Celebrando el progreso en mejorar la salud pública y el medioambiente a lo largo de la frontera entre EE.UU. y México

Por Naseera Bland

Parte de la misión de la EPA consiste en asegurar que todas las comunidades tengan la oportunidad de restaurar aguas contaminadas y proveer servicios de agua fiables. Cuando me uní a la Oficina de Agua de la EPA como una becaria ORISE en el 2015, sabía que quería que el elemento de proveer ayuda a las comunidades marginadas fuera un aspecto clave de mi trabajo. Por suerte, me ofrecieron la oportunidad de apoyar el programa fronterizo de Infraestructura de Agua en la oficina de Agua que trabaja directamente con las comunidades a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Muchas comunidades en esa área fronteriza se conocen como colonias, o sea, pequeños poblados no incorporados y pequeñas subdivisiones semirurales utilizados como asentamientos para viviendas. La mayoría de las colonias tienen limitaciones económicas y muchas veces carecen de la infraestructura básica, incluyendo acceso al agua potable segura y servicios adecuados de sanidad. Con mucha frecuencia los residentes tienen que cargar el agua hacia sus hogares y dependen de letrinas o de sistemas sépticos inadecuados. La falta de infraestructura de agua adecuada constituye un riesgo a la salud y puede resultar en descargas de aguas negras sin tratar y contaminantes como amoniaco y patógenos en ríos cercanos.  Como nuestros dos países comparten el Río Grande y el Río Tijuana, es importante que trabajemos juntos para asegurar la calidad de las aguas compartidas y la protección de la salud pública.

Desde el 2006 muchos hogares en las colonias en la región fronteriza han estado conectados con fuentes fiables de agua potable y sistemas de aguas residuales mediante esfuerzos combinados de individuos, comunidades y agencias de gobierno, incluyendo la EPA. Hasta la fecha, el programa de Infraestructura de Agua Fronteriza de la EPA ha provisto financiamiento para la planificación, el diseño y la construcción, por primera vez, de fuentes de agua potable conectadas a aproximadamente 69,365 hogares y, por primera vez, servicios de tratamiento de aguas residuales para 671,631 hogares a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, los cuales han mejorado significativamente la calidad de vida, la salud pública y la protección medioambiental.

Una comunidad en una colonia en particular a la cual yo le brindé apoyo fue la colonia de las Pampas en el condado Presidio al sudoeste de Texas. Los miembros y líderes comunitario del Condado Presidio trabajaron con mi equipo de la EPA para comenzar la construcción de un proyecto de $875,000 para abordar algunas de sus necesidades de infraestructura. El proyecto final proveerá un tanque de almacenaje para 300,000 galones de agua, nuevas líneas de servicio de agua y un sistema para suplir agua a los hogares.

102516 usmx bLOG

Victor Manuel Juárez, un residente de la colonia Las Pampas llenando su tanque de 500 galones de agua de la estación de bomba de agua en el Condado Presidio, Texas

El esfuerzo continuo y la colaboración con los socios en el área de la frontera nos ayudarán a mejorar la calidad de vida y las condiciones ambientales para las familias y las comunidades a lo largo de la frontera. Me alegra que mi beca en la EPA me permite aprender más acerca de esta importante labor.

Acerca de la autora: Naseera Bland es una becaria ORISE en la Oficina de Manejo de Aguas Residuales de la EPA. Tiene un bachillerato en ciencia y política ambiental de la Universidad de Maryland. Con anterioridad a su beca, ella era contratista en la Oficina de Investigación y Desarrollo de la EPA.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

En acción por el agua potable de Estados Unidos

Por Joel Beauvais

Nuestra nación tiene un historial de progreso importante en la promoción de la salud pública conforme a la Ley de Agua Potable Segura. Pero la escasez de agua en el oeste, las inundaciones por el clima extremo en el medio oeste y el sudeste, y los recientes problemas de calidad del agua en Flint, Michigan, han hecho que la atención nacional se centre en el agua potable de Estados Unidos. Como país, podemos y debemos hacer más para asegurarnos de que cada estadounidense tenga acceso a agua potable segura. En la EPA estamos comprometidos a trabajar junto con nuestros socios gubernamentales, las comunidades y las partes interesadas para fortalecer los sistemas de agua potable de la nación. Es por eso que hoy anunciamos los próximos pasos de esa iniciativa. A partir del próximo mes, la EPA liderará una serie de compromisos para conformar un plan de acción nacional para el agua potable, que se publicará a fin de año. Además, el Consejo de Asesores en Ciencia y Tecnología del Presidente (PCAST) ha comenzado un nuevo estudio de la ciencia y la tecnología pertinentes para garantizar la seguridad del agua potable de la nación.

EL PROGRESO QUE HEMOS LOGRADO

Con la atención pública legítimamente centrada en la calidad del agua potable en las comunidades de todo el país, vale la pena recordar cuánto hemos avanzado en el suministro de agua potable limpia y segura. Antes de que el Congreso aprobara la Ley de Agua Potable Segura en 1974 (lo que otorgó a la EPA la autoridad y los fondos para actuar y ratificar el papel fundamental de los estados y las municipalidades), más del 40 por ciento de los sistemas de agua potable de nuestra nación no cumplían ni siquiera con los estándares de salud más básicos.

Hoy, más de 300 millones de estadounidenses dependen de 152,000 sistemas públicos de agua potable y, colectivamente, beben más de mil millones de vasos de agua del grifo cada día. Nuestra agencia ha establecido estándares para más de 90 contaminantes, y nuestros datos de cumplimiento muestran que más del 90 por ciento de los sistemas de agua de la nación cumplen sistemáticamente dichos estándares. El agua limpia es la fuente de vida de comunidades saludables y animadas, y de la economía de nuestra nación. Asegurarnos de que todos los estadounidenses tengan un acceso confiable a agua potable segura es fundamental, y es una de las principales tareas de la EPA.

En el transcurso de los años, mediante el Fondo revolvente estatal de agua potable establecido por el Congreso en 1996, USD 30 mil millones en préstamos con bajo interés han financiado proyectos de infraestructura que entregan agua potable a miles de comunidades en todo el país. Esto ha complementado el financiamiento local y estatal de infraestructura de agua potable, especialmente en las comunidades de bajos recursos y donde el riesgo de salud pública es más elevado.

Y, en relación con esto, nuestra Ley de Agua Limpia es un enorme avance para proteger los valiosos recursos de agua de nuestra nación, incluidos los pequeños arroyos que son la fuente de agua potable de 117 millones de estadounidenses (más de un tercio de la población del país).

Hasta aquí hemos avanzado. Pero aún nos queda mucho trabajo por hacer.

DESAFÍOS NUEVOS Y PENDIENTES

La crisis en Flint, Michigan, ha puesto en primer plano los desafíos que enfrentan muchas comunidades de todo el país, incluidos el de las tuberías de plomo que conducen su agua potable y el de la inconsistente información disponible al público sobre la calidad del agua potable. Al mismo tiempo, a medida que las nuevas tecnologías mejoran nuestra capacidad de detección, estamos encontrando nuevos contaminantes en nuestra agua, provenientes de productos químicos industriales, productos farmacéuticos y otras fuentes que pueden poner en riesgo la salud pública.

Y la ciencia ahora muestra que el cambio climático (especialmente los efectos de clima extremo y sequía que origina) está exigiendo aún más a los recursos hídricos y creando incertidumbre en muchas regiones del país.

En algunas áreas, la contaminación amenaza las fuentes aguas arriba, como ríos y lagos, que alimentan nuestros sistemas de agua potable. Cientos de miles de estadounidenses se quedaron sin suministro de agua potable debido a un derrame químico en Charleston, West Virginia, y a una floración de algas nocivas en el lago Erie que afectó el agua potable de Toledo, Ohio. Necesitamos proteger nuestras fuentes de agua potable, y la Ley de Agua Limpia es fundamental para este propósito.

Mientras tanto, los datos de la EPA muestran que se necesitarán al menos USD 384 mil millones en mejoras de aquí al 2030 para mantener, mejorar y reemplazar miles de millas de tuberías y miles de plantas de tratamiento, tanques de almacenamiento y sistemas de distribución de agua que componen la infraestructura de agua de nuestro país. Y, si los gobiernos locales y estatales no se deciden a hacer estas inversiones y, en cambio, las demoran y postergan, reconstruir nuestra infraestructura de agua solo será más costoso.

Con demasiada frecuencia, los desafíos de infraestructura más difíciles se encuentran en comunidades de minorías (tanto grandes como pequeñas) de bajos recursos, donde la insuficiencia de ingresos públicos e inversiones ha permitido que muchos sistemas de agua se deterioren (por antigüedad y por negligencia), y donde los ciudadanos carecen de los recursos y de la información precisa y oportuna sobre la calidad de su agua para hacer algo al respecto.

Estos son grandes desafíos y la EPA reconoce que nadie puede abordarlos solo.

EN ACCIÓN: COMPROMETER A SOCIOS Y PARTES INTERESADAS CLAVE EN UN PLAN DE ACCIÓN NACIONAL POR EL AGUA POTABLE SEGURA

Es por eso que estamos lanzando un compromiso estratégico conjunto con socios y partes interesadas clave (que incluyen gobiernos estatales, tribales y locales, servicios públicos de agua potable, y partes interesadas en la salud pública, el medio ambiente y la comunidad) para desarrollar e implementar un plan de acción nacional que aborde los desafíos críticos y las oportunidades que tenemos por delante en relación con el agua potable.

La EPA ya ha intensificado su trabajo con los programas de agua potable estatales, con un enfoque prioritario en la implementación de la Norma sobre el Plomo y el Cobre federal, incluida la instrucción de que el personal de la EPA se reúna con los funcionarios de cada estado para asegurarse de que estén abordando el problema de los altos niveles de plomo e implementando plenamente la norma actual.

Hemos enviado cartas a cada gobernador y a cada comisionado estatal de medio ambiente y/o salud de los estados que implementan la Ley de Agua Potable Segura, instándolos a trabajar con la EPA en acciones para fortalecer las protecciones contra el plomo, así como en un conjunto más amplio de prioridades críticas para mantener nuestra agua potable segura. Estamos haciendo un seguimiento, con todos y cada uno de los estados, de las acciones para aumentar la protección de la salud pública, la transparencia y la responsabilidad.

Ahora estamos dando el siguiente paso. En las próximas semanas, la EPA lanzará un compromiso específico con entes correguladores estatales, servicios públicos regulados y partes interesadas no gubernamentales que son clave en los problemas prioritarios relacionados con la implementación de la Ley de Agua Potable Segura. El foco de ese compromiso incluirá lo siguiente:

  • Avanzar la implementación de la Ley de Agua Potable Segura de próxima generación: identificar las oportunidades clave y empezar a trabajar en los próximos pasos críticos para fortalecer y modernizar la implementación federal y estatal de las reglamentaciones y programas de la Ley de Agua Potable Segura, como las formas de aumentar la transparencia y la responsabilidad por los datos públicos.
  • Abordar la justicia ambiental y la equidad en el financiamiento de la infraestructura: identificar medidas adicionales que los gobiernos federales, estatales, tribales y locales, así como los servicios públicos, pueden tomar para asegurarse de que los desafíos de infraestructura de agua potable de las comunidades de bajos recursos y los sistemas pequeños con problemas de justicia ambiental se prioricen y aborden debidamente, incluidas acciones como: aumentar la información, compartir y replicar las mejores prácticas, y desarrollar la capacidad de la comunidad.
  • Fortalecer las protecciones contra el plomo en el agua potable: priorizar las oportunidades de colaborar y progresar en la implementación de la Norma sobre el Plomo y el Cobre actual (especialmente en las comunidades con problemas de justicia ambiental), y ampliar y fortalecer las oportunidades para que las partes interesadas se comprometan a apoyar el desarrollo de una norma revisada.
  • Estrategias para los contaminantes emergentes y no regulados: desarrollar e implementar enfoques mejorados mediante los cuales la EPA, los gobiernos estatales, tribales y locales, y los servicios públicos y otras partes interesadas, puedan trabajar juntos para priorizar y abordar los desafíos que presentan los contaminantes emergentes y no regulados, como las toxinas de las algas y los compuestos perfluorados (PFC).

En cada una de estas áreas, trabajaremos junto con nuestros socios y las partes interesadas para establecer una agenda estratégica e identificar e implementar acciones prioritarias a corto plazo que podamos llevar a cabo en los próximos meses. Al final de este año, publicaremos un resumen de nuestro progreso y un plan de acción nacional para el futuro.

Al mismo tiempo, el Consejo de Asesores en Ciencia y Tecnología del Presidente (PCAST) está comenzando un nuevo estudio de la ciencia y la tecnología pertinentes para garantizar la calidad del agua potable de la nación. El PCAST pedirá a la EPA, a otras agencias relevantes y a una gran variedad de expertos, que aporten ideas sobre inversiones en nuevas tecnologías e infraestructura para proteger los recursos de agua potable, detectar contaminantes, mejorar el tratamiento para eliminar contaminantes y patógenos, y desarrollar una infraestructura mejorada para el futuro. Luego de esta revisión, el PCAST recomendará acciones que el gobierno federal puede llevar a cabo, junto con las ciudades y los estados, para promover la aplicación de la mejor ciencia y tecnología disponibles en la seguridad del agua potable. Esto se basa en iniciativas actuales de la Administración para aprovechar el poder de la tecnología existente y de vanguardia para impulsar la innovación en el suministro de agua.

Es nuestro deber para con nuestros hijos y las generaciones futuras tomar medidas ahora y desarrollar acciones futuras para garantizar que todos los estadounidenses tengan un acceso asequible a agua de alta calidad, cuando y donde la necesiten. Estamos ansiosos por asociarnos con el público y las partes interesadas en el desarrollo de este plan.

Nota del editor: Los puntos de vista aquí expresados tienen como objetivo explicar la política de la EPA. No modifican los derechos ni las obligaciones de nadie.

Siéntase libre de compartir esta publicación, pero no modifique el título ni el contenido. Si hace cambios, no atribuya el título o el contenido editados a la EPA ni al autor.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Un 2016 más ecológico

Por Lina Younes

¡Feliz año nuevo! Al iniciar el nuevo año, buscamos maneras de tener un nuevo comienzo de una vida más saludable y más feliz. ¿Qué les parece encontrar formas de adoptar un estilo de vida más ecológico para el 2016?

Personalmente, elegí varias resoluciones verdes que me ayudarán a tomar acciones más ecológicas para mi familia, mi comunidad y el planeta. Me parece que serán fáciles de seguir a lo largo del año. Las comparto con ustedes. ¿Qué les parecen?

Resolución #1: ahorrar energía

El ahorrar energía en el hogar, la escuela y en la oficina puede comenzar con una simple bombilla. Admito que a veces sueno como un disco rayado tratando de convencer a mi hija menor que apague las luces cuando sale de su habitación. Este año quiero que ambas hagamos un esfuerzo especial por lograrlo. Esta acción sencilla puede lograr mucho para ahorrar energía.

También, en casa, nos hemos asegurado de tener efectos eléctricos con la etiqueta EnergyStar. ¿Acaso está planeando reemplazar su vieja computadora o comprar nuevos enseres electrodomésticos este año? Puede ahorrar energía y dinero también si escoge un nuevo electrodoméstico con la etiqueta EnergyStar.

Resolución #2: conservar agua

Definitivamente sin agua no podemos vivir. ¿Entonces, por qué no nos esforzamos para utilizar este preciado recurso de la manera más eficiente posible? Conservar agua ahorra energía y dinero. Este año me esforzaré para tomar duchas más cortas y cerrar el grifo cuando me cepille los dientes.  Estos pasos sencillos pueden contribuir positivamente.

¿Tiene algún grifo o inodoro que esté goteando? ¿Sabía que las fugas caseras desperdician más de un millón de millones de galones de agua al año solamente? ¡Yo he tenido problemas con fugas en los inodoros en casa y ya he aprendido de mi lección! No deje que un goteo le arruine. Busque la etiqueta WaterSense

Resolución #3: use sustancias químicas más seguras.

Todos hemos escuchado el dicho que reza “la limpieza va del lado de la piedad”. ¿Entonces, por qué no buscamos productos de limpieza más sanos para protegernos a nosotros mismos, a nuestra familia y al medio ambiente? ¿Sabía que tenemos un programa que se trata exactamente de eso mismo? Es el programa SaferChoice. Los productos con la etiqueta Safer Choice han cumplido con las normas estrictas de la EPA para asegurar que sean más ecológicos para proteger mejor a la gente, las mascotas, la salud de los trabajadores y el medio ambiente. Personalmente, siempre busco productos químicos más verdes para ayudar a proteger a mi familia. Me alegro de que hay más productos con la etiqueta SaferChoice disponibles en el mercado este año.

Resolución #4: reduzca, reutilice y recicle.

Hagamos un esfuerzo por reducir la basura desde el inicio. ¿Por qué no utilizar envases reutilizables en casa, en la escuela y en la oficina? El reducir las envolturas desechables y la basura ahorra dinero y, en esencia, protege al medio ambiente. ¿Está buscando maneras adicionales para reducir los desperdicios? He aquí más sugerencias sobre lo que usted puede hacer todos los días.

Este año, me concentraré en preparar almuerzos libres de desperdicio. Cuando prepare el almuerzo para que mi pequeña se lleve a la escuela o para llevar a mi trabajo, evitaré usar bolsas y envolturas de plástico desechables. Usaré envases reutilizables para la comida y la bebida. No solo evitaré que estas bolsas terminen en los vertederos municipales, sino estaré ahorrando dinero también.

Por cierto, no se olvide de las otras dos erres—reutilizar y reciclar. Para otros consejos sobre reciclaje (en inglés), visite: http://www.epa.gov/recycle.

Resolución #5: Sea más activo.

Muchas veces incluimos el perder peso entre las resoluciones del nuevo año. Sin embargo, ¿por qué no aspirar a ser más activo para tener un estilo de vida más sano y saludable? No tiene que hacerse miembro de un gimnasio caro para lograr su objetivo. Es mucho más sencillo y menos costoso de lo que usted piensa. ¿Qué le parece si simplemente se dedica a caminar más? Lleve a su perro a caminar en un largo paseo. ¿Qué tal le parece visitar un parque local?

Personalmente me propongo usar las escaleras con más frecuencia en el trabajo.  También tengo un nuevo escritorio para trabajar de pie. Así no tengo una vida tan sedentaria como en el pasado. Al estar más activa en el trabajo, estaré más saludable y protegeré el medio ambiente también. Me parecen opciones ganadoras.

¿Entonces, cuáles resoluciones ecológicas piensa adoptar para el 2016? Nos encantaría escuchar su opinión.

Acerca de la autora: Lina Younes ha estado trabajando en la EPA desde el 2002. En la actualidad se desempeña como la enlace de comunicaciones multilingües de la EPA en la Oficina de Comunicaciones del Web. Con anterioridad, ella fue la directora de la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha trabajado también como funcionaria en agencias gubernamentales federales y estatales a lo largo de los años.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

“El caño es tuyo”. Entidad subvencionada por EPA se une a las comunidades para revitalizar el Canal de Martín Peña y vecindarios adyacentes

En un grafiti en un muro cerca del canal de Martín Peña que conecta la Bahía de San Juan con la Laguna de San José dice “¡drágalo ya”! Desde los 1930, cuando migrantes rurales comenzaron a establecerse en el área, se ha intensificado la contaminación y obstrucción del área del canal. El vertido ilegal y la falta de infraestructura de alcantarillado ha complicado la situación aún más. Ahora las inundaciones de aguas contaminadas ponen en peligro la salud de los residentes cada vez que llueve debido a la degradación del canal.
Mi nombre es Estrella Santiago Pérez y trabajo en la Corporación del Proyecto ENLACE del Caño de Martín Peña, una corporación pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Estamos trabajando con ocho comunidades marginadas y nuestros socios mediante el Programa de Aguas Urbanas de la EPA para revitalizar el Caño de Martín Peña. Tenemos muchas metas, incluyendo la implementación del Proyecto de Restauración del Ecosistema del Caño de Martín Peña con el Cuerpo de Ingeniero del Ejército de EE.UU. para dragar y reconectar la Laguna San José con la Bahía de San Juan.
Un rótulo cerca del canal, creado por los residentes nos recuerda: “El caño es tuyo. ¡Protégelo!”
Una vez dragado, el canal será ensanchado y muchos de los miembros comunitarios que viven cerca del canal tendrán que ser trasladados. ENLACE trabaja con los miembros de la comunidad para adquirir y remover las estructuras en estas propiedades y conecta los residentes con nuevas viviendas en sus comunidades. Como el traslado y la relocalización toma tiempo, las comunidades deciden qué usos intermedios se le darán a los lotes baldíos una vez que las estructuras sean removidas. Muchos escogen crear huertos comunitarios para cultivar sus propios frutos e hierbas.

Cynthia Toro, resident of Israel and Bitumul, at the Community Garden

Cynthia Toro, resident of Israel and Bitumul, at the Community Garden

Trabajando de cerca con los miembros comunitarios, sabemos que muchos temen el riesgo de ser desplazados una vez que el canal sea dragado. Es por eso que las comunidades, en conjunto con ENLACE, trabajan para crear el Fideicomiso de Tierras de la Comunidad para el Caño de Martín Peña. Esta organización sin fines de lucro establece que los terrenos públicos alrededor del canal pertenecen colectivamente a las comunidades. El Fideicomiso asegura que la comunidad se beneficiará directamente de las ganancias ambientales, sociales y económicas anticipadas del proceso de revitalización del canal.
Judith Enck, la administradora de la Región 2 de la EPA, calificó el Caño de Martín Peña como “uno de los proyectos de dragado más importantes en la historia de la nación”. Al trabajar estrechamente con nuestros socios y los residentes del Caño de Martín Peña, el canal transformará una carga de salud pública en una fuente de recreación, pequeños negocios, y apoderamiento para las 26,000 personas que viven en esta cuenca fluvial.
Los proyectos de educación juveniles y comunitarios de ENLACE han recibido fondos bajo el programa de Pequeñas Subvenciones de Aguas Urbanas de la EPA. El Caño de Martín Peña es parte de la iniciativa de la EPA de hacer una diferencia visible en las comunidades  que provee apoyo enfocado a 50 comunidades que quieren ser más sostenibles. El canal también es una parte clave del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan y la iniciativa aguas libres de basura de la EPA. ENLACE y el Fideicomiso de Tierras Comunitarias para el Caño de Martín Peña son finalistas para un Premio de la ONU sobre el Hábitat.

 

Acerca de la autora: Estrella Santiago Pérez obtuvo su bachillerato en ciencias en biología antes de obtener su título Juris Doctor. Se unió al Proyecto ENLACE en 2013 como voluntaria estudiantil y ahora es una coordinadora del programa ambiental.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

La acción climática global en COP-21

Por la administradora de la EPA Gina McCarthy

El 8 de diciembre de 2015

Esta semana, estoy orgullosa de estar en Paris, donde Estados Unidos y otros países alrededor del mundo están trabajando hacia un ambicioso acuerdo climático global en la 21era Conferencia de las Partes, también conocida como COP-21.

Desde el primer día de asumir la presidencia, el presidente Obama ha reconocido que el cambio climático no es solo una preocupación medioambiental. Es un asunto apremiante de salud pública, nuestra economía y nuestra seguridad.

Y el Papa Francisco nos recordó este año que el tomar acción climática es no tan solo lo más prudente que hay que hacer, sino es nuestra responsabilidad moral por el bien de los más pobres y vulnerables del mundo, y también por el bien de nuestros hijos y nietos.

Y es por eso que estoy trabajando aquí en París—donde cientos de naciones del mundo se han reunido y están colaborando en el camino a seguir—y es algo tan importante. La comunidad global nunca ha estado tan cerca de llegar a un consenso sobre este asunto. Un acuerdo histórico está a nuestro alcance.

Hoy en el centro de EE.UU. del Depto. De Estado, hablé acerca del rol de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. en este esfuerzo internacional, y cómo la EPA está cumpliendo la agenda climática del presidente Obama.

Durante los pasados 7 años, Estados Unidos ha tomado una serie de acciones ambiciosas para recortar la contaminación de carbono que genera el cambio climático, y demostrar que Estados Unidos está asumiendo nuestra responsabilidad para actuar. Asimismo, los pasos que hemos emprendido bajo el liderazgo del presidente Obama ayudarán a Estados Unidos a alcanzar nuestra meta nacional de reducir la contaminación de carbono 26-28 por ciento por debajo de los niveles del 2005 para el 2025.

Sea la iniciativa del Departamento de Agricultura denominada “Agricultura Climática Lista” (Climate Smart Agriculture) para recortar la contaminación de carbono por sobre 120 millones de toneladas métricas de C02 equivalente para el 2025, o varias decenas del proyectos de energía renovable a escala de servicios públicos que el Departamento del Interior ha permitido en terrenos públicos, o esfuerzos científicos de alta tecnología de la NASA para monitorear los cambios del sistema terrestre. La lista es larga.

Una piedra central de los esfuerzos de EE.UU. es el Plan de Energía Limpia de la EPA, nuestra norma histórica para reducir la contaminación de carbono del sector energético, la principal fuente en la economía de EE.UU. Nuestro plan coloca a Estados Unidos rumbo a recortar la contaminación de carbono 32 por ciento por debajo de los niveles del 2005 para el 2030. Y los recortes al esmog y el hollín que provienen de estas reducciones conducirán a beneficios de salud importantes para chicos y sus familias.

Y la EPA está tomando un sinnúmero de pasos adicionales para propulsar esos avances aún más. Estamos doblando la distancia que nuestros autos podrán circulan en un galón de gasolina para el 2025. Hemos tomado cuatro acciones separadas para limitar las emisiones de metano del sector petroleo y del gas. Estamos tomando acción sobre los hidrofluorocarbonos (los HFC) que perjudican el clima, al interior del país, e internacionalmente y mediante programas voluntarios con la industria. Fijamos estándares para vehículos de carga mediana y carga pesada y ahora estamos avanzando aún más con una propuesta que reducirá 1 millón de millones de toneladas de emisiones.

Confío en que estas acciones resistirán el paso del tiempo. ¿Por qué? Porque la EPA tiene un legado de 45 años de encontrar soluciones duraderas para difíciles problemas ambientales. Durante ese plazo, hemos reducido la contaminación del aire por 70 por ciento mientras nuestra economía se ha triplicado.

En EE.UU, ya hemos visto las recompensas de las innovaciones en energía limpia. Hoy, Estados Unidos usa 3 veces más de energía eólica, y 20 veces más energía solar que cuando el presidente Obama asumió la presidencia. Los empleos en la energía solar ya están creciendo más que en cualquier otro sector de nuestra economía—empleos bien remunerados que están fomentando oportunidades en las comunidades que más las necesitan. Nuestras acciones bajo el liderazgo del presidente Obama continúan esta trayectoria.

Y lo hemos visto repetidamente que el pueblo estadounidense está listo para tomar acción climática ahora. Hemos recibido el insumo de millones de personas a nuestra propuesta inicial sobre el Plan de Energía Limpia. Escuchamos el sentir de los estados, compañías de servicios públicos, organizaciones ambientales y comunidades a través de nuestro país. Lo que hemos oído es que la gente quiere dejar de hablar y quiere comenzar a tomar acción. Encuesta tras encuesta, una mayoría de estadounidenses dicen que quieren acción climática. Así sabemos que nuestras acciones perdurarán.

Sin embargo, también sabemos que nadie puede resolver este desafío por sí solo.

Es por eso que estoy tan alentada por los ambiciosos compromisos que estamos viendo por parte de las naciones alrededor del mundo. Rumbo a la COP-21, 180 países representando más del 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero ya han sometido planes nacionales para reducir sus emisiones. Eso es enorme.

Aquí en París, nuestros esfuerzos colectivos finalmente se están alineando. Ahora es nuestro momento.

Por el bien de nuestros hijos y de nuestros nietos, es el momento de unirnos y hacer lo necesario para proteger nuestro hogar común.

 

 

Manténgase informado de los eventos actualizados del centro estadounidense aquí  y siga mi viaje vía Twitter en @GinaEPA .

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

45 años cumpliendo nuestra misión

Por Gina McCarthy
Apenas dos semanas después de que se estableció la EPA en 1970, nuestro primer administrador, Bill Ruckelshaus, emitió una declaración calificando el nacimiento de nuestra agencia como el comienzo de “la recuperación de la pureza del aire, del agua, y del medio ambiente viviente” de Estados Unidos.
Tan solo la semana pasada, casi exactamente 45 años más tarde, el presidente Obama galardonó a Ruckelshaus con la Medalla Presidencial de la Libertad por su labor infatigable para establecer nuestra agencia, proteger la salud pública, y combatir los retos globales como el cambio climático.
Al otorgar el galardón, el presidente Obama declaró, “Bill estableció un poderoso precedente de que la protección de nuestro medio ambiente es algo que todos debemos unirnos para realizar juntos como un país”.
Cada día, cuando voy a trabajar y camino por los pasillos de la EPA me siento orgullosa de que nuestra agencia continúa trabajando y desarrollando el legado de Bill.
Luego esta semana, me uniré a la delegación de Estados Unidos ante la Cumbre sobre el Cambio Climático de la ONU en París, donde nuestra agencia desempeñará un papel central en las negociaciones que podrían marcar un punto crítico histórico para proteger nuestro planeta para las generaciones venideras. Confío en que Estados Unidos podrá realizar la labor.
El bien merecido honor de Ruckelshaus es un recordatorio del progreso increíble que hemos realizado como agencia en tan solo cuatro décadas y media. Nos hemos convertido en un modelo de clase mundial de la protección ambiental conforme a la ley.
Hemos avanzado tanto juntos. Hace cincuenta años atrás, llenábamos los tanques de nuestros autos con gas tóxico a base de plomo; la gente fumaba en los aviones; y los residentes en ciudades como Los Angeles casi no podían verse al otro lado de la calle.
Hoy, la labor de la EPA ha cambiado todo eso y mucho más. Hemos reducido la contaminación del aire por 70 por ciento. Hemos eliminado la gasolina con plomo. Hemos removido el ácido de la lluvia. Hemos ayudado a disipar el aire del tabaquismo pasivo; y hemos limpiados las playas y vías acuáticas, y todo esto se ha logrado mientras nuestra economía se ha triplicado.
Durante todo ese tiempo, la EPA ha personificado el concepto del gobierno participativo. Hemos colaborado con los estados, comunidades, socios industriales, y el público. Hemos escuchado las necesidades de la gente que está directamente en las comunidades, y hemos trabajado de manera transparente, mano a mano con ciudadanos y sus familias para proteger su salud, sus comunidades, y su habilidad para ganarse una vida decente. Eso es algo del cual nos debemos sentir orgullosos.
A cada paso del camino, seguimos la ciencia y el derecho para abordar retos inmensamente difíciles. Y el trabajo continúa todos los días.
Le doy las gracias y felicito a todos los que han desempeño un rol en desarrollar el legado de la EPA.
Trabajemos juntos para cumplir nuestra misión por otros 45 años más.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Reunión de la CCA es una victoria para la salud pública en Norteamérica

Por Gina McCarthy
Administradora de la EPA

 

Administradora Gina McCarthy en la clausura de la sesión ordinaria del órgano rector de la CCA en Boston.

Administradora Gina McCarthy en la clausura de la sesión ordinaria del órgano rector de la CCA en Boston.

La semana pasada, tuve el placer de servir de anfitriona para la ministra del Medio Ambiente de Canadá y el subsecretario del Medio Ambiente de México en la vigésimo segunda ordinaria del Consejo de la Comisión de Cooperación Ambiental (CCA) en mi ciudad natal de Boston.

La CCA es una organización creada por los Estados Unidos, Canadá y México para abordar las preocupaciones ambientales en Norteamérica—porque la contaminación no lleva pasaporte. Como presidenta, representé al Gobierno de EE.UU. en el Consejo y tomé la delantera para discutir nuestro futuro como vecinos y aliados en la protección de la salud pública y el medio ambiente.

Los impactos del cambio climático, tales como más sequías extremas, un mayor número de inundaciones, incendios forestales y tormentas, amenazan las comunidades vulnerables en Norteamérica y más allá. Y a lo largo del camino aquellos que tienen menos son los que más sufren. Es por eso que nuestras tres naciones están comprometidas a trabajar juntas para abordar los retos climáticos. Y estamos esperando poder continuar nuestra cooperación en París a medida que trabajamos para lograr una acción internacional concreta sobre el clima.

En la sesión este año, el Consejo endosó un nuevo marco quinquenal que nos ayudará abordar juntos los retos medioambientales a los cuales nos enfrentamos. Nos enfocaremos en el cambio climático: desde la adaptación a la mitigación; desde la energía verde al crecimiento verde; de las comunidades sostenibles a los ecosistemas saludables. El plan presenta nuestras prioridades compartidas para maximizar los esfuerzos de cada uno por abordar los retos ambientales.

Mirando hacia el futuro, discutimos la posibilidad de usar la CCA como un medio para abordar los impactos climáticos sobre otros importantes retos ambientales como la cantidad y la calidad del agua, la energía renovable, la eficiencia energética y los océanos.

Administradora Gina McCarthy con Leona Aglukkaq, ministra del Medio Ambiente de Canadá, y Rodolfo Lacy Tamayo, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, en la 22nda sesión anual del Consejo de la Comisión de Cooperación Ambiental de Norteamérica

Administradora Gina McCarthy con Leona Aglukkaq, ministra del Medio Ambiente de Canadá, y Rodolfo Lacy Tamayo, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, en la 22nda sesión anual del Consejo de la Comisión de Cooperación Ambiental de Norteamérica

 

Durante nuestras conversaciones, el programa de EPA denominado “Aguas Libres de Basura” capturó la atención de los demás ministros en el Consejo. Mediante los esfuerzos comunitarios de alcance público y educación, la EPA está trabajando para reducir la cantidad de basura que llega a nuestros lagos, arroyos y océanos. Discutimos maneras en las cuales podremos ampliar y desarrollar aún más nuestros logros y expandirlos a otras ciudades en Norteamérica.

El Consejo también reafirmó el Plan Operativo de la CCA para el 2015-2016, que está enfocado en producir resultados tangibles y medibles. El plan propone 16 nuevos proyectos que reunirán a nuestros expertos en labores relacionadas a la reducción de las emisiones de transporte marítimo para proteger nuestra salud de la contaminación del aire, y el fortalecimiento de protecciones para las mariposas monarcas y otros polinizadores.

Nombramos un grupo de expertos en conocimientos ecológicos tradicionales de Canadá, México y Estados Unidos. En conjunto con las ciencias, los conocimientos tradicionales nos ayudan a entender nuestro medio ambiente, ayudándonos así a mejor protegerlo. Los peritos trabajarán con el Comité Consultivo Público Conjunto (CCPC) de la CCA para asesorar al Consejo sobre maneras para aplicar los conocimientos ecológicos tradicionales a las operaciones y recomendaciones de políticas de la CCA.

También anunciamos el tercer ciclo de subvenciones de la Alianza de América del Norte para la Acción Comunitaria (NAPECA, por sus siglas en inglés), un programa que apoya los proyectos prácticos en comunidades de bajos ingresos, marginadas e indígenas a través de América del Norte. Esta programa apoya las actividades comunitarias relacionadas al clima y fomenta la transición hacia una economía baja en carbono.

Al finalizar la reunión, México asumió la presidencia para el siguiente año. Es un honor trabajar con nuestros vecinos para abordar los retos ambientales directamente y asegurarnos de que Norteamérica lidere la acción climática global. Cuando lo hacemos, protegemos la salud de nuestros ciudadanos, nuestra economía y nuestra manera de vida. Infórmese aquí.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Puerto Rico destaca el poder de la participación comunitaria en la proteccion de las vías acuáticas

Por Mike Shapiro

031615 Blog OW PR-photo
Durante mi niñez, me acuerdo jugar en los lodazales en la bahía de Newark y preguntarme por qué el agua cercana era tan oscura y pegajosa. Luego aprendí que el agua y los lodazales estaban contaminados con petróleo y otras sustancias. Mientras la bahía de Newark todavía no está limpia conforme a nuestras normas vigentes, en la actualidad cuando regreso a mi pueblo puedo ver el progreso de la limpieza y la restauración que se están llevando a cabo.

Nuestra labor con las comunidades para mejorar la calidad de agua está haciendo una gran diferencia. Viajé Puerto Rico en febrero para visitar dos proyectos en los cuales se han realizado tremendos avances en mejorar la salud de las comunidades allí—gracias a los líderes dedicados de los proyectos quienes han apoderado a la gente local y han colaborado con las agencias locales y federales para proteger sus vías acuáticas.

Mi primera visite fue a Mulas Jagual en Patillas, en donde la ciudad y sus residentes están construyendo un filtro para tratar el agua donde servirán a unas 200 familias. Esto es un logro increíble para una comunidad, en donde hace tan solo unos años atrás, recibía su agua de un río local y la transportaba en tuberías directamente a los hogares sin ningún tipo de tratamiento. Mediante una subvención de la EPA, recibieron asistencia de capacitación y técnica de una universidad en Puerto Rico. Aprendieron acerca de la cloración y formaron una junta para ayudar a manejar su sistema comunitario de agua.

Mi segunda visita fue al Caño Martín Peña, un canal de 3.75 millas localizado dentro de la bahía de San Juan. A principios del Siglo XX, se construyeron casuchas dentro de los manglares que bordeaban el caño, usando basura como material de relleno. Más de 3,000 estructuras ahora descargan aguas negras sin tratar al caño. Los sistemas de alcantarillado deficientes que no reciben buen mantenimiento resultan en inundaciones y exponen regularmente a los 27,000 residentes a las aguas contaminadas. En el 2014, otorgamos una subvención de $60,000 para diseñar un nuevo sistema de drenaje para aguas residuales. En la actualidad estamos trabajando con nuestros socios federales en un importante proyecto de dragado que restaurará el flujo de agua dentro del canal.

Como declaró la administradora Gina McCarthy durante el Mes de la Justicia Ambiental, proveer a las comunidades minoritarias y de bajos ingresos acceso a la información y una oportunidad para proteger su salud. El agua limpia es una pieza vital del rompecabezas para la salud y la seguridad de todos los estadounidenses.

 

Acerca del autor: Mike Shapiro es el subadministrador adjunto de la Oficina de Agua donde ejerce una variedad de funciones de política pública y operacionales para asegurar la implementación eficaz del Programa Nacional de Agua.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Nadando de manera segura este verano

070314 pool photo blog

Por Jennie Saxe

 

Como muchos de ustedes, parte de mis planes para este fin de semana largo incluirán un viaje a la piscina local para nadar, refrescarme y divertirme. Sin embargo, la seguridad es importante también. Todo el mundo conoce las normas de protección estándar para las piscinas: el no correr, el no usar vasos de cristal cerca de la piscina y el no zambullirse en las áreas llanas. Su piscina local también toma medidas para su seguridad: el tener salvavidas capacitados, darle buen mantenimiento al equipo; y hacer las pruebas de agua necesarias.
Además de prestar atención a su piel mientras disfruta del sol, usted y su familia también tienen otros roles importantes que desempeñar para asegurarse de que todos naden de manera segura. La EPA y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tienen algunos recursos valiosos en inglés y español para tener un verano sano y saludable en la piscina.
Una de las cosas más importantes que debe recordar cuando nade es no tragar el agua. A pesar de que el agua está clorada, algunos microorganismos son más resistentes al cloro que otros. Por lo tanto, existe aún una posibilidad de enfermarse si bebe el agua aun cuando los niveles de cloro han sido mantenidos adecuadamente. Es especialmente importante para los niños pequeños que son más propensos a beber agua de la piscina accidentalmente cuando están chapaleando. Para ayudar a minimizar el riesgo de enfermedades en actividades acuáticas recreativas, nunca nade mientras esté enfermo y asegúrese de que los nadadores más pequeños tengan pañales adecuados para nadar, como se requiere en la mayoría de las piscinas y verifíquelos frecuentemente. Los CDC también tienen recursos específicos para los estados sobre las enfermedades en aguas de recreo e información sobre la natación saludable.
Si usted tiene su propia piscina, sea cauteloso al añadir sustancias químicas, como cloro y alguicidas, al tratar el agua de la piscina. Estas sustancias químicas son muy concentradas y tienen que ser manejadas de manera adecuada. El drenar el agua clorinada en un cuerpo de agua local puede ser nocivo a los organismos acuáticos. Cuando sea el momento de drenar el agua de su piscina, debe hacerlo responsablemente en conformidad con las leyes locales aplicables. Consulte su agencia ambiental estatal si tiene alguna pregunta sobre los requisitos en su área.

Trabajando juntos, todos podemos tener un verano seguro y divertido en la piscina.
Acerca del autor: Dr. Jennie Saxe se integró a la EPA en el 2003 y en la actualidad se desempeña como analista de política de agua en la División de Protección de Agua en la Región 3 de la EPA en Filadelfia. Cuando no está en la oficina, Jennie disfruta de nadar y ocuparse de su huerto.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Repare las goteras para alejar las plagas

041414 Faucet graph

Durante una inspección en una escuela, caminé a la cocina, encendí la luz, y varias cucarachas huyeron rápidamente a sus escondites. Descubrimos que las cucarachas estaban en todo su apogeo debido al agua que se estaba acumulando debajo de la nevera, un grifo gotereando en el fregadero, y debido a la que se acumulaba debajo del horno.

¿Sabía que las fugas de agua pueden ocasionar problemas de plagas en los hogares, las escuelas y los negocios? La mayoría de la gente desconoce el vínculo entre los problemas de plomería y las plagas, pero la realidad es que ambos están estrechamente relacionados. Si tiene una gotera, ésta atraerá las plagas. Para librarse de las plagas, y prevenir que vuelvan, tiene que privarlas de las necesidades básicas para su supervivencia: los alimentos, el agua, y el albergue. ¿Sabía que las cucarachas alemanas pueden sobrevivir un par de semanas sin comida, pero se morirán dentro de un par de días si no tienen acceso a humedad?


¿De dónde las plagas obtienen agua? Inspeccione su casa para ver si encuentra goteos o filtraciones de plomería en la lavandería, debajo del fregadero, debajo de la lavaplatos, alrededor de los grifos y duchas. Si nota encuentra oxidación alrededor del sumidero, grifos o válvulas, esa es una clave de que hay humedad en lugares en los cuales no debería estar. Las cucarachas y otras plagas encuentran agua en tuberías que están filtrándose, grifos que están gotereando o pequeñas grietas alrededor de las tuberías. Repare los grifos con fugas al reemplazar las arandelas desgastadas en el grifo de la cocina y áreas del baño, y ventile las áreas húmedas. Recuerde que a las plagas, tales como a las cucarachas, les gusta la humedad. Un grifo que está goteando puede crear un paraíso de humedad para las plagas debajo de los gabinetes de su cocina.

 

A veces las filtraciones en la plomería se deben a válvulas de cierre o llaves de paso viejas que están localizadas por debajo o detrás del fregadero. Estas tienen que ser reemplazadas porque si ignora el problema, lo que inicialmente sería una pequeña reparación se puede desarrollar en un oasis para los insectos.

041414 Fix a leak

En el baño, asegúrese de sellar bien alrededor de la tubería del agua por donde entran a la habitación desde la pared. Un buen sellado térmico de masilla asegura que aún los insectos más pequeños no puedan entrar. Inspeccione la masilla alrededor de las tinas de baño, duchas, e inodoros. Un sellado deficiente alrededor de la bañera puede facilitar la acumulación de agua alrededor del piso y las paredes. Y si el aro de cera debajo de un inodoro no está sellando adecuadamente, podría crear un abrevadero para los insectos cada vez que hale la cadena.


Sea prudente para evitar las plagas. El dar mantenimiento regularmente a los efectos de plomería en su hogar reparando las filtraciones y goteras es esencial para tener un
programa astuto, sensato y sostenible de manejo de plagas. El reconocer el valor de la prevención de plagas es un primer paso importante. Gota a gota gotea el grifo…el poner fin a esas goteras conserva agua, ayuda al medio ambiente y le protege de las plagas. Para más información acerca de cómo controlar las plagas en su hogar, escuela o negocio, visite http://www.epa.gov/pesticides/controlling/doanddont_sp.htm

 

Acerca del autor: Marcia Anderson trabaja en el Centro de Pericia para el Manejo Integrado de Plagas en las Escuelas en la Oficina de Programa de Pesticidas de la EPA. Es una candidata de doctorado en gestión ambiental de la Universidad Estatal Montclair. Marcia apoya los esfuerzos del Centro para promover un enfoque astuto, sensato y sostenible para el control de plagas en las escuelas de la nación.

 

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.