turismo verde

Vacaciones: cultura, arquitectura y ahorro de electricidad

Foto de Jessica en Segovia

Por Jessica Orquina
Recientemente regresé de un viaje a España. Es un país precioso con variados paisajes y fuertes tradiciones. Además de disfrutar de la cultura, arquitectura y diversas gastronomías regionales del país, estaba intrigada por la manera en que los hoteles y negocios ahorraban energía. Desde que comencé a trabajar en la EPA el pasado invierno, estoy más consciente de la manera en la cual la gente y organizaciones a mi alrededor protegen el medio ambiente.
Durante mi viaje, mi esposo y yo visitamos diferentes regiones en España. Definitivamente todos los hoteles donde nos hospedamos instaban a los huéspedes a reutilizar las toallas por varios días para así no desperdiciar agua. Sin embargo, noté cómo algunos de los hoteles encontraron una manera divertida para reducir la cantidad de electricidad que se estaba desperdiciando en sus propiedades. Me explico.  En las habitaciones de estos hoteles, teníamos que colocar la tarjeta de la llave en una rendija especial en la pared para encender las luces y hacer funcionar los aparatos eléctricos en la habitación. Cuando sacábamos la tarjeta de la llave electrónica al abandonar la habitación, ésta apagaba automáticamente las luces y todo el equipo eléctrico. De esa manera no se desperdiciaba la electricidad si no había nadie en dicha habitación.
Este pequeño dispositivo me hizo pensar cuánta gente no se preocupa en dejar las luces y televisores encendidos en las habitaciones cuando abandonan la habitación. (¿No es su factura de electricidad, verdad, entonces por qué preocuparse?) Además de crear costos monetarios innecesarios, esto también crea un costo medioambiental que se podría evitar. Me pregunto por qué no hay más hoteles alrededor del mundo que no utilicen este tipo de tecnología.

Además, mi experiencia me recordó cuán importante es tomar consciencia acerca de cómo todas nuestras acciones afectan el medio ambiente. Aun las pequeñas acciones como siempre acordarse de apagar las luces y dispositivos electrónicos cuando sale de una habitación pueden hacer una diferencia.
¿Qué tecnologías o prácticas que pueden proteger el medio ambiente ha visto cuando viaja?

Acerca del autor: Jessica Orquina trabaja en la Oficina de Asuntos Exteriores y Educación Ambiental como la principal persona encargada de medios sociales para la agencia. Antes de unirse a EPA, trabajó como especialista de relaciones públicas en otra agencia federal y es una ex piloto militar y de aerolíneas comerciales. Vive, trabaja y escribe en Washington, DC.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Turismo Verde

Recientemente participé en una conferencia dirigida a la industria turística y farmaceútica de Puerto Rico y las Islas Vírgenes sobre estrategias de prevención de contaminación. Esta actividad fue un esfuerzo conjunto entre la EPA, la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico, la Autoridad de Desperdicios Sólidos, la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico, la Asociación de Oficiales para el Manejo de Desperdicios Sólidos de Norteste de Estados Unidos, la Asociación de Industriales de Puerto Rico y la Compañía de Turismo de Puerto Rico.

Puerto Rico recibe cerca de 2.5 millones de turistas cada año y es conocido por su clima agradable, su rica historia cultural al igual que por su diversidad de ecosistemas. Pero también posee una carácterística sinfular: es el lugar en el mundo donde más electricidad se consume por persona. Las emisiones de gases de invernadero en Puerto Rico son 230% más que el nivel mundial y el consumo de agua es de 1,089,000,00 galones por año. Las operaciones turísticas en Puerto Rico contribuyen al consumo desmedido de agua y electricidad al igual que a la generación de basura y desperdicios.

Aunque hay cerca de 450 certificaciones verdes para hoteles, todos los programas son voluntarios. ¿Cómo desarrollar una hospedería sostenible en plena crisis económica que atraiga turistas “verdes”? En la conferencia tuvimos la oportunidad de escuchar dueños y gerentes de hotels, quienes compartieron con nosotros sus experiencias y prácticas de manejo. Uno de los mejores ejemplos es el de una pequeña hospedería o “parador” ubicada en el sureste de Puerto Rico. Este hotel de 34 habitaciones tiene un program de reciclaje, calentador solar tanto en el area de la piscine como en los cuartos, centro de composta y reciclaje de agua, por solo nombrar algunas de sus practices de manejo. En este hotel los huéspedes deben traer su propia toalla de playa para fomentar el ahorro de agua. El hotel ha recibido el galardón máximo que otorga la Compañía Turismo de Puerto Rico por los pasados dos años. Instalaciones más grandes como el Caribe Hilton, en donde se llevó a cabo la conferencia, ha incorporado prácticas como conservación de agua y energía en sus operaciones lo cual ha resultado en una reducción en su huella de carbon. El hotel ha sustituído enseres y equipo de aire acondicionado, según estos dejan de funcionar, por otros de alta eficiencia.

Hay muchos tonos de verde, al igual que opciones a la hora de vacacionar. Según los turistas exigan a los hoteles y la industria turística, estos tendrán que reinventarse para así satisfacer la demanda por un turismo auténticamente verde.

Sobre la autor: Brenda Reyes Tomassini se unió a la EPA en el 2002. Labora como especialista de relaciones públicas en la oficina de EPA en San Juan, Puerto Rico donde también maneja asuntos comunitarios para la División de Protección Ambiental del Caribe.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.