Las mujeres en ciencias del mañana

Por Lina Younes

La semana pasada lleve mi hija menor al día de las Girl Scouts en el Museo Nacional del Aire y del Espacio. Tropas de Girl Scouts de Virginia y estados vecinos fueron al Centro de Steven F. Uvar-Hazy para participar en los eventos del día en celebración del Mes de la Mujer.

Había una variedad de actividades educativas de ciencia y arte entre las exhibiciones del museo. Algunas se enfocaban en la física, la aerodinámica, la astronomía, la informática básica y otras disciplinas científicas. Vimos una demostración sobre los efectos de la falta de presión en el espacio utilizando un malvavisco. Fue interesante. Las niñas estaban fascinadas con el experimento. ¡Hasta tuvimos la oportunidad de volar un avión! Bueno, no exactamente. Volamos e intentamos aterrizar un avión utilizando un simulador de vuelos. Tengo que admitir que no fuimos muy exitosas al aterrizaje. Fue una pena que la fila era demasiado larga lo cual nos disuadió de volver intentarlo múltiples veces hasta aterrizar correctamente. Además, nos divertimos en el proceso.

En el museo, visitamos la colección dedicada a la exploración espacial. El trasbordador espacial Enterprise era uno de los elementos claves de la colección. Mire con asombro todos aquellas exhibiciones y artefactos espaciales que destacaban el papel que desempeñamos en la exploración espacial. Sin embargo, me entristeció el hecho de que muchas de aquellas niñas no podrían realmente apreciar todos los avances tecnológicos que resultaron de los programas espaciales del Apollo y el transbordador espacial. Sólo podrán aprender sobre el tema leyendo libros de historia o viendo viejas grabaciones en video. Todavía me acuerdo del primer alunizaje.  No creo que la juventud de hoy pueda captar la magnitud de dichos logros tan sólo leyendo sobre ellos. No es igual.

Mientras estábamos en el museo, escuché dos de las voluntarias de Girl Scouts hablando sobre la universidad. Una de ellas acababa de recibir varias cartas de aceptación a universidades para estudiar ingeniería aeroespacial. ¿Quién sabe, si acaso entre aquellas niñas que participaron en los eventos del Mes de la Mujer habría una futra astronauta como Sally Ride?  ¿Alguna de ella se convertiría en una futura ambientalista como Rachel Carlson?  El futuro será esperanzador. Como siempre, me encantaría escuchar sus comentarios.

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como directora asociada interina para educación ambiental. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.