Skip to content

El envejecimiento y los impactos ambientales

2009 April 2

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Tengo la suerte de que mis padres todavía gozan de buena salud para ser personas de edad avanzada. Recientemente, los llevé a sus pruebas médicas de rutina y todos los resultados fueron favorables. Sin embargo, en el caso de mi madre, uno de los resultados fue motivo de cierta preocupación. Después de las buenas nuevas de que su colesterol y azúcar, el médico dijo “….todo está bien, pero está levemente deshidratada…” ¿Qué cómo? Mi madre confesó, “simplemente no me da sed, tengo que hacer un esfuerzo para beber agua”.

De hecho, hace un tiempo atrás, traduje una hoja informativa para la Iniciativa de EPA para los Ancianos que trataba sobre el tema del agua y otros impactos ambientales en los adultos de los años dorados. La realidad es que los ancianos tienen mayores riesgos de deshidratación porque con el pasar de los años se pierde el sentido de sed. Simplemente no sienten el deseo de beber como cuando eran jóvenes. Además, algunos de los medicamentos que suelen tomar por condiciones que le afectan la salud a esa edad podrían aumentar sus riesgos de deshidratación. Le tuve que explicar a mi madre que esa falta de sed era parte del proceso de envejecer y requiere atención especial.

Por otra parte, la exposición a largo plazo de contaminantes ambientales en el agua potable y actividades de recreo podrían afectar adversamente la salud de un adulto de edad avanzada. Por ejemplo, la exposición a largo plazo al plomo puede contribuir a la alta presión sanguínea, puede afectar la memoria o problemas de concentración y otros padecimientos. Los contaminantes atmosféricos pueden agravar la salud de los pulmones de los ancianos particularmente en el caso de la enfermedad crónica obstructiva pulmonar (COPD, por sus siglas en inglés) o el asma.

Mientras alentamos a los adultos de edad avanzada a participar en actividades al aire libre lo más posible, es prudente consultar el Índice de Calidad de Aire antes de salir y también seguir las notificaciones de agua potable para tomar las precauciones necesarias.

También ofrecemos recursos adicionales de EPA que hemos traducido en 15 idiomas para ayudar a proteger este importante segmento de nuestra población.

Editor's Note: The opinions expressed in Greenversations are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Tags:
No comments yet

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS