Nadando de manera segura este verano

070314 pool photo blog

Por Jennie Saxe

 

Como muchos de ustedes, parte de mis planes para este fin de semana largo incluirán un viaje a la piscina local para nadar, refrescarme y divertirme. Sin embargo, la seguridad es importante también. Todo el mundo conoce las normas de protección estándar para las piscinas: el no correr, el no usar vasos de cristal cerca de la piscina y el no zambullirse en las áreas llanas. Su piscina local también toma medidas para su seguridad: el tener salvavidas capacitados, darle buen mantenimiento al equipo; y hacer las pruebas de agua necesarias.
Además de prestar atención a su piel mientras disfruta del sol, usted y su familia también tienen otros roles importantes que desempeñar para asegurarse de que todos naden de manera segura. La EPA y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tienen algunos recursos valiosos en inglés y español para tener un verano sano y saludable en la piscina.
Una de las cosas más importantes que debe recordar cuando nade es no tragar el agua. A pesar de que el agua está clorada, algunos microorganismos son más resistentes al cloro que otros. Por lo tanto, existe aún una posibilidad de enfermarse si bebe el agua aun cuando los niveles de cloro han sido mantenidos adecuadamente. Es especialmente importante para los niños pequeños que son más propensos a beber agua de la piscina accidentalmente cuando están chapaleando. Para ayudar a minimizar el riesgo de enfermedades en actividades acuáticas recreativas, nunca nade mientras esté enfermo y asegúrese de que los nadadores más pequeños tengan pañales adecuados para nadar, como se requiere en la mayoría de las piscinas y verifíquelos frecuentemente. Los CDC también tienen recursos específicos para los estados sobre las enfermedades en aguas de recreo e información sobre la natación saludable.
Si usted tiene su propia piscina, sea cauteloso al añadir sustancias químicas, como cloro y alguicidas, al tratar el agua de la piscina. Estas sustancias químicas son muy concentradas y tienen que ser manejadas de manera adecuada. El drenar el agua clorinada en un cuerpo de agua local puede ser nocivo a los organismos acuáticos. Cuando sea el momento de drenar el agua de su piscina, debe hacerlo responsablemente en conformidad con las leyes locales aplicables. Consulte su agencia ambiental estatal si tiene alguna pregunta sobre los requisitos en su área.

Trabajando juntos, todos podemos tener un verano seguro y divertido en la piscina.
Acerca del autor: Dr. Jennie Saxe se integró a la EPA en el 2003 y en la actualidad se desempeña como analista de política de agua en la División de Protección de Agua en la Región 3 de la EPA en Filadelfia. Cuando no está en la oficina, Jennie disfruta de nadar y ocuparse de su huerto.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Protegiendo la Bahía del Chesapeake

Por Lina Younes

 

Este verano tuve la oportunidad de visitar varios lugares en Maryland y Virginia a lo largo de la Bahía del Chesapeake. Me maravillé de la belleza de esta importante cuenca fluvial. ¿Sabía  que la cuenca de la Bahía del Chesapeake abarca seis estados y Washington, DC? De hecho, es el estuario más grande en los Estados Unidos continentales.

103113 Wallops formatted

¿Aun cuando no viva a lo largo de la costa, sabía que lo que usted hace en su hogar, la escuela, el trabajo o en su comunidad afecta la calidad del agua y el bienestar de este importante ecosistema? ¿Entonces, qué puede hacer para proteger la bahía o la cuenca fluvial en su comunidad? He aquí algunos consejos:

·         Use el agua prudentemente. Empiece por cerrar el grifo cuando se cepille los dientes o se afeite. También dúchese en vez de tomar un baño de tina. Asegúrese de tener una tanda completa de ropa o vajilla cuando use la lavarropas o la lavaplatos. Repare las fugas y goteos en grifos e inodoros.

·         ¿Le gusta la jardinería? Siembre plantas autóctonas. Estas requieren menos agua y nutrientes y son más resistentes a las plagas.

·         Como parte de su próximo proyecto de paisajismo, siembre un jardín de lluvia. Es una excelente manera de reducir las escorrentías.

·         Dele mantenimiento a su auto con regularidad para evitar escapes de aceite que contaminan el agua. Si usted cambia el aceite de su auto usted mismo, lleve el aceite usado a una estación de servicio para reciclarlo. ¿Sabía que el aceite usado de un cambio de aceite podría contaminar un millón de galones de agua dulce?

·         Use productos de limpieza más verdes con la etiqueta de Diseño para el Medio Ambiente (Design for the Environment (DfE)) Son más seguros, protegen nuestra agua y son mejores para el medio ambiente en general.  103113 Bird OC formatted

·        Involúcrese en su comunidad para concientizar al público acerca de la calidad de agua. Participe en una actividad de limpieza en un riachuelo o parque comunitario.

·         Recoja después que su perro haga sus necesidades. No deje que contamine nuestra agua.

Si todavía tiene dudas acerca del vínculo entre sus actividades y la conservación de agua, recomiendo que vea este video para participar en la solución.

¿Qué le parece? ¿Tiene sugerencias? Nos encantaría saber su opinión.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

¡Recoja la basura!

Por Lina Younes

070313 LinaTyre-beach

Durante el primer día de mis vacaciones en la playa, me estaba preparando para descansar y disfrutar del bello paisaje. Casi no había nadie en el área que habíamos seleccionado.  El entorno era paradisíaco.  La blanca arena, la cálida brisa del mar y el vaivén rítmico de las olas creaban el ambiente perfecto para unas vacaciones relajantes. Mientras miraba al agua, sin embargo, algo me llamó la atención.

¿Acaso era una medusa (aguaviva)? ¿Eran peces pequeños? ¿Tampoco era un ave entonces qué podía ser? Aunque la arena como tal estaba muy limpia, había algunas cosas flotando en el agua. Me acerqué y vi algunas envolturas desechadas, bolsas plásticas, y otros objetos.  En otras palabras, basura marina.Me imagino que habrá flotado en el agua desde la playa pública cercana o quizás la habían dejado otras personas que habían pasado sus vacaciones allí anteriormente. ¿Qué hice? Me puse a recoger los objetos flotantes. Hasta mi hija menor y mi sobrino me ayudaron. ¡Llenamos dos cestas de basura! Al día siguiente casi no había nada flotando en el agua. Al final de las vacaciones, dejamos la playa más limpia que cuando llegamos.  070313 foto 1 Lina-beachtrash#

¿Sabía que usted también puede hacer una diferencia al disponer de la basura adecuadamente y evitar que la lluvia la lleve a un cuerpo de agua? ¿Sabía que los desechos marinos, especialmente los plásticos, son dañinos a la vida silvestre y al medio ambiente en general? La vida silvestre como aves acuáticas, mamíferos marinos y tortugas de mar frecuentemente ingieren bolsas y basura plásticas flotantes con consecuencias letales.

He aquí un video de EPA — http://www.youtube.com/watch?v=0_GTORybXTMque ofrece más información acerca de los efectos adversos de la basura marina. Aun cuando usted no vaya a la playa ni viva cerca de la costa, hay muchas cosas que puede hacer desde su propio hogar para proteger nuestras vías acuáticas. El seguir las tres Rs, reducir, reutilizar, y reciclar, es un buen sitio para comenzar.

070313 2 LinaBeachTrash2#Entonces, la próxima vez que vaya a un pasadía en la playa o el parque, recoja los desechos. No deje la basura abandonada. ¿Tiene algunos consejos que quiera compartir con nosotros? Nos encantaría saber su opinión.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Preservando lugares de singular valor ecológico en Puerto Rico

Por  LuzV Garcia MS ME

Desde que escribí  acerca de los lugares de valor singular en Puerto Rico, tengo que mencionar la importancia de preserver estos  importantes ecosistemas.  Los  dinoflagelados, organismos microscópicos que produce la bioluminiscencia en las bahías de Puerto Rico, pueden ser destruidos fácilmente. ¿Cómo? Pues solo con el simple acto de nadar en la bahía.

Existe una tercera bahía luminiscente en Puerto Rico- Laguna Grande—en el pueblo de Fajardo al noreste de la Isla. El único nombre científico para este dinoflagelado es Pyrodinium bahamense y su bioluminiscencia es tan brillante como la que existe en la Isla de Vieques. Pero en el 2003, este único hábitat fue impactado negativamente por las prácticas de natación en el área. Por suerte, el Departamento de Recursos Naturales en Puerto Rico tomó acción y prohibió la natación en el área y la bahia bioluminiscente  fue restablecida.

Los dinoflagelados son sensitivos as otros microorganismos—como las bacterias y los ciliados —y estos pueden promover el crecimiento de una algas tóxicas que cambian el nivel del potencial de hidrógeno (pH) en el agua donde viven estos frágiles dinoflagelados.  La intervención humana promueve el crecimiento de bacterias. Este proceso de acidificación en las aguas crea un desbalance ambiental donde estos dinoflagelados  se ven acosados por el proceso de nitrificación creado por el brote de algas rojas.

Ya que el pueblo de Fajardo es un área donde los deportes acuáticos son parte de las actividades de la comunidad, parece ser que por el momento el deporte del “Kayak” no ha tenido un efecto adverso  en este singular hábitat. Yo creo que los seres humanos pueden vivir en una simbiosis facultativa con otras species. Sabiendo como nosotros los puertorriqueños amamos los deportes acuáticos,  creo que una vez creamos conciencia de la importancia de este recurso natural, podremos promover su preservación y valor único.

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Dos lugares the valor ecológico singular en el Mundo se encuentran en Puerto Rico

Por Luz V. Garcia, MS, ME

Ahora que la Navidad se está acercando y pondremos nuestras luces navideñas, recuerdo cuando fui con mi familia una noche a la Bahía de La Parguera en Puerto Rico. Mi recuerdo de ese viaje nunca se me ha olvidado, ya que sin saber la causa de por qué las aguas brillaban, estaba hipnotizada por la estela de brillo color plateado que dejaba el bote navegando por los manglares. Solo recuerdo que durante el viaje de unos 30 minutos el agua brillaba como las estrellas.

Muchas veces olvidamos los ambientes únicos de nuestro terruño querido. En aquel momento yo desconocía el valor de nuestros recursos naturales , más aún, el valor único de esos recursos naturales. La Parguera también se conoce como la “Bahia Bioluminiscente”. ¿Por qué? Pues porque en las noche sin luna, si se navega por los manglares de Lajas, el bote parece estar deslizándose por un piso de plata.

Los organismos bioluminiscentes son organismos vivientes que emiten luz. El nobre científico es dinoflagelados y necesitan de la fotosíntesis para sobrevivir. Ellos también se encuentran en aguas saladas (océanos) –cuyo término es “bioluminiscencia marina”–, pero en el caso de Puerto Rico , están localizadas en las bahías.

En Puerto Rico hay dos lugares donde habitan los microorganismos bioluminiscentes- una en la Bahía Puerto Mosquito en la isla de Vieques y el otro en La Parguera en el pueblo de Lajas. Como estos microorganismos son muy frágiles, está prohibido bañarse en el agua. También , mientras más alta el conglomerado de estos organismos, mayor es su despliegue de luz. Este ecosistema puede ser destruido por la contaminacion o el desarrollo urbano. Se dice que la Bahía El Mosquito en Vieques es considerado el lugar de más alta concentración de dinoflagelados en el MUNDO.

Yo creo que en al mente de cualquier niño que haya visitado el lugar, todavía existe el recuerdo the aquellas aguas brillosas como si la bahía fuera el lugar donde cayeran las estrellas del cielo.

 

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund,, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Celebre el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia


Por Nancy Stoner

Me siento muy orgullosa de estar en la EPA en el 2012 para el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia, la principal ley de la nación para proteger nuestro recurso más irremplazable. Muchas veces pienso cómo hace una generación atrás, el pueblo estadounidense se enfrentaba a unas amenazas de salud y del medio ambiente en sus aguas que son casi inimaginables hoy.

Los desechos municipales y caseros fluían sin ser tratados en nuestros ríos, lagos, y corrientes acuáticas. Sustancias químicas dañinas se vertían al agua provenientes de fábricas, fabricantes químicos, plantas energéticas y otras instalaciones. Dos terceras partes de nuestras vías acuáticas no eran seguras para la natación ni la pesca. Los contaminadores no eran fiscalizados ni tenían que rendir cuentas. Carecíamos de la ciencia, tecnología y fondos para abordar los problemas.

Entonces el 18 de octubre de 1972, la Ley de Agua Limpia se convirtió en ley.

En los 40 años desde entonces, la Ley de Agua Limpia ha logrado mantener decenas de miles de millones de libras de aguas residuales de alcantarillas, sustancias químicas y basura fuera de nuestras vías acuáticas. Las vías acuáticas urbanas han sido transformadas de terrenos llenos de desechos a centros de redesarrollo y actividad, y hemos duplicado el número de aguas estadounidenses que cumplen los estándares para la natación y la pesca. Hemos desarrollado una ciencia increíble y fomentado numerosas innovaciones en tecnología.

Sin embargo, me doy cuenta que pese a los avances, todavía hay mucho, pero muchísimo trabajo que nos queda por hacer. Y tenemos muchos retos para el agua limpia.

En la actualidad, una tercera de las vías acuáticas evaluadas en Estados Unidos todavía no cumplen con las normas de calidad de agua.  Nuestra infraestructura de agua nacional tiene una tremenda necesidad de mejoras—la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles calificó con una D-, la clasificación menor para cualquiera infraestructura pública. La población crecerá un 55 por ciento del 2000 al 2050, lo cual pondrá una carga adicional en los recursos hídricos.  La contaminación de nitrógeno y fósforo está dañando cada vez más los arroyos, ríos, lagos, bahías y aguas costeras. Se predice que el cambio climático conllevará temperaturas más calurosas, alzas en el nivel del mar, tormentas más fuertes, más sequias y cambios en la química del agua. Y nos enfrentamos a contaminantes menos convencionales, o sea, los llamados contaminantes emergentes que tan solo recientemente hemos tenido la ciencia para detectar.

Absolutamente, el mejor camino a seguir es mediante los consorcios, a todos los niveles del gobierno, el sector privado, las entidades sin fines de lucro y el público en general. Solo mediante la colaboración realizaremos avances durante los próximos cuarenta años y esta alianza conducirá a un mayor progreso a lo largo de los próximos cuarenta años.

Finalmente, quisiera agradecer a todos los que han sido parte de la protección del agua y por haber trabajado para asegurar que este recurso vital del cual dependen nuestras familias, comunidades y economía sea salvaguardada para generaciones futuras.

Acerca de la autora: Nancy Stoner es la administradora adjunta interina de la Oficina de Agua de EPA.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Rachel Carson y la expansión de la conversación acerca del ambientalismo

(Esta entrada fue publicada inicialmente en inglés en el blog de la Administradora)

Por la administradora Lisa P. Jackson

Esta semana se conmemora el 50mo aniversario de la publicación del innovador libro de la ecóloga Rachel Carson, Primavera Silenciosa, en el 1962. Para el 1970, se había establecido la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

Eso no fue una casualidad.

La Primavera Silenciosa de Rachel Carson lanzó el movimiento ambientalista de hoy en día y cambió el mundo en el cual vivimos.

En su libro, Carson discutió el uso amplio y perjudicial de ciertos plaguicidas, especialmente el DDT, una sustancia tóxica que por poco elimina nuestro símbolo nacional, el águila calva. EPA prohibió el uso de ese plaguicida en 1972.

La obra de Rachel Carson ayudó a los estadounidenses a hacer las conexiones entre su salud y la salud del medio ambiente.  Sus esfuerzos ayudaron a encender la conversación acerca del ambientalismo en Estados Unidos.

Una de mis prioridades como administradora de EPA ha sido el continuar lo que Rachel comenzó al trabajar para expandir la conversación acerca del ambientalismo. El acercar a las personas a dialogar acerca de asuntos ambientales es esencial. Queremos que las madres y los padres sepan cuán importante es el aire, agua y tierra limpia para su salud y la salud de sus hijos.  Queremos continuar  fomentando la participación de áfrico-americanos y latinos para ampliar la conversación acerca de los retos ambientales para que podamos abordar las disparidades de salud que resultan de la contaminación que afecta a las comunidades de bajos ingresos y minoritarias. Se logrará la justica ambiental cuando todo el mundo disfrute del mismo grado de protección de los riesgos ambientales y a la salud y tengan el mismo acceso al proceso de toma de decisiones para tener un medio ambiente saludable donde viven, aprenden y trabajan.

A pesar de que hemos alcanzado un gran progreso desde la publicación de la Primavera Silenciosa, todavía tenemos mucho trabajo por hacer.  Las enfermedades del corazón, el cáncer y enfermedades respiratorias son tres de las cuatro amenazas fatales a la salud en los Estados Unidos. Estas representan más de la mitad de las muertes en la nación y las tres están vinculados a causas ambientales.  Los asuntos ambientales son asuntos críticos para la salud y necesitamos que todos los estadounidenses participen en esta conversación.

Rachel Carson ayudó a enseñarles a muchos estadounidenses que, aunque quizás no se consideren como ambientalistas, los asuntos ambientales sin lugar a duda juegan un papel importante en su salud y el futuro de la nación.

Su mensaje permanece tan cierto y tan crítico en la actualidad como lo fuera hace 50 años atrás.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

No son pequeños adultos

Por Lina Younes

Cuando miro a los niños de hoy en día, me parece que son mucho más avanzados que cuando teníamos su edad. Así lo he visto en mis propios hijos. Aun juzgando por mi hija menor que ahora tiene casi once años, muchas veces me deja asombrada por las cosas perspicaces que dice que denotan una sabiduría que va mucho más allá de su edad cronológica.  Además, muchas veces me quedo maravillada cuando veo cómo los niños de hoy en día son adeptos entusiastas de la tecnología.  Mientras yo todavía estoy en el primer paso tratando de descifrar el último avance o artefacto tecnológico, mis hijos normalmente ya se encuentran diez pasos más adelantados que yo.  No exagero.

Mientras frecuentemente vemos a los niños demasiado precoces para su edad, esto no significa que los debemos tratar como “pequeños adultos”. De hecho, sus cuerpos todavía están en pleno desarrollo. Consecuentemente, son más vulnerables a los riesgos medioambientales. Por lo tanto, cualquier exposición a sustancias químicas y contaminantes tendrá un impacto mayor en sus órganos y cuerpos.  Esto aplica al aire que respiran, el agua que toman, y las áreas donde juegan y aprenden.

Durante el mes de octubre celebramos el Mes de la Salud Infantil para concientizar a los padres acerca de cómo mejor proteger a sus niños de los factores de riesgos ambientales donde viven, juegan y aprenden. ¿Qué puede hacer para proteger a los niños de los riesgos ambientales?

Comencemos con algunos consejos para proteger a los niños en el área donde tenemos mayor control, nuestro hogar.

• Mantenga las sustancias químicas caseras fuera del alcance de los niños para prevenir envenenamientos.
• Lea la etiqueta antes de aplicar plaguicidas, usar productos caseros, e incluso tomar medicamentos
• Si vive en una casa construida antes de 1978, haga la prueba del plomo en su hogar
• Laven las manos de sus hijos, sus botellas y juguetes con frecuencia

Cuando sus niños salgan afuera a jugar o ir a la escuela, protéjalos del sol con sombreros o gorras o ropa protectora. Los bebés mayores de seis meses pueden usar crema protectora solar con SPF de 15 o más. Aplíquelo generosamente y con frecuencia. Si su hijo padece de asma, consulte el índice de calidad de aire en www.airnow.gov antes de salir afuera. Aprenda cuáles son sus factores ambientales desencadenantes de asma para reducir sus ataques de asma. También tenga un plan de acción para el manejo del asma.

Con estos pasos sencillos podrá asegurar que sus hijos tengan un medio ambiente más saludable durante el Mes de la Salud Infantil y todo el año.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Fomentando el diseño sostenible con el propósito de elaborar soluciones integradas dirigidas a la infraestructura verde

Cuando escuchas las palabras diseño o diseñador qué es lo primero que pasa por tu mente.  Algún mueble de sala de procedencia extranjera con un nombre extraño y difícil de pronunciar.  Si bien es posible imaginar productos basados en algún tipo de diseño yo suelo pensar en diseño crítico lo cual se define como el proceso a seguir para resolver algún problema complejo.  En muchos casos pienso que el entendimiento adquirido durante este proceso es mucho más importante que el producto o resultado final.  Un diseño puede resultar en algo admirable e interesante, pero debemos tomar en consideración que el diseño crítico a su vez puede ayudar a integrar múltiples disciplinas creando cambios positivos y aumentando nuestro entendimiento del mundo que nos rodea.    

Todos hemos escuchado la frase “piensa fuera de los limites” ya que uno puede ser creativo y dejar atrás los pensamientos habituales para resolver problemas.  El diseño crítico considera ese paso adicional en donde replantea el problema considerando información de distintos renglones y comprueba soluciones potenciales sirviendo como instrumento para desarrollar ideas de manera innovadora.  Esto explica la popularidad que ha llegado a tener las competencias de diseño fomentando el pensamiento creativo alrededor de problemas del medio ambiente.  Como por ejemplo es el utilizar competencias de diseño para explorar la viabilidad de la infraestructura verde con el propósito de corregir problemas de agua de escorrentías.  Las técnicas verdes están compuestas por el uso de vegetación, suelos y procesos naturales con el propósito de mitigar las aguas de escorrentías e identificar su procedencia contemplando así contribuciones sociales y beneficios al medio ambiente.  Las competencias de diseño están ayudando a elaborar discusiones interdisciplinarias divisando el potencial que existe en la infraestructura verde.  Por ende, podemos decir que estamos pensando fuera de la cañería.

Durante la primavera y como parte de la iniciativa denominada Calles Verdes, Trabajos Verdes, Ciudades Verdes (G3 por sus siglas en ingles), la Región 3 de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en ingles) realizó una presentación utilizando la red virtual en donde manifestó cómo las competencias de diseño pueden ser herramientas para estimular y adoptar comunidades con infraestructura verde.

La Comunidad de Diseño Colaborativo, el Departamento de Agua de Filadelfia y EPA se han unido para organizar el evento “Infill Philadelphia: Soak it up!”,  el cual se caracteriza por mostrar distintas practicas verdes de control de agua de escorrentía.  El propósito de esta exhibición es dar a conocer proyectos que hayan creado e incorporado métodos para el mejoramiento de la salud y la restauración visual de zonas urbanas.  Proyectos seleccionados serán exhibidos este otoño en el Centro de Arquitectura de Filadelfia.  Este evento será preámbulo para la competencia de diseño nacional dando a conocer las competencias de diseño que involucran y cómo educar al estudiante.

El “Campus RainWorks Challenge” patrocinado por la EPA, promueve que los estudiantes de distintas disciplinas de escuelas y universidades desarrollen soluciones para la infraestructura verde.  Esta competencia de diseño es una oportunidad para que las escuelas y universidades se familiaricen y formen parte de un problema real contribuyendo a la discusión y a la elaboración de soluciones.  Los estudiantes deben crear equipos para poder registrarse y participar.  La inscripción para este evento es desde el 4 de septiembre de 2012 hasta el 5 de octubre de 2012 y la fecha límite para someter los proyectos es el 14 de diciembre de 2012.  Para información adicional relacionada a la competencia puede visitar la página cibernética: “Campus RainWorks Challenge.

¿Alguna vez ha pensado diseñar algo para resolver un problema?
¿Cómo su pensamiento ha cambiado desde que comenzó a elaborar el diseño hasta que elaboró la solución?
¿Qué cosas tomó en consideración?
¿Cómo usted podría diseñar infraestructura verde en la comunidad en que vive?

Información acerca del autor: Ken Hendrickson ha estado trabajando con EPA desde el año 2010.  Entre sus tareas está el ser líder de grupo de la división denominada Infraestructura Verde bajo la Oficina de Alianzas Estatales y Cuencas Hidrográficas.  Ken ostenta conocimientos de arquitectura paisajista, geología y manejo de cuencas hidrográficas.  Él disfruta el poder trabajar estimulando comunidades hacia el mejoramiento de su medio ambiente con la búsqueda de soluciones dirigidas a la creación de sistemas sociales, ambientales y económicos más resistentes.  Cuando Ken se encuentra fuera de la oficina le gusta estar involucrado con actividades al aire libre con el completo deleite de apreciar la naturaleza y también de pasatiempos bajo techo.

El año 2012 marca el 40 aniversario de la Ley de Aguas Limpias (CWA por sus siglas en ingles), la cual protege nuestro más irreemplazable recurso.  Gracias a la Ley de Aguas Limpias, durante este año la EPA estará resaltando la historia y logros en la reducción de la contaminación.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Cómo las ciencias ofrecen un placer visual en el otoño y más allá

Por Luz v Garcia, MS, ME

Siempre me ha gustado ver los cambios del follaje en otoño. Recuerdo cuando en mi terruño natal en Puerto Rico, me fascinaba  mirar las fotografías del color naranja en el otoño. Y recuerdo mi primera experiencia como inspectora de la EPA viajando en octubre por el norte de Nueva York y disfrutando el hermoso cambio de la temporada

El otoño siempre me trae recuerdos de mi niñez, cuando en la escuela intermedia se discutía el efecto del pigmento de clorofila en el proceso de fotosíntesis. Gracias a dicho proceso, con la ayuda de los rayos del sol, la naturaleza manifiesta esa hermosa gama de colores.  

Aún ahora, como científica de la  EPA, reconozco la importancia del proceso de fotosíntesis en al preservación del ecosistema. Lo que visualizamos superficialmente como la manifestación de un color en la naturaleza, tiene un valor más intrínseco. ¿Por ejemplo, sabía usted que los ríos manifiestan su estado con un cambio  en su color, entre otros factores?  Un indicador físico y biológico para determinar la calidad del un cuerpo de agua se puede observer visualmente antes de que se confirme a través de un análisis de muestreo. Por ejemplo, el color azul en el agua puede ser además de un reflejo del color del cielo, un indicador de la presencia de algas verdes o azules. El color rojo puede ser causado por la abundancia de algas rojas. También el color verde puede ser causado por  “fitoplancton” que utiliza el pigmento verde de la clorofila.

La turbidez, siendo una prueba importante que mide la transparencia del agua, se considera como uno de los métodos de medir las características físicas y químicas de los cuerpos del agua. Por ejemplo, una medida de “alta” turbidez puede causar un brote de algas rojas en los estuarios. Nosotros los científicos podemos ver un color marrón o negro en las aguas y saber inmediatamente que hay presencia de substancias orgánicas  y que el color indica descomposición biológica.

Aún en la naturaleza, las especies despliegan colores preciosos que algunas veces son particulares en cada género de sexo.  Recientemente leí un estudio donde se condujeron experimentos genéticos con un pez de aguas dulces, donde se encontró una relación directa entre el sexo de la especie y el factor hereditario del color.

Por lo tanto, cuando la EPA conduce investigaciones y monitoreo para determinar indicadores de disturbios adversos a los ecosistemas, debemos considerar que detrás de la belleza en los colores de las estaciones, existen elementos intrínsecos que aparte del despliegue visual  indican una complejidad biótica causada por cambios físicos o químicos en la naturaleza.

Por lo tanto, la próxima vez que observe los bellos colores en el otoño, trate de mirar con los ojos de un científico y celebrar la belleza de la naturaleza.

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund,, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente  trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.