Protegiendo a la gente que ayuda a alimentarnos

Por Gina McCarthy, administradora de la EPA, y Thomas Perez, secretario del Departamento del Trabajo de EE.UU.

Nosotros dependemos de los dos millones de trabajadores agrícolas de nuestra nación que ayudan a proveer las frutas y hortalizas que alimentan a nuestras familias cada día. Sin embargo, cada año, miles de trabajadores agrícolas se enferman o son lesionados por la exposición previsible a los plaguicidas, lo cual conduce a días de enfermedad, pérdida de ingresos, facturas médicas, y ausencias a la escuela.

Los trabajadores agrícolas merecen los mismos tipos de protecciones de los peligros en el lugar del trabajo que otros trabajadores en otras industrias han disfrutado por décadas.

Es por eso que hoy, la EPA anunció protecciones más estrictas para los trabajadores en granjas, en viveros, y en invernaderos.  El Estándar actualizado para la Protección del Trabajador Agrícola asegura que los trabajadores agrícolas conozcan sus derechos mediante la capacitación anual, las medidas de seguridad mejoradas y el acceso a información, así como la protección a los trabajadores de represalias por denunciar irregularidades.

Es sencillo: esta norma ayuda a asegurar que nuestros alimentos sean producidos de una manera que proteja la salud de los trabajadores, así como la salud de sus familias.

Es hora de levantar el estándar para nuestros trabajadores agrícolas en Estados Unidos. Vea cómo la norma de hace 20 años ha sido mejorada.

Worker Protection Standards comparison chart

La EPA ha trabajado duro para desarrollar la norma basándose en lo aprendido desde que el Estándar original para la Protección del Trabajador Agrícola fue anunciado hace 20 años. Desde los socios estatales y locales, a la comunidad de trabajadores agrícolas, a los agricultores, granjeros, y cultivadores—hemos aprendido lo que funciona para proteger a los trabajadores agrícolas de la exposición a pesticidas, o dónde tenemos que hacer más. Estamos confiados en que con las revisiones anunciadas hoy protegeremos nuestra sólida economía agrícola y las tradiciones de las familias agrícolas.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.