Celebrando el progreso en mejorar la salud pública y el medioambiente a lo largo de la frontera entre EE.UU. y México

Por Naseera Bland

Parte de la misión de la EPA consiste en asegurar que todas las comunidades tengan la oportunidad de restaurar aguas contaminadas y proveer servicios de agua fiables. Cuando me uní a la Oficina de Agua de la EPA como una becaria ORISE en el 2015, sabía que quería que el elemento de proveer ayuda a las comunidades marginadas fuera un aspecto clave de mi trabajo. Por suerte, me ofrecieron la oportunidad de apoyar el programa fronterizo de Infraestructura de Agua en la oficina de Agua que trabaja directamente con las comunidades a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Muchas comunidades en esa área fronteriza se conocen como colonias, o sea, pequeños poblados no incorporados y pequeñas subdivisiones semirurales utilizados como asentamientos para viviendas. La mayoría de las colonias tienen limitaciones económicas y muchas veces carecen de la infraestructura básica, incluyendo acceso al agua potable segura y servicios adecuados de sanidad. Con mucha frecuencia los residentes tienen que cargar el agua hacia sus hogares y dependen de letrinas o de sistemas sépticos inadecuados. La falta de infraestructura de agua adecuada constituye un riesgo a la salud y puede resultar en descargas de aguas negras sin tratar y contaminantes como amoniaco y patógenos en ríos cercanos.  Como nuestros dos países comparten el Río Grande y el Río Tijuana, es importante que trabajemos juntos para asegurar la calidad de las aguas compartidas y la protección de la salud pública.

Desde el 2006 muchos hogares en las colonias en la región fronteriza han estado conectados con fuentes fiables de agua potable y sistemas de aguas residuales mediante esfuerzos combinados de individuos, comunidades y agencias de gobierno, incluyendo la EPA. Hasta la fecha, el programa de Infraestructura de Agua Fronteriza de la EPA ha provisto financiamiento para la planificación, el diseño y la construcción, por primera vez, de fuentes de agua potable conectadas a aproximadamente 69,365 hogares y, por primera vez, servicios de tratamiento de aguas residuales para 671,631 hogares a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, los cuales han mejorado significativamente la calidad de vida, la salud pública y la protección medioambiental.

Una comunidad en una colonia en particular a la cual yo le brindé apoyo fue la colonia de las Pampas en el condado Presidio al sudoeste de Texas. Los miembros y líderes comunitario del Condado Presidio trabajaron con mi equipo de la EPA para comenzar la construcción de un proyecto de $875,000 para abordar algunas de sus necesidades de infraestructura. El proyecto final proveerá un tanque de almacenaje para 300,000 galones de agua, nuevas líneas de servicio de agua y un sistema para suplir agua a los hogares.

102516 usmx bLOG

Victor Manuel Juárez, un residente de la colonia Las Pampas llenando su tanque de 500 galones de agua de la estación de bomba de agua en el Condado Presidio, Texas

El esfuerzo continuo y la colaboración con los socios en el área de la frontera nos ayudarán a mejorar la calidad de vida y las condiciones ambientales para las familias y las comunidades a lo largo de la frontera. Me alegra que mi beca en la EPA me permite aprender más acerca de esta importante labor.

Acerca de la autora: Naseera Bland es una becaria ORISE en la Oficina de Manejo de Aguas Residuales de la EPA. Tiene un bachillerato en ciencia y política ambiental de la Universidad de Maryland. Con anterioridad a su beca, ella era contratista en la Oficina de Investigación y Desarrollo de la EPA.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Puerto Rico destaca el poder de la participación comunitaria en la proteccion de las vías acuáticas

Por Mike Shapiro

031615 Blog OW PR-photo
Durante mi niñez, me acuerdo jugar en los lodazales en la bahía de Newark y preguntarme por qué el agua cercana era tan oscura y pegajosa. Luego aprendí que el agua y los lodazales estaban contaminados con petróleo y otras sustancias. Mientras la bahía de Newark todavía no está limpia conforme a nuestras normas vigentes, en la actualidad cuando regreso a mi pueblo puedo ver el progreso de la limpieza y la restauración que se están llevando a cabo.

Nuestra labor con las comunidades para mejorar la calidad de agua está haciendo una gran diferencia. Viajé Puerto Rico en febrero para visitar dos proyectos en los cuales se han realizado tremendos avances en mejorar la salud de las comunidades allí—gracias a los líderes dedicados de los proyectos quienes han apoderado a la gente local y han colaborado con las agencias locales y federales para proteger sus vías acuáticas.

Mi primera visite fue a Mulas Jagual en Patillas, en donde la ciudad y sus residentes están construyendo un filtro para tratar el agua donde servirán a unas 200 familias. Esto es un logro increíble para una comunidad, en donde hace tan solo unos años atrás, recibía su agua de un río local y la transportaba en tuberías directamente a los hogares sin ningún tipo de tratamiento. Mediante una subvención de la EPA, recibieron asistencia de capacitación y técnica de una universidad en Puerto Rico. Aprendieron acerca de la cloración y formaron una junta para ayudar a manejar su sistema comunitario de agua.

Mi segunda visita fue al Caño Martín Peña, un canal de 3.75 millas localizado dentro de la bahía de San Juan. A principios del Siglo XX, se construyeron casuchas dentro de los manglares que bordeaban el caño, usando basura como material de relleno. Más de 3,000 estructuras ahora descargan aguas negras sin tratar al caño. Los sistemas de alcantarillado deficientes que no reciben buen mantenimiento resultan en inundaciones y exponen regularmente a los 27,000 residentes a las aguas contaminadas. En el 2014, otorgamos una subvención de $60,000 para diseñar un nuevo sistema de drenaje para aguas residuales. En la actualidad estamos trabajando con nuestros socios federales en un importante proyecto de dragado que restaurará el flujo de agua dentro del canal.

Como declaró la administradora Gina McCarthy durante el Mes de la Justicia Ambiental, proveer a las comunidades minoritarias y de bajos ingresos acceso a la información y una oportunidad para proteger su salud. El agua limpia es una pieza vital del rompecabezas para la salud y la seguridad de todos los estadounidenses.

 

Acerca del autor: Mike Shapiro es el subadministrador adjunto de la Oficina de Agua donde ejerce una variedad de funciones de política pública y operacionales para asegurar la implementación eficaz del Programa Nacional de Agua.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Nuestras aguas no saben de fronteras

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Por Allison Martin

En mi reciente visita al sur de Texas con nuestro programa de infraestructura de agua a lo largo de la frontera de EE.UU. y México, me reuní con residentes locales y me informé acerca de los retos a los cuales ellos se enfrentan debido a sistemas deficientes de tratamiento de aguas residuales. Una persona explicó cómo durante las lluvias torrenciales, ella prácticamente tiene que vadear a través de aguas contaminadas con aguas cloacales que le llegan hasta los muslos cuando  sale al patio de su casa. Una madre describió que su niño padece de problemas de la piel y estomacales debido al contacto con aguas residuales. Otra me enseñó un charco en su patio. Su hijo estaba de pie a cierta distancia. Debían haberle prohibido terminantemente que se acercara a esa charco siempre presente que se originaba de las aguas cloacales del sistema séptico deficiente. Al ver el pequeño recinto, temía que el permanecer lejos del charco no era suficiente para proteger a la familia del contacto con las aguas residuales contaminadas.

Muchas comunidades fronterizas son pobres y no pueden sufragar los gastos de construir o reparar su infraestructura de agua. Los sistemas deficientes pueden afectar significativamente el medio ambiente al derramar aguas residuales sin tratar en las carreteras, ríos y arroyos. Esto puede afectar seriamente la salud comunitaria, fomentando el riesgo de las enfermedades transmitidas por el agua como la cólera, la tifoidea, y enfermedades gastrointestinales. Desafortunadamente, estos asuntos no son aislados. Los Estados Unidos y México comparten muchos ríos y las aguas cloacales descargadas en ellos contaminan nuestros recursos hídricos compartidos.

Mi viaje reafirmó en mí la importancia de nuestro programa fronterizo EE.UU-México de infraestructura de agua. Dicho programa provee los fondos para la planificación, diseño, y construcción de sistemas de agua potable y tratamiento de aguas residuales de alta prioridad en comunidades fronterizas. Al reunirme con los residentes de la frontera pude apreciar mucho mejor la manera singular en la cual la asistencia técnica del programa ayuda a las comunidades la seleccionar el tipo de infraestructura que es mejor para ellos. El programa también enfatiza la participación comunitaria, apoderando a los residentes a involucrarse en el proceso. Más importantemente, los proyectos financiados por este programa ayudan a prevenir serios problemas de salud y medioambientales.

Para proteger la salud  y el medio ambiente de aquellas personas que consideran la frontera como su hogar, tenemos que continuar trabajando de manera colaborativa para tratar la contaminación en su fuente de origen. Nuestro programa de infraestructura de agua de la frontera entre Estados Unidos y México cumple ese cometido.

Acerca del autor: Allison Martin es una becaria de ORISE en la Oficina de Comunidades Sostenibles de la Oficina de Aguas Residuales de la EPA. Allison apoya el Programa de Infraestructura de Agua de la Frontera entre EE.UU. y México, el Programa de Agua Limpia de Territorios Indígenas y el Programa de Decentralización.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Abordando asuntos críticos de acceso al agua a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

En muchas partes de los Estados Unidos, el acceso al agua es una mera ocurrencia. Nosotros abrimos el grifo y de ahí sale toda el agua que necesitamos para cocinar, beber, bañarnos, y limpiar. Sin embargo, algunas comunidades, incluyendo muchas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en Texas, Nueva México, Arizona y California carecen de acceso al agua abundante y limpia de la cual la mayoría de nosotros disfrutamos diariamente. La EPA, mediante su programa de infraestructura de agua de la frontera Estados Unidos-México está trabajando para abordar los problemas críticos de salud pública y el medio ambiente en la fuente al proveer con frecuencia por primera vez servicios de agua potable y tratamiento de aguas residuales en comunidades marginadas carentes de servicios adecuados.

El mes pasado, viajé a Laredo, Texas y pude ver de cerca exactamente cómo este programa ayuda a proveer a las comunidades allí, conocidas como colonias, por primera vez con acceso a los sistemas de agua potable y alcantarillado. Muchas personas en las colonias no han tenido acceso regular al agua o sistemas modernos de saneamiento debido a que no se requería la instalación de ese tipo de infraestructura al momento en el cual esas propiedades fueron vendidas y sus casas fueron construidas.

Esta pequeña planta de tratamiento de agua cerca de la frontera EE.UU.-México provee a unas 3,700 personas en Laredo, Texas acceso por primera vez al sistema de alcantarillado. Foto tomada por Stephanie Von Feck, EPA

Esta pequeña planta de tratamiento de agua cerca de la frontera EE.UU.-México provee a unas 3,700 personas en Laredo, Texas acceso por primera vez al sistema de alcantarillado. Foto tomada por Stephanie Von Feck, EPA

 

Visitamos una pequeña planta de tratamiento de agua a unas 20 millas a las afueras del centro de Laredo y a menos de una milla de la frontera entre EE.UU.-México que provee a unas 3,700 personas en las colonias con acceso a los sistemas de alcantarillado. Además,  las aguas residuales tratadas que provienen de la planta, serán usadas para irrigar un campo de golf cercano.

Desde su establecimiento en el 1997, el programa de EPA para la infraestructura de agua a lo largo de la frontera entre EE.UU. y México ha provisto 60,000 hogares fronterizos con acceso al agua potable sana,  así como, ha provisto a 544,000 hogares con servicios adecuados para recopilar las aguas residuales y tratar las aguas residuales, reduciendo así el riesgo de enfermedades. El programa ha financiado 80 proyectos que benefician a más de 5 millones de residentes a lo largo de la frontera y ha contribuido a encaminar unos 24 proyectos adicionales.

El programa de la infraestructura de agua a lo largo de la frontera también trabaja con las comunidades en México, como Nuevo Laredo, para identificar maneras para modernizar sus sistemas de agua potable y aguas residuales. Estos esfuerzos no tan solo mejoran las condiciones de salud pública para los ciudadanos en México, sino que también aborda las fuentes potenciales de contaminación de agua que pueden impactar el agua que fluye hacia los Estados Unidos.

Mientras el programa de infraestructura de agua de la EPA a lo largo de la frontera EE.UU-México es uno de los programas más pequeños de la EPA, en muchas maneras, es uno de nuestros programas más vitales. El proveer acceso al agua limpia para la gente que nunca la ha tenido antes es una de las cosas más importantes que tenemos el poder y los recursos para hacer.

 

Nancy Stoner es la administradora adjunta interina de la EPA en la Oficina de Agua de la EPA. Desde el 1ero de febrero de 2010, Nancy Stoner ha servido como la subadministradora adjunta de Agua. La extensa carrera de la Srta. Stoner en política y derecho ambiental comenzó en la División del Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Más recientemente, la Srta. Stoner sirvió como codirectora del Programa de Agua del Consejo de la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés). La Srta. Stoner se graduó de la Escuela de Derecho de Yale en 1986 y se graduó de la Universidad de Virginia en el 1982.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Protegiendo la Bahía del Chesapeake

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Por Lina Younes

 

Este verano tuve la oportunidad de visitar varios lugares en Maryland y Virginia a lo largo de la Bahía del Chesapeake. Me maravillé de la belleza de esta importante cuenca fluvial. ¿Sabía  que la cuenca de la Bahía del Chesapeake abarca seis estados y Washington, DC? De hecho, es el estuario más grande en los Estados Unidos continentales.

103113 Wallops formatted

¿Aun cuando no viva a lo largo de la costa, sabía que lo que usted hace en su hogar, la escuela, el trabajo o en su comunidad afecta la calidad del agua y el bienestar de este importante ecosistema? ¿Entonces, qué puede hacer para proteger la bahía o la cuenca fluvial en su comunidad? He aquí algunos consejos:

·         Use el agua prudentemente. Empiece por cerrar el grifo cuando se cepille los dientes o se afeite. También dúchese en vez de tomar un baño de tina. Asegúrese de tener una tanda completa de ropa o vajilla cuando use la lavarropas o la lavaplatos. Repare las fugas y goteos en grifos e inodoros.

·         ¿Le gusta la jardinería? Siembre plantas autóctonas. Estas requieren menos agua y nutrientes y son más resistentes a las plagas.

·         Como parte de su próximo proyecto de paisajismo, siembre un jardín de lluvia. Es una excelente manera de reducir las escorrentías.

·         Dele mantenimiento a su auto con regularidad para evitar escapes de aceite que contaminan el agua. Si usted cambia el aceite de su auto usted mismo, lleve el aceite usado a una estación de servicio para reciclarlo. ¿Sabía que el aceite usado de un cambio de aceite podría contaminar un millón de galones de agua dulce?

·         Use productos de limpieza más verdes con la etiqueta de Diseño para el Medio Ambiente (Design for the Environment (DfE)) Son más seguros, protegen nuestra agua y son mejores para el medio ambiente en general.  103113 Bird OC formatted

·        Involúcrese en su comunidad para concientizar al público acerca de la calidad de agua. Participe en una actividad de limpieza en un riachuelo o parque comunitario.

·         Recoja después que su perro haga sus necesidades. No deje que contamine nuestra agua.

Si todavía tiene dudas acerca del vínculo entre sus actividades y la conservación de agua, recomiendo que vea este video para participar en la solución.

¿Qué le parece? ¿Tiene sugerencias? Nos encantaría saber su opinión.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Mi comunidad se enverdece

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Por  Lina Younes

Recientemente estaba leyendo el semanario que cubre eventos comunitarios en vecindarios en el Condado de Prince George’s en Maryland donde resido. Me alegré de ver cuatro artículos sobre cuatro asuntos totalmente diferentes que reseñaban los últimos esfuerzos de sostenibilidad en el condado. Déjenme explicarles.

El primer artículo mencionó que el Condado de Prince George’s ahora tiene su primer planificador de sostenibilidad cuya función principal consiste en alentar a los residentes y a los pequeños negocios a ahorrar energía, adoptar prácticas sostenibles, organizar eventos ambientales y de alcance público. El propósito no es tan solo alentar a los empresarios a ser verdes sino a los individuos también.

El segundo artículo destacó que una de las piscinas en el condado está tratando de ser más ecológica al instalar un sistema de paneles solares. La instalación de este sistema de energía renovable es tan solo una de las iniciativas verdes adoptadas por la comunidad. También tienen varios barriles de lluvia para recolectarla y almacenar dicha agua. Esperamos que esta iniciativa verde se extienda a otras piscinas e instalaciones deportivas en el área.  El artículo cita uno de los líderes comunitarios diciendo que “el hecho que realmente estamos ahorrando dinero, es algo positivo adicional”. ¡Muy buena actitud!

El tercer artículo reveló una reciente encuesta que clasificó la Universidad de Maryland de College Park, una de las universidades a las cuales asistieron dos de mis hijos, como la 13ra más verde en la nación y el cuarto artículo trataba sobre un importante proyecto de tránsito público vislumbrado para el 2020 que tendrá beneficios ambientales y económicos para el condado para generaciones venideras.

Como destacó nuestra administradora Gina McCarthy en los temas de acción de la EPA recientemente, la Agencia está trabajando mano a mano con sus socios federales, estatales, tribales y las comunidades locales “para mejorar la salud de las familias en este país y para proteger el medio ambiente comunidad a comunidad a través de todo el país”.  La EPA tiene una variedad de programas que fomentan la sostenibilidad y prácticas verdes en comunidades como la Iniciativa de Aguas Urbanas,  el programa de Brownfields de la EPA, que exhorta a comunidades y partes interesadas clave a colaborar para prevenir la contaminación, limpiar las comunidades de manera segura y promueve el uso sostenible de los terrenos, y también tiene el programa de justicia ambiental.

En esencia, las acciones que tomamos en el hogar, en la escuela, en la oficina, y en nuestras comunidades tienen un impacto en nuestra comunidad y nuestro medio ambiente global. El ser verde, el adoptar prácticas ecológicas no es una moda pasajera, es un imperativo para todos. Esa es mi humilde opinión. ¿Ustedes, qué piensan?

 

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Después de la tormenta

Por Lina Younes

Mientras millones de residentes en las regiones del medio-atlántico y noreste de Estados Unidos están tratando de normalizar sus vidas tras el vicioso azote de Sandy, muchos todavía están tratando de recuperarse de la secuela de la tormenta: severas inundaciones.

Uno de los muchos problemas de las aguas residuales provenientes de inundaciones consiste en los niveles elevados de aguas cloacales sin tratar y otros contaminantes que son peligrosos tanto para su salud como el medio ambiente.  Sobre todo, limite su contacto con el agua contaminada.

Si tuvo la suerte de no tener inundaciones en su localidad, pero sí tiene problemas de agua dentro de su hogar, debería remover y limpiar cualquier artículo afectado por el agua para evitar que crezca el moho.  El controlar la humedad es esencial para controlar el moho en entornos interiores.  La exposición al moho tiene posibles efectos a la salud incluyendo reacciones alérgicas, ataques de asma y otros problemas respiratorios. Por lo tanto, trate de abordar el problema de averías o daños por el agua en su hogar rápidamente para proteger su salud y su familia.

¿Esta preocupado por la calidad del agua en su localidad? ¿Ha sido informado por autoridades locales sobre la necesidad de hervir su agua? He aquí valiosa información acerca de la desinfección del agua potable en casos de emergencia.

Mientras las autoridades locales están trabajando contra el reloj para asegurarse de que puedan restablecer la energía eléctrica tan pronto como posible, todavía hay muchos residentes sin electricidad debido a la embestida de Sandy. Sobre todo, no use generadores en áreas encerradas dentro del hogar ni el garage.  ¿Por qué no? Porque los escapes de gas producidos por los generadores son extremadamente tóxicos y podrían ser letales. El escape del generador contiene monóxido de carbono letal. Evite usar generadores u otros enseres de combustión dentro del hogar.

Sea consciente de las necesidades de los niños y adultos de la tercera edad.  Ellos requieren atención especial durante estos desastres naturales. He tenido la experiencia directa mediante mis padres al escucharles mencionar que simplemente “no les da sed”.  La pérdida del sentido de sed ocurre con el proceso del envejecimiento lo cual hace que los ancianos estén en un mayor riesgo de deshidratación. Asegúrese de que beban agua regularmente aunque insistan que no tengan deseos de hacerlo.

Bueno, ofrecimos algunos consejos sencillos para recuperarse después de una tormenta.  Espero que los hayan encontrado de su utilidad.  ¿Quisieran compartir algunos consejos con nosotros?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Celebre el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia


Por Nancy Stoner

Me siento muy orgullosa de estar en la EPA en el 2012 para el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia, la principal ley de la nación para proteger nuestro recurso más irremplazable. Muchas veces pienso cómo hace una generación atrás, el pueblo estadounidense se enfrentaba a unas amenazas de salud y del medio ambiente en sus aguas que son casi inimaginables hoy.

Los desechos municipales y caseros fluían sin ser tratados en nuestros ríos, lagos, y corrientes acuáticas. Sustancias químicas dañinas se vertían al agua provenientes de fábricas, fabricantes químicos, plantas energéticas y otras instalaciones. Dos terceras partes de nuestras vías acuáticas no eran seguras para la natación ni la pesca. Los contaminadores no eran fiscalizados ni tenían que rendir cuentas. Carecíamos de la ciencia, tecnología y fondos para abordar los problemas.

Entonces el 18 de octubre de 1972, la Ley de Agua Limpia se convirtió en ley.

En los 40 años desde entonces, la Ley de Agua Limpia ha logrado mantener decenas de miles de millones de libras de aguas residuales de alcantarillas, sustancias químicas y basura fuera de nuestras vías acuáticas. Las vías acuáticas urbanas han sido transformadas de terrenos llenos de desechos a centros de redesarrollo y actividad, y hemos duplicado el número de aguas estadounidenses que cumplen los estándares para la natación y la pesca. Hemos desarrollado una ciencia increíble y fomentado numerosas innovaciones en tecnología.

Sin embargo, me doy cuenta que pese a los avances, todavía hay mucho, pero muchísimo trabajo que nos queda por hacer. Y tenemos muchos retos para el agua limpia.

En la actualidad, una tercera de las vías acuáticas evaluadas en Estados Unidos todavía no cumplen con las normas de calidad de agua.  Nuestra infraestructura de agua nacional tiene una tremenda necesidad de mejoras—la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles calificó con una D-, la clasificación menor para cualquiera infraestructura pública. La población crecerá un 55 por ciento del 2000 al 2050, lo cual pondrá una carga adicional en los recursos hídricos.  La contaminación de nitrógeno y fósforo está dañando cada vez más los arroyos, ríos, lagos, bahías y aguas costeras. Se predice que el cambio climático conllevará temperaturas más calurosas, alzas en el nivel del mar, tormentas más fuertes, más sequias y cambios en la química del agua. Y nos enfrentamos a contaminantes menos convencionales, o sea, los llamados contaminantes emergentes que tan solo recientemente hemos tenido la ciencia para detectar.

Absolutamente, el mejor camino a seguir es mediante los consorcios, a todos los niveles del gobierno, el sector privado, las entidades sin fines de lucro y el público en general. Solo mediante la colaboración realizaremos avances durante los próximos cuarenta años y esta alianza conducirá a un mayor progreso a lo largo de los próximos cuarenta años.

Finalmente, quisiera agradecer a todos los que han sido parte de la protección del agua y por haber trabajado para asegurar que este recurso vital del cual dependen nuestras familias, comunidades y economía sea salvaguardada para generaciones futuras.

Acerca de la autora: Nancy Stoner es la administradora adjunta interina de la Oficina de Agua de EPA.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Fomentando el diseño sostenible con el propósito de elaborar soluciones integradas dirigidas a la infraestructura verde

Cuando escuchas las palabras diseño o diseñador qué es lo primero que pasa por tu mente.  Algún mueble de sala de procedencia extranjera con un nombre extraño y difícil de pronunciar.  Si bien es posible imaginar productos basados en algún tipo de diseño yo suelo pensar en diseño crítico lo cual se define como el proceso a seguir para resolver algún problema complejo.  En muchos casos pienso que el entendimiento adquirido durante este proceso es mucho más importante que el producto o resultado final.  Un diseño puede resultar en algo admirable e interesante, pero debemos tomar en consideración que el diseño crítico a su vez puede ayudar a integrar múltiples disciplinas creando cambios positivos y aumentando nuestro entendimiento del mundo que nos rodea.    

Todos hemos escuchado la frase “piensa fuera de los limites” ya que uno puede ser creativo y dejar atrás los pensamientos habituales para resolver problemas.  El diseño crítico considera ese paso adicional en donde replantea el problema considerando información de distintos renglones y comprueba soluciones potenciales sirviendo como instrumento para desarrollar ideas de manera innovadora.  Esto explica la popularidad que ha llegado a tener las competencias de diseño fomentando el pensamiento creativo alrededor de problemas del medio ambiente.  Como por ejemplo es el utilizar competencias de diseño para explorar la viabilidad de la infraestructura verde con el propósito de corregir problemas de agua de escorrentías.  Las técnicas verdes están compuestas por el uso de vegetación, suelos y procesos naturales con el propósito de mitigar las aguas de escorrentías e identificar su procedencia contemplando así contribuciones sociales y beneficios al medio ambiente.  Las competencias de diseño están ayudando a elaborar discusiones interdisciplinarias divisando el potencial que existe en la infraestructura verde.  Por ende, podemos decir que estamos pensando fuera de la cañería.

Durante la primavera y como parte de la iniciativa denominada Calles Verdes, Trabajos Verdes, Ciudades Verdes (G3 por sus siglas en ingles), la Región 3 de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en ingles) realizó una presentación utilizando la red virtual en donde manifestó cómo las competencias de diseño pueden ser herramientas para estimular y adoptar comunidades con infraestructura verde.

La Comunidad de Diseño Colaborativo, el Departamento de Agua de Filadelfia y EPA se han unido para organizar el evento “Infill Philadelphia: Soak it up!”,  el cual se caracteriza por mostrar distintas practicas verdes de control de agua de escorrentía.  El propósito de esta exhibición es dar a conocer proyectos que hayan creado e incorporado métodos para el mejoramiento de la salud y la restauración visual de zonas urbanas.  Proyectos seleccionados serán exhibidos este otoño en el Centro de Arquitectura de Filadelfia.  Este evento será preámbulo para la competencia de diseño nacional dando a conocer las competencias de diseño que involucran y cómo educar al estudiante.

El “Campus RainWorks Challenge” patrocinado por la EPA, promueve que los estudiantes de distintas disciplinas de escuelas y universidades desarrollen soluciones para la infraestructura verde.  Esta competencia de diseño es una oportunidad para que las escuelas y universidades se familiaricen y formen parte de un problema real contribuyendo a la discusión y a la elaboración de soluciones.  Los estudiantes deben crear equipos para poder registrarse y participar.  La inscripción para este evento es desde el 4 de septiembre de 2012 hasta el 5 de octubre de 2012 y la fecha límite para someter los proyectos es el 14 de diciembre de 2012.  Para información adicional relacionada a la competencia puede visitar la página cibernética: “Campus RainWorks Challenge.

¿Alguna vez ha pensado diseñar algo para resolver un problema?
¿Cómo su pensamiento ha cambiado desde que comenzó a elaborar el diseño hasta que elaboró la solución?
¿Qué cosas tomó en consideración?
¿Cómo usted podría diseñar infraestructura verde en la comunidad en que vive?

Información acerca del autor: Ken Hendrickson ha estado trabajando con EPA desde el año 2010.  Entre sus tareas está el ser líder de grupo de la división denominada Infraestructura Verde bajo la Oficina de Alianzas Estatales y Cuencas Hidrográficas.  Ken ostenta conocimientos de arquitectura paisajista, geología y manejo de cuencas hidrográficas.  Él disfruta el poder trabajar estimulando comunidades hacia el mejoramiento de su medio ambiente con la búsqueda de soluciones dirigidas a la creación de sistemas sociales, ambientales y económicos más resistentes.  Cuando Ken se encuentra fuera de la oficina le gusta estar involucrado con actividades al aire libre con el completo deleite de apreciar la naturaleza y también de pasatiempos bajo techo.

El año 2012 marca el 40 aniversario de la Ley de Aguas Limpias (CWA por sus siglas en ingles), la cual protege nuestro más irreemplazable recurso.  Gracias a la Ley de Aguas Limpias, durante este año la EPA estará resaltando la historia y logros en la reducción de la contaminación.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Si sospechas de alguna violación ambiental, ¡denúnciala!

Por Reiniero Rivera

Recientemente, mi amigo Carlos me comentó que en unos de sus viajes en auto con su familia este verano vio algo sospechoso que salía desde una planta química. Supuestamente era como una especie de espuma amarillenta que caía desde un tubo de descarga al riachuelo adyacente a la planta.

“¿Y lo reportaste?” le pregunté inmediatamente. Mi amigo, sorprendido me dijo, “¿A quién lo voy a reportar? No creo que el número de emergencia 911 acepte ese tipo de llamada”.

Su respuesta me hizo caer en cuenta que desafortunadamente no todos saben lo mucho que pueden ayudar a la EPA a detener violaciones ambientales, o por lo menos, denunciarlas. Aproveché la ocasión para decirle a Carlos que la EPA busca la ayuda del público para identificar y reportar actividades que le puedan hacer daño a la salud y al medio ambiente.

A pesar de que muchas industrias tienen permisos  para hacer descargas legales de aguas residuales a cuerpos de agua de los EE.UU., eso no necesariamente quiere decir que todo lo que veamos saliendo de las plantas es necesariamente una descarga legal.

Y no sólo hablamos de descargas sospechosas a los cuerpos de agua, sino también actividades que nos hagan pensar que algo raro está ocurriendo, desde olores químicos fuertes y poco usuales, barriles abandonados, hasta descargas de camiones en sitios y horas inapropiados, así como otras señales de posibles violaciones ambientales. Si algo te parece sospechoso, deja que los expertos de la EPA hagan las debidas investigaciones para determinar si la actividad es legal o si es prudente hacer más averiguaciones. Y si no quieres dar tu información personal, puedes hacer la denuncia en forma anónima.

Todo ciudadano puede ayudar a la EPA a proteger la salud y el ambiente. El sitio web recibe miles de denuncias anuales de posibles violaciones civiles y criminales de las leyes ambientales. Sesenta y un casos criminales han sido el resultado de las denuncias recibidas. ¿Has sido testigo de alguna posible violación ambiental en tu comunidad o sitio de trabajo? Toma acción y ¡denúnciala!

Acerca del autor: Reiniero (“Rey”) Rivera trabaja para la EPA desde 1987 cuando comenzó como ingeniero ambientalista en la oficina regional en Chicago y actualmente trabaja en la Oficina para la Aplicación y el Cumplimiento del Derecho Ambiental en Washington, D.C.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.