Aire más limpio significa corazones más sanos

Por la administradora de EPA Gina McCarthy

 

Febrero es el Mes del Corazón Saludable. No hay mejor momento para aprender acerca de cómo proteger su corazón.

La contaminación del aire puede afectar la salud del corazón y hasta desencadenar ataques al corazón o derrames cerebrales. Esa es información importante para una de cada tres personas en Estados Unidos que padecen del corazón y para sus seres queridos.

Y es por eso que la EPA está trabajando con otras agencias gubernamentales y con organizaciones de salud privadas y sin fines de lucro sobre la iniciativa nacional Million Hearts® para prevenir 1 millón de ataques al corazón y cerebrovasculares para el 2017. Este mes, y todos los meses, queremos asegurarnos de que la gente entienda cómo las enfermedades cardíacas están vinculadas a la contaminación del aire—y qué puede hacer la gente para protegerse.

Los estudios científicos, incluyendo la investigación realizada por los científicos de la EPA, indican que no tan solo hay una asociación entre la contaminación del aire y las enfermedades del corazón, sino que esa asociación puede tener consecuencias que amenazan la vida misma.
En un reciente estudio publicado en Environmental Research,  los científicos de la EPA analizaron los datos recopilados por los satélites de la EPA y los monitores de aire de la EPA basados en la tierra y confirmaron que las enfermedades cardíacas y los ataques al corazón son más probables en los individuos que viven en áreas con una contaminación de aire elevada. Este estudio encontró que la exposición aun a pequeñas cantidades adicionales de contaminación de partículas finas promediadas a lo largo de un año podrían aumentar las probabilidades de que una persona sufriera un ataque al corazón por hasta 14 por ciento.
Entonces, ¿qué puede hacer para mantener su corazón saludable?
• Usted puede comenzar asegurándose de comer alimentos nutritivos y hacer ejercicios (no obstante, asegúrese de consultar primero con su proveedor de salud”.
• Consulte el Índice de Calidad de Aire cada día para informarse acerca de la calidad del aire en su localidad y cómo reducir su exposición a la contaminación de aire.
• Todos podemos poner de nuestra parte para seleccionar opciones que sean mejor para el medio ambiente y nuestra salud—como tomar transporte público con mayor frecuencia o guiar vehículos más limpios.
Este febrero y todos los meses, recuerde que el aire más limpio significa corazones más saludables.