Skip to content

Al interior, el radón se destaca

2014 January 7

Por Henry Slack

Durante los pasados veinte años, he ayudado a la EPA a reparar problemas de la contaminación del aire interior. El moho, los olores, los limpiadores de aire, los edificios enfermos, y muchos otros asuntos, he ayudado a la gente a entender cómo manejar estos problemas en sus hogares. El asunto clave que he aprendido: el contaminante de aire interior más insidioso es el radón.

El radón está escondido y es peligroso. No lo podemos ver ni oler. La única manera de saber si está presente es mediante una prueba. ¿Sabía que el radón en los hogares por primera vez atrajo la atención nacional como una amenaza pública después que un trabajador en una planta nuclear empezó a desencadenar las alarmas de radiación en la planta en que laboraba? El nivel del radón en su hogar era tan elevado que estaba transportando la radiación hacia la planta.  Sin embargo, él no tenía la menor idea de que su casa era radioactiva hasta que realizó la prueba. Como reza el dicho, “ojos que no ven, corazón que no siente”, se aplica en este caso.

El radón ocasiona cáncer de los pulmones. Es la segunda causa principal de dicho tipo de cáncer después del fumar. Ocasiona un estimado de 21,000 muertes de cáncer pulmonar al año. Algunos de mis familiares han padecido de cáncer. Es algo serio. La buena nueva, sin embargo, es que el cáncer pulmonar inducido por el radón (así como el fumar) puede ser prevenido. El realizar la prueba en su hogar y el tomar acciones correctivas para reducir los niveles elevados  es fácil, barato, y hay recursos locales disponibles para ayudar.

La EPA ha estado hablando acerca de los peligros del radón por décadas. Recientemente, el grupo Supervivientes de Cáncer en Contra del Radón (Cancer Survivors Against Cancer (CanSAR, por sus siglas en inglés)) se ha unido al esfuerzo para crear conciencia y ayudar a la gente a tomar acción para reducir su riesgo. Los miembros comparten sus historias personales acerca de los niveles elevados de radón en su hogar, cómo ellos o sus seres queridos lucharon en contra de la enfermedad, y cómo ellos quieren que otras personas realicen la prueba del radón en sus hogares. Su meta: que nadie más tenga que ver a un ser querido enfermarse o morir de cáncer pulmonar.

Las muertes de radón son completamente prevenibles. Por favor, haga la prueba del radón en su hogar y haga las reparaciones necesarias si tiene algún problema. Gracias.

Acerca del autor: Henry Slack de la oficina regional de la EPA en Atlanta ha enseñado y ayudado a la gente en el sureste con problemas de aire interior por más de 20 años. Sus conocimientos de la química (B.S.) y la ingeniería mecánica (M.S.) le han ofrecido un trasfondo sólido en este campo. También ha sido un integrante activo en organizaciones como el U.S. Green Building Council y la American Society of Heating, Refrigerating, and Engineers Air-conditioning (ASSHRAE).

Editor's Note: The opinions expressed in Greenversations are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

No comments yet

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS