En el 2016, comenzamos a trabajar firme e inmediatamente

Por Gina McCarthy
Administradora de la EPA

De camino al 2016, la EPA estaba aprovechando los logros de un año monumental de acción climática—y no estamos aminorando el paso camino al nuevo año. En agosto pasado, el presidente Obama anunció el Plan de Acción Climática final, una norma histórica de la EPA para reducir la contaminación de carbono de las centrales eléctricas, el principal propulsor del cambio climático en nuestra nación. Entonces, el mes pasado en París, unos 200 países se unieron por primera vez y anunciaron un acuerdo universal para tomar acción sobre el clima.

Por lo tanto estamos comenzando a trabajar de manera firme e inmediata. Bajo el Acuerdo de París, los países se comprometieron a limitar el calentamiento global a dos grados centígrado a lo sumo, y a entablar esfuerzos para mantenerlo por debajo de 1.5 grados centígrado. La ciencia nos dice que estos niveles ayudarán a prevenir algunos de los impactos más devastadores del cambio climático, incluyendo sequías más frecuentes y más extremas, tormentas, fuegos, e inundaciones, así como el alza catastrófica del nivel del mar. Este acuerdo aplica a todos los países. Fija unos requisitos significativos de responsabilidad e informes, y lleva a todos los países a la mesa de negociaciones cada cinco años para desarrollar sus compromisos a medida que los mercados cambien y las tecnologías mejoren. También provee los mecanismos de financiamiento para que las economías en desarrollo puedan seguir hacia adelante mediante el uso de energía limpia.

Este año, nos basaremos en estos logros para asegurar una acción climática duradera que proteja la salud, la oportunidad económica y la seguridad nacional de todos en Estados Unidos. El personal de la EPA proveerá liderazgo técnico para asegurar los requisitos de informar sobre los gases de efecto invernadero y su inventario de manera consistente y transparente conforme al Acuerdo de París. Nuestra pericia doméstica en el monitoreo de la calidad del aire e inventarios de emisiones de gases de efecto invernadero ayudará a los países para asegurar que estén cumpliendo sus metas de reducción de gases de efecto invernadero. Asimismo, usaremos nuestras destrezas y conocimientos para identificar y evaluar sustitutos en Estados Unidos para reducir los hidrofluorocarbonos (los HFC), otro potente contaminante climático. Este trabajo en los Estados Unidos nos ayudará a liderar los esfuerzos globales para finalizar un requisito en el 2016 para que los países puedan reducir la producción y el uso de HFC bajo el Protocolo de Montreal.

En el 2016, la EPA defenderá e implementará el Plan de Energía Limpia para trabajar de cerca con los estados y partes interesadas a fin de crear planes sólidos para reducir su contaminación de carbono. Escribimos este plan con un nivel sin precedentes de insumo de las partes interesadas, incluyendo centenares de reuniones en todo el país y 4.3 millones de comentarios públicos. El resultado es una norma que es ambiciosa, pero alcanzable, y cae dentro de los cuatro pilares de la Ley de Aire Limpio, un estatuto que fue implementado exitosamente hace 45 años. Confiamos en que el Plan de Energía Limpia sobrevivirá la prueba del tiempo—el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha fallado tres veces que la EPA no tan solo tiene la autoridad, sino la obligación para limitar la contaminación de carbono dañina bajo la Ley del Aire Limpio.

Y de igual importancia, el Acuerdo de París y la Ley de Agua Limpia están ayudando a movilizar el capital privado en todo el mundo hacia inversiones bajas en carbono. Estados Unidos ha enviado una clara señal de que un futuro bajo en carbono es inevitable y que el mercado recompensará aquellos que desarrollen tecnologías bajas en carbono y desarrollen sus activos de manera resistente a los impactos climáticos. Es por eso que 154 de las compañías estadounidenses más grandes, representando 11 millones de empleos y más de siete millones de millones en capitalización del mercado, firmaron el Compromiso de la Casa Blanca para Empresas Estadounidenses Tomar Acción Climática. Compañías como Walmart, AT&T, Facebook, y la Coca-Cola reconocieron que los impactos climáticos amenazan sus operaciones, mientras que la inversión en un futuro bajo en carbono es una oportunidad comercial sin precedentes.

Los estadounidenses saben que la acción climática es crítica—ya están viendo sus impactos ante sus propios ojos. Huracanes, sequías, tormentas y fuegos forestales se hacen cada vez más frecuentes y extremos. Ciudades como Miami ahora se inundan en los días soleados debido al alza en el nivel del mar. El cambio climático es un asunto moral, un asunto de salud, y un asunto de trabajo—es por eso que la gran mayoría de estadounidenses quieren que el gobierno federal haga algo al respecto y apoyan los resultados firmes de París.

Tenemos que hacer mucho más. Nos queda trabajo por delante y no vamos a cesar en nuestro empeño. Durante el pasado año, vimos logros climáticos sobresalientes que una vez creíamos imposibles y esto es gracias al liderazgo del presidente Obama. Su legado climático ya es impresionante, pero nos basaremos en estos logros en el 2016 para continuar protegiendo la salud y la oportunidad para todos en Estados Unidos. En la EPA, ya nos enrollamos las mangas. A trabajar.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Seis cosas que cada estadounidense debe saber acerca del Plan de Energía Limpia

Por la administradora de la EPA Gina McCarthy

Hoy, el Presidente Obama develó el Plan de Energía Limpia de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés)–un paso histórico para recortar la contaminación de carbono que propulsa el cambio climático. He aquí seis cosas claves que cada estadounidense debería saber:

1. RECORTA LA CONTAMINACION DE CARBONO QUE GENERA EL CAMBIO CLIMÁTICO.

La contaminación climática de las centrales eléctricas es el principal propulsor del cambio climático de nuestra nación—y amenaza lo más importante—la salud de nuestros chicos, la seguridad de nuestros vecindarios y la habilidad de las personas en Estados Unidos a ganarse la vida. El Plan de Energía Limpia fija metas de sentido común, que se pueden alcanzar conforme a las metas estatales para reducir la contaminación de carbono de las centrales eléctricas a través del país. Basándose en los esfuerzos demostrados a nivel local y estatal, el Plan encamina nuestra nación para recortar la contaminación de carbono del sector energético por 32 por ciento por debajo de los niveles del 2005 para el 2030, y lo logrará mientras mantiene la energía fiable y asequible.

2. PROTEGE LA SALUD DE LAS FAMILIAS.

La transición hacia la energía limpia está sucediendo más rápidamente que lo esperado—y eso es algo bueno. Eso significa que la contaminación de carbono y del aire ya está disminuyendo, y mejorando la salud pública cada año. El Plan de Energía Limpia acelerará este impulso, y nos coloca en un ritmo para reducir esta peligrosa contaminación a niveles históricamente bajos. Nuestra transición hacia la energía más limpia protegerá mejor a los estadounidenses de otros tipos de contaminación dañina, también. Para el 2030, veremos reducciones importantes de contaminantes que pueden crear el peligroso hollín y smog, lo que se traducirá a beneficios significativos de salud para el pueblo estadounidense. En el 2030, evitaremos hasta 3,600 muertes prematuras menos; 90,000 ataques de asma menos en niños; 1,700 admisiones menos a los hospitales; y evitará 300,000 ausencias escolares y laborales. El Plan de Energía Limpia es un paso histórico hacia adelante para ofrecer a nuestros hijos y nietos el futuro más limpio y más seguro que se merecen.

3. LE DA LAS RIENDAS A LOS ESTADOS.

El Plan de EnergÍa Limpia fija normas uniformes de contaminación de carbono para centrales eléctricas en el país—pero fija metas estatales individuales basadas en la combinación de recursos energéticos estatales vigentes y donde existan oportunidades para reducir la contaminación. Los estados entonces formularán planes individuales para cumplir sus metas en maneras que hagan sentido en sus comunidades, negocios y servicios públicos. Los estados podrán operar sus plantas más eficientes con mayor frecuencia, cambiar a combustibles más limpios, usar más energía renovable, y sacar partido al intercambio de emisiones y opciones de eficiencia energética.

Debido a que los estados lo solicitaron, la EPA también está proponiendo una norma modelo que los estados pueden adoptar inmediatamente—una que es costo-efectiva, garantiza que ellos cumplan con los requisitos de la EPA y permitirá a las centrales eléctricas a usar el intercambio estatal inmediatamente. Sin embargo, los estados no tienen que usar nuestro plan—ellos pueden recortar la contaminación de carbono de la manera que haga más sentido para ellos.

Las tasas nacionales uniformes en el Plan de Energia Limpia son razonables y alcanzables, porque ninguna de las centrales las tiene que cumplir solas o todas a la vez. Por el contrario, ellas las pueden cumplir como parte de la red eléctrica o a lo largo del tiempo. En fin, el Plan de Energía Limpia le da las riendas a los estados.
4. HA SIDO ELABORADO CON EL INSUMO DE MILLONES DE ESTADOUNIDENSES.

El Plan de Energia Limpia refleja un insumo sin precedentes del pueblo estadounidense, incluyendo 4.3 millones de comentarios sobre el plan borrador e insumo de centenares de reuniones con estados, servicios públicos, comunidades y otros. Cuando la gente planteaba preguntas sobre la equidad y justicia, nosotros escuchamos. Por eso la EPA está fijando normas uniformes para asegurarse que plantas similares sean tratadas de la misma manera a través del país.

Cuando los estados y servicios públicos expresaron su preocupación sobre la rapidez con la cual los estados tendrían que reducir las emisiones bajo el Plan borrador, nosotros escuchamos. Por eso el Plan de Energía Limpia extiende el plazo para las reducciones obligatorias de las emisiones que comenzarían en dos años, hasta el 2022, por lo tanto los servicios públicos tendrán tiempo para hacer las mejoras e inversiones que necesiten.

Para alentar a los estados a permanecer a la delantera y no retrasarse en la planificación de inversiones o aplazar el inicio de los programas que necesitan tiempo para dar resultados, estamos creando un Programa de Incentivos de Energía Limpia para ayudar a los estados en la transición a la energía limpia más rápidamente.

Este es un programa voluntario de equiparación de fondos en el cual los estados pueden usar para fomentar inversiones tempranas en proyectos de energía eólica y solar, así como proyectos de eficiencia energética en comunidades de bajos ingresos. Gracias al valioso insumo que recibimos del público, la norma final es aún más justa y más flexible mientras recorta la contaminación aún más.
5. NOS AHORRARÁ MILES DE MILLONES DE DÓLARES CADA AÑO.

Con el Plan de Energía Limpia, Estados Unidos está liderando con su ejemplo—al demostrarle al mundo que la acción climática es una oportunidad económica increíble. Para el 2030, los beneficios netos a la salud pública y aquellos relacionados al clima del Plan de Energia Limpia son estimados por un valor de $45 mil millones cada año. Y a propósito, se proyecta que la factura promedio de electricidad en Estados Unidos bajara por 7% en el 2030. Obtendremos ahorros al recortar el desperdicio de energía y mejorar la eficiencia energética en general—pasos que hacen sentido para nuestra salud, nuestro futuro y nuestras billeteras.

6. COLOCA A E.E.U.U. EN UNA POSICIÓN PARA LIDERAR EN ACCIÓN CLIMÁTICA.

Hoy, los Estados Unidos están generando tres veces más de energía eólica y 20 veces más de energía solar que cuando el Presidente Obama juramentó. Y la industria de la energía solar está añadiendo empleos a un ritmo 10 veces mayor que el resto de la economía. Por primera vez en las próximas tres décadas, importaremos menos petroleo extranjero y produciremos nacionalmente y usaremos menos en general.

La transición hacia la energía limpia en nuestro país está sucediendo más rápidamente que se había anticipado—aun cuando propusimos esta norma el año pasado. La tendencia de aceleración hacia la energía limpia y el creciente exito en los esfuerzos de eficiencia energética significna que las emisiones de carbono ya están bajando, y el ritmo se acelerará. El Plan de Energía Limpia asegurará y acelerará estas tendencias y nos impulsará hacia un futuro de energía más limpia.

El cambio climático es un problema global que exige una solución global. Con el Plan de Energía Limpia, colocaremos a EE.UU. en una posición para liderar. Desde que el Plan fue propuesto el año pasado, Estados Unidos, China y Brazil, tres de las economías más grandes del mundo—han anunciado sus compromisos para reducir significativamente la contaminación de carbono. Estamos confiados en que otras naciones vendrán a la mesa listos para alcanzar un acuerdo climático internacional en Paris luego este año.

 

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Bajo el Plan de Acción Climática del presidente Obama, un año de progreso en la EPA

Por Gina McCarthy
El cambio climático sobrecarga los riesgos a nuestra salud, a nuestra economía y a nuestra manera de vivir. De parte de nuestros hijos y generaciones futuras, tenemos una obligación moral de actuar. Por esa razón, en junio de 2013, el Presidente Obama desveló su Plan de Acción Climática para reducir la contaminación de carbono dañina que genera el cambio climático, construir una nación más resiliente para afrontar los impactos del cambio climático en la actualidad, y liderar al mundo en nuestra lucha climática global.
Como parte del plan del Presidente, él instó a la EPA a tomar acción. Y a lo largo del pasado año, respondimos a su llamado.
• En septiembre de 2013, propusimos estándares para limitar la contaminación de carbono proveniente de las nuevas centrales eléctricas que aún quedan por construir. Este pasado junio, propusimos normas de contaminación para las centrales eléctricas existentes al presentar un Plan de Energía Limpia. Ambas de nuestras propuestas fueron elaboradas a consecuencia de extensos esfuerzos de alcance público y consejos de los estados, las ciudades, la industria, y el público. Continuamos sosteniendo estas conversaciones cruciales sobre los estándares para las plantas existentes durante el periodo de comentarios de 120 días que concluye el 16 de octubre de 2014. Planeamos finalizar las normas para las plantas existentes en junio de 2015. El recortar la contaminación de carbono de las centrales eléctricas—y toda la contaminación que asociada que esta acarrea, significará miles de ataques de corazón menos, y decenas de miles menos de ataques de asma, especialmente para nuestros hijos.
• Sabemos que la contaminación de carbono no proviene solamente de las centrales eléctricas. Estamos basándonos en el progreso histórico alcanzado por los estándares de eficiencia de combustible al trabajar para hacer los camiones pesados de modelos subsiguientes al 2018 más eficientes también, fortaleciendo así la seguridad energética, fomentando la innovación y ahorrando dinero. La eficiencia de combustible significa que llenaremos el tanque con menos frecuencia, ahorraremos dinero en la gasolinera, mientras lograremos reducciones importantes en la contaminación de carbono. Una solución que beneficia a todos.
• La EPA no está haciendo las cosas por su cuenta. Hemos logrado tremendos avances en toda la administración bajo el liderazgo del Presidente. Hemos permitido una cantidad récord de proyectos de energía limpia en terrenos públicos, y hemos fortalecido las normas de eficiencia de enseres eléctricos que reducen la contaminación y recortan los costos para familias y negocios. De hecho, desde que el Presidente juramentó a su cargo, la energía eólica en este país se ha triplicado y la energía solar se ha multiplicado por diez.
• Al reconocer la necesidad para tener un enfoque “de todo incluido” para desarrollar la energía originada nacionalmente, en conjunto con la necesidad de tener pasos de sentido común para reducir la contaminación de carbono, el Presidente publicó una Estrategia para Reducir las Emisiones de Metano que delinea los pasos para medir y reducir las emisiones de este potente gas de efecto invernadero. En la EPA, hemos buscado la revisión de pares y del público y estamos revisando el insumo que hemos recibido hasta la fecha, con miras a identificar nuestros siguientes pasos este otoño. También anunciamos un plan de trabajo para el programa de consorcios denominado Natural Gas STAR GOLD (Programa de Gas Natural ESTRELLA DE ORO), que será lanzado oficialmente a finales del año. Básicamente, estamos añadiendo otro programa de reconocimiento a nuestro exitoso Programa de Gas Natural Estrella para alentar a compañías miembro a hacer todavía más para lograr mayores reducciones en la contaminación.
• El reducir la contaminación de gases de efecto invernadero es solo parte del panorama. Tenemos que desarrollar comunidades más resilientes para afrontar los impactos climáticos en la actualidad. Al mejorar los programas y las herramientas, como el calculador actualizado de aguas residuales de la EPA, ayudamos a los alcaldes y a los gobernadores a incorporar las consideraciones climáticas en la manera que construyen y dirigen sus ciudades a medida que bregan con los costos del alza en el nivel del mar, así como una mayor intensidad y frecuencia en el número de inundaciones, incendios y tormentas.
Al comprometernos a utilizar fuentes energéticas más limpias y a reducir el desperdicio de energía, estamos fomentando la inversión y liberando las fuerzas del mercado que crearán empleos en un sector energético moderno para el siglo XXI, mientras reduciremos la contaminación y los riesgos a la salud. Las ciudades y los estados liderarán el camino hacia la acción climática porque ellos saben que los beneficios económicos y medioambientales son demasiado grandes para dejar en la mesa. Por esa razón, las personas en Estados Unidos a nivel nacional apoyan abrumadoramente el tomar acción para limitar la contaminación de carbono y desarrollar y desplegar energía más limpia. Y una y otra vez, el Tribunal Supremo de EE.UU. ha reafirmado nuestra obligación bajo la Ley de Aire Limpio para proteger la salud pública mediante la acción climática de sentido común.
Hace un año, el Presidente Obama pronunció su discurso climático más importante a los estudiantes. Tenemos una obligación moral para asegurar que el mundo que le dejemos a generaciones futuras sea uno seguro, saludable y lleno de oportunidades. A pesar de que hemos tomado pasos importantes en la EPA, y en la administración durante el pasado año bajo el Plan de Acción Climática, tenemos mucho más por hacer. Por el bien de nuestras familias hoy y el futuro de nuestros hijos, tenemos que mantener el impulso actual hacia adelante.
Para ver el informe (en inglés) sobre el progreso realizado bajo el Plan de Acción Climática, visite: http://www.whitehouse.gov/sites/default/files/docs/cap_progress_report_update_062514_final.pdf

Acerca de la autora: Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés).

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Las madres toman acción en favor del clima

Por Gina McCarthy

Participé recientemente en la charla Twitter de Madres por un Aire Limpio (#CleanAirMoms Twitter chat) con Moms Clean Air Force, un gran grupo de madres que se están asegurando de mantener nuestro medio ambiente seguro y saludable para todos nuestros hijos.

Como madre, estaba muy emocionada por el entusiasmo de la charla y la energía que la gente demostró, por la red y otros medios luego de la charla, para hacer una diferencia en sus comunidades. Algunas madres me preguntaron el por qué el Presidente Obama se interesa tanto por el cambio climático.

Es una pregunta fácil de contestar. Cuando el Presidente reveló su Plan de Acción para Afrontar el Cambio Climático en junio pasado a jóvenes en la Universidad de Georgetown, él subrayó que no hablaba como nuestro presidente, sino como un padre. Como las personas que cuidamos a nuestros niños, tenemos la responsabilidad primordial de asegurarnos de que el mundo a su alrededor sea seguro y saludable. El Presidente cree en eso y yo también.

Otras madres hicieron preguntas acerca del vínculo entre el cambio climático y la salud infantil.

Está claro que la contaminación de carbono conduce a condiciones del tiempo más calurosas, las cuales conllevan a aumentos en los niveles del smog, los que a su vez conducen a tasas más elevadas de incidencias de asma y temporadas de alergias más largas. Si su hijo no necesita un inhalador, considérese como un padre afortunado, porque uno de cada diez niños en los Estados Unidos padece asma y vive con esta enfermedad todos los días, la cual se agrava cuando hay contaminación de carbono en nuestros cielos.

Es por eso que estamos colaborando para asegurarnos de implementar pasos de sentido común para asegurarnos de reducir la contaminación de carbono—como el que proviene de nuestros vehículos y las plantas de energía eléctrica—para proteger la salud de nuestros niños  y el medio ambiente que nos rodea.

Y muchas de las madres querían saber cómo podían participar en estos esfuerzos y comunicar su sentir. El hablar con otras compañeras madres es un buen comienzo para difundir el mensaje. La voz de los padres, especialmente de nosotras las madres, es un recurso crítico. No hay nadie más creíble para hablar acerca de nuestras obligaciones como padres responsables.

Mis tres hijos, Daniel, Maggie y Julie, me recuerdan todos los días acerca del por qué realizo mi labor. Ellos me dan el valor de actuar de la misma manera que lo hacen los hijos de madres a través de América.

Gracias a todas las madres de #MadresAireLimpio (#CleanAirMoms) por una excelente charla. Espero impacientemente por recibir noticias de ustedes nuevamente.

Acerca de la autora: Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.