La EPA toma medidas para reducir las emisiones de metano de las fuentes existentes de petroleo y gas

Por Gina McCarthy, administradora de la EPA

El 10 de marzo de 2016

Hoy, como parte del continuo compromiso de la administración Obama de tomar acción sobre el clima, el presidente Obama y el primer ministro canadiense Trudeau se comprometieron a tomar nuevas acciones para reducir la contaminación de metano del sector petrolero y de gas natural, la principal fuente industrial de metano en el mundo. Estas acciones se basarán en el acuerdo histórico concertado por unas 200 naciones en París en diciembre pasado para combatir el cambio climático y asegurar un medio ambiente más estable para generaciones futuras.

El metano es más de 25 veces más potente que el dióxido de carbono en el calentamiento del planeta y es un componente clave del gas natural. Al afrontar las emisiones de metano, podemos aprovechar esta oportunidad increíble de fomentar la acción estadounidense para proteger nuestro medio ambiente, así como desencadenar oportunidades para pensar de manera creativa y liderar al mundo en el desarrollo de una economía de energía limpia.

Es por eso que la administración se está moviendo rápidamente y está trabajando con ahínco para reducir las emisiones de este potente gas de efecto invernadero. En el 2012, nosotros establecimos estándares de las emisiones que recortarían la contaminación, incluyendo el metano, emitido por los pozos de gas natural fracturados y refracturados. Este pasado verano, propusimos normas para abordar directamente el metano de fuentes nuevas y modificadas en el sector de petróleo y gas. Cada uno de estos pasos encamina a Estados Unidos hacia nuestra meta de recortar las emisiones de metano del sector de petróleo y gas por 40 a 45 por ciento por debajo de los niveles del 2012 para el 2025.

Sin embargo, a medida que la ciencia avanza y surgen nuevos datos, tenemos que asegurarnos de continuar abordando los mayores retos climáticos de la mejor manera posible. A lo largo del pasado año, el Programa de la EPA sobre Informes de Gases de Efecto Invernadero, en conjunto con estudios de grupos como el Fondo de Defensa Ambiental y la industria, e investigadores de la Universidad Estatal de Colorado, Carnegie Mellon, la Universidad de Texas, la Universidad Estatal de Washington, y otros, han provisto datos nuevos significativos sobre el metano emitido por las operaciones existentes en el sector de petróleo y gas.

Los nuevos datos indican que las emisiones de metano son sustancialmente mayores que lo que se entendía previamente. Entonces, es el momento de mirar con detenimiento la reglamentación de fuentes existentes de emisiones de metano.

Y, hoy, el presidente Obama se comprometió a hacer justo eso. La EPA comenzará a desarrollar normas para las emisiones de metano para fuentes existentes de petróleo y gas. Comenzaremos este trabajo inmediatamente para abordar el metano proveniente de fuentes existentes. Es nuestra intención trabajar rápidamente e involucrar a las partes interesadas de manera significativa, como hemos estado haciendo todo este tiempo.

Comenzaremos con un proceso formal que requerirá a las compañías que operan fuentes existentes de petróleo y gas a proveer información para ayudar en el desarrollo de normas amplias para reducir las emisiones de metano. Una Solicitud para la Recopilación de Información (ICR, por sus siglas en inglés) nos permitirá recoger información de las fuentes existentes de emisiones de metano, tecnologías para reducir esas emisiones y los costos de esas tecnologías en la producción, recopilación, procesamiento, y segmentos de transmisión y almacenaje del sector de petróleo y gas.

Esta es una medida rutinaria para ayudar en el proceso de desarrollo de normas para reducir la contaminación de aire. Esto le ayuda a la EPA identificar las fuentes más significativas de emisiones, los tipos de tecnología que trabajan mejor para reducirlas, y cuáles de estas tecnologías se puede aplicar eficazmente.

Hay cientos de miles de fuentes existentes de petróleo y gas en todo el país. Algunas emiten pequeñas cantidades de metano, mientras otras emiten muchísimo. La Solicitud de Recopilación de Información ayudará a la EPA a identificar, entre otras cosas, cuáles fuentes existentes son los principales emisores, y cómo pueden ser controlados eficazmente. La EPA comenzará los esfuerzos de alcance públicos preliminares a los estados, la industria, los grupos ambientalistas, y otras organizaciones en las próximas semanas y lanzará el proceso formal de recopilación de información en abril.  Estos esfuerzos de alcance público ofrecerán la oportunidad para recibir el insumo del público acerca de nuestros planes.

En todo el proceso, continuaremos a ampliar las oportunidades para la industria para tomar pasos ahora de manera voluntaria para recortar las emisiones de las fuentes existentes mediante el programa de la EPA sobre el Reto del Metano. La acción voluntaria para reducir las emisiones de metano puede colocar a las principales compañías a la delantera al momento de cumplir futuros estándares.

Me complace y estoy orgullosa de cumplir el compromiso del presidente Obama de reducir las emisiones de metano y unirme a nuestros colegas canadienses en la continua lucha en contra del cambio climático.

 

Información adicional:

Información básica en inglés sobre los ICR:  http://www.epa.gov/icr/icr-basics

Lea el Plan de Acción Climática de la administración Obama: Estrategia para reducir las emisiones de metano en inglés.

Lea más en inglés acerca de los pasos de la EPA para recortar las emisiones de metano del sector de petróleo y gas.

Para más información de la EPA en español, visite: espanol.epa.gov

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.