Las plantas de interiores podrían trabajar horas extras

Con la llegada del frío invernal, he tenido que entrar varias de las plantas que tenía en tiestos al exterior de la casa. Si me dejaran, yo tendría plantas en toda la casa todo el año. Desafortunadamente, no tengo la buena mano para sembrar que tienen la mayoría de mis familiares. Por eso, cuando se trata de comprar plantas para el interior, busco aquellas que tienen mejores probabilidades de sobrevivir “mis atenciones especiales.”

Cuando estaba buscando información sobre las plantas de interiores más resistentes que requieren cuidado mínimo, encontré un interesante estudio de NASA el cual destaca cómo algunas plantas en efecto pueden mejorar la calidad del aire en entornos interiores. A pesar de que la EPA no patrocina el estudio de NASA sobre estas alegadas máquinas limpiadoras naturales, encontré varios artículos de medios noticiosos y universidades sobre el tema destacando los beneficios de plantas claves para entornos interiores. El absorber el monóxido de carbono, el remover el formaldehído y los compuestos orgánicos volátiles (COV) son algunos de los efectos positivos de la presencia de estas plantas según estos estudios. Es bueno saber que algunas de estas llamadas plantas beneficiosas deben ser fáciles de conseguir en invernaderos y centros de jardinería locales.

Mientras me gustaría me encantaría elogiar las virtudes de las plantas al interior, no todo el mundo comparte la visión sobre la eficacia de estas plantas por sus alegados efectos limpiadores en entornos interiores. Independientemente, creo que el follaje verde definitivamente contribuye a una sensación de bienestar y puede contribuir a beneficios adicionales para la calidad de vida sea en el hogar como en la oficina.

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Editor's Note: The views expressed here are intended to explain EPA policy. They do not change anyone's rights or obligations. You may share this post. However, please do not change the title or the content, or remove EPA’s identity as the author. If you do make substantive changes, please do not attribute the edited title or content to EPA or the author.

EPA's official web site is www.epa.gov. Some links on this page may redirect users from the EPA website to specific content on a non-EPA, third-party site. In doing so, EPA is directing you only to the specific content referenced at the time of publication, not to any other content that may appear on the same webpage or elsewhere on the third-party site, or be added at a later date.

EPA is providing this link for informational purposes only. EPA cannot attest to the accuracy of non-EPA information provided by any third-party sites or any other linked site. EPA does not endorse any non-government websites, companies, internet applications or any policies or information expressed therein.