Oficinas verdes

Por Lina Younes

En la entrada de la semana pasada, hablé sobre las cosas sencillas que podemos hacer en el hogar para contribuir a la protección ambiental. Una de las personas que envió comentarios señaló la gran cantidad de edificios de oficinas en el área de Washington que dejan las luces encendidas en la oficina después de horas laborales y el fin de semana. ¡Qué gran cantidad de energía desperdiciada!

¿Sabía que los costos energéticos anuales combinados para edificios comerciales e instalaciones industriales en Estados Unidos suman $202.3 mil millones de dólares? ¿Sabía que el treinta por ciento de la energía usada en los edificios se utiliza ineficientemente? Entonces, ¿qué pasos podemos tomar para mejorar le eficiencia energética en edificios comerciales?

Muchas de las cosas que podemos hacer para mejorar le eficiencia energética en la oficina se  asemejan a los pasos que podemos tomar en el hogar. ¿Qué les parece apagar las luces cuando no está en la oficina? El reemplazar las bombillas de las lámparas de los escritorios con bombillas fluorescentes compactas también utilizaría 75% menos energía que las bombillas incandescente tradicionales? ¿Qué le parece crear un equipo verde entre sus compañeros de trabajo para identificar métodos adicionales para ahorrar energía en la oficina?

Además de ahorrar energía, el reducir desechos [http://www.epa.gov/climatechange/wycd/office.html ] es otra manera de hacer el lugar de trabajo más beneficioso para el medio ambiente. Todos debemos poner de nuestra parte para hacer una diferencia. ¿Cómo ha contribuido para lograr un lugar de trabajo más saludable?

Acerca de la autora: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y se desempeña, en la actualidad, como directora asociada interina para educación ambiental. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.