Skip to content

Reduzca los desperdicios de comida para hacer una diferencia durante las fiestas

2014 November 19

Por Administradora Gina McCarthy

La temporada de las fiestas está por comenzar—una época para compartir regalos, comida y felicidad con amistades y familiares. También es una época para recordar aquellos que luchan para sobrevivir. Durante esta temporada de fiestas, los consumidores y negocios pueden hacer una diferencia para reducir el desperdicio de alimentos, para así ayudar a ahorrar dinero, alimentar a los hambrientos y proteger el medio ambiente.

2014-11-14_philadelphia_026
Los datos son alarmantes: en Estados Unidos, se descarta una tercera parte de todos los alimentos cultivados, cosechados y comprados, lo cual representa un costo para una familia promedio de cuatro personas de unos $1,600 al año. No tan solo el 25% del suministro de agua dulce de nuestra nación se utiliza para cultivar alimentos que nunca serán ingeridos, sino que los desechos de comida también generan 13% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestra nación.

 
Afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer para reducir los desechos de alimentos que representan gastos para nuestras familias, agotan nuestros recursos, y contribuyen al cambio climático.

 

Planifique con antelación—antes de las comidas, especialmente antes de las grandes cenas para las fiestas, planifique cuánta comida necesitará para alimentar a su familia e invitados. Abastézcase de alimentos conforme a ese plan. El programa de la EPA: Alimentos: Demasiado Buenos Para Desperdiciar  ofrece a las familias herramientas para reducir los desperdicios de comida y ahorrar tiempo y dinero cuando vaya al supermercado.

 
Almacene de manera segura—al almacenar las sobras de alimentos de manera segura, éstas durarán más. Al guardar las sobras en envases de porciones individuales, podrá utilizarlas fácilmente para otra comida más adelante.

 

Done el exceso—Según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés), 1 de cada 6 personas en Estados Unidos lucha para alimentar a su familia. Al donar el exceso de alimentos enlatados o secos a los bancos de alimentos y refugios, podemos ayudar a los necesitados mientras protegemos el medio ambiente.
Hacer compost de alimentos desechados—asegúrese de que los desechos trabajen para usted. En vez de descartar las sobras, el compostaje mantiene la comida fuera de los vertederos y provee nutrientes valiosos para su jardín.

 
Y antes de que los alimentos abandonen los anaqueles, los negocios pueden desempeñar un papel vital al unirse a más de 785 organizaciones que participan en el Reto de Recuperación de Alimentos de la EPA . Al mantener un mejor registro de los inventarios de alimentos y al fijar metas para la prevención de desperdicio de comida, los negocios podrán reducir los costos de compra y disposición de desechos, evitar el tiempo desperdiciado por los empleados, y mejorar sus ganancias.

 
Organizaciones importantes están liderando estos esfuerzos. Disneyland, MGM Resorts International, Nestle USA y todos los equipos en la Liga Nacional de Hockey son tan solo algunos de los participantes en nuestro Reto de Recuperación de Alimentos. Espero ver el éxito continuado a medida que llevamos a cabo nuestra obligación de proteger el medio ambiente y nuestros conciudadanos.

 
Durante estas fiestas, hagamos el compromiso de reducir los desperdicios de comida para que podamos ayudar a alimentar a los necesitados, luchar contra el cambio climático, y ahorrar dinero. Cuando los negocios y los consumidores trabajan juntos, todos ganamos.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Hogares saludables: protegiendo a los niños de los riesgos ambientales

2014 October 30

Por Paula Selzer  102914 childrens-health

A lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México, hay centenares de comunidades que se llaman colonias.  Estos asentamientos rurales no incorporados a menudo no tienen acceso al agua potable, electricidad, ni las condiciones de vivienda seguras. Carreteras sin pavimentar, un sistema insuficiente de eliminación de aguas residuales y agua sin tratar es la norma.
Estudios han demostrado una fuerte conexión entre las condiciones de las viviendas y problemas de la salud como el asma, cáncer de los pulmones, intoxicación del plomo y otros daños. Generalmente los niños,  pero especialmente los que viven en colonias, son más vulnerables a este tipo de problemas de salud que los adultos. Debido a que los niños comen, beban y respiran más que los adultos en proporción a su peso corporal, están en riesgo padecer enfermedades agudas o a largo plazo. Los niños son pequeños, sus órganos todavía se están desarrollando, y sus conductas de jugar y aprendizaje los exponen a más riesgos ambientales. Por ejemplo, los niños juegan cerca del piso y ponen sus manos en su boca, ingiriendo contaminantes dañinos. Cuando un niño está corriendo a gran velocidad, como en un juego de fútbol, pueden respirar hasta 20 o 50 por ciento más aire y más contaminantes de aire que un adulto haciendo la misma actividad. Además, los niños tienen ciertas etapas en su desarrollo que los dejan más vulnerables.
Los impactos de los problemas de salud que surgen debido a las malas condiciones de vivienda se extiendan a otras áreas, incluyendo la educación. A medida que se enferman los niños, su asistencia a la escuela disminuye. Este año, el Programa de la Frontera entre los Estados Unidos y México en la oficina de la EPA Región 6 proveyó financiación para apoyar el entrenamiento de Viviendas Saludables del Centro de Educación para la Salud del Área Sur (SoAHEC, por sus siglas en inglés) en la Universidad Estatal de Nuevo México. El entrenamiento de Viviendas Saludables está diseñado para enseñar a los padres, a los proveedores de cuidado infantil, a los trabajadores sanitarios de la comunidad y a los administradores de casos, cómo crear y mantener un hogar más seguro, más sano para proteger a los niños de los riesgos de salud ambiental. Para llegar a aquellos que de otra manera no podrían viajar a los sitios tradicionales del salón de clases, los educadores de salud de SoAHEC llevaron el entrenamiento directamente a las colonias a lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México.

102914 Principles healthy-homesLas clases abarcaron los siete principios de los Hogares Saludables, con un énfasis especial en la salud ambiental pediátrica, calidad del aire interior, prácticas de limpieza seguro, y la gestión integrada de plagas.
Nuevo México tiene una de las proporciones más altas de pobreza infantil en la nación. Al entrenar más de 350 personas gracias a esta subvención, SoAHEC calcula que los resultados a largo plazo beneficiarán a más de 3.000 personas que continuarán teniendo beneficios a largo plazo mientras sus hijos crezcan en hogares saludables.

Las clases de Viviendas Saludables se ofrecen en comunidades desfavorecidos por toda la nación como una de la EPA iniciativas para proteger la salud infantil.

Para aprender más sobre la salud infantil, mire la proclama presidencial para el Día de Salud Infantil o visite el sitio web  de la Oficina de la Protección de la Salud Infantil.

 

 

Sobre la autora: Paula Selzar empezó a trabajar en la EPA en 1994 y trabajó en programas de asma y ambientales escolares por muchos años en Washington, DC. En el 2006, se mudó a Dallas donde está sirviendo como la coordinadora del Programa de Salud Infantil de la EPA’s región 6. Ella ha estado dirigiendo la iniciativa de Hogares Saludables para el Programa de Salud Infantil por los últimos cuatro años. Antes de trabajar en la EPA, era voluntaria para el Cuerpo de Paz de EE.UU. en la Republica Dominicana.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Perspectiva pediátrica: asegurando aire limpio, protegiendo la salud infantil

2014 October 29

Cuando celebramos el mes de octubre como el Mes de la Salud Infantil para concientizar sobre las necesidades de salud singulares de los niños, es fácil de ignorar una variable que nos afecta a todos y a cada uno de nosotros cada día, especialmente la salud de nuestros hijos–los cambios en nuestro medio ambiente.
Los efectos sobre la salud del aumento de los niveles de contaminación no son fáciles de ver como un dolor de garganta ni nariz que moquea, pero todavía pueden causar daño y provocar efectos adversos como el asma y funciones pulmonares reducidas. Como pediatras cuya labor primordial consiste en mantener a los niños saludables, creemos que el clima cambiante y su impacto en la salud infantil y exige nuestra atención total.
Para ayudar a hacer sonar la campana de alarma sobre este problema, la Academia Americana de Pediatras recientemente celebró tu un chat en Twitter con la administradora de la EPA, Gina McCarthy que alcanzó a más de 7 millones de personas, para poner énfasis en la importancia de tener aire limpio para nuestros niños.
Los niños son susceptibles a los cambios en su ambiente. Respiran más, comen más comida y toman más agua por unidad de peso corporal, haciéndolos más vulnerables a los contaminantes. Hoy los niños están sufriendo impactos a la salud asociadas con el clima que incluyen empeoramiento de las alergias y el asma, cambios en los patrones de las enfermedades infecciosas sensibles al clima tales como la enfermedad de Lyme y el desplazamiento de los fenómenos extremos como el huracán Katrina. De hecho, más de 80% de la carga actual de la salud debido al cambio climático ocurre en los niños menores de cinco años de edad.
Además, los niños tienen un derecho fundamental a heredar un planeta que sea seguro, productivo y precioso como el que nosotros disfrutamos hace una generación atrás. Dado nuestros conocimientos sobre los impactos graves y potencialmente irreversibles de las crecientes concentraciones de gas de efecto invernadero, el continuar en nuestra trayectoria actual sería una injusticia sin precedentes para futuras generaciones.
No hay una solución para este problema abarcador de salud pública, pero la EPA ha tomado un paso en la dirección correcta proponiendo una norma que ayudaría a limitar las emisiones de carbono. Los pediatras están cometidos a trabajar con la agencia para asegurar que se implementen las normas más estrictas para proteger la salud infantil. Estamos pidiendo a las personas que abogan por la salud pública en todo el país que se unan a nosotros. No tenemos tiempo para perder, la salud y la seguridad de nuestros hijos depende de nuestro éxito.

 

Sobre los autores: Jerome Paulson, MD, FAAP y Samantha Adhoot, FAAP, presidente y miembro del Consejo de Salud Ambiental de la Academia Estadounidense de Pediatría, respectivamente, son pediatras con sede en el área metropolitana de Washington, DC.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Compartiendo lo que aprendí sobre el plomo- ayuda a divulgar el mensaje

2014 October 27

102714 leadfree1

Por Michelle Jang
Durante mi internado de verano con El programa de la EPA sobre el plomo, tuve la oportunidad de ver cuántas organizaciones trabajan juntas para proteger a la gente, especialmente a los niños, del envenenamiento por plomo. Este esfuerzo incluye todos desde el Congreso de EE.UU. y la EPA hasta los gobiernos locales y las comunidades. Participé en iniciativas internacionales para difundir conocimiento a países que todavía usan pintura con plomo. Creo que estos esfuerzos pueden dar lugar a un medio ambiente más sano y más limpio en todo el mundo. Al unirse pueden — y ya han hecho– una gran diferencia en la reducción de esta amenaza importante para la salud del medio ambiente. Sin embargo, al final, nos toca a cada uno de nosotros.

Aprendí más sobre el plomo en estas nueve semanas que en toda mi carrera escolar, por lo cual todavía quiero hacer mi parte. Estás son unas de las cosas que se grabaron en mi cabeza.
Aprendí que el plomo es peligroso para los niños independientemente por cuán pequeña sea la cantidad y puede causar daño permanente en el desarrollo del cerebro y el desarrollo muscular.

También aprendí que los hogares construidos antes de la prohibición de la pintura con base de plomo en 1978 todavía pueden contener plomo en las pinturas que usaron cuando primero las pintaron. El plomo también puede estar en la pintura que se usa para pintar juguetes y hoyas. Este nuevo conocimiento me hizo darme cuenta, y ser un poco paranoica, que podría haber estado expuesto como niña, o peor, como mis futuros hijos podrían exponerse.

Aprendí que la ley federal exige que los contratistas que trabajan en renovaciones de casas construidas antes del año 1978 tienen que recibir entrenamiento especial. Además, las compañías en que ellos trabajen tienen que estar certificadas en las obras laborales seguras para el plomo para proteger la seguridad de los dueños de la casa y sus familias. Me di cuenta de la importancia de difundir este mensaje: el plomo es peligroso si vives en una casa construida antes del año 1978, necesitas contratar a trabajadores certificados por la EPA en las prácticas de trabajo seguras con el plomo.

Estoy compartiendo esta información porque quiero hacer este mundo un mejor lugar para vivir. Espero que usted también compartirá la información. El tomar conciencia es un paso importante en la protección de nosotros mismos, nuestras familias y el medio ambiente de los peligros del plomo.
Aprenda más sobre el programa de plomo de la EPA y la Semana Nacional para la Prevención del Envenenamiento por Plomo.

 

Sobre la autora: Michelle Jang es estudiante de ingeniería civil en la Universidad Estatal de Pennsylvania. Tuvo una pasantía en la Oficina de Seguridad Química y Prevención de Contaminación en el Programa de Plomo durante el verano del 2014.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

El cambio climático y el seco sureste: parte 2

2014 October 24

Por Krystal Laymon

Bienvenido a la segunda parte de mi blog sobre la sequía en California. En mi último blog, hablé acerca de cómo la precipitación baja y temperaturas más altas que el promedio están empeorando la sequía y causando una grave escasez de agua.
Los cambios que más están afectando el suroeste son bajos promedios de lluvia, temperaturas más altas, y los cambios en los patrones de la capa de nieve y las escorrentías, todos están conscientes de que los cambios que se avecinan con los cambios climáticos. El sureste ya es la región más caliente y seca en los Estados Unidos. Según los pronósticos de la Evaluación Nacional del Clima, se espera que está área se va a calentar y secar aún más en el futuro.

Impactos a la salud humana

Hay consecuencias debido a periodos largos de sequía. Cuando la vegetación está sufriendo una sequía, los incendios forestales son capaces de iniciar con mayor facilidad y propagarse fácilmente. Los datos de incendios forestales en California indican una tendencia hacia al aumento de acres quemados. Desde 2000 se han quemado 598,000 en incendios forestales, casi el doble del promedio anual para el periodo de 1995-2000. Esto es casi el equivalente del área de Nueva York y Los Ángeles combinado. Al producirse mayores incendios forestales aumentan el riesgo de los efectos nocivos respiratorios y cardiovasculares de quienes se exponen al humo. Los riesgos de incendios forestales pueden incluso afectar la salud de las personas a muchas millas de distancia del incendio. Además, el aumento en incendios forestales pueden causar daños importantes para los ecosistemas y la propiedad y poner los bomberos y trabajadores de rescate en riesgo.

Impactos a la economía

El costo económico total previsto para todo el estado de la sequía del 2014 es $2.2 mil millones, con un total de 17,100 puestos de trabajo estacionales y a tiempo parcial perdidos. El impacto de la sequía en California, como en el caso de restricciones en el agua, los efectos en la propiedad a consecuencia de los incendios, y el impacto financiero, afectan no tan solo a los residentes de California, sino también tendrán efectos en todo el país. Según a un estudio realizado por la Universidad de California en Davis, se predice que la escasez de agua que se espera hasta el 2014 podría causar pérdidas de $810 millones en ingresos de cultivos y $203 millones de productos lácteos y valor del ganado, además de los costos de bombeo de aguas subterráneas adicionales de $454 millones. La escasez de agua amenaza no tan solo la producción agrícola, sino también puede afectar los precios de comida en todo el país.

En breve, la sequía en California es seria y el cambio climático está aumentando las probabilidades de que sequía sea más larga y más intensa de lo que está ocurriendo en la actualidad. Afortunadamente, hay muchas iniciativas que se están implementando para reducir la polución de carbono que está generando el cambio climático y también para prepararnos para los cambios que ya están ocurriendo. Estados como California han tomado la iniciativa de reducir las emisiones a través de iniciativas basadas en el mercado, y muchos están avanzando con sus propios planes de acción climática, normas de fuentes renovables, y las normas de recursos de eficiencia energética. Bajo el plan del Presidente Obama de Acción Climática, EPA está promoviendo normas para vehículos y centrales eléctricas que se basan en lo que estos estados han logrado y proporcionará miles de millones de dólares en beneficios al clima y para la salud en las próximas décadas.

Con nuestros esfuerzos combinados, podemos reducir los riesgos que vamos a encontrar debido al cambio climático. Yo estoy orgullosa de apoyar a los esfuerzos climáticos de la EPA por el bien de mi pueblo y todos que los que están impactados por el cambio climático.

Aprenda más sobre las causas y efectos del cambio climático, lo que está haciendo EPA para hacerle frente, y lo que puede hacer usted sobre el cambio climático en nuestro sitio web.

Obtenga más información acerca de la respuesta al cambio climático de California en el sitio web del estado.

 

Sobre el autor: Krystal Laymon es una becaria de la EPA en la oficina ORISE en la división de cambio climático. Ella tiene experiencia en política ambiental y comunicaciones. Krystal recibió su título de maestría en ciencias y políticas ambientales de la Universidad de Columbia y vive en Washington, DC con una tortuga que se llama Ollie.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

El cambio climático y el sureste seco

2014 October 23

Por Krystal Laymon

 
Yo crecí en un pueblo de California que se llama Placerville (población 10,000) que está cerca del Lago Tahoe en las faldas de la Sierra Nevada. Allí, en las montañas, donde los días de nieve eran frecuentes en el invierno, y en el verano, para divertirnos, nos íbamos en kayak por el río de Sacramento. Cuando llamo a mi familia, me dicen lo que está pasando en Placerville, pero también me cuentan lo que está pasando con la sequía en California.

 
La sequía es un problema que se ha agravado rápidamente en California desde que me mudé a la costa este hace cuatro años. Este enero, el Gobernador de California declaró un estado de emergencia y el estado ha sido clasificado como un área excepcional de sequía (es la clasificación más alta de una sequía). Como un becario de la EPA en la división de cambio climático, yo quiero saber más sobre las causas y efectos de la sequía en mi ciudad natal, y cómo el cambio climático puede desempeñar un papel en eso.

 
Según al Índice de Severidad de la Sequía Palmer, el suroeste de los Estados Unidos, que incluye Arizona, California, Colorado, Nevada, Nuevo México, Oklahoma, Tejas y Utah, ha estado pasando por condiciones de sequía desde el año 2000. La precipitación baja es parte del problema. Temperaturas altas también son parte del problema porque el aumento de la evaporación contribuye a secar algunas áreas de la tierra. Generalmente, el suroeste tiene precipitaciones bajas y temperaturas altas según la temporada, pero todo el suroeste ha pasado por temperaturas más altas que el promedio entre los años 2000 y 2013 en comparación con el promedio a largo plazo (1895-2013). Ciertas partes del área estaban casi 2 grados Fahrenheit más altos que lo acostumbrado.

Imagen de las condiciones de sequía a mediados de septiembre de los últimos 10 años. La sequía no es nada nuevo para California, pero períodos prolongados y frecuentes de sequía tienen un impacto significativo en el estado. Imagen: U.S. Drought Monitor http://droughtmonitor.unl.edu/

Imagen de las condiciones de sequía a mediados de septiembre de los últimos 10 años. La sequía no es nada nuevo para California, pero períodos prolongados y frecuentes de sequía tienen un impacto significativo en el estado. Imagen: U.S. Drought Monitor http://droughtmonitor.unl.edu/

Las temperaturas altas también han causado el deshielo prematuro y reducidas capas de nieve en las montañas en partes de California. Esto resulta en la disminución de la disponibilidad de agua durante las condiciones calurosas del verano. La acumulación de la nieve, mediante las escorrentías, proporciona alrededor de un tercio del agua utilizada por las ciudades y las granjas de California. El deshielo de las montañas Sierra Nevada hasta al rio de Sacramento proporciona agua potable a 30 por ciento de los residentes de California, irriga los cultivos claves en el valle de San Joaquín, y facilita el funcionamiento de centrales hidroeléctricas que representan el 15 por ciento de la electricidad del estado. El deshielo se ha reducido por 9 por ciento durante el último siglo. La importancia de la conservación no ha pasado desapercibida por la Junta de Control de Recursos de Agua del Estado que implementó normas en julio para limitar el uso del agua afuera del hogar para así conservar el agua.

 
Como usted se puede imaginar, la sequía está impactando la vida cotidiana de mi familia en Placerville yde todos los residentes de California. Afortunadamente, las personas responsables de establecer la política en California y en el EPA están tomando acción para protegernos contra los peores impactos. Lea mi próximo blog para ver la segunda parte de mi historia, en el cual hablaré sobre los impactos de la sequía en California, e iniciativas de política pública para abordar el problema.

 

 

Sobre el autor: Krystal Laymon es una becaria de la EPA en la oficina ORISE en la división de cambio climático. Ella tiene experiencia en la política ambiental y de comunicaciones. Krystal recibió su título de maestría en ciencias y políticas ambientales de la Universidad de Columbia y vive en Washington, DC con una tortuga que se llama Ollie.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

El Mes de la Salud Infantil ahora que soy mamá

2014 October 14

Por Jessica Orquina
Éste es mi primer Mes de la Salud Infantil como madre. En octubre del año pasado, escribí acerca de cómo mis preocupaciones y hábitos habían cambiado durante mi embarazo. Mi hijo ya casi cumple un año de edad y yo todavía estoy aprendiendo cómo proteger mejor su salud y nuestro planeta.

Desde su llegada, mi esposo y yo estamos tratando de que siempre esté limpia nuestra casa y libre de polvo para que él pueda respirar mejor. También le compro juguetes que serán seguros y limpios.

Hace poquito, mi hijo empezó a gatear y está muy curioso de todo lo que puede tocar con sus manitas. Me he asegurado de que nuestro apartamento esté a prueba de bebés. Estamos usando productos seguros para limpiar, como esos de Diseño para el Medio Ambiente (DfE por sus siglas en inglés), y también me aseguro que no estén en un lugar donde los niños lo puedan encontrar. Los pongo en un lugar donde no estén accesible para los niños y cierro con llave los gabinetes.

Es importante acordarnos que los niños no son adultos chiquitos. Ellos son más vulnerables al medio ambiente porque sus sistemas todavía se están desarrollando. Juegan mucho cerca del piso, y les gusta llevarse las cosas a la boca. Cómo padres tenemos que recordar mantener sus entornos seguros y protegerlos.
Aquí hay unos consejos para proteger sus niños de riesgos del medio ambiental.

 

Sobre el autor: Jessica Orquina trabaja en la Oficina de Relaciones Públicas y lidera la iniciativa de medios sociales para la agencia. Antes de trabajar para la agencia, ella sirvió cómo piloto de línea aérea militar y comercial. Vive en Washington, DC con su esposo e hijo.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La casa de mi infancia se ha secado completamente

2014 October 8

Por Stephanie Guizar
Mis padres decidieron mudarse a Riverside, California en el año 2003. Cuando llegamos, era una ciudad de tamaño promedio con campos de naranjos que duraban lo que parecía una eternidad y un lago que parecía que se desbordaría en cualquier momento. Cuando adelantamos el reloj hasta el año 2014, los campos de naranjos ya son casi inexistentes y el lago está casi totalmente vacío.
Este verano viví con mis padres antes de trasladarme a Washington, DC para un programa de pasantías en la EPA. En esos dos meses y medio que estuve con ellos, me di cuenta de cuantas cosas han cambiado en Riverside. Dos semanas antes de irme, conduje por Lake Matthews y me quedé impresionada de lo mal que la sequía había agotado sus fuentes de agua.
El estado de California, recientemente aprobó una ley que pide a los dueños de casa que reduzcan sus facturas de agua por 15 por ciento tomándose duchas más cortas, haciendo cargas completas de ropa, y evitando el uso innecesario de agua. Si los dueños de casa no logran reducir sus facturas de agua, recibirán una multa de 500 dólares. Esto es uno de los esfuerzos para reducir el uso innecesario de agua y sacar el estado de la sequía.
Riverside es una ciudad muy caliente y seca, con temperaturas que llegan hasta 115 grados Fahrenheit. Es difícil no querer usar tanta agua, sea para tomar agua, jugar en las regaderas, o tomar varias duchas al día para refrescarse. Sin embargo, estar en casa y mirar lo que la sequía ha hecho a esta ciudad me hizo darme cuenta de lo importante que es proteger el medio ambiente, no sólo para nosotros sino para las generaciones del futuro. Esta ciudad es donde yo crecí, me acuerdo de las horas y horas jugando con mi hermana disfrutando el sol como si fuera el mejor momento de nuestras vidas. Si la sequía continúa como está ahora, esto no va a hacer una posibilidad para la próxima generación porque ya no quedará una gota de agua. Proteger nuestro medio ambiente es algo que tenemos que hacer porque es nuestro hogar. ¿Si no lo hacemos nosotros, entonces quién?
Estas son algunas maneras en las cuales usted puede conservar y proteger nuestra agua todos los días:
¿Sabías que un sólo litro de aceite puede contaminar hasta 2 millones de galones de agua potable? Al llevar el aceite de su auto o el anticongelante a un centro de reciclaje se puede asegurar que el agua potable esté limpia. En California, hay mucho tráfico pero si toma el autobús u otro medio de transportación pública, puede prevenir 33 libras de las emisiones de dióxido de carbono por día y también ahorrar dinero. El momento en que decide regar es muy importante para el riego de jardines y césped en California. Asegúrese de fijar el momento para que funcione su sistema de riego entre la puesta y la salida del sol cuando las temperaturas son bajas. Asegúrese de que su sistema de riego esté en buenas condiciones. Asegúrese de que su sistema no tenga fugas o que no esté averiado o tapado para no desperdiciar varios litros de agua.

 

 

Sobre la autora: Stephanie Guizar es una estudiante en la Universidad de California-Irvine donde se está especializando en política de salud pública y está haciendo un “minor” en participación cívica y comunitaria. Es miembro de la Sororidad Sigma Kappa y participa activamente en varias actividades filantrópicas ambientales.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Despierte la pasión con la ciencia ciudadana

2014 September 24

Por: Grace Robiou

La ciencia ciudadana nos está obligando a re-pensar cómo se hace la ciencia, para quién es la ciencia, y cuál es su rol en nuestra sociedad.

En esencia, se refiere a la participación del público en las actividades de investigación científica. La meta central es lograr la participación ciudadana para que personas no expertas en las ciencias aporten sus ideas y evaluaciones a los esfuerzos científicos. Básicamente, la ciencia ciudadana motiva a los no científicos a desarrollar un nuevo conocimiento que contribuye hacia un mejor entendimiento del rol de la ciencia en nuestra sociedad. De igual forma que ha ido ganando relevancia a lo largo de los años el concepto del periodismo ciudadano – con blogs y tuits, difundiendo las noticias del momento– la ciencia ciudadana está ganando terreno. La mayoría de las disciplinas de la ciencia pronto tendrán algunos elementos de participación de la ciencia ciudadana en sus investigaciones.

En la actualidad, en Puerto Rico existen varios proyectos de ciencia ciudadana. El Programa Ciudadano Científico que opera Para La Naturaleza, una unidad del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, es bastante avanzado. Ellos realizan investigaciones en arqueología, botánica, costas, aves, el juey común y murciélagos. Hasta el momento, el programa ha involucrado a más de 2,100 ciudadanos científicos en la recopilación de datos y el manejo de diferentes aspectos de los proyectos investigativos.

También se destacan el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan con su monitoreo de calidad de agua; el Sierra Club – Capítulo de Puerto Rico que ha logrado, con mucha tenacidad, preservar el Corredor Ecológico del Noreste; BasuraCero, una iniciativa para lograr cero desperdicios en la Isla; y la Sociedad Ecoambiental que efectúa actividades con los estudiantes de ciencias naturales en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Por su parte, Junte Ambiental, Mi Puerto Rico Verde,  y el Instituto Estudios del Caribe también promueven la ciencia ciudadana.

Cuando un niño o un adulto analiza una muestra de agua del río que queda a la vuelta de la esquina de su casa o emprende un paseo en la naturaleza para identificar las especies, una transformación personal ocurre en ese individuo. La participación pública en la ciencia concientiza a esos individuos acerca de sus alrededores y los convierte en defensores de nuestro medio ambiente.

La ciencia es y debe ser una pasión compartida entre los miembros de la sociedad. La ciencia puede cambiar el mundo. Mediante la ciencia ciudadana, usted puede participar. ¿Quiere unirse a nosotros?

 

Acera del autor: Grace M. Robiou es la directora de la Oficina de Estándares Nacionales de Calidad de Agua de EPA. Una abogada de profesión, ha laborado en la EPA por más de 26 años.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Semana del Clima—Es el momento de tomar acción

2014 September 23

Por Gina McCarthy

 

El año pasado, el presidente Obama presentó un Plan de Acción Climática para recortar la contaminación de carbono que fomenta el cambio climático, desarrollar una nación más resiliente, y liderar la lucha global climática. A medida que el mundo se reúne en Nueva York obligada por la necesidad urgente de tomar acción sobre el clima, me siento orgullosa de poder unirme al presidente Obama para reforzar nuestro compromiso.

 

Este pasado año trajo toneladas de progreso, incluyendo el propuesto Plan de Energía Limpia de EPA  para limitar la contaminación de carbono de nuestra fuente principal—las centrales eléctricas.

 
Esta semana, estaremos comunicando un mensaje claro: una de las principales economías del mundo depende en un medio ambiente saludable y un clima seguro. La labor de la EPA consiste en proteger la salud pública. Mayores riesgos a la salud significan más costos para todos nosotros. Nosotros no tomamos acción pese a la economía, sino tomamos acción debido a ella.

 
Hoy, estaré hablando con líderes gubernamentales y organizaciones de salud de alrededor del mundo sobre cómo la acción climática ayuda a reducir los riesgos a la salud global. El martes, me reuniré con los principales ejecutivos de algunas de las empresas más grandes del mundo para agradecerles por la acción climática que ya están tomando y para discutir maneras en las cuales puedan hacer más. Y luego esta semana, hablaré con Recursos para el Futuro en la Capital Federal (Resources for the Future) para exponer cómo una economía fuerte depende de la acción climática.

 
Sabemos que el cambio climático sobrecarga los riesgos a nuestra salud y a nuestra economía. El director de la Oficina de Gerencia y Prespuesto Shaun Donavan habló la semana pasada sobre los costos de las condiciones extremas del tiempo, especialmente en las ciudades costeras de Estados Unidos, que se espera que asciendan a miles de millones de dólares. Y vamos a escuchar al Secretario del Tesoro Jack Lew luego hoy sobre los “Costos económicos del cambio climático” —y el precio elevado de la inacción para las empresas y contribuyentes estadounidenses.

 
Las buenas nuevas son que podemos trasformar nuestro reto climático en una oportunidad para desarrollar una economía baja en carbono que propulsará el crecimiento para décadas futuras.

 
Un ejemplo perfecto sobre la acción climática inteligente son los estándares de eficiencia de combustible de EPA para autos y cambiones. Estamos reduciendo la contaminación de carbono, ahorrando dinero en las gasolineras para las familias, y fomentando una industria automotriz resurgente que ha añadido 250,000 empleos desde el 2009. El número de autos que están siendo fabricados por trabajadores en Estados Unidos ha alcanzado su nivel más elevado en 12 años. Y no nos olvidemos que desde que el presidente Obama fue juramentado, EE.UU. usa tres veces más energía eólica y diez veces más energía solar, lo cual significa miles de empleos.

 
El Plan de Energía Limpia de EPA continúa esa tendencia. Ya hemos recibido una gran cantidad de insumo a nuestra propuesta, con más de 750,000 comentarios de grupos de salud, grupos industriales, grupos de fe, padres y muchos más.

 
Damos la bienvenida a todas las buenas ideas que podamos recibir y por eso hemos extendido el periodo de comentarios públicos hasta el 1ero de diciembre.
Es cierto que el cambio climático necesita una solución global. No podemos tomar acción por otras naciones, pero cuando los Estados Unidos de América toma la batuta, otras naciones seguirán su ejemplo. La acción para reducir la contaminación no disminuye nuestra ventaja competitiva, sino la fortalece. Si queremos hablar sobre el rendimiento de la inversión: a lo largo de las pasadas cuatro décadas, la EPA ha recortado la contaminación atmosférica por más del 70% mientras la economía se ha triplicado en tamaño.

 
En la actualidad, tenemos más autos, más gente, más empleos, más negocios y menos contaminación. Podemos—y tenemos—que tomar la delantera sobre el clima. Y al estar en Nueva York esta semana, rodeado de cientos de miles de ciudadanos que están haciendo un llamado a favor de la acción climática, es obvio de que el pueblo estadounidense está abrumadoramente de acuerdo. Cuando tomamos acción para afrontar el clima, estamos aprovechando una oportunidad para reorganizarnos y resurgir con nuevas tecnologías, nuevas industrias y nuevos empleos. Se lo debemos a nuestros hijos para dejarles un mundo más saludable, más seguro y rico de oportunidades para generaciones futuras.

 

 

Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. (EPA, por sus siglas en inglés)

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.