Las mujeres toman la delantera

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:8.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:107%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

032614 UPR photo

Por Lina Younes

Recientemente, la EPA recibió a un grupo de estudiantes y profesores de la Escuela Graduada de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico. El grupo se encontraba en Washington, DC visitando a la EPA y otras agencias para explorar oportunidades de pasantías y empleos en el gobierno federal. Fue muy emocionante ver este grupo de jóvenes latinas bien preparadas y listas para unirse a la fuerza laboral.

Las estudiantes y los profesores se reunieron con varios empleados hispanos de diferentes oficinas programáticas de la EPA. Discutieron la labor que estaban realizando en la actualidad para proteger el medio ambiente y la salud humana. Los empleados compartieron valiosos consejos acerca de las destrezas necesarias para ser exitosos en la fuerza laboral. Además describieron cómo habían conseguido trabajo en la agencia. Mientras había científicos, ingenieros y abogados hispanos con varias especialidades, habían vivido experiencias similares. La mayoría se había integrado a la agencia mediante diversos programas de pasantías de la EPA.

El momento más sobresaliente fue cuando la administradora Gina McCarthy y la directora de la Oficina de Personal y Gerencia (OPM, por sus siglas en inglés) Katherine Archuleta se reunieron con el grupo visitante y los empleados. La administradora McCarthy enfatizó que la salud pública es esencial para la misión de la EPA. Mientras describía la labor de la agencia para abordar las disparidades de salud entre los hispanos y otras minorías, mencionó la investigación que la EPA está realizando sobre la alta incidencia de asma entre los puertorriqueños.

Durante la reunión, la administradora McCarthy destacó la necesidad de tener una fuerza laboral de alto rendimiento que “se pareciera a los Estados Unidos” para cumplir con la misión de la agencia. Ella instó a las estudiantes que estaban de visita que se mantuvieran pendientes de futuras oportunidades en la agencia. La directora Archuleta hizo eco de sus palabras y exhortó a las estudiantes que visitaran el sitio web de la OPM para identificar oportunidades de pasantías y de empleo en el gobierno federal. Ella recomendó a las estudiantes que se inscribieran en USAJOBS. Al marcharse, escuché a varias estudiantes comentar “¡Visitaré a USAJOBs esta misma noche!”

Personalmente, me alegra ver a muchas mujeres en posiciones de liderazgo en la agencia, así como una nueva generación de jóvenes latinas siguiendo sus pasos. En fin, el futuro es brillante para mujeres en la EPA.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Un verano aleccionador y memorable

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Por Lina Younes

El año escolar está llegando a su fin, los niños están haciendo planes entusiastamente para divertirse este verano.  En otras palabras, su idea de “diversión” consiste básicamente de hacer cualquier cosa que no esté relacionada con madrugar para ir a la escuela.  ¿Y nosotros, los padres, qué hacemos para atender este asunto? ¿Cómo los ayudamos a lograr su bien merecido reposo y diversión, mientras aseguramos que hacen algo constructivo en su tiempo libre?

Bueno, recientemente vi una cita de Benjamín Franklin que me inspiró a escribir la entrada en este blog.  “Dime y me olvidaré, enséñame y quizás lo recordaré, involúcrame y aprenderé.” Creo que lo que dijo Benjamín Franklin tenía tanto sentido en el sentido en el siglo dieciocho como ahora. Además, estudios demuestran que si involucramos a los niños en actividades manuales activamente mejoran académicamente y hasta pueden desarrollar un interés en las ciencias y matemáticas. Involucrar a los niños en actividades prácticas de la vida real hace su experiencia de aprendizaje más relevante y significativa. ¿Entonces, cómo involucramos a los niños en actividades aleccionadoras este verano

¿Qué tal le parece practicar un nuevo hobby  con su hijo y seleccionar algo que ambos puedan disfrutar? ¿Ha pensado en aprender a cocinar juntos? Su hijo o hija podrán aprender matemáticas y química en el proceso a la misma vez que aprenden una nueva gastronomía y buenos hábitos de alimentación. ¿Qué tal si aprenden un nuevo instrumento? La música ayuda a abrir la mente y a la misma vez tiene que aprender matemáticas para seguir el ritmo adecuado. ¿Ha pensado en practicar algún deporte al aire libre como el escultismo o tratar de identificar las aves? ¿Qué tal le parece practicar juntos la jardinería

¿Ha considerado involucrar a sus hijos en actividades de educación ambiental? ? ¿Ha pensado en servir de voluntario en una organización comunitaria para limpiar una cuenca fluvial?  ¿Ha considerado promover las 3Rs  (reducir, reutilizar, reciclar) en su comunidad organizando un programa de reciclaje? El lograr la participación activa de su hijo en actividades para proteger el medio ambiente tiene numerosos beneficios. ¡El inculcar los valores del amor a la naturaleza y conciencia ambiental durarán toda una vida!

Como reza el dicho, “una mente es algo terrible para desperdiciar”.  No permitamos que los niños malgasten su tiempo innecesariamente este verano. ¡Hagamos este verano una experiencia fructífera para nuestros hijos, nuestra familia y el medio ambiente!

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Gracias–No lo podríamos lograr sin ustedes

Por Lina Younes

La ciencia es la piedra angular de todo lo que hacemos en EPA.  Esa es básicamente nuestra mantra. La investigación científica nos brinda la información clave que necesitamos para proteger la salud humana y el medio ambiente. Además, nos da los conocimientos para entender mejor los riesgos a la salud humana y a los ecosistemas, así como los medios para desarrollar soluciones innovadoras para prevenir la contaminación para lograr un mundo mejor. En fin, las ciencias son esenciales para el proceso de toma de decisiones de la Agencia.

Sin embargo, la ciencia no es una teoría abstracta que existe en un vacío.  Son parte de nuestra vida cotidiana.  La investigación científica es realizada por individuos, hombres y mujeres, ingenieros y científicos que son los verdaderos propulsores de las acciones de la Agencia. A fin de reconocer sus contribuciones, hemos destacado algunos de nuestros científicos e investigadores en nuestras páginas en inglés y español.  Recomiendo que visiten estas páginas para aprender más acerca de cómo se iniciaron en sus carreras y sus importantes contribuciones en favor de la protección ambiental.

Personalmente, espero que los perfiles de nuestros científicos ayudarán a inspirar la próxima generación de profesionales que dedicarán sus vidas a carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM, por sus siglas en inglés). Al leer sus perfiles, verán una diversidad de individuos con trasfondos variados que comparten muchos intereses y metas en común.  Nunca es tarde para comenzar.

Nuevamente, a nuestros científicos, gracias por lo que ustedes hacen diariamente para hacer este mundo más sano, saludable y VERDE.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

La ciencia trabaja para ti

por Rey Rivera

Cuando despertaste hoy, ¿por casualidad pensaste por unos momentos sobre cómo la ciencia va contribuyendo a tu día desde el instante en que abres los ojos (y hasta mientras duermes)? Apuesto a que no.
A lo largo de la jornada desde el momento en que estamos durmiendo en un cuarto con aire limpio, usamos un reloj despertador al levantarnos, tomamos una ducha con agua limpia y tibia, hasta disfrutamos de un desayuno saludable, pasamos todo ese tiempo sin detenernos a pensar en todos los conocimientos científicos que se usan para nuestro beneficio y comodidad durante todo el día.
Entre los científicos que contribuyen a que disfrutes tu diario vivir están los miles de científicos que trabajamos en la EPA. En nuestro caso, analizamos datos científicos y te ofrecemos la información en una forma fácil de entender para ayudarte a proteger tu medio ambiente, tu salud y la de tu familia.
¿Te gustaría aprender cómo proteger a tu familia de los rayos ultravioletas o de los factores ambientales que causan asma? ¿O qué tal sobre plaguicidas  o el radón  ¿Te interesaría saber sobre las nuevas tecnologías  para limpiar sitios contaminados con sustancias peligrosas?  ¿O tal vez aprender sobre la calidad y la conservación del agua?
Esas y muchas otras interrogantes se pueden contestar con varios clics en el sitio web de a EPA en español , comunicándote con nuestros expertos o consultando los proyectos de los científicos en nuestra Oficina de Investigación y Desarrollo.
En la escuela, al ir dándome cuenta de la importancia de la ciencia en nuestras vidas y  cómo ésta podía contribuir a  ayudar a los demás, me fui convenciendo de convertirme en científico. El haber conseguido una carrera con la EPA ha resultado en una experiencia gratificante que me brinda satisfacción de poder usar mis conocimientos científicos para contribuir a la calidad de vida de mucha gente.
Así que en este vida ajetreada que muchos llevamos –disfrutando de las fascinantes contribuciones de la ciencia– te invito a que hagas una pausa por un instante y mires a tu alrededor para que te des cuenta de lo mucho que le debemos a los conocimientos que la ciencia descubre y ayuda en práctica. Y si encuentres a un científico  en tu camino, dale las gracias… estoy seguro que trabaja con mucho gusto para ti.

Sobre el autor: Reiniero (“Rey”) Rivera trabaja para la EPA desde 1987 cuando comenzó como ingeniero ambientalista en la oficina regional en Chicago y actualmente trabaja en la Oficina para la Aplicación y el Cumplimiento del Derecho Ambiental en Washington, D.C.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

¿Dónde estaba ese día?

Por Lina Younes

Hay eventos históricos que se arraigan a nuestros recuerdos colectivos. Estoy hablando de esos eventos que, hasta muchas décadas más tarde, recordamos exactamente qué estábamos haciendo cuando recibimos la noticia por primera vez.  Algunos de estos eventos como el asesinado del Presidente John F. Kennedy, el desastre del transbordador espacial Challenger, o el 11 de septiembre obviamente están vinculados a tragedias.  Sin embargo, un evento en particular captivó al mundo por su magnitud y significado. Casi medio siglo más tarde, ese acontecimiento, ese paso singular lanzó una nueva era de ciencia y tecnología y exploración. ¿A qué suceso significativo me estoy refiriendo? La llegada del hombre a la Luna.

Con la reciente muerte del ex astronaut Neil Armstrong,  muchos de nosotros compartimos nuestros pensamientos acerca del fallecimiento de este gran estadounidense. Para aquellos que presenciamos ese momento en la historia,  las discusiones mediante los medios sociales nos permitieron compartir estas vivencias y recuerdos de cómo experimentamos al ver ese primer alunizaje. ¿Dónde estábamos? ¿Qué estábamos haciendo en ese momento? ¿Acaso entendíamos plenamente el significado del momento? Fue interesante notar que hasta el mismo Neil Armstrong, que los que lo conocían personalmente han descrito como un héroe humilde, no quiso clasificar este acontecimiento trascendental como una hazaña solo para los Estados Unidos, sino como “un salto gigante para la humanidad”.

Como he mencionado en blogs con anterioridad,   la exploración espacial ha abierto un nuevo mundo de ciencia y tecnología que nos ha beneficiado aquí en la Tierra aunque muchos lo tomemos por sentado.  ¿Sabía que los satélites de la NASA han abierto un nuevo mundo de comunicaciones que ha facilitado innovaciones en la tecnología móvil que usamos en la actualidad? ¿Qué le parecen las innovaciones en las ciencias ambientales para analizar la calidad de nuestro aire y otros recursos naturales? ¿Sabía que los materiales desarrollados por científicos de la NASA han contribuido a tecnologías verdes como los paneles solares? ¿Sabía que la tecnología desarrollada como resultado del programa espacial también ha contribuido al desarrollo de la ortopedia y prótesis y robótica usada en la medicina para el beneficio de toda la humanidad?   Estos son tan solo algunos de los resultados positivos del programa espacial que son posibles por inversiones en la ciencia y la tecnología.  Nuevos logros serán posibles si más estudiantes estudian las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Estoy segura que ahora mismo hay un futuro Neil Armstrong o Sally Ride entre nosotros listo para abrir las puertas a nuevos mundos. Las estrellas son el límite.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Curioso visitante da un enorme salto para el hombre en Marte

Por Lina Younes
Como muchas personas en Estados Unidos, el pasado domingo por la noche estuve pegada a la pantalla de mi computadora esperando impacientemente por la confirmación del exitoso aterrizaje en Marte del laboratorio científico móvil llamado Curiosidad.  Esta hazaña tecnológica es similar en envergadura a la primera llegada del hombre a la luna.  El lunes, cuando aún estaba maravillada y discutiendo con un grupo de colegas el significado del aterrizaje de la nave Curiosidad, alguien en el grupo planteó la pregunta que me ha motivado a escribir este blog. Básicamente, la pregunta se centraba en el por qué este evento nos debería de importar aquí en la Tierra. Le he estado dando vueltas en la cabeza a ese planteamiento desde el lunes.  ¿Por dónde empiezo?
La exploración espacial nos permite contestar muchas preguntas relacionadas con la vida aquí en la Tierra. Mediante la investigación realizada a bordo de la Estación Espacial Internacional y misiones espaciales, así como datos recopilados por satélites de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), obtenemos un mayor conocimiento del espacio sideral y de nuestro Planeta.  Esta investigación científica también nos permite predecir eventos climatológicos extremos, aprendemos más acerca de nuestro clima, y los orígenes de nuestro universo. Esta investigación científica y colaboración entre agencias federales y socios internacionales también es clave para nuestra misión aquí en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.  (EPA, por sus siglas en inglés).
Durante la misión de la nave Curiosidad, el laboratorio móvil enviará datos a la Tierra que proveerán respuestas a preguntas acerca de si hubo vida en Marte. ¿Si hubo señales de vida, cómo existió? ¿En que estado o forma? Y quizás de mayor importancia para nosotros acá en el tercer planeta de nuestro sistema solar, ¿si hubo vida en Marte, por qué dejo de existir? ¿Qué la hizo desaparecer? Respuestas a esas preguntas nos ayudarán a adquirir valiosos conocimientos para mejorar salvaguardar nuestro Planeta Tierra hoy. Por lo tanto, en respuesta a la pregunta original planteada por uno de mis colegas, “¡Sí, esta misión significa mucho para nosotros aquí en la Tierra!”

Además, la innovación científica desarrollada mediante el programa espacial es sumamente valiosa para la fortaleza de nuestra nación y nuestra economía. ¿Qué tenemos que hacer para lograr mayores avances tecnológicos tanto aquí en la Tierra como en el espacio sideral? Necesitamos estudiantes que estudien carreras profesionales en STEM, las siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Al igual que Edwin P. Hubble, Neil Armstrong y Sally Ride , necesitamos una nueva generación que busque alcanzar las estrellas.
Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Un viaje de toda la vida desde las aldeas de Guatemala

Por Ana Corado

Quiero contrales la historia de como resulté saliendo del Centro Sava en Belgrado, Serbia, una noche brumosa de viernes, después de una larga semana de discusiones relacionadas con la gestión de químicos a nivel internacional.

Mi historia empieza hace muchos años, como niña en Guatemala, donde nací y crecí.  Mis padres trabajaban con organizaciones comunitarias e internacionales dedicadas a la educación rural en un país que tiene más de 20 grupos étnicos indígenas.  Desde que recuerdo, mis vacaciones escolares consistían en vivir en aldeas remotas donde otros niños usaban ropas no tradicionales y hablaban lenguajes indígenas.  Aun ahora recuerdo el aire de las montañas, los nacimientos de agua, los bosques de pino y las noches estrelladas.  Las aldeas no tenían electricidad y la mayoría no tenían agua potable.  Nuestros días consistían en tareas básicas: recoger agua, lavar ropa a mano, ayudar a juntar el fuego, cocinar, o caminar por sembrados de maíz discutiendo prácticas agrícolas.  A pesar de los escasos recursos materiales, los campesinos en esas comunidades nos recibieron cordialmente en sus vidas.

 

 

Estas experiencias de la niñez me enseñaron una lección importante en la apreciación de otras culturas.  Esta lección la aplicaría al venir a los Estados Unidos a seguir estudios avanzados en ingeniería ambiental y luego al hacerme ciudadana.  Empecé mi carrera profesional en Los Angeles trabajando en asuntos relacionados a la protección del agua, y luego pasé a trabajar para la oficina regional de la EPA en San Francio, y después a la sede de la EPA en Washington, donde inicié my trabajo en la Oficina de Asuntos Internacionales y de Tribus.
Mi interés en asuntos técnicos me llevó a la Oficina de Prevención de la Contaminacion y Tóxicos de la EPA [http://www.epa.gov/oppt/index.htm] donde yo trabajo en asuntos de gestión de sustancias químicas a nivel internacional.  Diariamente, proveo la base técnica para los esfuerzos de EEUU con nuestros colegas a nivel internacional.  Asisto a reuniones internacionales donde los países discuten cómo van a trabajar juntos para asegurarse de que las sustancias químicas son usadas y producidas en formas que minimicen los posibles efectos negativos a la salud humana y al medio ambiente.   De nuevo, mis experiencias de la niñez con diferentes culturas me ayudaron a entender mejor la necesidad de trabajar diplomáticamente con colegas alrededor del mundo.  Este trabajo me llevó a esa noche fría en Belgrado, donde a pesar de sentirme cansada después de la larga semana de discusiones, tuve la satisfacción de que 150 delegados a la reunion concordaron en continuar los esfuerzos para reducir el uso de plomo en pinturas a nivel global y a promover el uso de alternativas para químicos perfluorinados.

Dr. Ana Corado es una ingeniera ambiental en la Oficina de Prevención de la Contaminación y Tóxicos y miembro del equipo de trabajo internacional.  Ella ha trabajado en asuntos ambientales por más de 20 años en los EEUU donde reside con su esposo e hija.  Ella continua dando apoyo a iniciativas educativas en Guatemala.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

No deje que su niño desperdicie su valioso tiempo este verano

Por Lina Younes

El verano está a la vuelta de la esquina. Las clases están llegando a su fin. Los estudiantes están contentos de dejar atrás los exámenes, proyectos, y otras labores relacionadas con la escuela, aunque sea por varios meses. Sin embargo, muchas veces notamos que durante los meses de verano los estudiantes, especialmente aquellos en los grados primarios, pierden destrezas académicas durante el tiempo que están fuera de la escuela. Como padres, qué podríamos hacer.

Vemos que hay un creciente número de programas que exhortan a los niños a leer durante el verano o varios campamentos que les enseñan destrezas especiales. Mediante la red cibernética, también podemos encontrar una amplia gama de información, sitios web y juegos educativos. Sin embargo, hay otras actividades educativas que quizás no se nos vienen a la mente, pero son igualmente beneficiosas al bienestar y la experiencia de aprendizaje de nuestros hijos. ¿Qué tal les parece el ejercicio físico y las actividades al aire libre? [http://www.epa.gov/epahome/thegreatoutdoors.htm] A medida que los niños exploran la naturaleza y las actividades al aire libre, logran despertar así su curiosidad innata y desarrollan un interés en sus alrededores y hasta las ciencias. Esas lecciones se quedan con ellos de por vida y eventualmente podrían conducir a un interés en proteger el medio ambiente, y estudiar carreras profesionales en las ramas de STEM, las siglas en inglés para ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Recientemente desarrollamos una página web en español para destacar las contribuciones de científicas hispanas en EPA [http://www.epa.gov/espanol/ciencia/hispanasenlasciencias.html] durante el Mes de las Mujeres en las Ciencias y Tecnología que se celebra ahora durante el mes de junio. Inmediatamente un punto interesante saltó a la vista. Independientemente de donde nacieron o sus experiencias personales, estas mujeres destacadas compartían algo en común. Todas disfrutaban inmensamente de las actividades al aire libre. Ellas describían cómo de niñas les encantaba disfrutar de la naturaleza y jugaban con sus amigos al aire libre.

Por lo tanto, este verano, por qué no aprovechamos esta oportunidad ahora que tenemos más tiempo libre con nuestros hijos para abordar la llamada condición tildada como la “deficiencia de la naturaleza” y emprendemos mas actividades al aire libre? Sé que inicialmente los niños podrían protestar mientras los desconectamos de todos sus videojuegos y efectos electrónicos. Sin embargo, pronto verán un cambio en ellos al entusiasmarse por las actividades al aire libre. Aunque no todos vivamos cerca de un hermoso parque nacional, estoy segura que podrán encontrar algunos tesoros escondidos [http://blog.epa.gov/2012/04/discovering-local-hidden-treasures] en su comunidad para explorar con sus hijos.

¿Tiene algún proyecto especial planeado para este verano? Nos encanta siempre escuchar su sentir.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.