La prueba del radón: ¡Es inteligente y hasta un cavernícola la haría!

Es difícil pensar en una época en la cual ciertos lujos de hoy en día no existían. Los teléfonos móviles inteligentes, el correo electrónico, las fotocopiadoras a color y los blogs se han convertido en parte de nuestras vidas cotidianas. Hay algunas cosas, sin embargo, que han sido parte de la vida humana desde hace mucho tiempo atrás.
En tiempos pasados, nuestros antepasados se mantenían calientes junto al fuego en su cueva.  Y, si la caza era buena, se sentaban alrededor del fuego a disfrutar de la carne de reno, estofado de buey y raíces. El aire exterior era limpio y fresco, pero dentro de la cueva el aire podía estar lleno de humo y si la geología está en lo cierto, lleno de gas radón. ¿Por qué estoy escribiendo acerca de los cavernícolas y el radón? Bueno, también tienen unos antecesores antiguos.

Toda la tierra tiene cierta cantidad de uranio natural.  El uranio tiene una vida media radiológica de un poco mas de 4.4 mil millones de años.  Sigue siendo un material sólido en el suelo durante millones de años. Pero eventualmente el uranio se descompone en radio.  La forma más común del radio, que también es un elemento solido, se descompone en radón en unos 1600 años.

Desafortunadamente, como muchos estadounidenses hoy en día, nuestros antepasados cavernícolas no tenían ni idea de la existencia del radón o cuáles son los riesgos a la salud asociados al mismo. Es un gas radioactivo y es la segunda causa principal de cáncer pulmonar.  El radón se puede encontrar en todos los EE.UU. Se puede encontrar en cualquier tipo de edificio, casas, oficinas y escuelas, e incluso en viviendas en las cavernas.

Enero es el Mes de Concienciación sobre el Radón. La única manera de saber si usted está en riesgo de radón es hacer la prueba de radón en su hogar. Es barata y fácil. Es lo que debe hacer para proteger a usted y su familia. Nuestros antepasados antiguos no tenían la tecnología para conocer el radón ni hacer la prueba, pero usted la tiene. Tome ventaja de las maravillas de la edad moderna y protéjase y a su familia, también.

Acerca del autor: Jack Stephen Barnette es un científico medio ambientalista de la oficina de Aire y Radiación en la Región  5 de la EPA en Chicago.  El señor Barnette ha estado trabajando en temas ambientales y de salud ambiental desde el año 1977.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.