tóxicos

La acción climática global en COP-21

Por la administradora de la EPA Gina McCarthy

El 8 de diciembre de 2015

Esta semana, estoy orgullosa de estar en Paris, donde Estados Unidos y otros países alrededor del mundo están trabajando hacia un ambicioso acuerdo climático global en la 21era Conferencia de las Partes, también conocida como COP-21.

Desde el primer día de asumir la presidencia, el presidente Obama ha reconocido que el cambio climático no es solo una preocupación medioambiental. Es un asunto apremiante de salud pública, nuestra economía y nuestra seguridad.

Y el Papa Francisco nos recordó este año que el tomar acción climática es no tan solo lo más prudente que hay que hacer, sino es nuestra responsabilidad moral por el bien de los más pobres y vulnerables del mundo, y también por el bien de nuestros hijos y nietos.

Y es por eso que estoy trabajando aquí en París—donde cientos de naciones del mundo se han reunido y están colaborando en el camino a seguir—y es algo tan importante. La comunidad global nunca ha estado tan cerca de llegar a un consenso sobre este asunto. Un acuerdo histórico está a nuestro alcance.

Hoy en el centro de EE.UU. del Depto. De Estado, hablé acerca del rol de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. en este esfuerzo internacional, y cómo la EPA está cumpliendo la agenda climática del presidente Obama.

Durante los pasados 7 años, Estados Unidos ha tomado una serie de acciones ambiciosas para recortar la contaminación de carbono que genera el cambio climático, y demostrar que Estados Unidos está asumiendo nuestra responsabilidad para actuar. Asimismo, los pasos que hemos emprendido bajo el liderazgo del presidente Obama ayudarán a Estados Unidos a alcanzar nuestra meta nacional de reducir la contaminación de carbono 26-28 por ciento por debajo de los niveles del 2005 para el 2025.

Sea la iniciativa del Departamento de Agricultura denominada “Agricultura Climática Lista” (Climate Smart Agriculture) para recortar la contaminación de carbono por sobre 120 millones de toneladas métricas de C02 equivalente para el 2025, o varias decenas del proyectos de energía renovable a escala de servicios públicos que el Departamento del Interior ha permitido en terrenos públicos, o esfuerzos científicos de alta tecnología de la NASA para monitorear los cambios del sistema terrestre. La lista es larga.

Una piedra central de los esfuerzos de EE.UU. es el Plan de Energía Limpia de la EPA, nuestra norma histórica para reducir la contaminación de carbono del sector energético, la principal fuente en la economía de EE.UU. Nuestro plan coloca a Estados Unidos rumbo a recortar la contaminación de carbono 32 por ciento por debajo de los niveles del 2005 para el 2030. Y los recortes al esmog y el hollín que provienen de estas reducciones conducirán a beneficios de salud importantes para chicos y sus familias.

Y la EPA está tomando un sinnúmero de pasos adicionales para propulsar esos avances aún más. Estamos doblando la distancia que nuestros autos podrán circulan en un galón de gasolina para el 2025. Hemos tomado cuatro acciones separadas para limitar las emisiones de metano del sector petroleo y del gas. Estamos tomando acción sobre los hidrofluorocarbonos (los HFC) que perjudican el clima, al interior del país, e internacionalmente y mediante programas voluntarios con la industria. Fijamos estándares para vehículos de carga mediana y carga pesada y ahora estamos avanzando aún más con una propuesta que reducirá 1 millón de millones de toneladas de emisiones.

Confío en que estas acciones resistirán el paso del tiempo. ¿Por qué? Porque la EPA tiene un legado de 45 años de encontrar soluciones duraderas para difíciles problemas ambientales. Durante ese plazo, hemos reducido la contaminación del aire por 70 por ciento mientras nuestra economía se ha triplicado.

En EE.UU, ya hemos visto las recompensas de las innovaciones en energía limpia. Hoy, Estados Unidos usa 3 veces más de energía eólica, y 20 veces más energía solar que cuando el presidente Obama asumió la presidencia. Los empleos en la energía solar ya están creciendo más que en cualquier otro sector de nuestra economía—empleos bien remunerados que están fomentando oportunidades en las comunidades que más las necesitan. Nuestras acciones bajo el liderazgo del presidente Obama continúan esta trayectoria.

Y lo hemos visto repetidamente que el pueblo estadounidense está listo para tomar acción climática ahora. Hemos recibido el insumo de millones de personas a nuestra propuesta inicial sobre el Plan de Energía Limpia. Escuchamos el sentir de los estados, compañías de servicios públicos, organizaciones ambientales y comunidades a través de nuestro país. Lo que hemos oído es que la gente quiere dejar de hablar y quiere comenzar a tomar acción. Encuesta tras encuesta, una mayoría de estadounidenses dicen que quieren acción climática. Así sabemos que nuestras acciones perdurarán.

Sin embargo, también sabemos que nadie puede resolver este desafío por sí solo.

Es por eso que estoy tan alentada por los ambiciosos compromisos que estamos viendo por parte de las naciones alrededor del mundo. Rumbo a la COP-21, 180 países representando más del 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero ya han sometido planes nacionales para reducir sus emisiones. Eso es enorme.

Aquí en París, nuestros esfuerzos colectivos finalmente se están alineando. Ahora es nuestro momento.

Por el bien de nuestros hijos y de nuestros nietos, es el momento de unirnos y hacer lo necesario para proteger nuestro hogar común.

 

 

Manténgase informado de los eventos actualizados del centro estadounidense aquí  y siga mi viaje vía Twitter en @GinaEPA .

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

45 años cumpliendo nuestra misión

Por Gina McCarthy
Apenas dos semanas después de que se estableció la EPA en 1970, nuestro primer administrador, Bill Ruckelshaus, emitió una declaración calificando el nacimiento de nuestra agencia como el comienzo de “la recuperación de la pureza del aire, del agua, y del medio ambiente viviente” de Estados Unidos.
Tan solo la semana pasada, casi exactamente 45 años más tarde, el presidente Obama galardonó a Ruckelshaus con la Medalla Presidencial de la Libertad por su labor infatigable para establecer nuestra agencia, proteger la salud pública, y combatir los retos globales como el cambio climático.
Al otorgar el galardón, el presidente Obama declaró, “Bill estableció un poderoso precedente de que la protección de nuestro medio ambiente es algo que todos debemos unirnos para realizar juntos como un país”.
Cada día, cuando voy a trabajar y camino por los pasillos de la EPA me siento orgullosa de que nuestra agencia continúa trabajando y desarrollando el legado de Bill.
Luego esta semana, me uniré a la delegación de Estados Unidos ante la Cumbre sobre el Cambio Climático de la ONU en París, donde nuestra agencia desempeñará un papel central en las negociaciones que podrían marcar un punto crítico histórico para proteger nuestro planeta para las generaciones venideras. Confío en que Estados Unidos podrá realizar la labor.
El bien merecido honor de Ruckelshaus es un recordatorio del progreso increíble que hemos realizado como agencia en tan solo cuatro décadas y media. Nos hemos convertido en un modelo de clase mundial de la protección ambiental conforme a la ley.
Hemos avanzado tanto juntos. Hace cincuenta años atrás, llenábamos los tanques de nuestros autos con gas tóxico a base de plomo; la gente fumaba en los aviones; y los residentes en ciudades como Los Angeles casi no podían verse al otro lado de la calle.
Hoy, la labor de la EPA ha cambiado todo eso y mucho más. Hemos reducido la contaminación del aire por 70 por ciento. Hemos eliminado la gasolina con plomo. Hemos removido el ácido de la lluvia. Hemos ayudado a disipar el aire del tabaquismo pasivo; y hemos limpiados las playas y vías acuáticas, y todo esto se ha logrado mientras nuestra economía se ha triplicado.
Durante todo ese tiempo, la EPA ha personificado el concepto del gobierno participativo. Hemos colaborado con los estados, comunidades, socios industriales, y el público. Hemos escuchado las necesidades de la gente que está directamente en las comunidades, y hemos trabajado de manera transparente, mano a mano con ciudadanos y sus familias para proteger su salud, sus comunidades, y su habilidad para ganarse una vida decente. Eso es algo del cual nos debemos sentir orgullosos.
A cada paso del camino, seguimos la ciencia y el derecho para abordar retos inmensamente difíciles. Y el trabajo continúa todos los días.
Le doy las gracias y felicito a todos los que han desempeño un rol en desarrollar el legado de la EPA.
Trabajemos juntos para cumplir nuestra misión por otros 45 años más.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Publicación del Análisis Nacional del Inventario de Emisiones Tóxicas de EPA: Instalaciones preveniendo la contaminación

Por Kara Koehrn
Nuestra economía produce bienes de los que dependemos en nuestra vida cotidiana, como los productos farmacéuticos, ropa y automóviles. A veces durante la producción de dichos productos químicos tóxicos son liberados en el medio ambiente. Pero, ¿qué se puede hacer? ¿Son estas descargas inevitables o hay algo que pueden hacer las empresas para reducir o incluso eliminar sus emisiones?
Como estadounidenses tenemos el poder de tener estainformación para ayudar a responder estas preguntas mediante el Inventario de Emisiones Tóxicas de la EPA (TRI, por sus siglas al inglés). Yo trabajo en el programa del TRI, y mis compañeros de trabajo y yo estamos orgullosos de continuar la  tradición de la EPA de informar a las comunidades acerca de su derecho-a-saber en la cual el TRI proporciona información al público sobre la emisión de sustancias químicas tóxicas directamente al aire, el agua y la tierra mediante nuestro sitio web. Ahora este año vamos más allá, destacando ejemplos de cómo la industria está previniendo la contaminación. He aquí una muestra:
– En 2011, muchas compañías de electricidad han instalado depuradores en sus chimeneas que redujeron las emisiones al aire de contaminantes peligrosos del aire, incluyendo el ácido clorhídrico y el mercurio.
– En la industria de fabricación de productos químicos, algunos centros han mejorado su mantenimiento y cronogramas de producción  reduciendo las emisiones de sustancias químicas tóxicas en el 2011. Uno de ellos mencionó la reducción de emisiones de amoníaco al agua (que contribuyen a la eutrofización) al implementar un mejor control de procesos y capacitación de los operadores.
– Una instalación en el sector electrónico y computacional informó que en respuesta a la demanda de sus clientes para servicios libres de plomo, se utilizó una línea de producción para la aplicación libre de plomo en el 2011, y se espera ampliar este servicio a otros clientes.

Las  instalaciones están informando al mundo acerca de las historias reales de éxito que se producen  cada año en el TRI, y los estamos destacando en nuestro análisis anual de los datos del TRI. Publicamos este informe todos los años, pero los empleados de la EPA no son los únicos que pueden analizar los datos del TRI. Usted puede utilizar la nueva herramienta de búsqueda del TRI de la prevención de la contaminación  para ver cuáles instalaciones industriales registraron las mayores reducciones y qué medidas son más eficaces en el logro de estos resultados. ¡Echa un vistazo!

Espero que ustedes lean los análisis nacionales y prueben la nueva herramienta de prevención de la contaminación para ver qué productos químicos tóxicos están siendo descargados en todo el país, y lo que se está haciendo para ayudar a limpiar el aire, el agua y la tierra. Después de todo, es su derecho a saber.

Sobre el autor: Kara Koehrn se unió a la Oficina de Información Ambiental de la EPA en Washington, DC en 2009 y es la líder del proyecto para el Análisis Nacional del Inventario de Emisiones Tóxicas (TRI). Recientemente ha vendido su coche para sacar el máximo provecho del transporte público en Washington DC.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Métodos de limpieza más favorables al medio ambiente

Cuando estaba de compras la semana pasada, me di cuenta cómo un creciente número de fabricantes de productos de limpieza están uniéndose al movimiento ambientalista. Muchas de estas compañías cantan las loas “verdes” de sus productos a fin de obtener mayores ganancias. La pregunta estriba en cuán favorables al medioambiente son estos productos en la realidad. Podemos decir con certeza de que hay productos en el mercado que han sido sometidos a rigurosas pruebas para incluir los ingredientes más seguros posibles para ayudar a proteger al medio ambiente y sus familias ¿Cuáles son estos productos? Bueno, los productos llevan el logotipo de Diseño por el Medio Ambiente (Design for the Environment) en la etiqueta. El DfE (por sus siglas en inglés) es un programa de consorcios de EPA en el cual los fabricantes adquieren el derecho de desplegar el logotipo de DfE después de haber invertido considerablemente en la investigación, desarrollo, reformulación del producto para asegurar que sus ingredientes y el producto final sea realmente favorable al medio ambiente.

Dfeb&g1Mientras hay una lista de socios del programa de Design for the Environment que abarca una amplia variedad de productos de limpieza para consumidores y para uso industrial, hay algunos individuos que prefieren prácticas mas verdes al hacer sus quehaceres de limpieza en el hogar. He aquí algunos métodos y productos alternos que podría considerar que le permite hacer limpieza sin usar ingredientes peligrosos para la salud o el medio ambiente.

Por ejemplo, para la limpieza de cristales: Use una cucharada de vinagre o jugo de limón por 32 onzas de agua.
Para la limpieza de los inodoros: Use un cepillo de inodoro con bicarbonato de sosa o vinagre. (Favor de notar que este método limpia, pero no desinfecta.)
Para pulir los muebles: Combine una cucharadita de jugo de limón por 16 onzas de aceite vegetal.
Para quitar los olores de las alfombras: Esparza ampliamente bicarbonato de sosa sobre la alfombra y pase la aspiradora dentro de 15 minutos.
Para aplicar a las plantas: Enjuague las plantas con un jabón suave diluido en agua y luego enjuague.
Para usar en lugar de las bolas de naftalina: Pedazos pequeños de madera de cedro, flores de lavanda, romero, menta o pimienta blanca.
Para hacer su propio líquido de limpieza: Use una tasa de agua tibia, tres gotitas de jabón líquido de base vegetal, una cucharadita de bicarbonato de sosa y una cucharada de vinagre blanco.

Asegúrese de usar y disponer de los productos de limpieza de manera segura en el hogar para beneficiar a su familia y el medio ambiente. ¿Tiene algunos consejos o prácticas de limpieza verde que quisiera compartir con nosotros? Nos encantaría leer sus comentarios al respecto.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.