asma

La incognita del asma entre los hispanos

Por Elias Rodríguez,

Fue un día brumoso y caliente cuando me senté en el salón de clases de mi escuela primaria en la ciudad de Nueva York. De pronto, la atención de todos se fijó en el sonido sibilante y las dificultades respiratorias de mi compañero de clase. Ángel era uno de los chicos más altos de nuestra clase, pero estaba claramente en apuros y la imagen de su dolor es memorable. Ahora entiendo que mi amigo estaba teniendo un ataque de asma. Afortunadamente, nuestra maestra sabía exactamente qué hacer y el inhalador que tenía dentro de su escritorio y listo.

Nuestra escuela pública se encontraba adyacente a una carretera principal conocida como el FDR Drive la cual serpentea por el lado este de Manhattan y cerca del puente de Williamsburg. La combinación de alta densidad de población, autos, camiones y la actividad industrial formaba una receta para pobre calidad del aire.

Ángel y muchos de mis vecinos compartíamos una ascendencia puertorriqueña. Al día de hoy, me quedo perplejo por la tasa desproporcionadamente alta de asma entre los latinos. Los hispanos tienen 30 por ciento más probables de ir al hospital por casusa del asma en comparación con los blancos no hispanos. Por razones que no se entienden completamente, los puertorriqueños tienen el doble de la tasa de asma en comparación con la población latina en general.

Sabemos que la incidencia del asma ha aumentado en la población general en los últimos dos decenios – ¿Pero qué explica estas disparidades alarmantes? ¿Serán las razones económicas? Los grupos en los estratos de menores ingresos demuestran efectos en la salud más adversos como resultado de la escasez de recursos y menor acceso a la atención médica de calidad. ¿Sera la explicación ligada a la localización? ¿Sera que la propensión de ciertos grupos para buscar empleo en los centros metropolitanos conlleva a una mayor incidencia en conglomerados geográficos? ¿Podrá la cultura ser una clave? El español fue el primer idioma de mis padres y hay vínculos entre la limitada competencia en el inglés y barreras a la atención de calidad médica. Nos encantaría escuchar vuestras teorías. Hallar la solución a este misterio médico y socioeconómico es imprescindible para todos nosotros ya que se estima que los gastos médicos asociados con el asma sobrepasan un asombroso $50 mil millones anualmente.

La explicación de estas tasas de asma entre los grupos demográficos es compleja y multidisciplinaria. La buena noticia es que tenemos el poder para tomar medidas preventivas. Mayo es el Mes de Concienciación sobre el Asma y es una gran oportunidad para recordarle a la gente que tener un Plan de Acción para el asma es uno de los consejos claves que la EPA ofrece a las personas que viven con el asma.

La EPA también anima a la gente a saber la calidad del aire local en Air Now. El sitio en la red utiliza un sistema de códigos con colores para mostrar si los contaminantes atmosféricos superan los estándares de calidad del aire e indica el impacto del aire en las diferentes poblaciones. Pruébalo en airnow.gov  Utilice los recursos. ¡Obtenga un plan y Adelante!

Sobre el autor: Elías sirve como portavoz de la EPA en la Región 2. Antes de unirse a la EPA, el nuyorican trabajó en Time Inc. para las revistas Time, Life, Fortune y People. Es un graduado de Hunter College, Baruch College y el Instituto Teológico de la Asamblea de Iglesias Cristianas en Nueva York.

 

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La EPA, las escuelas y las comunidades colaboran para reducir el asma

Por la Dra. Teresa Lipsett-Ruiz


Las personas que visitan Puerto Rico a menudo vienen a disfrutar del calor y las playas de la isla. Pero nuestro ambiente tropical también contribuye a un problema de asma que afecta a aproximadamente uno de cada 10 habitantes aquí.


En estrecha colaboración con la EPA, nuestro programa de calidad del aire en interiores con sede en la Universidad establece alianzas con los estudiantes, las escuelas y la comunidad para mejorar las condiciones ambientales en las escuelas y reducir las ausencias de los estudiantes causadas por el asma. ¡Ha dado resultados! Durante los últimos 6 años, las escuelas con las que hemos trabajado han visto una disminución considerable en el número de días escolares perdidos.

Las regiones montañosas de Puerto Rico, como los municipios de Caguas y Gurabo, están rodeadas de valles húmedos conocidos como puntos activos de asma“, sin embargo la educación sobre el asma no siempre está disponible en estas zonas. En respuesta, hemos creado un programa con la EPA que se centra en tres elementos claves: (1) recursos de información y listas de control, (2) “recorridos” en la escuela, y (3) alianzas con funcionarios de la escuela y la comunidad para retirar físicamente los desencadenantes ambientales del asma en interiores.

Nuestro programa se basa en las Herramientas de Calidad del Aire Interior de la EPA y en las listas de control en español de interiores de escuelas para educar a la comunidad y a las escuelas sobre cómo manejar los desencadenantes ambientales del asma. En colaboración con el Departamento de Educacion de Puerto Rico, llevamos a cabo Talleres de Calidad del Aire Interior (IAQ) sobre los desencadenantes del asma.

Durante los recorridos de las escuelas, a menudo nos encontramos con problemas de plagascucarachas, ratas y ratones, así como, cajas de cartón mojado con moho llenas de papeles.  De ahí formulamos un plan para hacer frente a estos desencadenantes del asma.

Al principio, algunos maestros se mostraron escépticos. Ellos estaban preocupados de que esto fuera una carga más en sus apretadas agendas. Sin embargo, el entusiasmo creció  cuando los estudiantes y la comunidad comenzaron a ayudar. Como dice el viejo refrán, Muchas manos hacen ligero el trabajo.” La comunidad escolar se congregó para una “mega limpieza verde” de la escuela. Para comprobar nuestra eficacia, se recogieron muestras de moho antes y después de que nuestros planes fueron puestos en marcha y notamos que los conteos de moho disminuyeron considerablemente.

Con el apoyo de las autoridades escolares, implementamos nuestro programa en 32 escuelas lo cual condujo a una reducción del 38 por ciento en el ausentismo por asma de los estudiantes. Basado en estos resultados impresionantes, ahora estamos ampliando el programa en colaboración con la EPA. Para aprender más sobre el tema, escuche mi presentación en el seminario cibernético de la EPA Regreso a la Escuela: El Control del Asma en las Escuelas. Nuestras comunidades están orgullosas de haber mejorado la salud y la asistencia de los estudiantes. Le invitamos a seguir programas similares en sus escuelas y comunidades.

 

Acerca de la autora: La Dra. Lipsett-Ruiz es Decana de la Facultad de Ciencia y Tecnología en la Universidad del Turabo en Puerto Rico. Su asociación con la EPA ha capacitado a más de 150 maestros de 100 escuelas sobre medidas prácticas para el manejo del asma. El programa influye en los clubes escolares, blogs, conferencias, obra de teatro, y ejercicios de modelos a seguir, junto con los recursos de información de la EPA para reducir el absentismo estudiantil debido al asma.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

¿Tiene una pregunta sobre el asma?

Por Jessica Orquina

 El asma es una enfermedad crónica seria que se agrava debido a desencadenantes ambientales como la contaminación, el moho, y el humo. He aquí algunos datos básicos:

  • Estadounidenses que padecen asma: sobre 25 millones de personas, incluyendo unos 7 millones de niños
  • Ausencias escolares por motivo del asma: 10.5 millones de días ausentes anualmente.

 Las buenas nuevas son que con el tratamiento médico y el manejo de los desencadenantes ambientales, el asma se puede controlar. Eso significa que muchos asmáticos pueden vivir una vida sana y activa. Sin embargo, es importante que tengan un plan de acción y presten atención al ĺndice de Calidad de Aire. La Semana de Concienciación sobre el ĺndice de Calidad de Aire  es del 28 de abril al 2 de mayo. Además, mayo es el Mes de Concientización sobre el Asma, por lo tanto, es un bueno momento para hablar acerca del asma e informarse.

El jueves, 1 de mayo a las 2:00pm EDT, auspiciaremos un chat de Twitter sobre el asma y la calidad de aire interior. Nuestros expertos se unirán a expertos de los CDC para responder a sus preguntas sobre el asma, la calidad de aire, y cómo crear un plan de acción de asma. Participe en la conversación: siga la etiqueta #asma, @EPAespanol, @EPAlive y @CDCenvironment. Si no tiene una cuenta de Twitter, puede plantear sus preguntas en los comentarios a continuación y siga la etiqueta #asma durante el chat. Esperamos poder conversar con ustedes.

Acerca de la autora: Jessica Orquina trabaja en la Oficina de Asuntos Externos y Educación Ambiental como la principal encargada de los medios sociales para la agencia. Antes de unirse a la EPA, sirvió como piloto militar y de aerolíneas comerciales. Ella vive, trabaja y escribe en Washington, DC.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Las madres toman acción en favor del clima

Por Gina McCarthy

Participé recientemente en la charla Twitter de Madres por un Aire Limpio (#CleanAirMoms Twitter chat) con Moms Clean Air Force, un gran grupo de madres que se están asegurando de mantener nuestro medio ambiente seguro y saludable para todos nuestros hijos.

Como madre, estaba muy emocionada por el entusiasmo de la charla y la energía que la gente demostró, por la red y otros medios luego de la charla, para hacer una diferencia en sus comunidades. Algunas madres me preguntaron el por qué el Presidente Obama se interesa tanto por el cambio climático.

Es una pregunta fácil de contestar. Cuando el Presidente reveló su Plan de Acción para Afrontar el Cambio Climático en junio pasado a jóvenes en la Universidad de Georgetown, él subrayó que no hablaba como nuestro presidente, sino como un padre. Como las personas que cuidamos a nuestros niños, tenemos la responsabilidad primordial de asegurarnos de que el mundo a su alrededor sea seguro y saludable. El Presidente cree en eso y yo también.

Otras madres hicieron preguntas acerca del vínculo entre el cambio climático y la salud infantil.

Está claro que la contaminación de carbono conduce a condiciones del tiempo más calurosas, las cuales conllevan a aumentos en los niveles del smog, los que a su vez conducen a tasas más elevadas de incidencias de asma y temporadas de alergias más largas. Si su hijo no necesita un inhalador, considérese como un padre afortunado, porque uno de cada diez niños en los Estados Unidos padece asma y vive con esta enfermedad todos los días, la cual se agrava cuando hay contaminación de carbono en nuestros cielos.

Es por eso que estamos colaborando para asegurarnos de implementar pasos de sentido común para asegurarnos de reducir la contaminación de carbono—como el que proviene de nuestros vehículos y las plantas de energía eléctrica—para proteger la salud de nuestros niños  y el medio ambiente que nos rodea.

Y muchas de las madres querían saber cómo podían participar en estos esfuerzos y comunicar su sentir. El hablar con otras compañeras madres es un buen comienzo para difundir el mensaje. La voz de los padres, especialmente de nosotras las madres, es un recurso crítico. No hay nadie más creíble para hablar acerca de nuestras obligaciones como padres responsables.

Mis tres hijos, Daniel, Maggie y Julie, me recuerdan todos los días acerca del por qué realizo mi labor. Ellos me dan el valor de actuar de la misma manera que lo hacen los hijos de madres a través de América.

Gracias a todas las madres de #MadresAireLimpio (#CleanAirMoms) por una excelente charla. Espero impacientemente por recibir noticias de ustedes nuevamente.

Acerca de la autora: Gina McCarthy es la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Asma: Problema de salud pública para los hispanos

Por Fedora Cagnoli Braverman

Ha llegado el mes de mayo, y con él, no sólo las flores que nos dejaron las lluvias de abril, sino también el Mes de Concienciación sobre el Asma.

Según MedlinePlus en español, el asma es una enfermedad de las vías respiratorias que causa episodios repetidos de respiración difícil, de tos y de sensación de compresión pectoral. Sin ser tan técnicos, el asma es una enfermedad que va de ser algo molesto a ser una condición extremadamente seria. Es bastante común. Si nosotros mismos no lo padecemos, seguramente conocemos a alguien que sufre de esta enfermedad. 

Pero ¿por qué el asma es un tema de importancia a nivel de salud pública? Existen varias razones. Entre ellas, es una enfermedad crónica, puede limitar la calidad de vida del que lo sufre, y, lamentablemente, se diagnostican cada vez más personas con esta dolencia.

Para los latinos, es un problema que requiere atención porque las estadísticas nos juegan en contra. Según la Oficina de las Minorías del HHS, los hispanos tenemos más probabilidades de tener que visitar un hospital por causa del asma que los no-hispanos. También es un gran problema para nuestros niños. Los niños hispanos tienen casi el doble de probabilidades de morir por asma que los niños no-hispanos.  Tal es la importancia de esta condición en lo que se refiere a salud pública que la Biblioteca Nacional de Medicina dedicó, en su revista   bilingüe (donde aparecen las estadísticas que mencionaba antes), unas cuantas páginas a este tema.

Como mamá de dos nenes, esto me llamó poderosamente la atención. ¿Puede ser que sólo la genética nos haga un grupo de tanto riesgo? Existen varias razones. Claramente hay un componente genético. Pero para los hispanos,  estas estadísticas revelan un problema de salud nacional que va más allá de la enfermedad. Esto tiene que ver con el acceso (o muchas veces, la falta de este) a información fiable de salud.

Pero gracias a años de investigaciones, hay cada vez más conocimiento acerca de la detección y manejo del asma. Según la EPA, se debería evitar los desencadenantes de la alergia, el humo del cigarrillo, la contaminación del aire, productos químicos, resfriados, etc. Esto es fundamental para que los síntomas no se desencadenen o empeoren.

Si tiene un hijo o hija pequeño que padece de asma, sepa reconocer los síntomas y hable con su doctor. Que no le pase como me pasó a mí, cuando mi hijo vino diciéndome que le dolía el corazón y que no podía respirar y fuimos volando a la sala de emergencias sólo para descubrir que se había atiborrado con galletitas de queso.

Sea inteligente: Conozca los síntomas, sepa cuándo recurrir a la sala de emergencias y sobre todo, deje las galletitas de queso fuera del alcance de los niños.

 

Acerca del autor: Fedora Cagnoli Braverman es responsable del desarrollo y mantenimiento de MedlinePlus y  MedlinePlus en español, el portal web de información de salud para el consumidor de la Biblioteca Nacional de Medicina del gobierno de los Estados Unidos.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Las disparidades del asma: Un impacto positivo en la vivienda pública de la ciudad de Chicago

Por Melissa Gutierrez Kapheim

Es el Mes de Concientización del Asma. Para cientos de programas comunitarios en todo el país aumentar la conciencia sobre el asma es una realidad de todo el año mientras trabajamos cada día para mejorar las vidas de las personas asmáticas.

Como ganadores del Premio Nacional de Liderazgo Ambiental de la EPA en el año 2010 en el manejo del asma, mi organización, el Instituto Sinai de Salud Urbana (SUHI, por sus siglas en inglés), siempre está entusiasmada de trabajar con la EPA.  Nos esforzamos para compartir estrategias exitosas que ayuden a los programas en todo el país a ofrecer servicios para el control del asma ambiental en comunidades marginadas.

Más tarde este mes, el 16 de mayo, voy a co-presentar un webinar en la EPA con Andy Teitelman de la Autoridad de Viviendas de Chicago (CHA, por sus siglas en inglés) sobre nuestros esfuerzos de colaboración en un programa llamado Ayudando a respirar y a progresar a los niños en las viviendas públicas de Chicago (HCBT, por sus siglas en inglés). 

Con fondos del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE.UU., el Instituto Sinai de Salud Urbana coparticipa con la Autoridad de Viviendas de Chicago para implementar el programa HCBT en una comunidad en la que el asma afecta a un 25-35 por ciento de los niños, una tasa doble del promedio nacional.  A través de la participación y la colaboración de la comunidad ofrecemos servicios de educación sobre el asma, además de asistencia navegando el sistema de salud, y evaluaciones de los hogares.

El programa HCBT utiliza un modelo de trabajadores de salud comunitarios (CHW, por sus siglas en inglés) para ofrecer sus servicios. Contratamos y capacitamos a las personas que viven en el mismo edificio para educar a los residentes sobre el manejo del asma.  Este método es eficaz para acelerar la comunicación honesta con las personas asmáticas y sus familias para que se sientan más cómodas hablando acerca de su entorno familiar. 

Las visitas incluyen una evaluación del hogar para identificar los desencadenantes del asma.  El programa HCBT hace referido de los desencadenantes al servicio de manejo de casos de la Autoridad de Viviendas de Chicago el cual trabaja con la gerencia de la propiedad para resolver el problema.  Este sistema de referencia fue desarrollado para que los participantes puedan reportar sus preocupaciones sobre la vivienda a los trabajadores de salud comunitaria los cuales gestionan la solución del problema. Como resultado, una serie de problemas de vivienda que agravan el asma, tales como el moho, las cucarachas, las alfombras y los ratones, han sido referidos a la gerencia de las propiedades.  Hasta la fecha, el 80 por ciento de los casos referidos han sido resueltos.

A través de nuestra asociación con la Autoridad de Viviendas de Chicago y los residentes de urbanizaciones, se han logrado resultados que evidencian la mejora de los síntomas y el control del asma.  Específicamente, los resultados preliminares de seis meses del programa HCBT indican una reducción del 56 por ciento en los síntomas del asma, una reducción significativa de la utilización de recursos de salud y mejora, una reducción significativa de la utilización de recursos de salud y mejoras estadísticamente significativas y clínicamente asociadas con la calidad de vida.  El proyecto está programado para terminar en el otoño del año 2013.

Por favor, únase a nosotros en nuestro webinar del 16 de mayo.  Para más información y para registrarse, visite www.asthmacommunitynetwork.org/node/100 .

Sobre el autor: Melissa Gutierrez Kapheim, MS, es un epidemiólogo en el Instituto Sinai de Salud Urbana (SUHI, por sus siglas en inglés) en Chicago, IL.  Ha trabajado en el campo de las disparidades de salud y en la comunidad por más de ocho años. Desde que se unió SUHI en el  2006, ha trabajado en tres intervenciones consecutivas de asma que utilizan el modelo de los trabajadores de salud comunitarios para mejorar la salud y el bienestar de los niños y adultos con asma que viven en las comunidades más marginadas de Chicago.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

¿Qué es un plan de acción para el control del asma?

By Carmen Torrent

Recientemente conocí a una de las hermanas de mi vecina, la cual es una anciana muy jovial y con muchos deseos de vivir plenamente, pero con un gran problema de asma. Recién llegaba a visitar a su hermana, la ancianita sufrió un severo ataque de asma. Después de haber pasado la crisis y mucho más tranquilas me invitaron a tomar un café con ellas.

Mientras conversábamos de diferentes temas noté la preocupación de la señora y le pregunté si estaba siguiendo su plan de acción para controlar el asma. Entre confundida y preocupada me confesó que no sabia de lo que yo estaba hablando. Sus primeras preguntas fueron:”¿Que es un plan de acción para el asma?, ¿Cuánto cuesta uno? Aproveché el momento para explicarle que el plan de acción para el control de asma es un plan personal que el médico hace por escrito con la ayuda del paciente donde se identifican las causas de los ataques de asma y qué hacer para controlarlos. Con este plan personal las personas asmáticas pueden identificar qué les ocasiona el asma, cómo controlarla, e incluso les ayuda a reducir las visitas al médico.

El plan de acción debe ser claro y cubrir lo siguiente:

1. Identificar lo que le provoca el asma (entre los factores ambientales están el humo de tabaco, la caspa de las mascotas, el polvo, el moho, y las plagas) y saber cómo evitarlo.

2. Identificar los síntomas de una crisis de asma y qué hacer en caso de un ataque de asma(tales como, tos, silbido, dificultad al respirar y pecho apretado)

3. Lista de los primeros síntomas de una crisis asmática y los pasos adecuados a seguir

4. Lista de medicamentos, cuándo y cómo debe utilizarlos

5. Saber cuándo debe buscar ayuda médica de inmediato y acudir a una sala de emergencia.

Las personas asmáticas deben memorizar este plan o llevar una copia del mismo con ellos. El plan les ayudará a controlar el asma día a día, pero es necesario que lo entiendan y lo sigan al pie de la letra.

Después de oírme mi nueva amiga estaba muy motivada y me prometió hablar con su médico para hacer un plan de acción personal. Estaba muy emocionada y le decía a su hermana:”¿Te acuerdas cuando nos llevaron por primera vez a la costurera del pueblo para que nos hicieran unos trajes a la medida? Estoy segura que después de tener mi propia plan para controlar mi asma me voy a sentir tan especial como cuando mi hicieron mi primer vestido a la medida, especial sólo para mí”. Realmente pasé una tarde muy agradable oyendo las historias de su juventud.

Recuerde lo importante que es tener un plan de acción para controlar el asma y que el mismo debe ser diseñado exclusivamente para usted. Puede descargar e imprimir un plan de acción y llevarlo a su próxima visita médica para que junto a su médico lo completen. Usted podrá usar el plan como una guía diaria para controlar el asma. Recuerde mantener el plan en un lugar accesible donde pueda encontrarlo con facilidad y si es posible compártalo con sus familiares, amigos cercanos y en caso de que sea para un estudiante, puede compartirlo con la escuela del mismo. Para más información sobre cómo manejar el asma visite: http://www.epa.gov/iaq/espanol/asma.html

Sobre la autora: Carmen Torrent es especialista de relaciones públicas en la Oficina de Aire Interior de EPA.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

La lucha contra el asma: dentro y fuera del campo

Por Chris Draft

Me enorgullece decir que fui exitoso a lo largo de mi carrera mientras jugaba en la posición de lineador (lineman) para la Liga Nacional de Fútbol Estadounidense (NFL, por sus siglas en inglés) por doce años. Pero tal vez mi mayor logro fue estar en el campo de juego siendo asmático. Hubo una época en la cual el asma habría sido considerada un obstáculo demasiado grande de superar para lograr alcanzar el éxito como jugador de fútbol americano profesional. El ser proactivo y trabajar con mi médico para identificar los desencadenantes del asma, me dio la oportunidad de mostrar que el asma no tiene que ser un revés en la vida.

Yo soy una de las aproximadamente 25 millones de personas en los EE.UU. que tiene asma. Las personas a menudo me preguntan como era jugar en la NFL con asma y mi respuesta es que no se lo que era jugar en la NFL sin asma. El asma es una parte de mí y estoy contento de poder usar mi voz para demostrar que el asma puede ser superada.

Durante los últimos años, he tenido el orgullo de asociarme con la EPA para promover el mensaje de que el asma no tiene que limitar lo que se puede lograr en la vida. El equipo de asma de la Fundación de la Familia Chris Draft (CDFF, por sus siglas en inglés), trabaja para promover la conciencia del asma y la educacion en todo el país.

Actualmente, estoy luchando contra el asma fuera del campo de futbol. Estoy a cargo en mi campaña de crear conciencia sobre el asma y ayudar a otros a triunfar. Durante el Mes de la Concientización sobre el Asma, espero inspirar a otros, mostrándoles como logré mi éxito en el control del asma. Puedo resumirlo en una declaración muy simple: “El asma no me puede detener, así que no dejes que te detenga a ti.”

Acerca del autor: Un ex jugador de la NFL, Chris Draft también es el fundador, presidente y CEO de la Fundación de la Familia Chris Draft (DCFF, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro dedicada a fortalecer a las familia a vivir estilos de vida saludables. El Sr. Draft es un líder y defensor de la salud reconocido a nivel nacional que sirve como un embajador nacional de la Asociación de Padres y Maestros y es un portavoz nacional sobre muchos temas relacionados con la salud, incluyendo la atención y el tratamiento del asma, enfermedad la cual padece, y cáncer de pulmón, la enfermedad que cobró la vida de su esposa, Keasha, a finales del año pasado.

Un líder tanto dentro como fuera del campo de futbol, Draft ha recibido numerosos premios y reconocimientos por su incansable trabajo en la comunidad. Aprenda más acerca de sus logros.

Vea los anuncio de servicio público de Chris.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Cerrando la brecha del asma para los niños pobres y minoritarios

Los científicos de EPA y sus colaboradores están trabajando para comprender mejor por qué el asma afecta desproporcionadamente a los niños pobres y minoritarios.

Casi 26 millones de estadounidenses, incluyendo siete millones de niños, están afectados por el asma. Pero cuando se abren de golpe las puertas a la sala de emergencias debido a alguien que esté sufriendo de un ataque de asma, lo más probable es que el paciente sea un niño pobre y minoritario.
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en sus siglas en ingles), los niños minoritarios que viven en las condiciones socioeconómicamente más pobres están en el riesgo mayor. Por ejemplo, el 16% de los niños africanos-americanos padecieron de asma en 2010 en comparación con 8.2% de los niños blancos, y son dos veces más probable a estar hospitalizados como consecuencia de un ataque de asma y tienen cuatro veces más probabilidades de morir a causa del asma que los niños blancos. El índice de asma entre los niños quienes vivieron en la pobreza fue del 12.2% en 2010 en comparación con 8.2% entre los niños quienes vivieron en niveles socioeconómicos por encima del índice de pobreza.

  
“Alrededor de los Estados Unidos vemos que los niños y las familias pobres y de bajos ingresos tienen desproporcionadamente un riesgo mayor de padecer de asma y otras enfermedades respiratorias. La polución del aire y otros desafíos están teniendo efectos serios a la salud que agravan los desafíos económicos a través de las facturas medicas y las ausencias a la escuela y el trabajo,” dijo la administradora de EPA Lisa P. Jackson. “Como madre de un niño asmático, yo sé lo que significa para nuestros niños tener aire limpio y saludable para respirar.”

La administradora Jackson dijo estas palabras durante la inauguración del Plan Coordinado de Acción Federal para Reducir las Disparidades Raciales y Étnicas del Asma que es un plan de acción que representa cómo EPA y otras agencias federales pueden colaborar para reducir las disparidades asmáticas.  

Una parte importante de este esfuerzo consiste en el trabajo realizado por científicos de EPA y sus colaboradores explorando las causas y desencadenantes de asma incluyendo cómo los factores socioeconómicos contribuyen al asma infantil. La meta general consiste en iluminar los factores subyacentes del asma para apoyar el trabajo de estrategias de prevención e intervención. 

¿Qué aumenta el riesgo en contraer el asma? Aunque una parte de la respuesta con certeza estriba en factores genéticos, ya que más de la mitad de todos los niños quienes padecen de asma también tienen familiares asmáticos, el medio ambiente también juega un papel clave. Los contaminantes del aire, alérgenos, moho, y otros agentes ambientales puede provocar reacciones asmáticas. 

Los investigadores de EPA y sus colaboradores están dirigiendo los esfuerzos para desarrollar nuevos métodos científicos, modelos, y datos para evaluar cómo los desencadenantes aumentan el riesgo del asma y los ataques de asma. El impacto de esta investigación ya ha contribuido a los estándares reguladores actuales para dos de los principales contaminantes del aire que están regulados bajo los Estándares Nacionales de la Calidad del Aire Ambiental (NAAQS por sus siglas en ingles): ozono y material particulado (PM, por sus siglas en ingles). La investigación de EPA acerca del asma también ha figurado como parte de las evaluaciones de salud para las emisiones de diesel.

 

El próximo paso consiste en aprender los métodos para proteger mejor aquellos que están en mayor riesgo. 

“Ahora estamos empezando a enfocarnos en el problema del asma que tiene que ver con las disparidades,” dijo Martha Carraway, MD, una investigadora de EPA. “Los niños con el asma mal controlado tienen más probabilidades de tener que recurrir a las salas de emergencia que aquellos niños con el asma controlado. Entonces para razones de salud pública tenemos que entender cómo los factores ambientales, incluyendo la contaminación del aire, afectan el control de asma en las poblaciones vulnerables.” 

Para avanzar este trabajo, los investigadores de EPA y sus colaboradores se aprovecharon del incidente en el cual un relámpago cayó en el Refugio Nacional de Flora y Fauna de los Lagos Pocosin en Carolina del Norte en el 2008. El relámpago provocó que la turba cogiera fuego y que el incendio se extendiera unos 40,000 acres (16,000 hectáreas) despidiendo una espesa humareda. 

En colaboración con los científicos del Centro de Medicina Ambiental, Asma y Biología Pulmonar de la Universidad de Carolina del Norte, un grupo de investigadores de EPA encabezado por David Diaz-Sanchez, PhD compararon las visitas a la sala de emergencia a causa de asma con los reportajes de la calidad del aire. Al mirar los resultados geográficamente, ellos descubrieron que los condados de bajos ingresos tuvieron mucho más visitas que los condados más prósperos aunque la calidad del aire y los niveles de exposición fueron iguales.. “Las investigaciones de EPA sugieren que los niños y otros viviendo en los condados de bajos ingresos podrían ser menos resistentes a la polución del aire, posiblemente a causa de los factores sociales como la nutrición insuficiente. Por ejemplo, si eres pobre y no está comiendo bien, puede ser que tu asma sea más grave,” dijo Nsedu Obot Witherspoon, MPH, Director Ejecutivo de la Red de Salud Medioambiental de Niños, una organización nacional y multidisciplinaria con la misión de proteger a los niños en desarrollo de los riesgos ambientales a la salud y promover un ambiente más saludable. “Por supuesto, también podrían haber otros factores involucrados, como si los niños toman los medicamentos correctamente y si tienen  acceso a buena asistencia médica.”

La investigación de EPA acerca de las disparidades de asma puede ayudar a dirigir los esfuerzos de intervención de maneras innovadoras y mejores a fin de reducir la exposición a los desencadenantes de asma y limitar los impactos de la enfermedad, ayudando así a cerrar la brecha para los niños pobres y minoritarios y mejorar la salud de los niños en todas partes.

Esta entrada en el blog es una traducción del reportaje publicado en la reciente edición de “Science Matters“.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Una inspección de su escuela mejorará la calidad del aire y la salud de estudiantes y maestros

Por Carmen Torrent

¡Atención personal escolar! La temporada  de regreso a la escuela es una oportunidad perfecta para revisar el programa de gestión de calidad del aire interior (CAI) de su escuela para asegurar que el nuevo año escolar sea lo más posiblemente saludable y exitoso. ¿Sabía usted que una buena calidad del aire interior puede ayudar a mejorar la salud de los estudiantes, productividad de maestros y personal, y reducir el ausentismo?

Una buena manera de comenzar a evaluar las condiciones actuales de su edificio escolar es conducir un recorrido e investigación exhaustiva de toda la escuela. El Action Kit de la EPA incluye cuatro listas en español: Construcción y Mantenimiento de Suelos,    Servicio de AlimentosManejo Integrado de Plagas (MIP),   Manejo de Deshechos.  ¡Usted puede descargar estas listas en formatos PDF o Word, y adaptarlos a las necesidades de su escuela!

Al realizar un recorrido, usted puede utilizar sus sentidos básicos para identificar los problemas de IAQ:

• Mire el nivel general de la limpieza en las clases y salas de máquinas. Busque fuentes de contaminantes potenciales, incluyendo el moho, productos químicos incorrectamente guardados, o filtros de aire y ductos excesivamente sucios. Busque pistas de daños por agua, lo que puede indicar un problema más grave. Busque libros o papeles en la parte superior de los ventiladores o contrachapado (plywood) cubriendo entradas de aire exterior.
• Huela y busque olores únicos o malos, incluyendo el moho, mildiu,  y olores “químicos”,  al pasar de una sala a otra. Tenga en cuenta todas las fuentes potenciales de estos olores.
• Sienta y busque  temperaturas interiores incomodas, corrientes de aire, y humedad alta o baja. Verifique  el flujo de aire entrando por las rejillas y saliendo por los ventiladores.
• Escuche las preocupaciones de los ocupantes de la escuela con respecto a calidad del aire interior. ¿Se experimentan síntomas relacionados con la calidad del aire interior en las clases? ¿Guardan y utilizan sus propios sprays para el control de plagas? ¿Apagan el ventilador durante la clase porque es demasiado ruidoso? Escuche y busque ruidos inusuales de equipos que puedan indicar problemas potenciales.

Además de estos consejos, el archivo de la EPA contiene seminarios técnicos sobre recorridos escolares y el video de un recorrido virtual de la agencia Northwest Clean Air son buenos recursos para la detección temprana de los problemas de calidad del aire interior en su escuela.

Tener un plan de gestión de calidad del aire interior sólido establecido al inicio del año le ayudará a encontrar y resolver proactivamente los problemas de calidad del aire interior y evitar posibles peligros en el futuro. Visite el sitio web de la EPA Calidad del Aire Interior en español para aprender más sobre el manejo de calidad del aire interior en su escuela.

¡Los pasos para mejorar la gestión de calidad del aire interior y la realización de un recorrido escolar son comprobados y eficaces, pero requieren el apoyo y el compromiso de personas como usted!

Sobre la autora: Carmen Torrent es especialista de relaciones públicas en la Oficina de Aire Interior de EPA.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.