Skip to content

Cambios de comportamiento

2010 December 16

Por Lina Younes

Al inicio de este año, entró en vigor la Ley del Distrito sobre las Bolsas en Washington, DC que requiere a todos los negocios que venden alimentos o bebidas alcohólicas a cobrar a los consumidores 5 centavos por cada bolsa desechable de papel o plástico que le dan a los consumidores al momento de la compra. De esos réditos, de 3 a 4 centavos estaban destinados para un nuevo Fondo para la Protección del Río Anacostia. El Departamento del Medio Ambiente del Distrito de Columbia (DDOE, por sus siglas en inglés) ha estado administrando el fondo y ha realizado una campaña de concienciación pública para reducir los desperdicios en Washington, DC y limpiar el río.

Es interesante destacar que al inicio del año, mucha gente se quejaba del nuevo impuesto. Personalmente, yo apoyo la limpieza de nuestras vías acuáticas y opté por no usar las bolsas desechables en numerosas ocasiones en DC para pequeñas compras porque simplemente no quería pagar los 5 centavos. Ahora, casi un año más tarde, tenía curiosidad en saber los resultados de la Ley de Bolsas. Me comuniqué con el Departamento del Medio Ambiente y quisiera compartir la información con ustedes.

Según las anécdotas públicas durante el primer año desde que la legislación entrara en vigor, el DDOE indicó que el uso de bosas desechables en tiendas de Washington, DC ha bajado por un 50 por ciento. Además, organizaciones sin fines de lucro como la Fundación Alice Ferguson han reportado una reducción del 60% en el número de bolsas plásticas recogidas durante los días de limpieza en las cuencas fluviales de la ciudad. Ademas, DDOE recaudó $1,528,195.84 durante los primeros tres trimestres del año mayormente del impuesto de 5 centavos proveniente de las bolsas desechables. Según el DDOE, a medida de que los residentes de la ciudad estaban más conscientes de la nueva ley, la necesidad de efectuar campañas de concienciación y ofrecer las bolsas reutilizables disminuirán. A medida que el programa entra en la segunda fase, el financiamiento será destinado para otros esfuerzos de infraestructura tales como el diseño e instalación de estructuras de calidad de agua que removerán la basura y sedimento de las escorrentías fluviales, la construcción de techos verdes y otros asuntos de calidad de agua. La ley incluye otros elementos para asegurar que los negocios están cumpliendo con la ley.

Independientemente de si las personas han decidido usar más bolsas reutilizables para proteger el medio ambiente o para dejar de pagar los 5 centavos es difícil determinar. No obstante, el resultado ha sido positivo en el sentido de que los consumidores están cambiando su comportamiento y beneficiando la calidad del agua. ¿Acaso no se trata de eso mismo? ¿Acaso ese no era el propósito de la legislación? Nos encantaría escuchar su opinión sobre el tema.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The opinions expressed in Greenversations are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Tags:
One Response leave one →
  1. Novedades Esteticas permalink
    October 3, 2011

    A la gente hay que impulsarlo de dos modos, con formación y con impuestos, lamentablemente el segundo es más efectivo.

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS