Skip to content

La protección de nuestros niños viene primero

2013 January 30

Por Lina Younes

¡Odio las plagas! Detesto las ratas y ratones portadores de enfermedades con una pasión visceral.
Hace unos años, participé en la filmación de una entrevista de televisión en español en compañía de un experto en hogares saludables. Juntos, fuimos por todas las habitaciones de la casa y un centro de cuido identificando los potenciales riesgos ambientales, y sobre todo, cómo asegurarnos de mantener el entorno libre de plagas.
La experiencia fue muy informativa para mí. Personalmente, me sorprendió conocer más acerca del comportamiento de los roedores.  ¿Sabía que los ratones y ratas pequeñas pueden pasar por pequeños huecos de una pulgada de diámetro e invadir su hogar, haciendo nido en los rincones, entre paredes, y alimentándose de las migas que encuentren en su camino? ¡Qué asco!
Así mismo, los niños pequeños también tienen sus propias características de comportamiento.  Ellos pasan gran parte de su tiempo en el piso, gateando y jugando. Su curiosidad innata los lleva a agarrar pequeños artículos que pueden encontrar en su camino y frecuentemente se los llevan a la boca, incluyendo los pequeños gránulos que los ratones pueden encontrar al descubierto en el suelo. En Estados Unidos, más de 10,000 niños se exponen a los gránulos de venenos de ratas y se los llevan a la boca. Por eso la EPA ha estado trabajando con los fabricantes de pesticidas para modificar los venenos de ratas y ratones que están a la venta para los consumidores a fin de que estos venenos solo se vendan en trampas especiales donde el cebo está encerrado, un diseño que protege a los niños curiosos del veneno.  Estas ratoneras con el cebo encerrado protegen a las mascotas también.
Además, EPA está prohibiendo los cuatro venenos más tóxicos en productos para el consumidor para proteger la vida silvestre. Los venenos de ratas y ratones que hay en su hogar pueden hacer daño a la vida silvestre porque los roedores envenenados que salen de su hogar pueden envenenar a los halcones y zorras que ingieren los roedores.
Entonces, qué puede hacer para proteger a sus hijos de envenenamientos accidentales en el hogar?
1.    Lea la etiqueta primero! Si no sigue las instrucciones cuidadosamente, podría poner a su familia en riesgo.
2.    Cree barreras para prevenir que los roedores entren a su casa al cerrar grietas, usar una malla de metal alrededor de la tubería, para que los visitantes indeseables no busquen refugio en su hogar y así tendrá que usar menos veneno.
¿Tiene algunos consejos de seguridad que quisiera compartir con nosotros?  Siempre nos gusta recibir sus comentarios y escucha su sentir.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The opinions expressed in Greenversations are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

No comments yet

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS