Skip to content

Mantenga los pesticidas y otras sustancias químicas en sus envases originales para prevenir envenenamientos

2014 March 20

Los vecinos frecuentemente ahorran dinero compartiendo herramientas y productos de jardinería. Sin embargo, a veces las mejores intenciones de un vecino podrían conducir a consecuencias trágicas cuando un vecino comparte un producto para controlar las malas hierbas en una antigua botella de agua. Sus mejores intenciones rápidamente se convierten en un peligro si alguien, por error, cree que la botella contiene algo de beber.

Los centros de control de venenos tienen amplia experiencia con los envenenamientos accidentales que ocurren después que una persona ingiera una sustancia química que fue transferida de su envase original a un contenedor de refrescos. En California, los centros para el control de venenos identificaron más de 1,400 casos de envenenamientos accidentales ocasionados al almacenar sustancias que no eran alimentos en botellas de refresco, otras botellas sin rotular, tazas o vasos entre el 1998 y el 2009. Por ejemplo, hubo un caso en el cual un hombre de 49 años agarró su taza de café una mañana mientras trabajaba en el granero y tomó un sorbo. Se había olvidado de que acababa de echar herbicida en su tasa porque estaba preocupado por el deterioro del envase original del producto plaguicida cuando abrió el envase.

La Semana Nacional de la Prevención de Envenenamientos se celebra del 16 al 22 de marzo. Es un momento ideal para crear conciencia acerca de los pasos sencillos que se pueden tomar para prevenir envenenamientos. Quiero destacar los peligros de remover los pesticidas y otras sustancias químicas domésticas de sus envases originales y almacenarlos en botellas y latas que podrían ser identificados erradamente como refrescos. Una de las maneras más sencillas de prevenir envenenamientos consiste en siempre mantener estos productos en sus envases originales. Las etiquetas de los productos tienen instrucciones valiosas sobre el uso, precauciones importantes, e información de primeros auxilios que se necesita en caso de una emergencia.

Tome acción para evitar que un envenenamiento ocurra en su hogar:

·         Coloque el número nacional de la línea directa gratuita de los Centros de Control de Venenos cerca de su teléfono: 1-800-222-1222. Programe este número en su agenda telefónica, e inclúyalo en la función de llamada rápida.

·         Lea la etiqueta del producto primero y siga las instrucciones al pie de la letra.

·         Nunca transfiera pesticidas a otros envases que se pueden asociar con comidas o bebidas.

·         No vacíe los contenedores de plaguicidas para almacenar ningún otro producto. Aun si lavara el contenedor a cabalidad, podría quedar algún residuo del pesticida y hacerle daño a alguien.

·         Sello los productos después de cada uso y almacénelos fuera del alcance de los niños

·         Si usa veneno para ratones y ratas, use productos con cebos en paquetes especiales resistentes a las manipulaciones para proteger a los niños.

·         Remueva a los niños, mascotas, y juguetes antes de aplicar plaguicidas sea al interior o al exterior de su hogar.

·         Siga las instrucciones en la etiqueta para determinar cuando los niños y las mascotas pueden volver a entrar al área que ha tratado.

Los incidentes de envenenamiento se pueden prevenir. Tome estos pasos hoy y ayúdenos a concientizar al público acerca de cómo prevenir los envenenamientos y exposiciones a limpiadores domésticos y pesticidas.

 

Acerca del autor: Darlene Dinkins trabaja en la Oficina de Servicios de Comunicaciones de la Oficina de Programas de Pesticidas de la EPA. Darlene representa a la agencia en el Consejo sobre la Semana de Prevención de Envenenamientos que promueve la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos y distribuye los materiales informativos y mensajes del Consejo.

 

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Nuestras aguas no saben de fronteras

2014 March 6

Por Allison Martin

En mi reciente visita al sur de Texas con nuestro programa de infraestructura de agua a lo largo de la frontera de EE.UU. y México, me reuní con residentes locales y me informé acerca de los retos a los cuales ellos se enfrentan debido a sistemas deficientes de tratamiento de aguas residuales. Una persona explicó cómo durante las lluvias torrenciales, ella prácticamente tiene que vadear a través de aguas contaminadas con aguas cloacales que le llegan hasta los muslos cuando  sale al patio de su casa. Una madre describió que su niño padece de problemas de la piel y estomacales debido al contacto con aguas residuales. Otra me enseñó un charco en su patio. Su hijo estaba de pie a cierta distancia. Debían haberle prohibido terminantemente que se acercara a esa charco siempre presente que se originaba de las aguas cloacales del sistema séptico deficiente. Al ver el pequeño recinto, temía que el permanecer lejos del charco no era suficiente para proteger a la familia del contacto con las aguas residuales contaminadas.

Muchas comunidades fronterizas son pobres y no pueden sufragar los gastos de construir o reparar su infraestructura de agua. Los sistemas deficientes pueden afectar significativamente el medio ambiente al derramar aguas residuales sin tratar en las carreteras, ríos y arroyos. Esto puede afectar seriamente la salud comunitaria, fomentando el riesgo de las enfermedades transmitidas por el agua como la cólera, la tifoidea, y enfermedades gastrointestinales. Desafortunadamente, estos asuntos no son aislados. Los Estados Unidos y México comparten muchos ríos y las aguas cloacales descargadas en ellos contaminan nuestros recursos hídricos compartidos.

Mi viaje reafirmó en mí la importancia de nuestro programa fronterizo EE.UU-México de infraestructura de agua. Dicho programa provee los fondos para la planificación, diseño, y construcción de sistemas de agua potable y tratamiento de aguas residuales de alta prioridad en comunidades fronterizas. Al reunirme con los residentes de la frontera pude apreciar mucho mejor la manera singular en la cual la asistencia técnica del programa ayuda a las comunidades la seleccionar el tipo de infraestructura que es mejor para ellos. El programa también enfatiza la participación comunitaria, apoderando a los residentes a involucrarse en el proceso. Más importantemente, los proyectos financiados por este programa ayudan a prevenir serios problemas de salud y medioambientales.

Para proteger la salud  y el medio ambiente de aquellas personas que consideran la frontera como su hogar, tenemos que continuar trabajando de manera colaborativa para tratar la contaminación en su fuente de origen. Nuestro programa de infraestructura de agua de la frontera entre Estados Unidos y México cumple ese cometido.

Acerca del autor: Allison Martin es una becaria de ORISE en la Oficina de Comunidades Sostenibles de la Oficina de Aguas Residuales de la EPA. Allison apoya el Programa de Infraestructura de Agua de la Frontera entre EE.UU. y México, el Programa de Agua Limpia de Territorios Indígenas y el Programa de Decentralización.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Celebrando la diversidad

2014 March 5

Por Elias Rodríguez

 

Febrero es el Mes de Historia Nacional Afroamericana y he estado reflexionando sobre mi singular herencia mixta como nuyoriqueña. Antes de mudarse a la ciudad de Nueva York, mis antepasados ambos nacieron en la isla caribeña de Puerto Rico o Borinquén, como los indígenas denominaban originalmente a la isla. Aunque nací en la Gran Manzana, no fue hasta que viví en Río Grande, Puerto Rico, que descubrí la gran diversidad de colores, formas, sombras y texturas de cabello de mi familia extendida y primos. De ébano a marfil de ojos marrones hasta ojos verdes, la mezcla genética de mi familia fue a la vez maravillosa y fascinante de observar. De hecho, los puertorriqueños se benefician de la un sancocho (mezcla) de sangre africana, española y taína. Cuando los conquistadores españoles llegaron, se encontraron con taínos amistosos de la isla que hablaban arawak, la lengua nativa más conocida de todos los nativos de América del Sur y el Caribe en esa época. Con el paso de las generaciones, las gentes se mezclaron y una progenie prodigiosa fue concebida.

 

Mis tías, tíos y abuelos eran de piel clara, de piel oscura y de alguna tonalidad de tez intermedia. Eran igualmente amados y siempre les pedía la Bendición. Con orgullo, atribuyo una parte crucial de mi identidad a esta diversidad genética y rica tradición. Mi segundo lenguaje es el español y me gusta escuchar la música salsa con su inconfundible ritmo africano. El nexo entre los nativos de la isla y los africanos es de importancia histórica. ¿Quién podría haber mirado al gran Roberto Clemente y no reconocer sus raíces afroamericanas? La famosa fortaleza de San Felipe del Morro fue construido por esclavos. Se piensa que, Juan Garrido, que tocó tierra en el 1508, fue la primera persona de ascendencia africana en llegar de forma voluntaria a la isla cuando llegó con Juan Ponce de León. Cabe señalar que el espiritismo practicado por mi abuela maternal fue sin duda influenciado por las tradiciones del otro lado del Atlántico. Al ojear las fotografías de mi infancia me puedo suponer que el gusto de mi madre para vestirse con ropas psicodélicas no se originó con los peregrinos de la Roca de Plymouth.

 

Los enlaces de la cultura africana en mi propio patrimonio enriquecen y mejoran mi conocimiento de las diferencias culturales en mi trabajo como representante federal. Enseño a mis hijos a apreciar este multiculturalismo. Después de todo, la Oficina del Censo de EE.UU. nos instruye que “Las personas que identifican su origen como hispano, latino o español pueden ser de cualquier raza.” Como nativo de Nueva York, celebro el crisol que da a nuestra nación su fuerza y perduración.

 

Acerca del autor: Elías Rodríguez es un funcionario bilingüe de información pública en la oficina regional 2 de la EPA. Antes de integrarse a la agencia, el “Nuyorican” orgulloso de sus orígenes, laboró en Time Inc. realizando investigaciones para revistas como TIME, LIFE, FORTUNE y PEOPLE. Se graduó de Hunter College, Baruch College, y el Instituto Teológico de la Asamblea de Iglesias Cristianas en la Ciudad de Nueva York.

 

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La EPA avanza a paso firme para proteger a los trabajadores agrícolas de nuestro país

2014 February 27

022614 White House Julie-Chavez-Rodriguez_avatar_1393423968

Por Julie Chávez Rodríguez

Este blog fue publicado originalmente en el Blog de la Casa Blanca.

 

 

La semana pasada, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de los EE. UU. anunció una propuesta de enmienda de la Norma de Protección para el Trabajador con el fin de proteger a los dos millones de trabajadores agrícolas de nuestro país y sus familias de la exposición a los pesticidas.

Estoy orgullosa de que esta administración haya dado otro paso dirigido a proteger a los trabajadores agrícolas de nuestro país, una causa que se encuentra en el origen mismo de mi pasión por el servicio público. Mi héroe y mi abuelo, César Chávez, luchó sin tregua por los derechos de los trabajadores agrícolas: desde sueldos e indemnizaciones por riesgos laborales más altas hasta acceso a agua potable y medidas de protección contra los pesticidas.

El trabajo de mi abuelo se centró en la justicia y en asegurar que las personas trabajadoras y decentes fueran tratadas con el respeto y la dignidad que merecen todos los seres humanos. La Norma de Protección para el Trabajador de la EPA en su versión enmendada brindará a los trabajadores agrícolas medidas de protección de la salud similares a las que ya gozan otros trabajadores en otros empleos. La norma, que se aplica a las granjas, los bosques, los viveros y los invernaderos, no ha sido actualizada en 20 años y muchos estiman que las modificaciones se deberían haber llevado a cabo mucho antes.

Entre los cambios a la Norma de Protección para el Trabajador Agrícola (Agricultural Worker Protection Standard, WPS) propuestos por la EPA cabe mencionar los siguientes:

  • Capacitación anual obligatoria (en vez de una vez cada 5 años) para informar a los trabajadores agrícolas sobre las medidas de protección que brinda la ley, entre las que se incluyen las restricciones en la entrada a campos y zonas adyacentes fumigadas con pesticidas, los suministros de descontaminación, el acceso a información y el uso de equipos de protección personal. La ampliación de la capacitación incluirá instrucciones para reducir la contaminación del hogar causada por ropa de trabajo impregnada de pesticida y otros temas en materia de seguridad.
  • Ampliación de la colocación obligatoria de señales de prohibida la entrada para los pesticidas más peligrosos. Dichas señales prohíben la entrada a los campos fumigados con pesticidas hasta que los residuos disminuyan a un nivel aceptable.
  •  Requisito de edad mínima por primera vez en la historia: Con excepción de las granjas familiares, los niños menores de 16 años tendrán prohibida la manipulación de pesticidas.
  • Las nuevas zonas de separación con entrada prohibida de 25 a 100 pies alrededor de los campos fumigados con pesticidas protegerán a los trabajadores y a otras personas de la exposición al rociado excesivo y las emanaciones de los pesticidas.
  • Por primera vez en la historia, tanto los defensores y el personal médico de los trabajadores agrícolas como los trabajadores mismos tendrán acceso a la información de la etiqueta y de la aplicación de los pesticidas, así como a los datos de peligrosidad requeridos por la ley recientemente (todo lo cual se debe guardar por dos años en vez de por 30 días).
  • Registro obligatorio para mejorar la capacidad de los estados de hacer un seguimiento de las infracciones a las normas sobre pesticidas y exigir su cumplimento. Los archivos relativos a la información de peligrosidad y de pesticidas de aplicación específica, la capacitación de los trabajadores agrícolas y las notificaciones de entrada anticipada se deben guardar por dos años.

Esta propuesta representa más de una década de sugerencias de las partes interesadas a nivel federal y estatal y del sector agrícola, incluidos los trabajadores agrícolas, los granjeros y la industria. El núcleo de esta propuesta incluye enmiendas lógicas de gran importancia que ofrecen a los trabajadores la protección a la que tienen derecho, y reconoce, como ya lo hizo mi abuelo, que no podemos simplemente darle la espalda a la gente que ayuda a llevar la comida a nuestras mesas todos los días.

Como dijo el Presidente en el homenaje al Monumento Nacional César Chávez, “[César] tenía la convicción de que cuando un empleador trata a un trabajador de manera justa y humana, eso le da un mayor significado a los valores sobre los que se asienta este país y verosimilitud al argumento de que todos somos uno. Y él creía que siempre que los niños en todos los rincones de Estados Unidos puedan soñar con superar sus circunstancias,

Estados Unidos podrá soñar con superar sus circunstancias y trabajar para convertir en realidad ese sueño, y eso hace que el futuro de todos sea un poco más resplandeciente”.

Para obtener más información sobre la Norma de Protección para el Trabajador de la EPA: http://epa.gov/espanol/normativa/proteccionobrera/index.html

Julie Chávez Rodríguez es la Directora Adjunta de la Oficina de Enlace Público de la Casa Blanca

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La EPA y los trabajadores agrícolas de EE.UU.: Ayudando a crear un ambiente de trabajo más seguro

2014 February 21

por Cindy Ramirez


Soy la nieta de un bracero . En 1961, mi abuelo fue parte de un programa de trabajadores invitados – informalmente conocido como el Programa Bracero – que le permitió a hombres mexicanos trabajar temporalmente en la agricultura estadounidense. Me abuelo me contó que cuando él llegó, los funcionarios lo rociaron con plaguicidas para matar “las pulgas mexicanas”, una experiencia compartida por más de 2 millones de hombres, para así poder trabajar en Estados Unidos. Por los próximos dos años, él trabajó en las granjas de tomate de California para ayudar a su joven familia que había dejado en la zona rural montañosa del centro de México. Hoy día, millones de trabajadores agrícolas continúan migrando aquí por temporadas o imigran permanentemente en busca de trabajo agrícola.

 

Como una interna en la Oficina del Programa de Pesticidas de la EPA, aprendí que a pesar de que los trabajadores agrícolas no sean rociados con plaguicidas como le pasó a mi abuelo, algunos se siguen exponiendo a sustancias químicas dañinas sencillamente por trabajar donde trabajan.

 

El disminuir el riesgo de la exposición ocupacional a plaguicidas en la agricultura es el objetivo del Estándar de Protección del Trabajador Agrícola (WPS, por sus siglas en inglés) de la EPA. Ahora la EPA está proponiendo enmendar los reglamentos de 1992 para que casi 2 millones de obreros se beneficien del adiestramiento anual sobre seguridad de plaguicidas que incluirá cómo protegerse mejor de la exposición a pesticidas en el  trabajo y evitar traer pesticidas a la casa en sus vestimentas y exponer a sus familias a las sustancias químicas. La propuesta también incluye una actualización de los estándares del equipo de protección personal para aquellos que manejan pesticidas. Por primera vez, se establecerá un requisito de edad mínima para los que manejan pesticidas y otros obreros. La propuesta también incluye mejoras a las notificaciones de las áreas tratadas con plaguicidas; y acceso a la información para el trabajador agrícola y sus defensores sobre la aplicación, las etiqueta y los datos de seguridad de los pesticidas.

 

He visto trabajar a los obreros agrícolas a pesar de muchos riesgos, incluyendo la exposición a pesticidas, para mantener a sus familias que puede que estén en el hogar o a su lado en los campos. Mi abuelo vivió dificultades similares para forjar una vida mejor para sus hijos. Las enmiendas al Estándar de Protección del Trabajador Agrícola de la EPA ayudarán a crear un ambiente de trabajo más seguro para los trabajadores agrícolas actuales y futuros.

 Dígale a la EPA su punto de vista en la propuesta al estándar del trabajador agrícola.

 

 

Sobre la autora: Cindy Ramirez es una interna que trabaja en la EPA en Washington, DC, en proyectos relacionados con asistencia a los trabajadores agrícolas, seguridad de pesticidas y el reglamento de la EPA para la protección de trabajadores.

 


 [JL1]Link to the news release.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Un paso adelante: Protegiendo a los trabajadores agrícolas de Estados Unidos Administradora Gina McCarthy

2014 February 20

 

 

Hay más de 2 millones de trabajadores agrícolas en Estados Unidos hoy día. Los trabajadores agrícolas desempeñan un papel esencial en una vigorosa economía estadounidense y ponen alimentos en nuestras mesas. Cada año, entre 1,200 y 1,400 incidentes de exposición a pesticidas se reportan en las granjas, los campos, los viveros o los bosques regidos por el Estándar de Protección del Trabajador.

La propuesta de la EPA busca elevar a los trabajadores agrícolas al mismo nivel de protección de los peligros ambientales y a la salud que otras profesiones han tenido por décadas. Estas actualizaciones ayudarían a proteger a millones de trabajadores agrícolas y a sus familias de la exposición a pesticidas mediante un mejor adiestramiento, un mayor acceso a la información, el mejoramiento de las medidas de seguridad y la modernización de los estándares de cumplimiento. Los beneficios obtenidos por prevenir las enfermedades agudas en los trabajadores agrícolas equivalen de unos $10 millones a unos $15 millones al año.

En esta propuesta se incluyeron revisiones que harían los adiestramientos laborales más frecuentes y de más alta calidad para que así los trabajadores comprendan completamente el conjunto de protecciones que se le brindan.

Además, se revisarían las protecciones básicas de los trabajadores agrícolas que estén obsoletas. Para los pesticidas más peligrosos, se requerirían rótulos de “Prohibida la entrada” para denotar los campos tratados con pesticidas. Ninguna persona de menos de 16 años podría aplicar pesticidas, con la excención de las granjas familiares. Y un área de “amortiguamiento a la entrada prohibida” sería obligatoria alrededor de los campos tratados con pesticidas para escudar a los trabajadores del exceso de rociado y de los gases.

El borrador de esta propuesta es el resultado de más de una década de una amplia contribución que toma en cuenta las preocupaciones de todos. Desde los asociados estatales y locales, la comunidad de trabajadores agrícolas, a los granjeros, ganaderos y agricultores—los reunimos a todos en un proceso abierto y transparente.

Por eso pensamos que también las granjas estarán complacidas con estas revisiones porque estas protegen a los trabajadores a la vez que protegen la productividad agrícola y las tradiciones de las granjas familiares. Por ejemplo, un mantenimiento más vigoroso de los registros de la aplicación específica de los pesticidas y los adiestramientos puede en realidad reducir los costos administrativos. Y no olvidemos los costos asociados con la fuerza laboral enfermiza; es del interés de todos que los trabajadores mantengan un salud de alta calidad. Los cambios propuestos modernizan la norma de una manera que la hace más práctica y más fácil de cumplir por los granjeros y los otros empleados. Y, aún más importante, las granjas familiares continuarán siendo exentas.  

El presidente Obama llamó a la eliminación de estas discrepancias en oportunidades un reto definitivo de nuestra época. El cumplir con este reto significa aire más limpio, agua más limpia, y medio ambientes laborales más seguros y saludables. El sentido de la justicia social está en el corazón de nuestra misión en la EPA de proteger la salud pública—especialmente para las comunidades vulnerables que tienen que bregar con los riesgos asociados con la exposición a pesticidas.

Estas revisiones al Estándar de Protección del Trabajador nos acercarán a la meta de corregir las disparidades y asegurar protecciones que sean fuertes y sensatas para los trabajadores agrícolas, sus familias, y la comunidad agrícola a través de Estados Unidos.

 

Acerca de la autora: Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés)

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Las madres toman acción en favor del clima

2014 January 23

Por Gina McCarthy

Participé recientemente en la charla Twitter de Madres por un Aire Limpio (#CleanAirMoms Twitter chat) con Moms Clean Air Force, un gran grupo de madres que se están asegurando de mantener nuestro medio ambiente seguro y saludable para todos nuestros hijos.

Como madre, estaba muy emocionada por el entusiasmo de la charla y la energía que la gente demostró, por la red y otros medios luego de la charla, para hacer una diferencia en sus comunidades. Algunas madres me preguntaron el por qué el Presidente Obama se interesa tanto por el cambio climático.

Es una pregunta fácil de contestar. Cuando el Presidente reveló su Plan de Acción para Afrontar el Cambio Climático en junio pasado a jóvenes en la Universidad de Georgetown, él subrayó que no hablaba como nuestro presidente, sino como un padre. Como las personas que cuidamos a nuestros niños, tenemos la responsabilidad primordial de asegurarnos de que el mundo a su alrededor sea seguro y saludable. El Presidente cree en eso y yo también.

Otras madres hicieron preguntas acerca del vínculo entre el cambio climático y la salud infantil.

Está claro que la contaminación de carbono conduce a condiciones del tiempo más calurosas, las cuales conllevan a aumentos en los niveles del smog, los que a su vez conducen a tasas más elevadas de incidencias de asma y temporadas de alergias más largas. Si su hijo no necesita un inhalador, considérese como un padre afortunado, porque uno de cada diez niños en los Estados Unidos padece asma y vive con esta enfermedad todos los días, la cual se agrava cuando hay contaminación de carbono en nuestros cielos.

Es por eso que estamos colaborando para asegurarnos de implementar pasos de sentido común para asegurarnos de reducir la contaminación de carbono—como el que proviene de nuestros vehículos y las plantas de energía eléctrica—para proteger la salud de nuestros niños  y el medio ambiente que nos rodea.

Y muchas de las madres querían saber cómo podían participar en estos esfuerzos y comunicar su sentir. El hablar con otras compañeras madres es un buen comienzo para difundir el mensaje. La voz de los padres, especialmente de nosotras las madres, es un recurso crítico. No hay nadie más creíble para hablar acerca de nuestras obligaciones como padres responsables.

Mis tres hijos, Daniel, Maggie y Julie, me recuerdan todos los días acerca del por qué realizo mi labor. Ellos me dan el valor de actuar de la misma manera que lo hacen los hijos de madres a través de América.

Gracias a todas las madres de #MadresAireLimpio (#CleanAirMoms) por una excelente charla. Espero impacientemente por recibir noticias de ustedes nuevamente.

Acerca de la autora: Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

El controlar los mosquitos y el proteger las abejas: Tenemos que hacer ambas cosas

2014 January 9

Por Jim Jones

¿Sabía que en el 1906, más del 85% de los trabajadores en el Canal de Panamá fueron hospitalizados por padecer malaria y la fiebre amarilla, ambas enfermedades transmitidas por mosquitos? Fue una crisis de salud pública de extrema gravedad. ¿Acaso no conocemos a alguien personalmente que ha padecido los impactos devastadores de la enfermedad de Lyme o del virus del Nilo Occidental?

Babosa en un haba de soya. Foto tomada por Nick Sloff

Babosa en un haba de soya. Foto tomada por Nick Sloff

A veces necesitamos insecticidas para controlar las plagas y prevenir las enfermedades para así proteger nuestra salud. Sin embargo, a veces algunos de estos insecticidas pueden ser peligrosos para las abejas, que son tan necesarias para producir las cosechas y asegurar un abastecimiento de alimentos sanos y saludables.

¿Cómo protegemos la salud pública de la amenaza de las enfermedades propagadas por los mosquitos, mientras a la misma vez protegemos a las abejas? ¿Cómo se establece un balance entre la necesidad de usar plaguicidas para controlar las plagas que perjudican nuestros cultivos y se toma acción para prevenir las consecuencias no intencionadas a nuestra salud y nuestro medio ambiente?

Estos son algunos de los dilemas en los cuales el MIP, o las prácticas para el Manejo Integrado de Plagas, nos pueden ayudar. El MIP se enfoca en la prevención a largo plazo de plagas y su daño al manejar el ecosistema. Y los proyectos de subvenciones MIP de la EPA nos ofrecen unas soluciones más rápidas y complementan las restricciones sobre el uso de plaguicidas que tenemos en vigor en la actualidad.

Anunciamos tres subvenciones para proyectos de MIP para reducir los riesgos de los pesticidas, maximizar la salud pública, velar por la salud de los cultivos y la producción de cosechas, mientras se ahorra dinero.

 

Administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación, Jim Jones, se reúne con personas responsables de los proyectos subvencionados

Administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación, Jim Jones, se reúne con personas responsables de los proyectos subvencionados

Administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación, Jim Jones, se reúne con personas responsables de los proyectos subvencionados

·         El proyecto de la Universidad Estatal de Luisiana se enfoca en minimizar los impactos a las abejas provenientes de los insecticidas usados para el control de mosquitos mediante las prácticas MIP. El control de mosquitos es un asunto crítico para la salud pública y las abejas son esenciales para la producción agrícola y un suministro de alimentos sanos.

 

·         El proyecto de la Universidad Estatal de Pensilvania buscará proteger a las abejas y cultivos al reducir la dependencia en el tratamiento de las semillas con plaguicidas neonicotinoidas y explorará los beneficios de producir las cosechas sin usarlos. Estos recubrimientos de semillas son usados para prevenir que las babosas dañen las cosechas al alimentarse de las hojas. Sin embargo, estos tratamientos de las semillas podrían perjudicar a las abejas, así como a los animales que se alimentan de las babosas que han ingerido partes de las plantas que han sido tratadas con estas semillas.

 

·         La meta del proyecto de la Universidad de Vermont consiste en reducir las aplicaciones de herbicidas y fungicidas por un 50% para reducir el mildiú lanoso, una enfermedad que afecta las plantas, mientras a la misma vez se aumenta el rendimiento de cultivos en 75 acres de lúpulo en el nordeste mediante el uso de métodos intensos de MIP. El 96% de los cultivadores de lúpulo informan que las malas hierbas y las enfermedades reducen el rendimiento de sus cultivos. El lúpulo tradicionalmente requiere varios tratamientos de fumigación con pesticidas, pero su uso excesivo puede ocasionar problemas con la calidad del agua y las escorrentías y también perjudicar a insectos beneficiosos.

 

Espero que estos proyectos MIP continuarán produciendo soluciones innovadoras de sentido común para proteger nuestra salud y el medio ambiente, y asegurar una abundancia de alimentos saludables de los cuales podamos disfrutar en el nuevo año y generaciones venideras.

Jim Jones es el administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación de la EPA.



Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Al interior, el radón se destaca

2014 January 7

Por Henry Slack

Durante los pasados veinte años, he ayudado a la EPA a reparar problemas de la contaminación del aire interior. El moho, los olores, los limpiadores de aire, los edificios enfermos, y muchos otros asuntos, he ayudado a la gente a entender cómo manejar estos problemas en sus hogares. El asunto clave que he aprendido: el contaminante de aire interior más insidioso es el radón.

El radón está escondido y es peligroso. No lo podemos ver ni oler. La única manera de saber si está presente es mediante una prueba. ¿Sabía que el radón en los hogares por primera vez atrajo la atención nacional como una amenaza pública después que un trabajador en una planta nuclear empezó a desencadenar las alarmas de radiación en la planta en que laboraba? El nivel del radón en su hogar era tan elevado que estaba transportando la radiación hacia la planta.  Sin embargo, él no tenía la menor idea de que su casa era radioactiva hasta que realizó la prueba. Como reza el dicho, “ojos que no ven, corazón que no siente”, se aplica en este caso.

El radón ocasiona cáncer de los pulmones. Es la segunda causa principal de dicho tipo de cáncer después del fumar. Ocasiona un estimado de 21,000 muertes de cáncer pulmonar al año. Algunos de mis familiares han padecido de cáncer. Es algo serio. La buena nueva, sin embargo, es que el cáncer pulmonar inducido por el radón (así como el fumar) puede ser prevenido. El realizar la prueba en su hogar y el tomar acciones correctivas para reducir los niveles elevados  es fácil, barato, y hay recursos locales disponibles para ayudar.

La EPA ha estado hablando acerca de los peligros del radón por décadas. Recientemente, el grupo Supervivientes de Cáncer en Contra del Radón (Cancer Survivors Against Cancer (CanSAR, por sus siglas en inglés)) se ha unido al esfuerzo para crear conciencia y ayudar a la gente a tomar acción para reducir su riesgo. Los miembros comparten sus historias personales acerca de los niveles elevados de radón en su hogar, cómo ellos o sus seres queridos lucharon en contra de la enfermedad, y cómo ellos quieren que otras personas realicen la prueba del radón en sus hogares. Su meta: que nadie más tenga que ver a un ser querido enfermarse o morir de cáncer pulmonar.

Las muertes de radón son completamente prevenibles. Por favor, haga la prueba del radón en su hogar y haga las reparaciones necesarias si tiene algún problema. Gracias.

Acerca del autor: Henry Slack de la oficina regional de la EPA en Atlanta ha enseñado y ayudado a la gente en el sureste con problemas de aire interior por más de 20 años. Sus conocimientos de la química (B.S.) y la ingeniería mecánica (M.S.) le han ofrecido un trasfondo sólido en este campo. También ha sido un integrante activo en organizaciones como el U.S. Green Building Council y la American Society of Heating, Refrigerating, and Engineers Air-conditioning (ASSHRAE).

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La resiliencia de las comunidades ante el cambio climático

2013 December 26

Inundaciones en una comunidad como resultado del huracán Katrina

Inundaciones en una comunidad como resultado del huracán Katrina

Por Mathy Stanislaus

Como miembro de la comunidad de la EPA que dirige los esfuerzos para prevenir la emisión  de sustancias peligrosas y la respuesta a emergencias, sé que es importante poder evaluar rápidamente los impactos, ayudar en la recuperación y limpieza, mientras también nos preparamos para eventos futuros. Mi oficina, la Oficina de Desechos Sólidos y Respuesta a Emergencias (OSWER, por sus siglas en inglés) ayuda a abordar estos asuntos específicamente mediante la limpieza de terrenos contaminados, el manejo de desechos peligrosos y no peligrosos, y la respuesta a emergencias.

Muchas de estas responsabilidades podrían ser impactadas por el cambio climático. Los estados, las tribus y las comunidades a través del país están elaborando e implementando medidas para adaptarse al cambio climático. Esto es crucial para ayudar a la EPA a apoyar y fortalecer estos esfuerzos para prepararnos para una mayor frecuencia y severidad de emergencias.

Durante el pasado año, mi oficina, , la Oficina de Desechos Sólidos y Respuesta a Emergencias (OSWER), desarrolló un Plan de Implementación para Afrontar el Cambio Climático a fin de identificar acciones que podemos tomar ahora para ayudar a prepararnos para los impactos del cambio climático, así como proteger a las comunidades. Por ejemplo, OSWER está proponiendo que consideremos el impacto de mayores inundaciones de lugares contaminados donde accidentes, derrames o fugas han dejado materiales o desechos peligrosos en la tierra. También estamos evaluando  cómo manejar mejor cantidades masivas de escombros generados después de las tormentas. Cada grupo dentro de OSWER, así como nuestros socios regionales, ha propuesto acciones que ayudarán a integrar la adaptación al cambio climático en la manera que realizamos nuestra labor todos los días. {Vea los planes de implementación para todas las oficinas y regiones de la EPA aquí].

Reconozco que las los estados, las tribus y las comunidades locales, así como la comunidad más amplia, poseen una mayor concientización, pericia y experiencia para entender las consecuencias de nuestro clima cambiante y para encontrar un camino hacia una mayor resiliencia. Espero escuchar sus opiniones y recibir su insumo acerca de nuestro Plan de Adaptación al Cambio Climático.

El periodo para enviar comentarios al borrador del Plan de Implementación del Cambio Climático de OSWER cierra el 3 de enero del 2014. Para más información (en inglés)  acerca del Plan de Implementación para afrontar el cambio climático, visite: http://epa.gov/climatechange/impacts-adaptation/fed-programs/EPA-impl-plans.html

 

Mathy Stanislaus es el administrador adjunto de la Oficina de Desechos Sólidos y Respuesta a Emergencias (OSWER), quien dirige los esfuerzos de la agencia para la limpieza de terrenos, programas de desechos sólidos y respuesta a emergencias. El Sr. Stanislaus es un ingeniero químico y abogado ambiental con más de 20 años de experiencia en el campo ambiental en los sectores privado y público. Recibió su título como abogado de la Escuela de Derecho de Chicago Kent y su grado en ingeniería química del Colegio de la Ciudad de Nueva York.

 

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.