política más estricta

Capturar o matar (Parte 2)

A raíz del blog de la semana pasada, tengo que confesar que me sorprendió el número de comentarios en favor de la postura de “capturar y liberar” estos animales cuando se trata de eliminar los roedores. Desde mi último blog, me complace anunciar que no hemos tenido mas visitas no deseadas de la familia de roedores. Obviamente la criatura imprudente entró a nuestro hogar cuando deje las puertas del garaje y la cocina abiertas.

Eso me lleva al tema de hoy—cómo podemos controlar las plagas sin usar venenos. Entre las medidas que se deben tomar para controlar las plagas, se deben crear barreras físicas que eviten que estas plagas entren en los hogares. Es obvio que ellas no necesitan una invitación formal para entrar en nuestras casas ni siquiera tienen que optar por entrar por la puerta principal. Al crear estas barreras físicas, es importante cerrar los puntos de entrada o lugares que pueden servir como escondites para estas plagas. Por ejemplo, puede usar cepillos especiales debajo de las puertas. Use masilla para llenar las grietas y ranuras alrededor de gabinetes. Use una malla metálica para llenar los agujeros alrededor de la tubería que atraviesa la pared, el techo o el piso. A pesar de que parecen espacios muy pequeños, esos huecos alrededor de la tubería sirven como excelentes vías para esas criaturas indeseables.

Como se acerca la Semana Nacional para la Prevención de Envenenamientos, quiero compartir con ustedes información adicional sobre cómo prevenir los envenenamientos en el hogar. Los envenenamientos accidentales se pueden prevenir si almacenamos los productos pesticidas fuera del alcance de niños y mascotas. Al utilizar los plaguicidas adecuadamente, podemos mantener nuestra familia y mascotas seguras.

Y para aquellos que me preguntaron sobre los gatos la semana pasada, he aquí el siguiente capítulo. Después del alboroto creado al capturar el ratoncito en la caja de juguetes y lanzar todo al patio, las tres gatas hicieron su aparición como si fueran estrellas de la película. ¿Dónde estaban cuando más las necesitábamos? Realmente fue una escena muy cómica.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The opinions expressed herein are those of the author alone. EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog, nor does EPA endorse the opinions or positions expressed. You may share this post. However, please do not change the title or the content. If you do make changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.

Capturar o matar, he ahí el dilema

Mientras iba a casa, mi hija Mariam me llamó frenética porque había visto un ratoncito corriendo en la sala familiar. Yo le dije que pararía en el supermercado para comprar varias ratoneras. Ella insistió que quería que capturara el ratón sin matarlo y dispusiera del mismo. Ella no quería matarlo y tampoco quería que usáramos venenos para no poner en peligro las tres gatas que tenemos en la casa. De hecho, la escena era realmente cómica ya que cuando más las necesitábamos, ¡las gatas habían desaparecido del panorama!

No me preocupaba la posibilidad de tener una infestación de ratas en la casa porque observamos prácticas para el manejo integrado de plagas. Además, yo estaba esperanzada de que la presencia de las gatas ayudaría servir como un ente disuasivo natural. Supongo que el ratoncito de campo, que parecía igualmente asustado que mi hija, había entrado a la casa buscando calor cuando yo estaba en el proceso de entrar el recipiente de basura, como decimos en Puerto Rico, el zafacón, y el recipiente de reciclaje. Sí, confieso que por descuido dejé la puerta de la cocina abierta en el proceso.

Cuando llegué a casa con dos tipos de ratoneras, incluyendo una que permite que uno capture el ratón sin matarlo, mi hija continuaba insistiendo que no matara el animal. Para sorpresa nuestra, el ratoncito que corría por todas partes intentando escapar, se metió en una caja de juguetes. Mi esposo rápidamente cogió la caja y la echó bocabajo afuera en el deck y el ratoncito saltó hacia su libertad.

Entonces, ¿cuáles son las medidas que se deben tomar para eliminar los ratones y otras plagas en el hogar? Por ejemplo, algunos consejos incluyen el remover las fuentes de alimentos, agua o albergue para estas plagas. Si tiene que usar plaguicidas, siga las instrucciones de la etiqueta y manténgalos fuera del alcance de los niños y mascotas cuando los aplique. En el hogar, las trampas y cepos presentan menos riesgos para los niños. No obstante, coloque las trampas y cebos en áreas fuera del alcance de los niños. De hecho, el usar veneno de ratas en el hogar conduce a envenenamientos accidentales en niños anualmente. La Agencia ha anunciado una política más estricta para evitar los envenenamientos por rodenticidas.

Tengo que confesar que mientras la escena de la captura del ratón este fin de semana fue bastante cómica, la presencia de ratas u otras plagas en el hogar no es materia para reírse. Estas presentan riesgos a la salud y tienen que ser manejadas adecuadamente. Con medidas preventivas, usted puede mantener su familia sana y dejar alejadas las plagas de su hogar.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The opinions expressed herein are those of the author alone. EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog, nor does EPA endorse the opinions or positions expressed. You may share this post. However, please do not change the title or the content. If you do make changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.