Skip to content

¿Acaso los ambientadores y desodorantes caseros pueden ser beneficiosos o dañinos?

2012 February 16

Por Lina Younes

A mi hija menor le encanta comprar ambientadores para el hogar. Para ella, mientras más fuertes y aromáticos con olores a frutas, más le gustan. Personalmente, a mí no me gustan estos ambientadores y desodorantes químicos. No me parece que realmente desodoricen el aire. Mientras algunos pueden despedir una fragancia agradable por unos momentos, realmente sólo están ocultando olores que siguen presentes en los entornos interiores. Después de ver la reacción alérgica producida en una colega en mi trabajo cuando había uno de esos ambientadores a varias oficinas de distancia, opté por aprender más acerca de estos productos.

De hecho, muchos de nosotros pasamos gran parte de nuestro tiempo al interior, sea en el hogar, la oficina, o la escuela. Como promedio, la gente pasa alrededor del 90% de su tiempo en espacios interiores. En estos espacios cerrados, hay muchas fuentes contaminantes de aire que pueden producir problemas de salud, alergias o enfermedades serias. Estos problemas se intensifican si hay poca ventilación o si la persona es asmática  o padece de otras condiciones respiratorias. De hecho, las pinturas y algunos de estos ambientadores tienen compuestos orgánicos volátiles  (COVs o VOCs, por sus siglas en inglés) como el formaldehido y destilados de petróleo que pueden ser muy irritantes para los ojos, piel y garganta. Aún los ambientadores o desodorantes que no tienen aroma pueden producir reacciones alérgicas en ciertos individuos. Por lo tanto, si usa estos ambientadores/desodorantes en su casa u oficina, asegúrese de leer la etiqueta primero para usarlos de manera adecuada y segura.  Además, debe mantener estos productos fuera del alcance de niños y mascotas.

¿Entonces, qué puede hacer para mejorar la calidad del aire [http://www.epa.gov/iaq/pubs/careforyourair.html ] en su hogar, escuela o trabajo? El entender cuáles son algunos de los contaminantes más comunes encontrados en edificios es el primer paso para protegerse y a su familia. Además, podría considerar otras opciones naturales que no sean tóxicas como el bicarbonato de sodio. Espero que estos consejos hayan sido de su utilidad. Como siempre, sus ideas son bienvenidas.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y se desempeña la persona encargada de alcance público y comunicaciones multilingües en la Oficina de Asuntos Externos y Educación Ambiental de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. Antes de integrarse a la labor de la EPA, trabajó como periodista dirigiendo la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The opinions expressed in Greenversations are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Tags:
One Response leave one →
  1. Dan permalink
    January 15, 2013

    Así van apareciendo nuevas enfermedades, y otras como el cáncer está teniendo una prevalencia enorme a nivel mundial, cada vez consumimos más químicos, ya sea directamente o enviándolo a la atmósfera lo que nos afecta a nosotros y también a los otros seres vivos. Muy informativa la entrada, Saludos desde Chile. Les dejo mi página:

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS