Seis cosas que cada estadounidense debe saber acerca del Plan de Energía Limpia

Por la administradora de la EPA Gina McCarthy

Hoy, el Presidente Obama develó el Plan de Energía Limpia de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés)–un paso histórico para recortar la contaminación de carbono que propulsa el cambio climático. He aquí seis cosas claves que cada estadounidense debería saber:

1. RECORTA LA CONTAMINACION DE CARBONO QUE GENERA EL CAMBIO CLIMÁTICO.

La contaminación climática de las centrales eléctricas es el principal propulsor del cambio climático de nuestra nación—y amenaza lo más importante—la salud de nuestros chicos, la seguridad de nuestros vecindarios y la habilidad de las personas en Estados Unidos a ganarse la vida. El Plan de Energía Limpia fija metas de sentido común, que se pueden alcanzar conforme a las metas estatales para reducir la contaminación de carbono de las centrales eléctricas a través del país. Basándose en los esfuerzos demostrados a nivel local y estatal, el Plan encamina nuestra nación para recortar la contaminación de carbono del sector energético por 32 por ciento por debajo de los niveles del 2005 para el 2030, y lo logrará mientras mantiene la energía fiable y asequible.

2. PROTEGE LA SALUD DE LAS FAMILIAS.

La transición hacia la energía limpia está sucediendo más rápidamente que lo esperado—y eso es algo bueno. Eso significa que la contaminación de carbono y del aire ya está disminuyendo, y mejorando la salud pública cada año. El Plan de Energía Limpia acelerará este impulso, y nos coloca en un ritmo para reducir esta peligrosa contaminación a niveles históricamente bajos. Nuestra transición hacia la energía más limpia protegerá mejor a los estadounidenses de otros tipos de contaminación dañina, también. Para el 2030, veremos reducciones importantes de contaminantes que pueden crear el peligroso hollín y smog, lo que se traducirá a beneficios significativos de salud para el pueblo estadounidense. En el 2030, evitaremos hasta 3,600 muertes prematuras menos; 90,000 ataques de asma menos en niños; 1,700 admisiones menos a los hospitales; y evitará 300,000 ausencias escolares y laborales. El Plan de Energía Limpia es un paso histórico hacia adelante para ofrecer a nuestros hijos y nietos el futuro más limpio y más seguro que se merecen.

3. LE DA LAS RIENDAS A LOS ESTADOS.

El Plan de EnergÍa Limpia fija normas uniformes de contaminación de carbono para centrales eléctricas en el país—pero fija metas estatales individuales basadas en la combinación de recursos energéticos estatales vigentes y donde existan oportunidades para reducir la contaminación. Los estados entonces formularán planes individuales para cumplir sus metas en maneras que hagan sentido en sus comunidades, negocios y servicios públicos. Los estados podrán operar sus plantas más eficientes con mayor frecuencia, cambiar a combustibles más limpios, usar más energía renovable, y sacar partido al intercambio de emisiones y opciones de eficiencia energética.

Debido a que los estados lo solicitaron, la EPA también está proponiendo una norma modelo que los estados pueden adoptar inmediatamente—una que es costo-efectiva, garantiza que ellos cumplan con los requisitos de la EPA y permitirá a las centrales eléctricas a usar el intercambio estatal inmediatamente. Sin embargo, los estados no tienen que usar nuestro plan—ellos pueden recortar la contaminación de carbono de la manera que haga más sentido para ellos.

Las tasas nacionales uniformes en el Plan de Energia Limpia son razonables y alcanzables, porque ninguna de las centrales las tiene que cumplir solas o todas a la vez. Por el contrario, ellas las pueden cumplir como parte de la red eléctrica o a lo largo del tiempo. En fin, el Plan de Energía Limpia le da las riendas a los estados.
4. HA SIDO ELABORADO CON EL INSUMO DE MILLONES DE ESTADOUNIDENSES.

El Plan de Energia Limpia refleja un insumo sin precedentes del pueblo estadounidense, incluyendo 4.3 millones de comentarios sobre el plan borrador e insumo de centenares de reuniones con estados, servicios públicos, comunidades y otros. Cuando la gente planteaba preguntas sobre la equidad y justicia, nosotros escuchamos. Por eso la EPA está fijando normas uniformes para asegurarse que plantas similares sean tratadas de la misma manera a través del país.

Cuando los estados y servicios públicos expresaron su preocupación sobre la rapidez con la cual los estados tendrían que reducir las emisiones bajo el Plan borrador, nosotros escuchamos. Por eso el Plan de Energía Limpia extiende el plazo para las reducciones obligatorias de las emisiones que comenzarían en dos años, hasta el 2022, por lo tanto los servicios públicos tendrán tiempo para hacer las mejoras e inversiones que necesiten.

Para alentar a los estados a permanecer a la delantera y no retrasarse en la planificación de inversiones o aplazar el inicio de los programas que necesitan tiempo para dar resultados, estamos creando un Programa de Incentivos de Energía Limpia para ayudar a los estados en la transición a la energía limpia más rápidamente.

Este es un programa voluntario de equiparación de fondos en el cual los estados pueden usar para fomentar inversiones tempranas en proyectos de energía eólica y solar, así como proyectos de eficiencia energética en comunidades de bajos ingresos. Gracias al valioso insumo que recibimos del público, la norma final es aún más justa y más flexible mientras recorta la contaminación aún más.
5. NOS AHORRARÁ MILES DE MILLONES DE DÓLARES CADA AÑO.

Con el Plan de Energía Limpia, Estados Unidos está liderando con su ejemplo—al demostrarle al mundo que la acción climática es una oportunidad económica increíble. Para el 2030, los beneficios netos a la salud pública y aquellos relacionados al clima del Plan de Energia Limpia son estimados por un valor de $45 mil millones cada año. Y a propósito, se proyecta que la factura promedio de electricidad en Estados Unidos bajara por 7% en el 2030. Obtendremos ahorros al recortar el desperdicio de energía y mejorar la eficiencia energética en general—pasos que hacen sentido para nuestra salud, nuestro futuro y nuestras billeteras.

6. COLOCA A E.E.U.U. EN UNA POSICIÓN PARA LIDERAR EN ACCIÓN CLIMÁTICA.

Hoy, los Estados Unidos están generando tres veces más de energía eólica y 20 veces más de energía solar que cuando el Presidente Obama juramentó. Y la industria de la energía solar está añadiendo empleos a un ritmo 10 veces mayor que el resto de la economía. Por primera vez en las próximas tres décadas, importaremos menos petroleo extranjero y produciremos nacionalmente y usaremos menos en general.

La transición hacia la energía limpia en nuestro país está sucediendo más rápidamente que se había anticipado—aun cuando propusimos esta norma el año pasado. La tendencia de aceleración hacia la energía limpia y el creciente exito en los esfuerzos de eficiencia energética significna que las emisiones de carbono ya están bajando, y el ritmo se acelerará. El Plan de Energía Limpia asegurará y acelerará estas tendencias y nos impulsará hacia un futuro de energía más limpia.

El cambio climático es un problema global que exige una solución global. Con el Plan de Energía Limpia, colocaremos a EE.UU. en una posición para liderar. Desde que el Plan fue propuesto el año pasado, Estados Unidos, China y Brazil, tres de las economías más grandes del mundo—han anunciado sus compromisos para reducir significativamente la contaminación de carbono. Estamos confiados en que otras naciones vendrán a la mesa listos para alcanzar un acuerdo climático internacional en Paris luego este año.

 

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Semana del Clima—Es el momento de tomar acción

Gina McCarthy Gina McCarthy

Por Gina McCarthy

 

El año pasado, el presidente Obama presentó un Plan de Acción Climática para recortar la contaminación de carbono que fomenta el cambio climático, desarrollar una nación más resiliente, y liderar la lucha global climática. A medida que el mundo se reúne en Nueva York obligada por la necesidad urgente de tomar acción sobre el clima, me siento orgullosa de poder unirme al presidente Obama para reforzar nuestro compromiso.

 

Este pasado año trajo toneladas de progreso, incluyendo el propuesto Plan de Energía Limpia de EPA para limitar la contaminación de carbono de nuestra fuente principal—las centrales eléctricas.
Esta semana, estaremos comunicando un mensaje claro: una de las principales economías del mundo depende en un medio ambiente saludable y un clima seguro. La labor de la EPA consiste en proteger la salud pública. Mayores riesgos a la salud significan más costos para todos nosotros. Nosotros no tomamos acción pese a la economía, sino tomamos acción debido a ella.
Hoy, estaré hablando con líderes gubernamentales y organizaciones de salud de alrededor del mundo sobre cómo la acción climática ayuda a reducir los riesgos a la salud global. El martes, me reuniré con los principales ejecutivos de algunas de las empresas más grandes del mundo para agradecerles por la acción climática que ya están tomando y para discutir maneras en las cuales puedan hacer más. Y luego esta semana, hablaré con Recursos para el Futuro en la Capital Federal (Resources for the Future) para exponer cómo una economía fuerte depende de la acción climática.
Sabemos que el cambio climático sobrecarga los riesgos a nuestra salud y a nuestra economía. El director de la Oficina de Gerencia y Prespuesto Shaun Donavan habló la semana pasada sobre los costos de las condiciones extremas del tiempo, especialmente en las ciudades costeras de Estados Unidos, que se espera que asciendan a miles de millones de dólares. Y vamos a escuchar al Secretario del Tesoro Jack Lew luego hoy sobre los “Costos económicos del cambio climático” —y el precio elevado de la inacción para las empresas y contribuyentes estadounidenses.
Las buenas nuevas son que podemos trasformar nuestro reto climático en una oportunidad para desarrollar una economía baja en carbono que propulsará el crecimiento para décadas futuras.
Un ejemplo perfecto sobre la acción climática inteligente son los estándares de eficiencia de combustible de EPA para autos y cambiones. Estamos reduciendo la contaminación de carbono, ahorrando dinero en las gasolineras para las familias, y fomentando una industria automotriz resurgente que ha añadido 250,000 empleos desde el 2009. El número de autos que están siendo fabricados por trabajadores en Estados Unidos ha alcanzado su nivel más elevado en 12 años. Y no nos olvidemos que desde que el presidente Obama fue juramentado, EE.UU. usa tres veces más energía eólica y diez veces más energía solar, lo cual significa miles de empleos.
El Plan de Energía Limpia de EPA continúa esa tendencia. Ya hemos recibido una gran cantidad de insumo a nuestra propuesta, con más de 750,000 comentarios de grupos de salud, grupos industriales, grupos de fe, padres y muchos más.
Damos la bienvenida a todas las buenas ideas que podamos recibir y por eso hemos extendido el periodo de comentarios públicos hasta el 1ero de diciembre.
Es cierto que el cambio climático necesita una solución global. No podemos tomar acción por otras naciones, pero cuando los Estados Unidos de América toma la batuta, otras naciones seguirán su ejemplo. La acción para reducir la contaminación no disminuye nuestra ventaja competitiva, sino la fortalece. Si queremos hablar sobre el rendimiento de la inversión: a lo largo de las pasadas cuatro décadas, la EPA ha recortado la contaminación atmosférica por más del 70% mientras la economía se ha triplicado en tamaño.
En la actualidad, tenemos más autos, más gente, más empleos, más negocios y menos contaminación. Podemos—y tenemos—que tomar la delantera sobre el clima. Y al estar en Nueva York esta semana, rodeado de cientos de miles de ciudadanos que están haciendo un llamado a favor de la acción climática, es obvio de que el pueblo estadounidense está abrumadoramente de acuerdo. Cuando tomamos acción para afrontar el clima, estamos aprovechando una oportunidad para reorganizarnos y resurgir con nuevas tecnologías, nuevas industrias y nuevos empleos. Se lo debemos a nuestros hijos para dejarles un mundo más saludable, más seguro y rico de oportunidades para generaciones futuras.

 

 

Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. (EPA, por sus siglas en inglés)

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.