Skip to content

Celebre el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia

2012 October 19


Por Nancy Stoner

Me siento muy orgullosa de estar en la EPA en el 2012 para el 40mo aniversario de la Ley de Agua Limpia, la principal ley de la nación para proteger nuestro recurso más irremplazable. Muchas veces pienso cómo hace una generación atrás, el pueblo estadounidense se enfrentaba a unas amenazas de salud y del medio ambiente en sus aguas que son casi inimaginables hoy.

Los desechos municipales y caseros fluían sin ser tratados en nuestros ríos, lagos, y corrientes acuáticas. Sustancias químicas dañinas se vertían al agua provenientes de fábricas, fabricantes químicos, plantas energéticas y otras instalaciones. Dos terceras partes de nuestras vías acuáticas no eran seguras para la natación ni la pesca. Los contaminadores no eran fiscalizados ni tenían que rendir cuentas. Carecíamos de la ciencia, tecnología y fondos para abordar los problemas.

Entonces el 18 de octubre de 1972, la Ley de Agua Limpia se convirtió en ley.

En los 40 años desde entonces, la Ley de Agua Limpia ha logrado mantener decenas de miles de millones de libras de aguas residuales de alcantarillas, sustancias químicas y basura fuera de nuestras vías acuáticas. Las vías acuáticas urbanas han sido transformadas de terrenos llenos de desechos a centros de redesarrollo y actividad, y hemos duplicado el número de aguas estadounidenses que cumplen los estándares para la natación y la pesca. Hemos desarrollado una ciencia increíble y fomentado numerosas innovaciones en tecnología.

Sin embargo, me doy cuenta que pese a los avances, todavía hay mucho, pero muchísimo trabajo que nos queda por hacer. Y tenemos muchos retos para el agua limpia.

En la actualidad, una tercera de las vías acuáticas evaluadas en Estados Unidos todavía no cumplen con las normas de calidad de agua.  Nuestra infraestructura de agua nacional tiene una tremenda necesidad de mejoras—la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles calificó con una D-, la clasificación menor para cualquiera infraestructura pública. La población crecerá un 55 por ciento del 2000 al 2050, lo cual pondrá una carga adicional en los recursos hídricos.  La contaminación de nitrógeno y fósforo está dañando cada vez más los arroyos, ríos, lagos, bahías y aguas costeras. Se predice que el cambio climático conllevará temperaturas más calurosas, alzas en el nivel del mar, tormentas más fuertes, más sequias y cambios en la química del agua. Y nos enfrentamos a contaminantes menos convencionales, o sea, los llamados contaminantes emergentes que tan solo recientemente hemos tenido la ciencia para detectar.

Absolutamente, el mejor camino a seguir es mediante los consorcios, a todos los niveles del gobierno, el sector privado, las entidades sin fines de lucro y el público en general. Solo mediante la colaboración realizaremos avances durante los próximos cuarenta años y esta alianza conducirá a un mayor progreso a lo largo de los próximos cuarenta años.

Finalmente, quisiera agradecer a todos los que han sido parte de la protección del agua y por haber trabajado para asegurar que este recurso vital del cual dependen nuestras familias, comunidades y economía sea salvaguardada para generaciones futuras.

Acerca de la autora: Nancy Stoner es la administradora adjunta interina de la Oficina de Agua de EPA.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

3 Responses leave one →
  1. hoho permalink
    November 18, 2012

    Thankyou !!!

    gian hang truc tuyen

  2. fontaneros en Madrid permalink
    August 28, 2013

    Que bien lo haceis en los Estados Unidos.Un Madrid me viene el agua con olor a oxido ,por las mañana.
    Fontaneros en Madrid

  3. Pepe Rodríguez permalink
    May 20, 2014

    Efectivamente, el agua en Madrid, pese a ser de calidad viene últimamente con cierto olor. Sea como fuere, el agua es un elemento fundamental para la vida y entre todos tenemos que cuidar los recursos hídricos de nuestro planeta.

    Un saludo.

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS