Skip to content

Un regalo generoso y duradero

2013 May 2

Por Lina Younes

Siempre me ha fascinado el cambio de temporadas. Me maravilla cómo las ramas desnudas de árboles y arbustos aparentemente sin vida retoñan y reverdecen de la noche a la mañana. Es parte de la belleza de la naturaleza que nunca deja de asombrarme.

Recientemente estaba observando cómo mi jardín cobraba vida. Mientras no cabe duda de que hay mucho trabajo por hacer en el jardín en las próximas semanas, aún así hay una belleza natural en su condición actual. Entonces me centré en el árbol que mi padre, mi hija menor y yo sembramos el Día del Planeta Tierra hace seis años atrás. Es un árbol ornamental de peras que no llegaba a más de cuatro pies cuando lo sembramos. Ahora sobrepasa los quince pies de altura. Es un árbol robusto y saludable en mi jardín.

En mi opinión, la siembra de árboles es una manera de inculcar en los niños el valor de proteger nuestro medio ambiente. El proceso de seleccionar el árbol, preparar la tierra, sembrarlo, echarle agua regularmente, verlo crecer y prosperar es una experiencia singular que beneficia a todos los que participan en ella. Sobre todo, a medida que el árbol crece, también provee sombre y contribuye a mejorar la calidad del aire. Básicamente es un generoso regalo que sigue dando.

Al sol de hoy, cuando miro mi árbol logro revivir los recuerdos.  Todavía tengo las imágenes grabadas en mi memoria de la experiencia intergeneracional de ver a mi padre, mi hija menor y yo trabajando en el jardín.  Al mirar el jardín, veo muchas de las plantas y arbustos que mi padre me ayudó a sembrar. El siempre le ha gustado la jardinería. Aunque ya no tiene la misma agilidad para trabajar en el jardín de igual manera que lo hacía en su juventud, todavía disfruta de la jardinería. Juntos, todavía compartimos esa experiencia.

¿Está pensando en trabajar en su jardín este fin de semana? He aquí algunos consejos de jardinería ecológica para minimizar los desechos. ¿Tiene algunos consejos que quisiera compartir con nosotros? Como siempre, quisiéramos escuchar su opinión.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

One Response leave one →
  1. fernando permalink
    September 8, 2014

    Echando la vista atrás, más de uno nos hemos dado cuenta que hemos perdido la esencia de la vida, las pequeñas cosas que nos llevan a instantes de felicidad, el viento en los arboles, la brisa en la cara, la vida en general, en el subconsciente de cada persona la vida está representada en cada árbol, en cada flor, o en cada pequeño jardín donde florece la vida por doquier, sin complicaciones , respetando lo que de verdad es la esencia de la existencia, sin materialismos y disfrutando de cada pequeño momento.
    Gracias por permitirme comentar

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS