Skip to content

Desafíos y oportunidades para el Estuario de la Bahía de San Juan

2012 May 8

Por Nancy Stoner

La semana pasada visité las oficinas del Estuario Nacional de la Bahía de San Juan en Puerto Rico y fui en una gira del estuario con el director del programa, Dr. Javier Laureano. La Bahía de San Juan es el primer estuario en una isla tropical que forma parte del Programa Nacional de Estuarios y en él hay corales, pastos marinos y mangles – todos designados hábitats críticos.  El Estuario de la Bahía de San Juan enfrenta desafíos ambientales significativos, los cuales el Dr. Laureano y su equipo están sobrepasando mediante asociaciones con jefes del gobierno, empresas locales de servicios de agua, y grupos comunitarios. 

Comenzamos el día con una gira en bote por los cuerpos de agua que conducen a la Bahía de San Juan.  Es un oasis en medio del centro urbano más grande de Puerto Rico, con muy poco desarrollo y abundante fauna, pero con problemas significativos de contaminación por causa de aguas residuales y pluviales.  El Programa Nacional de Estuarios solicitó $1.2 millones del Fondo Giratorio Estatal para Aguas Limpias (Clean Water State Revolving Fund) para identificar el lugar de procedencia del agua residual no tratada que está entrando a estos cuerpos de agua.  También vimos varios nuevos negocios de eco-turismo que el Programa Nacional de Estuarios ha ayudado a iniciar operaciones en el área.
Característico de este programa es el enfoque en el desarrollo de oportunidades económicas para las comunidades localizadas dentro del área de estudio del Programa Nacional de Estuarios por motivo de la pobreza que enfrentan.  En este caso, muchos de los vecindarios locales carecen de tratamiento de aguas residuales y tienen desagües de agua pluvial tapados, lo cual causa que las tormentas inunden las calles, casas e inclusive escuelas con aguas residuales. 

La cantidad de basura en el Caño Martín Peña, el cual fluye a la Bahía de San Juan, es tanta que puedes caminar de un lado a otro del río en muchas áreas.  Es una amenaza a la salud que la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. está trabajando por resolver en colaboración con muchos líderes comunitarios.  Este es una gran labor que presenta muchos desafíos financieros para esta comunidad empobrecida.
También acompañé a la Administradora Regional, Judith Enck y el Asistente de Administrador, Craig Hooks, (ambos de la Agencia de Protección Ambiental) a una reunión y un recorrido a pie con representantes de grupos comunitarios, una visita al jardín de la comunidad donde estudiantes universitarios dan tutorías a niños del vecindario y un viaje a un área costera erosionada donde el Programa Nacional de Estuarios está planeando plantar mangle para estabilizar y proteger la costa. Estos proyectos son una muestra del gran trabajo en marcha para restaurar y proteger uno de los más singulares ecosistemas de los Estados Unidos de América.

Nota sobre el autor: Nancy Stoner es la Administradora Adjunta Interina de la Oficina de Aguas de la Agencia de Protección Ambiental

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS