Prepárese para la temporada de huracanes

¿Alguna vez ha escuchado el informe del tiempo y deseado que se equivocaran? Bueno, después de escuchar el pronóstico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica anticipando una “temporada activa de huracanes en el Atlántico”  este año, todos esperamos que sus predicciones no se materialicen. Dada la situación del derrame de petróleo en el golfo de México, las repercusiones ambientales de un fuerte huracán en esa área podrían ser aún más devastadoras. Como no podemos controlar las condiciones climatológicas, lo mejor que podemos hacer con este pronóstico es prepararnos antes de que los vientos huracanados se acerquen a nuestras costas.

Todos sabemos la locura que se genera en los supermercados y ferreterías en vísperas de una tormenta. Como podemos anticipar la posibilidad de apagones durante o después de un huracán, ¿por qué no nos aseguramos de tener linternas y baterías con antelación de un huracán? También es aconsejable tener un radio que funcione a base de baterías para monitorear la tormenta. Me acuerdo durante una de las tormentas de nieve este año, mi pequeño radio de baterías me permitió recibir noticias cuando mi familia y yo estábamos encerrados en la casa sin electricidad por un plazo de 15 horas!

Hablando de apagones, nunca use un generador dentro de su hogar o en un espacio encerrado como sótano o garaje. El escape del motor genera monóxido de carbono, un gas tóxico y mortal. Asegúrese de usar los generadores portátiles de manera segura.

Como resultado de un huracán o emergencia natural, se puede contaminar el suministro de agua. Usted se puede preparar al tener agua embotellada a mano. Escuche los informes noticiosos locales durante y después de la tormenta para información sobre la condición de su agua potable.

Mientras se prepara para proteger a su familia y hogar del huracán, no se olvide de sus mascotas. Si vive cerca de la costa o una zona propensa a inundaciones, existe la posibilidad de que tenga que ser evacuado con corto aviso. Planifique con antelación dónde va a llevar sus mascotas durante una emergencia. Sobre todo, no se olvide de sus documentos importantes como pasaportes y polizas de seguro. Siempre es mejor prepararse para lo peor para estar seguro antes de que los vientos huracanados y lluvias torrenciales azoten.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.