Skip to content

Disparidades de salud y el asma

2010 May 6

Mientras me preparaba para una entrevista de radio sobre la concienciación acerca del asma, descubrí unas estadísticas preocupantes. Hay una mayor incidencia de asma entre los niños de bajos ingresos y de grupos étnicos minoritarios especialmente aquellos de origen afroamericano y puertorriqueño. De hecho, los niños puertorriqueños (nacidos en la Isla o en el continente) tienen los niveles de incidencia de asma del 20% mientras que los niños de origen mexicano tienen una incidencia del 7%. Estas estadísticas me hicieron pensar en mi niñez. Cuando vivía en Puerto Rico, me acuerdo de parientes y amistadas que tenían asma. Me contaban que muchas veces tenían que pasar las noches en vela o en el hospital porque no podían respirar. Sin embargo, cuando vine al continente estadounidense a estudiar en la universidad, no me acuerdo que ninguna de mis amistades mencionara que padecían esta enfermedad. Ahora que miro hacia esa época, el contraste es chocante.

El asma es una enfermedad pulmonar crónica que afecta 23 millones de personas en los Estados Unidos. Esta enfermedad afecta la calidad de vida de los asmáticos, y si no se maneja correctamente, puede costarle la vida a los que la padecen. Sea por la falta de conocimientos de la enfermedad o la falta de cuidado médico, algunos pacientes minoritarios no reciben el cuidado médico adecuado. Con demasiada frecuencia, estos pacientes recurren a las salas de emergencia cuando tienen un ataque asmático en pleno apogeo, ataques que pudieron haber sido evitados con el plan de acción debido. Asimismo, las disparidades de salud se hacen aún más evidentes cuando hablamos acerca de las muertes ocasionadas por el asma. Por ejemplo, los niños de origen africano tienen una tasa de mortandad por asma 500% mayor que los niños blancos de origen caucásico.

La Agencia de Protección Ambiental ha hecho un esfuerzo por educar al público sobre los desencadenantes medioambientales que provocan ataques de asma. Estos desencadenantes ambientales en entornos interiores pueden incluir el tabaquismo pasivo, los ácaros de polvo, las cucarachas, la lana o caspa de mascotas, plagas caseras, el moho, entre otros. Algunos desencadenantes en ambientes exteriores incluyen altos niveles de contaminación atmosférica y el polen. Es importante hablar con su médico para aprender qué desencadena sus ataques de asma. Si usted o su niño tiene asma, consulte con su médico para ayudar a crear un Plan de Acción de Asma para evitar ataques de asma. Además, elimine los desencadenantes potenciales de ataques en su hogar para mejorar su calidad de vida.

Para aprender más acerca de enfoques exitosos para el cuidado del asma, únase a líderes comunitarios y personas responsables de política pública en el Foro Nacional del Asma del 2010 que se efectuará en Washington, DC el mes próximo.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

Tags: , ,
One Response leave one →
  1. Brenda-EPA permalink
    May 6, 2010

    Excelente blog como siempre y sumamente informativo para los padres. Comparto que hay regiones en Puerto Rico en donde la tasa de asma en niños es de 50% según estadísticas provistas por el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR y el Departamento de Salud. El moho, la humedad, los ácaros, las partículas en el aire y los factores como Polvo del Desierto del Sahara y las cenizas del volcán Souffrierre son detonantes en nuestro trópico. Sugiero a las personas asmáticas verificar el índice de calidad de aire y a la menor sospecha estar vigilante.

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS