Puerto Rico

How Safe Are Your Wood-Carving Arts and Crafts?

Several links below exit EPA Exit EPA Disclaimer

By LuzV Garcia, MS, ME

Traditionally, Puerto Rico celebrates Three Kings Day on January 6th. In Puerto Rico, the Three Kings or Three Wise Men are commonly depicted in wood carved sculptures by local artisans.

There is another difference in their portrayal in Puerto Rico. The artistic depictions of our Three Kings show them riding horses instead of camels. There are a variety of iconographic images where the Three Kings are riding to the left as if following the Bethlehem star. There are other images where the Kings are standing holding the gifts of gold, incense and myrrh.

While local artisans use local woods, bamboo, metals, and paints in their arts and crafts, there is a risk that some artists may still use lead-based paint in some of their crafts.

Wood painting is an art that has existed for centuries. In fact, Greeks first developed the technique of wood painting back in the Sixth century BC!

One of the environmental problems associated with wood carving is the use of chemicals or synthetic pigments such as white lead (basic lead carbonate), red and hydrated yellow ochre. We know that some colors such as black were generated from charcoal or carbon black pigment.

The original organic pigments were generated from plant components that were mixed with resin or natural oils such as Linseed oil to dissolve the solid particles in the pigment. It is important to know that the natural tints were derived from plants, minerals and invertebrates that were pulverized and dissolved into a liquid media. Originally, artisans used egg yolk as the media to transfer the pigments. The technique is called “Tempera.” It was a long lasting technique and the pigments were all natural ingredients. Beeswax was also used to seal the pigment to the wood.

Around the 19th Century, natural dyes were replaced with mineral pigments made of lead and chromium. These pigments enhanced the natural color of wood. Artisans now have the option of using organic or synthetic materials. Ask your wood artisan what type of paint he uses when making these wood carvings to ensure that no one is exposed to toxic metals like chromium or lead.

To learn more about the health risks of lead, visit.  While it’s important to keep traditions, it’s even more important to stay safe and healthy.

About the author:  Ms. Luz V. García M.E. is a physical scientist at EPA’s Division of Enforcement of Compliance Assistance. She is a four-time recipient of the EPA bronze medal, most recently in 2011 for the discovery of illegal pesticides entry at U.S. Customs and Border Protection in New York.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Proteja sus ojos todo el año

Por Lina Younes

Recientemente llevé a mi madre al oftalmólogo para su examen de la vista. Ella ha desarrollado varias condiciones relacionadas con el proceso de envejecer  y la exposición extendida a los rayos solares. Las cataratas y la degeneración de la mácula son tan solo algunas de las condiciones que se desarrollan debido a la radiación ultravioleta y al envejecer. Como ella ha pasado gran parte de su vida en Puerto Rico es muy difícil escaparse de estos poderosos rayos ultravioletas. Cuando ella era mucho más joven, me recuerdo que siempre usaba gafas de sol mayormente por cuestiones de la moda. Ahora en sus años dorados, usa gafas de sol con receta para corregir su visión. Sin embargo, la exposición prolongada a la radiación UV ha tenido repercusiones adversas en sus ojos y su vista con el pasar del tiempo.

Originalmente, yo pensaba que la gente solo tenía que proteger sus ojos durante las actividades veraniegas  al aire libre. Sin embargo, a medida que leo más sobre el tema me he dado cuenta que como la radiación ultravioleta “no se va de vacaciones” durante los meses de invierno, hay que protegerse los ojos aun cuando esté frío y nublado al exterior.

¿Acaso sabía que la nieve y el hielo  absorben más luz que el agua? Por lo tanto, tiene que protegerse de la radiación UV en condiciones invernales o cuando está disfrutando de actividades como excursionismo o haciendo ski en las montañas también. ¿Ha escuchado de la condición temporera de ceguera por motivo de la nieve llamada fotoqueratitis? ¿Se acuerdan haber escuchado recientemente en las noticias de un reportero que se quedo ciego temporeramente  por haberse quemado los ojos al estar mucho tiempo en el agua expuesto al sol?
La realidad es que tenemos que ser más cuidadosos para proteger nuestra piel y ojos de la exposición a la radiación ultravioleta independientemente de la tez de nuestra piel, el color de nuestros ojos o la temporada del año. Tiene algunos consejos para protegerse del sol que quisiera compartir con nosotros?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Preservando lugares de singular valor ecológico en Puerto Rico

Por  LuzV Garcia MS ME

Desde que escribí  acerca de los lugares de valor singular en Puerto Rico, tengo que mencionar la importancia de preserver estos  importantes ecosistemas.  Los  dinoflagelados, organismos microscópicos que produce la bioluminiscencia en las bahías de Puerto Rico, pueden ser destruidos fácilmente. ¿Cómo? Pues solo con el simple acto de nadar en la bahía.

Existe una tercera bahía luminiscente en Puerto Rico- Laguna Grande—en el pueblo de Fajardo al noreste de la Isla. El único nombre científico para este dinoflagelado es Pyrodinium bahamense y su bioluminiscencia es tan brillante como la que existe en la Isla de Vieques. Pero en el 2003, este único hábitat fue impactado negativamente por las prácticas de natación en el área. Por suerte, el Departamento de Recursos Naturales en Puerto Rico tomó acción y prohibió la natación en el área y la bahia bioluminiscente  fue restablecida.

Los dinoflagelados son sensitivos as otros microorganismos—como las bacterias y los ciliados —y estos pueden promover el crecimiento de una algas tóxicas que cambian el nivel del potencial de hidrógeno (pH) en el agua donde viven estos frágiles dinoflagelados.  La intervención humana promueve el crecimiento de bacterias. Este proceso de acidificación en las aguas crea un desbalance ambiental donde estos dinoflagelados  se ven acosados por el proceso de nitrificación creado por el brote de algas rojas.

Ya que el pueblo de Fajardo es un área donde los deportes acuáticos son parte de las actividades de la comunidad, parece ser que por el momento el deporte del “Kayak” no ha tenido un efecto adverso  en este singular hábitat. Yo creo que los seres humanos pueden vivir en una simbiosis facultativa con otras species. Sabiendo como nosotros los puertorriqueños amamos los deportes acuáticos,  creo que una vez creamos conciencia de la importancia de este recurso natural, podremos promover su preservación y valor único.

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Dos lugares the valor ecológico singular en el Mundo se encuentran en Puerto Rico

Por Luz V. Garcia, MS, ME

Ahora que la Navidad se está acercando y pondremos nuestras luces navideñas, recuerdo cuando fui con mi familia una noche a la Bahía de La Parguera en Puerto Rico. Mi recuerdo de ese viaje nunca se me ha olvidado, ya que sin saber la causa de por qué las aguas brillaban, estaba hipnotizada por la estela de brillo color plateado que dejaba el bote navegando por los manglares. Solo recuerdo que durante el viaje de unos 30 minutos el agua brillaba como las estrellas.

Muchas veces olvidamos los ambientes únicos de nuestro terruño querido. En aquel momento yo desconocía el valor de nuestros recursos naturales , más aún, el valor único de esos recursos naturales. La Parguera también se conoce como la “Bahia Bioluminiscente”. ¿Por qué? Pues porque en las noche sin luna, si se navega por los manglares de Lajas, el bote parece estar deslizándose por un piso de plata.

Los organismos bioluminiscentes son organismos vivientes que emiten luz. El nobre científico es dinoflagelados y necesitan de la fotosíntesis para sobrevivir. Ellos también se encuentran en aguas saladas (océanos) –cuyo término es “bioluminiscencia marina”–, pero en el caso de Puerto Rico , están localizadas en las bahías.

En Puerto Rico hay dos lugares donde habitan los microorganismos bioluminiscentes- una en la Bahía Puerto Mosquito en la isla de Vieques y el otro en La Parguera en el pueblo de Lajas. Como estos microorganismos son muy frágiles, está prohibido bañarse en el agua. También , mientras más alta el conglomerado de estos organismos, mayor es su despliegue de luz. Este ecosistema puede ser destruido por la contaminacion o el desarrollo urbano. Se dice que la Bahía El Mosquito en Vieques es considerado el lugar de más alta concentración de dinoflagelados en el MUNDO.

Yo creo que en al mente de cualquier niño que haya visitado el lugar, todavía existe el recuerdo the aquellas aguas brillosas como si la bahía fuera el lugar donde cayeran las estrellas del cielo.

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund,, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Two Places of Unique Ecological Value in the World are Located in Puerto Rico

Several links below exit EPA Exit EPA Disclaimer

By Luz V. García

Now that Christmas is near and we will be posting our lights and decorations, I still remember going with my family one night to see the Parguera  Bay in Puerto Rico. My memory of that trip has never been forgotten, since I did not know what caused the water to sparkle when agitated.  I was mesmerized by the halo of silver glow left by the boat riding through the mangroves.  All I remembered is that the boat ride lasted 30 minutes and during those precious moments, I saw the water glowing like stars.

Many times we forget the unique environments of our native land.  Back then, I was not aware of the value of natural resources, especially the value of those unique natural resources. The Parguera Bay is also known as a bioluminescent bay. Why? Because in moonless nights if you navigate thru the mangroves zone in Lajas , the boat seems to be sliding over a silver floor.

The bioluminescence is caused by microorganisms living in water bodies where they emit light. The scientific name for this microorganism is dinoflagellate that needs to photosynthesize in order to survive. They can be found in salt water (oceans) –which has the term “Marine bioluminescence”–, but in the case of Puerto Rico,  they are located  in the bay zone.

In Puerto Rico, there are two locations with those bioluminescence microorganisms—one in the island of Vieques at Puerto Mosquito Bay and the other in La Parguera  in the town of Lajas. These specific microorganisms are so fragile that it is prohibited to swim in the bay.  In fact, the greater the conglomerate of these organisms, the greater and brighter the display of light produced. The ecosystem can be destroyed by polluting the waters or by the increase of housing development near the area. It is being said that the Mosquito bay in Vieques is considered the place with highest concentration of dinoflagelates in the WORLD.

I believe that in the mind of every child who has visited the place, it is still the memory of that water glowing as if the bay were a place where  stars are falling from the sky .

About the author:  Ms. Luz V. García M.E. is a physical scientist at EPA’s Division of Enforcement of Compliance Assistance. She is a four-time recipient of the EPA bronze medal, most recently in 2011 for the discovery of illegal pesticides entry at U.S. Customs and Border Protection in New York.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Al descubrimiento de tesoros tropicales

Por Lina Younes  

Recientemente, estuve en Puerto Rico para visitar a mis padres que celebraban su 57mo aniversario de bodas. Durante mi breve estadía, quería ayudarles con varias diligencias y asuntos por resolver. Como el motivo de mi visita no era pasar unas vacaciones por así decir, pasé la gran parte de mi tiempo transitando en el área metropolitana de San Juan. Cuando encontré un espacio de cuatro horas sin ningún asunto apremiante, decidí que llevaría a mis padres a explorar la Isla. ¿Por qué no nos aventurábamos a disfrutar de la naturaleza y visitábamos una maravilla tropical lejos del mundanal ruido? Decidí llevarlos al bosque pluvial del Yunque, el único bosque tropical dentro del Sistema Forestal Nacional de Estados Unidos. Queda a menos de una hora en automóvil desde la casa de mis padres.

Hicimos la primera parada en el Centro del Portal del Yunque donde vimos un video informativo acerca de esta maravilla natural.  Yo también aprendí datos interesantes al ver la película. ¿Sabía que este bosque pluvial tropical incluye seis cuencas fluviales que suministran agua a cerca de un quinto de la población en la isla de Puerto Rico? Mientras este bosque tropical pluvial es uno de los más pequeños en comparación con otros bosques nacionales de Estados Unidos, es extremadamente rico en biodiversidad entre la cual figuran 750 especies diferentes de árboles, mas de mil especies de plantas diferentes, 11 diferentes especies de reptiles, 79 diferentes especies de aves, incluyendo la cotorra puertorriqueña que está en peligro de extinción, y 12 especies diferentes de coquí.

Después de visitar El Portal, paseamos en auto hasta la cima del Yunque tomando fotos. No hay duda que la visita al bosque pluvial despertó todos nuestros sentidos. La cacofonía de sonidos provenientes del coquí, las aves e insectos, el dulce aroma de la flora tropical, y acogedor rocío tropical que nos rodeaba todos trabajaron al unísono para crear una experiencia inmemorable. De hecho, mis padres todavía recuerdan con cariño nuestra visita al Yunque y la mencionan con frecuencia. 

Es increíble que muchas veces tenemos tesoros escondidos en nuestra propia comunidad que tomamos por sentado. ¿Ha tenido la oportunidad de explorar algunos de los tesoros naturales locales últimamente? Yo sé que tengo que visitar El Yunque nuevamente la próxima vez que vaya a Puerto Rico. Espero poder dedicar el tiempo necesario para aventurarme por los caminos a lo largo del bosque pluvial.

Mientras tanto, quisiera compartir algunas fotos que tomé de esta maravilla natural.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Discovering Our Tropical Treasures

Haga clic en la imagen para unirse a la conversación en nuestro blog en español... ¡No olvide de suscribirse!

By Lina Younes

Recently, I went to Puerto Rico to visit my elderly parents who were celebrating their 57th wedding anniversary. While I was there for a short period of time, I wanted to help them with errands and issues that had to be resolved. Since I didn’t plan my visit to Puerto Rico as “a vacation,” I spent most of my time running errands in the San Juan metropolitan area. When I found a four hour time slot with nothing pressing to do, I decided I was going to take my parents on “an adventure.” Why not connect with nature and visit a tropical wonder away from the maddening crowd? So, we drove to El Yunque, the only tropical rain forest in the United States National Forest System. It was less than an hour away from my parents’ home.

Our first stop was at the El Portal Rain Forest Center where we saw an informational video on this natural wonder.  Even I learned interesting facts about El Yunque. Did you know that this tropical rainforest encompasses six watersheds that supply water to about the one fifth of the population on the main island? While this tropical rainforest is one of the smallest by national forest standards, it is extremely rich in biodiversity boasting 750 different tree species, more than 1000 different plant species, 11 different reptiles, 79 different birds, including the endangered Puerto Rican parrot, and 12 different types of coquí frogs

After touring the visitors’ center, we drove all the way to the top stopping to take plenty of pictures along the way. There is no doubt that a trip to the rainforest awakens all your senses. The cacophony of sounds coming from the coquí frogs, birds and insects, the fresh aroma of the tropical flora, and the embracing warm mist all work in unison to create a memorable experience. In fact, my parents are still raving about our trip to El Yunque.

It’s incredible that we often have local hidden treasures in our own backyard that we take for granted. Have you explored any local natural treasures lately? I know that another visit to El Yunque is on my to-do-list for my next Puerto Rico visit. This time I’ll dedicate the right amount of time to venture through the hiking trails. In the meantime, I would like to share some of the pictures I took of this natural wonder.

About the author: Lina Younes has been working for EPA since 2002 and currently serves the Multilingual Outreach and Communications Liaison for EPA. She manages EPA’s social media efforts in Spanish. Prior to joining EPA, she was the Washington bureau chief for two Puerto Rican newspapers and she has worked for several government agencies.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La bienvenida del coquí

Por Lina Younes

Para mí, hay muy pocas cosas que me dan un sentido más acogedor que cuando visito Puerto Rico y escucho el melodioso cantar de la pequeña ranita llamada coquí debido al sonido onomatopéyico que emite. Sea nostalgia o recuerdos idílicos, cuando escucho el cantar nocturno del coquí me transporto a mi juventud en Puerto Rico. Por lo tanto, cuando regresé recientemente a la Isla por primera vez en casi tres años, me entusiasmé al escuchar un coquí solitario dándome la bienvenida en la tarde de mi llegada.  Es difícil explicar a personas que no se han criado con esa sinfonía nocturna, pero el cantar de ese coquí me llenó de un sentido de paz pese al ruido de las actividades urbanas a mi alrededor en ese momento.  Me dije a mí misma: “Estoy en casa.”

Foto suministrada por Héctor Caolo Álvarez

Hay numerosas de especies de estos pequeños anfibios en las islas de Puerto Rico que pertenecen al género Eleuterodáctilus  que significa en griego “dedos libres”. Cuando me crié en Puerto Rico, se decía comúnmente que el coquí “solo podía vivir en Puerto Rico.  Sin embargo, con el tiempo me he enterado que existen sobre 700 diferentes especies de esta ranita en otras áreas incluyendo la Florida, América Central, Sud América y el Caribe, incluso en Hawái.  Sin embargo, en las islas de Hawaí, los coquís son una especie invasora a diferencia de sus primos caribeños.

A pesar de que el coquí en Puerto Rico parece haberse podido adaptar bien en las islas de Puerto Rico pese al desarrollo urbano, una de las especies, el coquí llanero fue identificada recientemente por el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (FWS, por sus siglas en inglés) como una especie amenazada en peligro de extinción. El FWS está tomando medidas para proteger el hábitat del coquí llanero, un humedal en Toa Baja, PR. A pesar de que no lo había notado por la aparente abundancia de los cantos nocturnos del coquí, la población en general del coquí ha ido mermando a lo largo de las décadas. Algunos coquís han sido adversamente afectados por cientos hongos que atacan su piel vulnerable.

Foto suministrada por Héctor Caolo Álvarez

El cantar del coquí ha inspirado numerosos poemas, canciones y expresiones artísticas en Puerto Rico. A mí me encanta escuchar su canto especialmente después de que llueve. De hecho, se pueden escuchar diferentes voces e intercambios entre los coquís como si realmente estuvieran teniendo una conversación. Todavía me recuerdo quedándome dormida con el arrullo del coquí. Espero que usted lo pueda disfrutar algún día.

 

 

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como portavoz hispana de la Agencia, así como enlace de asuntos multilingües de EPA. Además, ha laborado como la escritora y editora de los blogs en español de EPA durante los pasados cuatro años. Antes de unirse a la Agencia, dirigió la oficina en Washington, DC de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales a lo largo de su carrera profesional en la Capital Federal.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Cómo las ciencias ofrecen un placer visual en el otoño y más allá

Por Luz v Garcia, MS, ME

Siempre me ha gustado ver los cambios del follaje en otoño. Recuerdo cuando en mi terruño natal en Puerto Rico, me fascinaba  mirar las fotografías del color naranja en el otoño. Y recuerdo mi primera experiencia como inspectora de la EPA viajando en octubre por el norte de Nueva York y disfrutando el hermoso cambio de la temporada

El otoño siempre me trae recuerdos de mi niñez, cuando en la escuela intermedia se discutía el efecto del pigmento de clorofila en el proceso de fotosíntesis. Gracias a dicho proceso, con la ayuda de los rayos del sol, la naturaleza manifiesta esa hermosa gama de colores.  

Aún ahora, como científica de la  EPA, reconozco la importancia del proceso de fotosíntesis en al preservación del ecosistema. Lo que visualizamos superficialmente como la manifestación de un color en la naturaleza, tiene un valor más intrínseco. ¿Por ejemplo, sabía usted que los ríos manifiestan su estado con un cambio  en su color, entre otros factores?  Un indicador físico y biológico para determinar la calidad del un cuerpo de agua se puede observer visualmente antes de que se confirme a través de un análisis de muestreo. Por ejemplo, el color azul en el agua puede ser además de un reflejo del color del cielo, un indicador de la presencia de algas verdes o azules. El color rojo puede ser causado por la abundancia de algas rojas. También el color verde puede ser causado por  “fitoplancton” que utiliza el pigmento verde de la clorofila.

La turbidez, siendo una prueba importante que mide la transparencia del agua, se considera como uno de los métodos de medir las características físicas y químicas de los cuerpos del agua. Por ejemplo, una medida de “alta” turbidez puede causar un brote de algas rojas en los estuarios. Nosotros los científicos podemos ver un color marrón o negro en las aguas y saber inmediatamente que hay presencia de substancias orgánicas  y que el color indica descomposición biológica.

Aún en la naturaleza, las especies despliegan colores preciosos que algunas veces son particulares en cada género de sexo.  Recientemente leí un estudio donde se condujeron experimentos genéticos con un pez de aguas dulces, donde se encontró una relación directa entre el sexo de la especie y el factor hereditario del color.

Por lo tanto, cuando la EPA conduce investigaciones y monitoreo para determinar indicadores de disturbios adversos a los ecosistemas, debemos considerar que detrás de la belleza en los colores de las estaciones, existen elementos intrínsecos que aparte del despliegue visual  indican una complejidad biótica causada por cambios físicos o químicos en la naturaleza.

Por lo tanto, la próxima vez que observe los bellos colores en el otoño, trate de mirar con los ojos de un científico y celebrar la belleza de la naturaleza.

Acerca del autor: Ms. Luz V. García es una científica que tiene una maestría y pos-grados en ingeniería ambiental que ha trabajado en los programas de RCRA, Superfund,, Pesticidas y Sustancias Tóxicas. Actualmente  trabaja en la división de acatamiento y cumplimiento del derecho ambiental en la Región 2 de EPA en Nueva York.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

¡La vida es mejor debajo del agua!

Por Waleska Nieves-Muñoz

Tenía 10 años de edad cuando fui por primera vez a hacer buceo de superficie mejor conocido como hacer snorkeling. Rápidamente estaba sorprendida con la variedad de especies  viviendo en el océano, pero también estaba sorprendida al ver basura al fondo del océano.  Este momento de asombro y confusión de ver algo tan bello contaminado con basura me motivó a estudiar Tecnología Ambiental en la Universidad Interamericana Recinto de San German en Puerto Rico.  Después continué mis estudios con una Maestría en Ciencias y Política Ambiental en la Universidad de George Mason en Virginia.  Exitosamente obtuve una oportunidad de trabajar en la Agencia de Protection Ambiental de EE UU (EPA, por sus siglas en inglés). Mientras trabajaba en la Agencia,  sentía la necesidad de ayudar a mi comunidad hispana para que ellos pudieran tomar decisiones inteligentes referente al ambiente. 
El alcance comunitario es clave para que las comunidades puedan tomar decisiones sabias referente a su salud y al medio ambiente. El idioma puede ser una barrera para poder tomar decisiones inteligentes especialmente para  muchos individuos con destrezas limitadas en el inglés en este país. Como resultado de esa escasez  de información en español comencé a traducir información ambiental referente al programa de Superfund.  

Se preguntará ¿cómo el programa de Superfund está relacionado con el ambiente marino? Bueno, si no protegemos y limpiamos nuestros suelos, las playas  y el ambiente marino, las condiciones marinas fácilmente pueden ser degradadas como uno de estos sitios regulados por el programa de Superfund. Al traducir los documentos de alcance público comunitario pude ofrecer a la comunidad hispana la oportunidad de desarrollar su vecindad y su comunidad de una manera más saludable.  A la vez que las personas se informan mejor, dejan de tirar basura que contaminan nuestras playas.  Como resultado, todos nosotros podremos bucear, nadar, hacer snorkeling y surfear en un área segura, y además podremos observer  arrecifes de corral y las maravillas que ofrece el diverso mundo marino mientras disfrutamos de las playas.

¿Qué podemos hacer?  Usted y su familia pueden organizar actividades de limpieza este verano en la playa. O simple y sencillamente recoja su basura después de haber disfrutado de un día de playa.  Eduque a su familia y amigos a usar utensilios reusables en la playa. No deje las bolsas plásticas y la basura alrededor. Usted puede hacer la diferencia por medio de la protección de las líneas divisorias de aguas en las costas.  Para más información vea la siguiente información de EPA sobre cómo proteger las playas , y la hoja informativa (en inglés) de las  líneas divisorias de aguas en las costas  y la hoja informativa (en inglés) de prevención de escombros marinos  y vamos a  ayudar a mantener nuestros océanos limpios para nuestra familia, nuestra comunidad y nuestro futuro. ¡Si se puede!

Acerca del autor: Waleska Nieves-Muñoz ha trabajado como científica ambiental en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. por más de doce años. En la actualidad, trabaja en el Programa de Cumplimiento Externo del Título VI de la Oficina de Derechos Civiles. La misión del Título VI consiste en asegurar que las entidades que reciban asistencia financiera de EPA cumplan con los requisitos relevantes de no-discriminación bajo el Título VI de la Ley de derechos Civiles de 1964.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.