Aprender de forma activa

Este fin de semana llevé a mi hija menor al laboratorio Spark! del Museo Nacional de Historia Estadounidense. Esa es una de nuestras áreas favoritas del museo. En el laboratorio, los científicos hicieron experimentos para enseñar a los niños cómo el agua y el hielo seco (bióxido de carbono en estado sólido) forman el ácido carbónico. Fue fascinante ver cómo los niños pequeños activamente participaban en experimentos científicos. Una de las mejoras cosas de estos museos diseñados para niños es enseñanza mediante actividades consideradas como “hands-on” en las cuales los niños manipulan los objetos directamente. Al poder manipular los materiales y activamente participar en estos experimentos, estas actividades se convierten en verdaderas experiencias de aprendizaje. Los niños recuerdan la información mejor. La absorben y un beneficio adicional—estos experimentos de manipulación activa son realmente divertidos. Definitivamente son más atrayentes que simplemente el leer sobre los procesos científicos en un libro.

En el área alrededor de Washington, DC, tenemos la suerte de tener museos y centros como los del Instituto Smithsonian y el Centro de Ciencias de Maryland en Baltimore que también está relativamente cerca. Centros similares y museos del niño existen por todo el mundo. Quisiera compartir con ustedes un listado de centros de aprendizaje científico activo a nivel mundial.  Al visitar estos centros durante el fin de semana, podemos inculcar en los niños el amor a las ciencias y al medio ambiente a temprana edad. Además, no tenemos que ser maestros de ciencias profesionalmente para tratar de hacer muchos de estos experimentos en el hogar. Además, son una excelente diversión para toda la familia.

La geografía no debe ser un obstáculo para visitar muchos de estos lugares. Mediante el uso del Internet, puede visitar muchos de estos centros de aprendizaje cibernéticamente. De hecho, muchos de estos sitios Web brindan recursos para padres, maestros y jóvenes para concienciar al público sobre el valor de las ciencias en nuestra sociedad. Esa es una valiosa lección para todos.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.