Skip to content

Los coquí y la EPA

2009 January 22

Sobre la autor: Lina M. F. Younes ha trabajado en la EPA desde el 2002 y está a cargo del Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones Multilingües. Como periodista, dirigió la oficina en Washington de dos periódicos puertorriqueños y ha laborado en varias agencias gubernamentales.

Saludos y aloha para todos en el nuevo año.

Cuando escribí en mayo pasado sobre la llegada poco acogida de los anfibios coquí puertorriqueños a las costas hawaianas, nunca pensé que se fuera a producir un debate tan intenso en la blogosfera. Dejando a un lado mis sentimientos personales, las múltiples respuestas recibidas me motivaron a investigar realmente cuál es el papel que desempeña la Agencia para abordar el crecimiento de la población coquí en el estado número 50. Después de varias llamadas y correos electrónicos, me sorprendí al ver que el rol de EPA es limitado.

De hecho, se le solicitó a la Agencia intervenir en los esfuerzos de control cuando el Estado de Hawai necesitaba una exención para utilizar un producto no registrado para el control de los coquí. EPA está participando en este asunto porque los productos que son vendidos y utilizados como pesticidas tienen que ser evaluados y aprobados por la Agencia bajo la Ley Federal de Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas (FIFRA, por sus siglas en inglés) para asegurar que se utilicen de manera segura sin presentar riesgos irrazonables al público ni al medio ambiente. En este caso, Hawai ha solicitado una exención de emergencia para utilizar el producto no registrado (hidróxido de calcio o cal hidratada) como un plaguicida en un programa de cuarentena para controlar la especie invasora, el coquí. Hawai está preocupada de que estos anfibios representan una seria amenaza tanto para la agricultura como para los ecosistemas forestes autóctonos al Hawai, incluyendo especies en peligro de extinción. Se me ha informado que la Agencia se encuentra en el proceso de revisar esta solicitud. En la actualidad, hay un esfuerzo multiagencial para frenar la propagación del coquí en Hawai dirigida por el Departamento de Agricultura estatal.

Tengo que confesar que mientras este diálogo en Greenversations (Conversaciones verdes) ha sido aleccionador, todavía añoro el cantar nocturno del coquí que viví en mi juventud. Recientemente un amigo me preguntó el por qué los coquí en Hawai parecen tener un canto mucho más fuerte que sus parientes originales en su medio natural boricua. Además de la naturaleza invasora del coquí en Hawai, creo que los contrastes se pueden atribuir también a las diferencias en la densidad poblacional entre ambos grupos isleños. En Hawai, la población demográfica es de 188.6 habitantes por milla cuadrada. ¡En Puerto Rico, hay 1,127 habitantes por milla cuadrada! Mientras hay numerosos grupos que quieren salvar el coquí en Hawai, no nos olvidemos de los problemas del coquí en Puerto Rico.

 

Editor's Note: The opinions expressed here are those of the author. They do not reflect EPA policy, endorsement, or action, and EPA does not verify the accuracy or science of the contents of the blog.

Please share this post. However, please don't change the title or the content. If you do make changes, don't attribute the edited title or content to EPA or the author.

No comments yet

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS