de la comunidad agrícola y trabajaron con el Departamento de Agricultura de EELUU. (USDA, por sus siglas en inglés) para asegurar que sus preocupaciones fueran atendidas. Las agencias también auspiciaron una serie de discusiones con líderes estatales, locales y tribales. Con la asistencia de la Oficina de Gerencia y Presupuesto de EE.UU. y la Administración de Pequeños Negocios, también recibimos comentarios de la comunidad comercial.

Además, consideramos cuidadosamente unos 415,000 comentarios que recibimos desde las decisiones del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Todo este insumo público ayudó a formular la línea de pensamiento de la EPA y el Cuerpo sobre la jurisdicción de la Ley de Agua Limpia reflejada en esta propuesta.

Ahora que la propuesta norma ha sido publicada, estamos lanzando otra ronda de participación activa de la amplia gama de partes interesadas. Celebraremos discusiones a través de todo el país haciendo preguntas y recopilando comentarios y el insumo necesario para tomar las decisiones finales sobre las protecciones de la Ley de Agua Limpia. También estamos aceptando comentarios públicos sobre la propuesta norma durante los 90 días después de ser publicada. Estas discusiones y comentarios jugarán un rol fundamental en formular la normativa final y determinar la protección de los arroyos y humedales de nuestra nación. Esperamos escuchar de ustedes.

Haga clic aquí para aprender más acerca de nuestra propuesta norma sobre la Ley de Agua Limpia.

Nota del editor: Los puntos de vista expresados aquí tienen el propósito de explicar la política de la EPA.  No cambian los derechos ni obligaciones de ninguna persona.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Dos lugares the valor ecológico singular en el Mundo se encuentran en Puerto Rico

Por Luz V. Garcia, MS, ME

Ahora que la Navidad se está acercando y pondremos nuestras luces navideñas, recuerdo cuando fui con mi familia una noche a la Bahía de La Parguera en Puerto Rico. Mi recuerdo de ese viaje nunca se me ha olvidado, ya que sin saber la causa de por qué las aguas brillaban, estaba hipnotizada por la estela de brillo color plateado que dejaba el bote navegando por los manglares. Solo recuerdo que durante el viaje de unos 30 minutos el agua brillaba como las estrellas.

Muchas veces olvidamos los ambientes únicos de nuestro terruño querido. En aquel momento yo desconocía el valor de nuestros recursos naturales , más aún, el valor único de esos recursos naturales. La Parguera también se conoce como la “Bahia Bioluminiscente”. ¿Por qué? Pues porque en las noche sin luna, si se navega por los manglares de Lajas, el bote parece estar deslizándose por un piso de plata.

Los organismos bioluminiscentes son organismos vivientes que emiten luz. El nobre científico es dinoflagelados y necesitan de la fotosíntesis para sobrevivir. Ellos también se encuentran en aguas saladas (océanos) –cuyo término es “bioluminiscencia marina”–, pero en el caso de Puerto Rico , están localizadas en las bahías.

En Puerto Rico hay dos lugares donde habitan los microorganismos bioluminiscentes- una en la Bahía Puerto Mosquito en la isla de Vieques y el otro en La Parguera en el pueblo de Lajas. Como estos microorganismos son muy frágiles, está prohibido bañarse en el agua. También , mientras más alta el conglomerado de estos organismos, mayor es su despliegue de luz. Este ecosistema puede ser destruido por la contaminacion o el desarrollo urbano. Se dice que la Bahía El Mosquito en Vieques es considerado el lugar de más alta concentración de dinoflagelados en el MUNDO.

Yo creo que en al mente de cualquier niño que haya visitado el lugar, todavía existe el recuerdo the aquellas aguas brillosas como si la bahía fuera el lugar donde cayeran las estrellas del cielo.

 

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund,, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Al descubrimiento de tesoros tropicales

Por Lina Younes  

Recientemente, estuve en Puerto Rico para visitar a mis padres que celebraban su 57mo aniversario de bodas. Durante mi breve estadía, quería ayudarles con varias diligencias y asuntos por resolver. Como el motivo de mi visita no era pasar unas vacaciones por así decir, pasé la gran parte de mi tiempo transitando en el área metropolitana de San Juan. Cuando encontré un espacio de cuatro horas sin ningún asunto apremiante, decidí que llevaría a mis padres a explorar la Isla. ¿Por qué no nos aventurábamos a disfrutar de la naturaleza y visitábamos una maravilla tropical lejos del mundanal ruido? Decidí llevarlos al bosque pluvial del Yunque, el único bosque tropical dentro del Sistema Forestal Nacional de Estados Unidos. Queda a menos de una hora en automóvil desde la casa de mis padres.

Hicimos la primera parada en el Centro del Portal del Yunque donde vimos un video informativo acerca de esta maravilla natural.  Yo también aprendí datos interesantes al ver la película. ¿Sabía que este bosque pluvial tropical incluye seis cuencas fluviales que suministran agua a cerca de un quinto de la población en la isla de Puerto Rico? Mientras este bosque tropical pluvial es uno de los más pequeños en comparación con otros bosques nacionales de Estados Unidos, es extremadamente rico en biodiversidad entre la cual figuran 750 especies diferentes de árboles, mas de mil especies de plantas diferentes, 11 diferentes especies de reptiles, 79 diferentes especies de aves, incluyendo la cotorra puertorriqueña que está en peligro de extinción, y 12 especies diferentes de coquí.

Después de visitar El Portal, paseamos en auto hasta la cima del Yunque tomando fotos. No hay duda que la visita al bosque pluvial despertó todos nuestros sentidos. La cacofonía de sonidos provenientes del coquí, las aves e insectos, el dulce aroma de la flora tropical, y acogedor rocío tropical que nos rodeaba todos trabajaron al unísono para crear una experiencia inmemorable. De hecho, mis padres todavía recuerdan con cariño nuestra visita al Yunque y la mencionan con frecuencia. 

Es increíble que muchas veces tenemos tesoros escondidos en nuestra propia comunidad que tomamos por sentado. ¿Ha tenido la oportunidad de explorar algunos de los tesoros naturales locales últimamente? Yo sé que tengo que visitar El Yunque nuevamente la próxima vez que vaya a Puerto Rico. Espero poder dedicar el tiempo necesario para aventurarme por los caminos a lo largo del bosque pluvial.

Mientras tanto, quisiera compartir algunas fotos que tomé de esta maravilla natural.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

La bienvenida del coquí

Por Lina Younes

Para mí, hay muy pocas cosas que me dan un sentido más acogedor que cuando visito Puerto Rico y escucho el melodioso cantar de la pequeña ranita llamada coquí debido al sonido onomatopéyico que emite. Sea nostalgia o recuerdos idílicos, cuando escucho el cantar nocturno del coquí me transporto a mi juventud en Puerto Rico. Por lo tanto, cuando regresé recientemente a la Isla por primera vez en casi tres años, me entusiasmé al escuchar un coquí solitario dándome la bienvenida en la tarde de mi llegada.  Es difícil explicar a personas que no se han criado con esa sinfonía nocturna, pero el cantar de ese coquí me llenó de un sentido de paz pese al ruido de las actividades urbanas a mi alrededor en ese momento.  Me dije a mí misma: “Estoy en casa.”

Foto suministrada por Héctor Caolo Álvarez

Hay numerosas de especies de estos pequeños anfibios en las islas de Puerto Rico que pertenecen al género Eleuterodáctilus  que significa en griego “dedos libres”. Cuando me crié en Puerto Rico, se decía comúnmente que el coquí “solo podía vivir en Puerto Rico.  Sin embargo, con el tiempo me he enterado que existen sobre 700 diferentes especies de esta ranita en otras áreas incluyendo la Florida, América Central, Sud América y el Caribe, incluso en Hawái.  Sin embargo, en las islas de Hawaí, los coquís son una especie invasora a diferencia de sus primos caribeños.

A pesar de que el coquí en Puerto Rico parece haberse podido adaptar bien en las islas de Puerto Rico pese al desarrollo urbano, una de las especies, el coquí llanero fue identificada recientemente por el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (FWS, por sus siglas en inglés) como una especie amenazada en peligro de extinción. El FWS está tomando medidas para proteger el hábitat del coquí llanero, un humedal en Toa Baja, PR. A pesar de que no lo había notado por la aparente abundancia de los cantos nocturnos del coquí, la población en general del coquí ha ido mermando a lo largo de las décadas. Algunos coquís han sido adversamente afectados por cientos hongos que atacan su piel vulnerable.

Foto suministrada por Héctor Caolo Álvarez

El cantar del coquí ha inspirado numerosos poemas, canciones y expresiones artísticas en Puerto Rico. A mí me encanta escuchar su canto especialmente después de que llueve. De hecho, se pueden escuchar diferentes voces e intercambios entre los coquís como si realmente estuvieran teniendo una conversación. Todavía me recuerdo quedándome dormida con el arrullo del coquí. Espero que usted lo pueda disfrutar algún día.

 

 

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.