Como han cambiado las cosas…limpieza verde (Parte 3)

Por Lina Younes

Todavía tengo imágenes vivas en mis recuerdos de los días de limpieza en la casa de mi abuela en Viejo San Juan, Puerto Rico cuando yo era niña. Me acuerdo ver a mi tía-abuela usando mucha agua y detergentes para lavar los pisos de losetas de mármol, blanquear la ropa de cama y efectuar otras actividades caseras. En general, toda la operación requería mucho tiempo, energía y un preciado recurso—agua.

Ahora, damos marcha hacia delante y nos encontramos en el siglo 21. En general, las actividades de limpieza casera se han hecho mucho más sencillas y rápidas. Sin embargo, el problema que tenemos es que estos llamados métodos prácticos dependen de nuevas herramientas que normalmente son desechables. Las hojas desechables para la limpieza se utilizan para todo—para limpiar las mesas, mostradores, gabinetes, y pisos. También hay cepillos desechables para limpiar los inodoros. Mientras recomendamos como un método de limpieza beneficioso para el medio ambiente el utilizar trapos y materiales reutilizables para minimizar los desechos, es difícil creer que muchos consumidores no sucumbirán a la tentación utilizando métodos más prácticos de limpieza, aunque generen desechos.

Por eso decidí averiguar más sobre el tema de las hojas desechables. Mientras definitivamente cumplen el requisito de ser prácticos, ¿acaso son realmente verdes? Entre las ventajas, estas hojas o pedazos de tela limpian con un uso mínimo de agua. Entre las desventajas, terminan en los rellenos sanitarios después de usarlos. En este caso, los avances tecnológicos podrían resolver esta situación. Algunas compañías han elaborado pedazos de tela para limpieza más benficiosos ya que gran parte del material usado proviene de fibras de bambú. Estas fibras son biodegradables y compostables las cuales aplacan la conciencia verde de los ciudadanos. Para una lista completa, visite el sitio Web de Diseño para el Medio Ambiente.

¿Cuál es su sentir sobre este tema? Quisiéramos recibir sus comentarios. Hasta la semana próxima.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.