pesticidas

Mi primera “introducción”’ a César Chávez, defensor de los trabajadores agrícolas y líder obrero

Por Jim Jones

 En marzo del 1968, el senador de EE.UU. y candidato presidencial Robert F. Kennedy se unió a César Chávez y 8,000 trabajadores agrícolas en Delano, CA para poner fin a la huelga de hambre de 25 días de Chávez. A pesar de que era joven, la imagen del Sr. Kennedy y del Sr. Chávez en la televisión se me grabó en la mente. Era la primera vez que yo escuchaba acerca de las huelgas de hambre y aprendí que había gente en este país, particularmente los trabajadores agrícolas, a los cuales no se les trataba justamente. Esa fue mi primera introducción a la necesidad de la justicia social.

033114 Chavez RFK picture

En la actualidad, soy un administrador adjunto en la Agencia de Protección Ambiental y una de mis responsabilidades es ayudar a asegurar que las protecciones de la exposición a pesticidas estén en vigor para los trabajadores agrícolas. Dos millones de trabajadores agrícolas cultivan, cuidan, cosechan nuestros alimentos. Ellos merecen estar protegidos.

Durante esta semana, la 15ta Semana de Concienciación del Trabajador Agrícola anual que concluye con un día nacional para conmemorar el legado de César Chavez, reconocemos la importante contribución de los trabajadores agrícolas a nuestra economía y a nuestras comunidades locales.

Durante los últimos dos años, he visitado campos y granjas de trabajadores agrícolas en todo el país, incluyendo algunos en Michigan, Florida, y Carolina del Norte. Me chocaron varias cosas:

1.       Los trabajadores agrícolas trabajan largas jornadas extenuantes y extensas períodos de cosecha bajo el calor y la lluvia y muchas veces madrugan y trabajan hasta el anochecer.

2.       Están sujetos a la exposición a plaguicidas como ninguna otra persona en este país. Ellos aplican pesticidas y trabajan en contacto directo con las cosechas que todavía tienen residuos de pesticidas. Piense en estos escenarios cuando coja el fruto rodeado de las hojas del árbol.

3.       Tienen muy poca capacitación y adiestramiento en asuntos de seguridad. Muchos trabajadores agrícolas me dijeron que no habían recibido ningún tipo de entrenamiento de seguridad. En la actualidad se requiere que los trabajadores agrícolas reciban entrenamiento cada 5 años. (Estamos proponiendo cambiarlo a un entrenamiento anual y mejorarlo para que los trabajadores entiendan el conjunto de protecciones que se les ofrece).

4.       Ellos se sienten vulnerables. Ellos están preocupados de que puedan ser deportados o de que los despidan si se quejan. Ellos no se sienten cómodos tomando tiempo libre si se sienten enfermos por los plaguicidas o por otros asuntos de salud.

Por estas y otras razones, la agencia propuso revisiones a la Norma de Protección del Trabajador Agricola, actualizando la regulación de hace 20 años para proveer mayores protecciones a los trabajadores agrícolas de la exposición a plaguicidas.

Los nuevos requisitos propuestos incluyen adiestramiento mandatorio sobre el manejo seguro de pesticidas casa año, además áreas de amortiguamiento de 25 a 100 pies alrededor de los campos en los cuales se prohíbe la entrada donde los pesticidas han sido aplicados, por primera vez se requiera la edad mínima para el manejo de pesticidas, rotulación mandatoria con rótulos de alerta alrededor de las áreas tratadas con los pesticidas más peligrosos, contabilidad de documentos mandatorios por dos años, y el hacer la información sobre los peligros de los plaguicidas y sus aplicaciones disponibles para los trabajadores agrícolas y las personas que abogan por sus derechos. Sin embargo, la propuesta norma continúa las exenciones para granjas familiares.

El periodo de 90 días de comentarios concluye el 17 de junio del 2014. Instamos que comenten sobre la propuesta.

Jim Jones es el administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación de la EPA.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La EPA avanza a paso firme para proteger a los trabajadores agrícolas de nuestro país

022614 White House Julie-Chavez-Rodriguez_avatar_1393423968

Por Julie Chávez Rodríguez

Este blog fue publicado originalmente en el Blog de la Casa Blanca.

 

 

La semana pasada, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de los EE. UU. anunció una propuesta de enmienda de la Norma de Protección para el Trabajador con el fin de proteger a los dos millones de trabajadores agrícolas de nuestro país y sus familias de la exposición a los pesticidas.

Estoy orgullosa de que esta administración haya dado otro paso dirigido a proteger a los trabajadores agrícolas de nuestro país, una causa que se encuentra en el origen mismo de mi pasión por el servicio público. Mi héroe y mi abuelo, César Chávez, luchó sin tregua por los derechos de los trabajadores agrícolas: desde sueldos e indemnizaciones por riesgos laborales más altas hasta acceso a agua potable y medidas de protección contra los pesticidas.

El trabajo de mi abuelo se centró en la justicia y en asegurar que las personas trabajadoras y decentes fueran tratadas con el respeto y la dignidad que merecen todos los seres humanos. La Norma de Protección para el Trabajador de la EPA en su versión enmendada brindará a los trabajadores agrícolas medidas de protección de la salud similares a las que ya gozan otros trabajadores en otros empleos. La norma, que se aplica a las granjas, los bosques, los viveros y los invernaderos, no ha sido actualizada en 20 años y muchos estiman que las modificaciones se deberían haber llevado a cabo mucho antes.

Entre los cambios a la Norma de Protección para el Trabajador Agrícola (Agricultural Worker Protection Standard, WPS) propuestos por la EPA cabe mencionar los siguientes:

  • Capacitación anual obligatoria (en vez de una vez cada 5 años) para informar a los trabajadores agrícolas sobre las medidas de protección que brinda la ley, entre las que se incluyen las restricciones en la entrada a campos y zonas adyacentes fumigadas con pesticidas, los suministros de descontaminación, el acceso a información y el uso de equipos de protección personal. La ampliación de la capacitación incluirá instrucciones para reducir la contaminación del hogar causada por ropa de trabajo impregnada de pesticida y otros temas en materia de seguridad.
  • Ampliación de la colocación obligatoria de señales de prohibida la entrada para los pesticidas más peligrosos. Dichas señales prohíben la entrada a los campos fumigados con pesticidas hasta que los residuos disminuyan a un nivel aceptable.
  •  Requisito de edad mínima por primera vez en la historia: Con excepción de las granjas familiares, los niños menores de 16 años tendrán prohibida la manipulación de pesticidas.
  • Las nuevas zonas de separación con entrada prohibida de 25 a 100 pies alrededor de los campos fumigados con pesticidas protegerán a los trabajadores y a otras personas de la exposición al rociado excesivo y las emanaciones de los pesticidas.
  • Por primera vez en la historia, tanto los defensores y el personal médico de los trabajadores agrícolas como los trabajadores mismos tendrán acceso a la información de la etiqueta y de la aplicación de los pesticidas, así como a los datos de peligrosidad requeridos por la ley recientemente (todo lo cual se debe guardar por dos años en vez de por 30 días).
  • Registro obligatorio para mejorar la capacidad de los estados de hacer un seguimiento de las infracciones a las normas sobre pesticidas y exigir su cumplimento. Los archivos relativos a la información de peligrosidad y de pesticidas de aplicación específica, la capacitación de los trabajadores agrícolas y las notificaciones de entrada anticipada se deben guardar por dos años.

Esta propuesta representa más de una década de sugerencias de las partes interesadas a nivel federal y estatal y del sector agrícola, incluidos los trabajadores agrícolas, los granjeros y la industria. El núcleo de esta propuesta incluye enmiendas lógicas de gran importancia que ofrecen a los trabajadores la protección a la que tienen derecho, y reconoce, como ya lo hizo mi abuelo, que no podemos simplemente darle la espalda a la gente que ayuda a llevar la comida a nuestras mesas todos los días.

Como dijo el Presidente en el homenaje al Monumento Nacional César Chávez, “[César] tenía la convicción de que cuando un empleador trata a un trabajador de manera justa y humana, eso le da un mayor significado a los valores sobre los que se asienta este país y verosimilitud al argumento de que todos somos uno. Y él creía que siempre que los niños en todos los rincones de Estados Unidos puedan soñar con superar sus circunstancias,

Estados Unidos podrá soñar con superar sus circunstancias y trabajar para convertir en realidad ese sueño, y eso hace que el futuro de todos sea un poco más resplandeciente”.

Para obtener más información sobre la Norma de Protección para el Trabajador de la EPA: http://epa.gov/espanol/normativa/proteccionobrera/index.html

Julie Chávez Rodríguez es la Directora Adjunta de la Oficina de Enlace Público de la Casa Blanca

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

El controlar los mosquitos y el proteger las abejas: Tenemos que hacer ambas cosas

Por Jim Jones

¿Sabía que en el 1906, más del 85% de los trabajadores en el Canal de Panamá fueron hospitalizados por padecer malaria y la fiebre amarilla, ambas enfermedades transmitidas por mosquitos? Fue una crisis de salud pública de extrema gravedad. ¿Acaso no conocemos a alguien personalmente que ha padecido los impactos devastadores de la enfermedad de Lyme o del virus del Nilo Occidental?

Babosa en un haba de soya. Foto tomada por Nick Sloff

Babosa en un haba de soya. Foto tomada por Nick Sloff

A veces necesitamos insecticidas para controlar las plagas y prevenir las enfermedades para así proteger nuestra salud. Sin embargo, a veces algunos de estos insecticidas pueden ser peligrosos para las abejas, que son tan necesarias para producir las cosechas y asegurar un abastecimiento de alimentos sanos y saludables.

¿Cómo protegemos la salud pública de la amenaza de las enfermedades propagadas por los mosquitos, mientras a la misma vez protegemos a las abejas? ¿Cómo se establece un balance entre la necesidad de usar plaguicidas para controlar las plagas que perjudican nuestros cultivos y se toma acción para prevenir las consecuencias no intencionadas a nuestra salud y nuestro medio ambiente?

Estos son algunos de los dilemas en los cuales el MIP, o las prácticas para el Manejo Integrado de Plagas, nos pueden ayudar. El MIP se enfoca en la prevención a largo plazo de plagas y su daño al manejar el ecosistema. Y los proyectos de subvenciones MIP de la EPA nos ofrecen unas soluciones más rápidas y complementan las restricciones sobre el uso de plaguicidas que tenemos en vigor en la actualidad.

Anunciamos tres subvenciones para proyectos de MIP para reducir los riesgos de los pesticidas, maximizar la salud pública, velar por la salud de los cultivos y la producción de cosechas, mientras se ahorra dinero.

 

Administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación, Jim Jones, se reúne con personas responsables de los proyectos subvencionados

Administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación, Jim Jones, se reúne con personas responsables de los proyectos subvencionados

Administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación, Jim Jones, se reúne con personas responsables de los proyectos subvencionados

·         El proyecto de la Universidad Estatal de Luisiana se enfoca en minimizar los impactos a las abejas provenientes de los insecticidas usados para el control de mosquitos mediante las prácticas MIP. El control de mosquitos es un asunto crítico para la salud pública y las abejas son esenciales para la producción agrícola y un suministro de alimentos sanos.

 

·         El proyecto de la Universidad Estatal de Pensilvania buscará proteger a las abejas y cultivos al reducir la dependencia en el tratamiento de las semillas con plaguicidas neonicotinoidas y explorará los beneficios de producir las cosechas sin usarlos. Estos recubrimientos de semillas son usados para prevenir que las babosas dañen las cosechas al alimentarse de las hojas. Sin embargo, estos tratamientos de las semillas podrían perjudicar a las abejas, así como a los animales que se alimentan de las babosas que han ingerido partes de las plantas que han sido tratadas con estas semillas.

 

·         La meta del proyecto de la Universidad de Vermont consiste en reducir las aplicaciones de herbicidas y fungicidas por un 50% para reducir el mildiú lanoso, una enfermedad que afecta las plantas, mientras a la misma vez se aumenta el rendimiento de cultivos en 75 acres de lúpulo en el nordeste mediante el uso de métodos intensos de MIP. El 96% de los cultivadores de lúpulo informan que las malas hierbas y las enfermedades reducen el rendimiento de sus cultivos. El lúpulo tradicionalmente requiere varios tratamientos de fumigación con pesticidas, pero su uso excesivo puede ocasionar problemas con la calidad del agua y las escorrentías y también perjudicar a insectos beneficiosos.

 

Espero que estos proyectos MIP continuarán produciendo soluciones innovadoras de sentido común para proteger nuestra salud y el medio ambiente, y asegurar una abundancia de alimentos saludables de los cuales podamos disfrutar en el nuevo año y generaciones venideras.

Jim Jones es el administrador adjunto de Seguridad Química y Prevención de Contaminación de la EPA.



Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Colaborando para mejorar el uso seguro de plaguicidas entre trabajadores agrícolas

Por Ashley Nelsen

Los plaguicidas desempeñan un papel importante al proveernos la variedad de frutas y vegetales que esperamos. Es la labor de mi oficina asegurar que los plaguicidas funcionen debidamente en el campo y no representen riesgos de salud innecesarios para las personas.  Cuando los estudios demostraron que los hijos de los trabajadores agrícolas estaban expuestos a residuos de plaguicidas  encontrados en sus hogares, una colaboración de larga duración entre la Asociación de Programas de Oportunidades para Trabajadores Agrícolas (AFOP, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) entró en acción.

El producto de este consorcio es el Proyecto LEAF (LEAF, Limitando la exposición alrededor de las familias, por sus siglas en inglés) y los materiales de capacitación. El Proyecto LEAF está diseñado para educar a los trabajadores agrícolas y sus familias acerca de los peligros, la prevención y mitigación de la exposición a residuos de pesticidas que los trabajadores se llevan consigo a sus hogares. Mensajes elaborados cuidadosamente mediante la capacitación y los materiales de entrenamiento están diseñados para crear un cambio permanente en su comportamiento, tal como el lavar la ropa familiar por separado a la ropa del trabajo, así reducirá los residuos de plaguicidas dentro del hogar.

El educar a los trabajadores agrícolas, sus familias y otras comunidades de justicia ambiental sobre el manejo seguro de plaguicidas representa retos singulares. Los trabajadores agrícolas migran con frecuencia conforme a los cambios en las temporadas de cultivo, lo cual dificulta el localizarlos para ofrecerles entrenamiento sobre temas de seguridad.  En la actualidad, los trabajadores agrícolas son predominantemente hispanos y en muchos casos tienen tasas bajas de alfabetización. Por lo tanto, los materiales de capacitación y apoyo como los folletos, tarjetas para llevar en el bolsillo, carteles, imanes, anuncios de servicio público, están diseñados para ofrecer la información de manera bilingüe, culturalmente apropiados y para personas de alfabetismo limitado.

Además de desarrollar los cursos de capacitación y material educativo de apoyo, AFOP ofrece el entrenamiento del Proyecto LEAF de manera gratuita en todo el país. Ellos son una de las pocas organizaciones capaces de llegar a la población agrícola migrante, logrando cultivar así una importante relación entre los trabajadores agrícolas y granjeros y ayudando a localizar importantes recursos tales como clínicas, extensión agrícola, e iglesias para los trabajadores agrícolas.

El consorcio entre EPA y AFOP también ha permitido a la EPA a obtener acceso de manera costo efectiva a la red nacional de trabajadores agrícolas de AFOP.  Estamos muy entusiasmados por el impacto que este entrenamiento tiene en la población agrícola al permitirles protegerse y a sus hijos. Lea más acerca de los programas gratuitos de capacitación del proyecto LEAF.

Acerca de la autora: Ashley Nelsen ha trabajado en las oficinas centrales de EPA en Washington, DC en mayo del 2008 como una becaria. Luego regresó como empleada permanente en septiembre de 2009.  Ella obtuvo su maestría en política ambiental internacional y en español del Instituto de Estudios Internacionales de Monterey.  En la actualidad, Ashley trabaja en asuntos relacionados al alcance público para trabajadores agrícolas, seguridad de los plaguicidas, y la normativa de EPA en materia de protección laboral y la política internacional de plaguicidas.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Pregunta de la Semana:¿Dónde almacena sus productos pesticidas y otras sustancias químicas en el hogar?

La Semana de Prevención de Envenenamientos es del 14 al 20 de marzo. En los hogares con niños menores de cinco años, cerca del cincuenta por ciento conservan al menos un producto pesticida dentro del alcance de un niño. Asimismo, cerca del 75 por ciento de los hogares sin niños menores de cinco años conservan los productos pesticidas en gabinetes abiertos al alcance de los niños. Para ayudar a proteger a los niños de los peligros, instale cierres especiales de seguridad y colóque los productos pesticidas y sustancias químicas caseras bajo llave fuera del alcance de los niños–preferiblemente en un gabinete alto. Haga una inspección de todas las habitaciones en su hogar para asegurarse de que todos los productos para ratas, ratones, cucarachas y cualquier otra cosa como sustancias químicas dañinas como blanqueadores y otros productos de limpieza, por ejemplo, estén almacenados de manera segura. Comparta su sentir sobre cómo almacenar las sustancias químicas en el hogar.

¿Dónde almacena sus productos pesticidas y otras sustancias químicas en el hogar?

Cada semana hacemos una pregunta relacionada al medio ambiente. Por favor comparta con nosotros sus pensamientos y comentarios. Siéntase en libertad de responder a comentarios anteriores o plantear nuevas ideas. Preguntas previas.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.